¿Cuánta gente más cabe en el planeta Tierra?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
NASA

¿Cuánta gente más cabe en el planeta Tierra?

La población mundial continúa en crecimiento ¿terminaremos ocupando todos los sitios que son habitables en la tierra?
NASA
Por Rachel Nuwer de BBC Mundo
4 de noviembre, 2015
Comparte
Buena parte del crecimiento poblacional no ocurrirá en el continente europeo, sino en países en desarrollo. // Foto: NASA.

Buena parte del crecimiento poblacional no ocurrirá en el continente europeo, sino en países en desarrollo. // Foto: NASA.

A veces es difícil imaginarse un mundo más poblado que en la actualidad, pero lo cierto es que el número de habitantes del planeta inevitablemente seguirá en aumento.

Lee también: ¿Cuántos habitantes tendrá el planeta en 2050? ¿Y en 2300?

Es imposible pronosticar las cifras exactamente, pero cálculos divulgados en julio por Naciones Unidas vaticinan que para 2030, pasaremos de 7.300 millones personas a 8.400 millones.

Y el número aumentaría a 9.700 millones para 2050 y a 11.200 millones para 2100.

¿Cuántos seremos?

  • 7.300.000.000 Ahora
  • 8.400.000.000 En 2030
  • 9.700.000.000 En 2050
  • 11.200.000.000 En 2100
Getty

Ya hoy en día es difícil escaparnos de los demás. Si, por ejemplo, manejas varias horas fuera de grandes metrópolis como Nueva York o San Francisco para buscar la montaña o el mar, encontrarás a habitantes de la ciudad obstruyendo senderos y playas.

Para quienes pueden darse el lujo de evadir ocasionalmente a los miembros de nuestra propia especie, hacerlo suele significar viajar a sitios cada vez más lejanos.

Pero la huella de la humanidad se extiende incluso hasta los lugares aparentemente más aislados.

Así encontrarás pastores nómadas en el desierto Gobi de Mongolia, bereberes en el Sahara y campamentos de científicos en la Antártica.

Y eso nos hace pensar si terminaremos ocupando todos los espacios habitables.

Aumento urbano

Los expertos pronostican que, reflejando las tendencias actuales, un número cada vez mayor de personas se radicarán en ciudades.

A medida que la agricultura se vuelva más eficiente, la gente abandonará los empleos en ese sector y, en su lugar, trabajarán en las empresas de producción urbanas o en las de servicios.

Es lo que ha estado sucediendo desde hace varias décadas. En 1930 apenas el 30% de la población mundial vivía en ciudades, comparado con el 55% hoy en día.

Y para 2050 se espera que dos terceras partes estén radicadas en las ciudades.

“Casi todo el crecimiento poblacional hasta el final del siglo ocurrirá en ciudades”, apunta el académico Joel Cohen, autor del libro “¿Cuánta gente puede soportar la Tierra?” (How many people can the Earth support?)

“Equivale a tener más de un millón adicional de personas viviendo en la ciudades cada cinco a seis días de aquí hasta 2100”.

Mega-regiones

Se calcula que aproximadamente la mitad de la población mundial vivirá en ciudades de medio millón a tres millones de residentes.

El resto estará en mega-ciudades localizadas en economías en países en desarrollo o emergentes como China, India y Nigeria.

Sin embargo, debido a los retos que implica gobernarlas, no excederán de mucho más de diez millones de personas.

La norma serán las mega-regiones, lugares donde la expansión urbana se prolonga por kilómetros, abarcando varias ciudades, como la Gran Nueva York y el delta del río de las Perlas en China.

La gente sí puede vivir en ciudades densamente pobladas“, acota John Wilmoth, director de la División de Población de Naciones Unidas. “Como habitante de Manhattan, tengo que decir que no es horrible”.

Las oportunidades educativas, culturales y laborales -además de las opciones de asistencia médica, normas de seguridad y la infraestructura relativamente eficiente- contribuyen a la alta calidad de vida que disfrutan sus residentes.

Sin embargo, esas no son garantías urbanas universales y no necesariamente se desarrollan uniformemente a medida que una ciudad o un país van creciendo.

Como indica Adrian Raftery, profesor de estadísticas y sociología en la Universidad de Washington, “los aumentos de población tienen que ser planificados”.

Es necesario tener gobiernos e instituciones competentes para organizar los servicios básicos.

