¿El choque de una nave espacial?, ¿un rayo dentro de casa?: 10 causas de muerte en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿El choque de una nave espacial?, ¿un rayo dentro de casa?: 10 causas de muerte en México

En cinco años casi tres millones de mexicanos fallecieron en el país. En promedio una persona se muere cada nueve días solo por caerse de la cama y a seis personas las aplastó un lagarto.
Por Arturo Angel
2 de noviembre, 2015
Comparte

Partidos por un rayo dentro de su propia casa, “devorados” por la podadora del césped, aplastados por un lagarto, atrapados en una “tormenta cataclísmica”, o heridos gravemente tras un accidente en una nave espacial. Sí, en México hay gente que también se muere de esto.

En México, entre 2009 y 2013, murieron 2 millones 973 mil 338 personas, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Se trata de un promedio de mil 600 personas cada 24 horas. 

Los padecimientos de salud, como el cáncer, los infartos o las enfermedades respiratorias son responsables de un número considerable de vidas perdidas. También lo son los asesinatos, con más de 120 mil muertes, o los accidentes de tránsito, con casi 50 mil víctimas.

Pero hay algunos casos en donde las circunstancias en que ocurrió la muerte, según las constancias oficiales de defunción, resultan –por decir lo menos– extrañas y hasta poco probables.

Los motivos de dichas muertes no son una ocurrencia o una invención. Cada una de estas causas está considerada como posible bajo los parámetros oficiales de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud, que en México como en todas las naciones de la ONU se sigue para registrar los decesos.

De lo raro a lo insólito

De acuerdo con los datos de INEGI, entre el 2009 y el 2013 casi mil 500 mexicanos perdieron la vida a causa de algo que oficialmente se denomina “exposición a las fuerzas de la naturaleza”; es decir, muertes que fueron provocadas por factores ambientales, del clima y otros no provocados por el hombre.

Y aunque las inundaciones, huracanes y sismos son fenómenos que constantemente están en las noticias, en realidad los rayos provocados por tormentas eléctricas son los que cobran la mayor cantidad de vidas en nuestro país. En el referido periodo de cinco años, 439 personas murieron literalmente porque les cayó un rayo.

Lo más extraño de esas muertes es que hay 39 en casos en donde las víctimas se encontraban dentro de su casa cuando el rayo los alcanzó.

La clasificación también identifica a 28 mexicanos que murieron por quedar atrapados en una “tormenta cataclísmica”, concepto que hace referencia a una tormenta capaz de destruir y transformar el sitio donde cayó.

Por otro lado, el hogar puede ser un refugio pero no por eso deja de ser un peligro para la vida. Prueba de ello es que 192 personas fallecieron por caerse literalmente de su cama y ya. En promedio, una persona se muere cada nueve días en México por esta causa.

Podar el césped también puede resultar una actividad riesgosa o al menos así lo fue para tres personas que murieron al tener contacto con la podadora del pasto. La estadística no distingue si las víctimas fueron adultos o niños.

En México todavía se viaja en carreta y mucho, pero para 604 personas hacerlo fue fatal pues fallecieron al caer de las mismas. Llama la atención que estas muertes no fueron causadas por un choque de la carreta con otro vehículo u obstáculo – esas están clasificadas en otro sitio-, sino simplemente porque por algún motivo la gente se cayó de la carreta.

Los animales en ocasiones son riesgosos para el hombre. En cinco años, decenas de personas murieron en nuestro país por mordeduras de perros y también por picaduras de insectos venenosos como escorpiones.

Pero en el registro del INEGI hay tres casos entre 2009 y 2013 en donde la persona perdió la vida por las mordeduras de un cocodrilo. Tabasco y Quintana Roo son las entidades en donde se han reportado ataques de este tipo de reptiles aunque rara vez con consecuencias fatales.

Más extraño es el caso de otras seis personas cuya razón oficial de muerte fue el aplastamiento causado por un reptil. Si los dinosaurios aun existieran esto podría ser más sencillo de explicar pero en la actualidad, los responsables debieron haber sido caimanes, cocodrilos o algo de un tamaño considerable.