“Sin embargo el problema es que el talento gerencial escasea“, destaca Cohen.

Reto africano

Lo más preocupante es que los lugares que más necesitan esa supervisión son también los sitios donde está previsto que ocurra el mayor crecimiento poblacional.

Una gran parte del futuro aumento de la población corresponderá a África que, de su cifra actual de 1.000 millones de personas, se disparará a más de 4.000 millones en 2100.

“Las proyecciones africanas son realmente aterradoras”, sostiene John Bongaarts, vicepresidente del Consejo Poblacional, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York.

Una gran proporción terminará en barriadas urbanas pobres“.

El problema, añade Bongaarts, es que las grandes ciudades africanas y, hasta cierto punto las asiáticas también, no están equipadas para absorber la llegada de tantas personas.

Y lugares como Lagos, Dhaka y Mumbai ya enfrentan tremendos retos actualmente.

“La gente compra agua a precios muy altos a los vendedores ambulantes, hay excrementos por todas partes y la basura no se recoge”, dice Cohen.

“Eso, sin siquiera hablar de espacios verdes alrededor de la ciudad o la calidad de la vivienda”.

Tampoco en los países en desarrollo

Incluso en los países desarrollados, los niveles de vida probablemente no seguirán mejorando al mismo ritmo.

“Hemos tenido algunas décadas de rápido crecimiento económico con niveles de pobreza que disminuyen, tanto en los países ricos como en los pobres”, señala Bongaarts.

“Sin embargo eso será mucho más difícil en el futuro”.

Y destaca tres motivos:

  • Primero, los países ricos tienen una población que está envejeciendo.
  • En segundo lugar, el costo ambiental del crecimiento. Ya hemos agotado el uso de la tierra más productiva, embalsado los ríos más rentables energéticamente y aprovechado el agua subterránea de más fácil acceso.
  • Por último, la inequidad se está volviendo un problema cada vez mayor. Mientras el ingreso del estadounidense promedio no ha variado mucho, el 1% que más gana está cada vez mejor.

El cambio climático es otra variable incierta que podría tener un impacto significativo sobre el futuro de los centros urbanos.

Cerca del 60% de todas las ciudades que actualmente tienen un millón de residentes o más están en riesgo de por lo menos un tipo de catástrofe natural, muchas relacionadas con el clima.

Aunque el impacto de muchos de esos temas podría disminuir con una apropiada planificación, aparte de unas pocas naciones y ciudades progresivas, no hay mucha evidencia de que eso esté ocurriendo.

¿A qué precio?

“Sin duda los problemas se solucionarán de una manera u otra”, apunta Cohen. “Sin embargo, probablemente a un costo tremendo y un sufrimiento humano evitable“.

Hasta los lugares rurales y remotos que no están estrictamente protegidos probablemente tendrán un modesto aumento de habitantes.

Eso también significa que, para quienes tienen los medios para hacerlo, encontrar una esquina libre de la huella humana será más difícil.

Simplemente, habrá demasiadas personas pensando lo mismo.

Nada de eso, sin embargo, significa que no tendremos verdadero espacio donde vivir.

Yo diría que no hay amenaza de que las selvas sean tomadas por las ciudades“, dice Karen Seto, profesora de geografía y urbanismo en la Universidad de Yale.

La mayor amenaza es el impacto indirecto de la urbanización en ese panorama”.

Ciertamente, las ciudades requieren madera para los edificios, tierra arable para cultivar alimentos, espacio para eliminar toneladas de basura generadas diariamente y mucho más.

Wilmoth dice que a la larga la población mundial probablemente se nivelará.

Incluso disparándose miles de millones, el crecimiento en este siglo ya está dando señales de reducirse y se proyecta que siga en esa tendencia.

Dentro de muchas décadas, incluso podría comenzar a disminuir.

En el futuro cercano, sin embargo, vamos hacia un planeta cada vez más poblado con unas condiciones que aun siguen siendo inciertas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las razones por las que los precios de los alimentos subieron a niveles récord en todo el mundo

Las subidas súbitas de los precios de las carnes y las plantas oleaginosas elevaron el valor global del índice internacional de precios de la FAO. Desde hace más de dos años no se registraba un valor más elevado en el costo de los alimentos.
Getty Images
6 de diciembre, 2019
Comparte

Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron su valor más elevado en 26 meses.