En el registro de mortalidad del INEGI hay otros casos como el de 15 mexicanos que murieron por “exceso de esfuerzo” o el de otros siete que fallecieron tras ser golpeados con “equipos deportivos”.

Pero tal vez el motivo de muerte más inusual de todos, es el que quedó asentado en la cédula de defunción de cinco personas: accidente provocado como ocupante de nave espacial.

Hace cinco años se creó la Agencia Especial Mexicana que tiene como objetivo “consolidar” a nuestro país en el sector espacial. Hay investigaciones en desarrollo así como capacitación a distintos especialistas, pero no se cuenta con nave alguna capaz de ser tripulada…. O por lo menos no que se sepa.

10 causas más raras por las cuales han muerto mexicanos en los últimos cinco años-01

Gráfico: Omar Bobadilla.

Enfermedades, violencia y frío, los peores enemigos

De acuerdo con los datos del INEGI, las principales causas de muerte en México son las enfermedades. Prácticamente el 70% de las personas que fallecieron entre 2009 y 2013 fue como resultado de algún tipo de padecimiento.

Las enfermedades más letales, de acuerdo con los datos, son las que atacan al sistema circulatorio con más de 700 mil víctimas y de este tipo los infartos son el padecimiento más común. Un total de 311 mil 951 personas fallecieron a causa de algún tipo de ataque al corazón.

Los padecimiento endocrinos cobraron la vida de casi medio millón de mexicanos y el principal responsable fue la diabetes. Casi 415 mil personas murieron por esa enfermedad, lo que la convierte en una de las más letales del país.

En cinco años casi 385 mil personas murieron en México por distintas clases de tumores, males a los que de forma general se les conoce como cáncer. Los tumores malignos en el sistema digestivo, los que atacan al sistema respiratorio y los que se alojan en el aparato reproductor femenino son los más comunes de todos en nuestro país.

Un cuarto de millón de mexicanos fallecieron en un lustro a causa de males respiratorios, y casi la mitad de ellos directamente relacionados con los pulmones. Enfermedades en el sistema digestivo mataron a 280 mil, siendo la más común de todas ellas ls padecimientos del hígado.

Por otro lado, los datos del INEGI arrojan que 121 mil 803 mexicanos fallecieron a causa de agresiones violentas, es decir, homicidios. Por lo menos 1 de cada 3 de ellos perdieron la vida por heridas de arma de fuego en la calle o en una carretera, y en una proporción más reducida dentro de una vivienda

En cuanto a los accidentes de tránsito, la peor parte la llevan los peatones con casi 25 mil víctimas, seguido do los ocupantes del automóvil con 18 mil en números redondos. Además, en el referido periodo de cinco años 4 mil 511 motociclistas fallecieron en percances al igual que mil 354 ciclistas.

Aproximadamente 260 mexicanos perdieron la vida en percances aéreos, la inmensa mayoría con aviones y avionetas aunque también hubo el caos de 9 que fallecieron en helicópteros y cuatro que hacían paracaidismo , además de los cinco ya mencionados en naves espaciales.

En cuanto a los decesos relacionados con la exposición al clima, las cifras arrojan que 260 mexicanos murieron a causa del frío, casi 40 casos más que las que han fallecido a causa de calor. También hubo 147 que murieron en deslaves mientras que a causa de sismos solo se registraron tres decesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

En qué se diferencia la pérdida de olfato y gusto por COVID de la producida por un resfriado

La COVID-19 difiere de las típicas enfermedades respiratorias en varios aspectos, incluyendo la forma en la que impacta sobre el sentido del olfato y el del gusto.
19 de agosto, 2020
Comparte

La pérdida del olfato que puede acompañar al coronavirus es única y muy diferente a la que puede experimentar alguien afectado por un fuerte resfriado o gripe, dicen investigadores europeos que han estudiado el tema.

Por ejemplo, cuando los pacientes con covid-19 tienen pérdida del olfato, esta tiende a ser repentina y grave.