Así lo reportó este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), que publicó su índice mensual de variación de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios.

El cálculo de la FAO es una medición de los costos de mercado de grupos de productos que incluyen cereales, oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar.

“El índice se situó en noviembre de 2019 en un promedio de 177,2 puntos, es decir, 4,7 puntos (un 2,7 %) más que en octubre y 15,4 puntos (un 9,5 %) más que en el mismo período del año pasado”, reseñó la entidad multilateral.

La última vez que el costo mundial de productos estuvo tan elevado fue en septiembre de 2017.

La subida de precios

El organismo internacional señala que los costos de dos tipos de alimentos causaron el inusual aumento: los cárnicos y los oleaginosos.

“Empujaron el valor global del índice de precios”, sostiene la entidad.

De acuerdo a la medición de la FAO, el incremento en el costo de la carne alcanzó niveles récord que no tienen antecedente similar desde mayo de 2009.

También se registra un crecimiento sostenido en la medición de los aceites vegetales, cuyo precio aumentó más del 10% solo entre octubre y noviembre de este año. Se trata de una subida en ese sector no vista desde febrero de 2016.

Mercado en China

Getty Images
China se ha convertido en uno de los grandes importadores de carne de Latinoamérica.

Mientras tanto, los aumentos en el costo de los lácteos y el azúcar son considerados moderados, mientras que los cereales rebajaron un 1,2% en la medición de los dos últimos meses.

El factor China

Las cotizaciones de todos los tipos de carne medidas por la FAO muestran un aumento del precio general en más de un 17% entre noviembre de 2018 y noviembre de 2019.

El principal motivo apuntado en el informe del organismo multilateral es China, que tiene una fuerte demanda en un escenario de “escasez de disponibilidades exportables”.

Según un reporte de la Administración General de Aduanas de Pekín, la potencia asiática triplicó sus importaciones de productos cárnicos provenientes de Brasil y duplicó sus compras en Argentina.

Aceite de palma

Getty Images
La demanda de la palma oleaginosa no ha descendido puesto que es usada por el rubro de los biocombustibles.

China duplica el promedio mundial de consumo de carne por persona, según cifras oficiales, y la mitad de los productos vacunos que importa provienen de Latinoamérica.

La tasa media por persona de carne que se comía en el país asiático en los años 60 era de 5 kilogramos al año. A fines de los 80, la cifra había aumentado a 20 kg, y en los últimos años se ha triplicado a más de 60 kilos.

La producción mundial es casi cinco veces más alta que a principios de la década del 60: de 70 millones de toneladas a más de 330 millones de toneladas en 2017, pero se advierte que la demanda todavía rebasa la oferta exportable.

Por ello Pekín también renovó y amplió acuerdos de compra con países productores tradicionales como Uruguay y mercados emergentes como el de Bolivia.

producción carne

BBC

¿Y los biocombustibles?

Respecto a las plantas oleaginosas, la FAO señala que se presentó un incremento en los costos de la soya (soja), colza y el girasol, pero que la mayor subida se registra en las cotizaciones del aceite de palma o palma oleaginosa.

“El aumento de los precios fue provocado por la reducción de la producción en los principales países productores antes de lo previsto unido a la solidez de la demanda mundial de importaciones (de la planta)”, sostiene la entidad que añade que la mayor utilización de este producto es el biodiésel.

El sector de los biocombustibles no ha dejado de comprar oleaginosas y, además, se teme una escasez de este suministro cada vez mayor a partir de 2020, concluye la FAO.

Tierra deforestada

Getty Images
Organismos multilaterales y ambientales advierten que la industria del biocombustible puede aumentar la deforestación global

Organismos multilaterales como la Unión Europea recientemente establecieron límites a la siembra de palma oleaginosa y advirtieron que esta planta causa deforestación por lo que a la larga es insostenible.

Además, el incremento de las zonas de cultivo de esta planta afectan tierras en las que originalmente se cosechaban alimentos o eran reservas forestales.

Se acordó que desde 2023 se deberá reducir progresivamente el uso de cultivos de alto riesgo como la palma oleaginosa hasta eliminar por completo su utilización en 2030.

Sin embargo, organismos ambientales critican que el rubro de los biocombustibles no ha reducido su demanda de productos como el aceite de palma elevando los precios de este grupo de alimentos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.