Y, por lo general, tampoco tienen la nariz tapada, ni moquean. De hecho, la mayoría de las personas con coronavirus aún pueden respirar libremente.

Otra cosa que distingue a la enfermedad es que provoca una pérdida “total” del sentido del gusto.

Es decir, el coronavirus no simplemente reduce la capacidad de distinguir los sabores por la afectación del sentido del olfato, explican los investigadores en la revista Rhinology.

Los pacientes con coronavirus con pérdida del gusto realmente no pueden diferenciar entre amargo o dulce, afirman.

Los expertos sospechan que esto se debe a que el SARS-CoV-2 afecta a las células nerviosas directamente involucradas con el olfato y el gusto.

https://www.youtube.com/watch?v=Xs_NI20P8DE

Los principales síntomas del coronavirus son:

• alta temperatura

• tos nueva y continua

• pérdida del olfato o el gusto

En países como Reno Unido la recomendación es que cualquiera que tenga estos síntomas debe aislarse y hacer arreglos para que le practiquen una prueba para verificar si tiene el virus.

Los otros habitantes de la casa también deben aislarse para evitar una posible propagación.

La investigación sobre el olfato

Para averiguar más sobre el impacto del coronavirus sobre el sentido del olfato, el investigador principal del estudio publicado en Rhinology -el profesor Carl Philpott, de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido- llevó a cabo pruebas de olfato y gusto en 30 voluntarios.

De estos, 10 tenían covid-19, 10 padecían de fuertes resfriados y 10 eran personas sanas, sin síntomas de resfriado o gripe.

Mujer con mascarilla huele una flor

Getty Images
En la mayoría de los casos, la pérdida de gusto y olfato es reversible.

La pérdida del olfato fue mucho más profunda en los pacientes con covid-19.

Estos también fueron menos capaces de identificar los olores y no podían distinguir para nada entre sabores amargos o dulces.

“Realmente parece haber características que distinguen al coronavirus de otros virus respiratorios“, destacó Philpott, quien trabaja con la organización benéfica Fifth Sense, que ayuda a personas con trastornos del olfato y el gusto.

“Esto es muy emocionante porque significa que las pruebas de olfato y gusto podrían usarse para discriminar entre pacientes con covid-19 y personas con un resfriado o una gripe normal”, dijo.

Niño oliendo un limón de manos de su padre

iStock
Según Philpott, pruebas de olfato caseras podrían ayudar a distinguir entre gripe y covid-19.

Según el científico, la gente podría hacer sus propias pruebas de olor y sabor en casa usando productos como café, ajo, naranjas, limones y azúcar.

Pero también hizo hincapié en que las pruebas de diagnóstico con hisopos de garganta y nariz siguen siendo esenciales si se teme haber sido infectado por el coronavirus.

Según Philpott, en la mayoría de las personas que se recuperan del coronavirus el sentido del olfato y el gusto regresan después de unas pocas semanas.

Punto de entrada

El profesor Andrew Lane es un experto en problemas de nariz y sinusitis en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, y ha estado tratando de comprender cómo el coronavirus podría causar la pérdida del olfato.

Para ello él y su equipo han estudiado muestras de tejido de la parte posterior de la nariz, identificando niveles extremadamente altos de una enzima que estaban presentes únicamente en el área responsable del olfato.

Gráfico de cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

Se cree que esta enzima, llamada ACE-2 (enzima convertidora de angiotensina II), es el “punto de entrada” que permite que el coronavirus ingrese a las células del cuerpo y cause una infección.

La nariz es uno de los lugares donde Sars-CoV-2, el virus que causa la covid-19, ingresa al cuerpo.

“Ahora estamos haciendo más experimentos en el laboratorio para ver si el virus realmente está usando estas células para acceder e infectar el cuerpo”, dijo el profesor Lane luego de publicar sus hallazgos en el European Respiratory Journal.

“Si ese es el caso, es posible que podamos abordar la infección con terapias antivirales administradas directamente por la nariz“, agregó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.