¿El choque de una nave espacial?, ¿un rayo dentro de casa?: 10 causas de muerte en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿El choque de una nave espacial?, ¿un rayo dentro de casa?: 10 causas de muerte en México

En cinco años casi tres millones de mexicanos fallecieron en el país. En promedio una persona se muere cada nueve días solo por caerse de la cama y a seis personas las aplastó un lagarto.
Por Arturo Angel
2 de noviembre, 2015
Comparte

Partidos por un rayo dentro de su propia casa, “devorados” por la podadora del césped, aplastados por un lagarto, atrapados en una “tormenta cataclísmica”, o heridos gravemente tras un accidente en una nave espacial. Sí, en México hay gente que también se muere de esto.

En México, entre 2009 y 2013, murieron 2 millones 973 mil 338 personas, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Se trata de un promedio de mil 600 personas cada 24 horas. 

Los padecimientos de salud, como el cáncer, los infartos o las enfermedades respiratorias son responsables de un número considerable de vidas perdidas. También lo son los asesinatos, con más de 120 mil muertes, o los accidentes de tránsito, con casi 50 mil víctimas.

Pero hay algunos casos en donde las circunstancias en que ocurrió la muerte, según las constancias oficiales de defunción, resultan –por decir lo menos– extrañas y hasta poco probables.

Los motivos de dichas muertes no son una ocurrencia o una invención. Cada una de estas causas está considerada como posible bajo los parámetros oficiales de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud, que en México como en todas las naciones de la ONU se sigue para registrar los decesos.

De lo raro a lo insólito

De acuerdo con los datos de INEGI, entre el 2009 y el 2013 casi mil 500 mexicanos perdieron la vida a causa de algo que oficialmente se denomina “exposición a las fuerzas de la naturaleza”; es decir, muertes que fueron provocadas por factores ambientales, del clima y otros no provocados por el hombre.

Y aunque las inundaciones, huracanes y sismos son fenómenos que constantemente están en las noticias, en realidad los rayos provocados por tormentas eléctricas son los que cobran la mayor cantidad de vidas en nuestro país. En el referido periodo de cinco años, 439 personas murieron literalmente porque les cayó un rayo.

Lo más extraño de esas muertes es que hay 39 en casos en donde las víctimas se encontraban dentro de su casa cuando el rayo los alcanzó.

La clasificación también identifica a 28 mexicanos que murieron por quedar atrapados en una “tormenta cataclísmica”, concepto que hace referencia a una tormenta capaz de destruir y transformar el sitio donde cayó.

Por otro lado, el hogar puede ser un refugio pero no por eso deja de ser un peligro para la vida. Prueba de ello es que 192 personas fallecieron por caerse literalmente de su cama y ya. En promedio, una persona se muere cada nueve días en México por esta causa.

Podar el césped también puede resultar una actividad riesgosa o al menos así lo fue para tres personas que murieron al tener contacto con la podadora del pasto. La estadística no distingue si las víctimas fueron adultos o niños.

En México todavía se viaja en carreta y mucho, pero para 604 personas hacerlo fue fatal pues fallecieron al caer de las mismas. Llama la atención que estas muertes no fueron causadas por un choque de la carreta con otro vehículo u obstáculo – esas están clasificadas en otro sitio-, sino simplemente porque por algún motivo la gente se cayó de la carreta.

Los animales en ocasiones son riesgosos para el hombre. En cinco años, decenas de personas murieron en nuestro país por mordeduras de perros y también por picaduras de insectos venenosos como escorpiones.

Pero en el registro del INEGI hay tres casos entre 2009 y 2013 en donde la persona perdió la vida por las mordeduras de un cocodrilo. Tabasco y Quintana Roo son las entidades en donde se han reportado ataques de este tipo de reptiles aunque rara vez con consecuencias fatales.

Más extraño es el caso de otras seis personas cuya razón oficial de muerte fue el aplastamiento causado por un reptil. Si los dinosaurios aun existieran esto podría ser más sencillo de explicar pero en la actualidad, los responsables debieron haber sido caimanes, cocodrilos o algo de un tamaño considerable.

En el registro de mortalidad del INEGI hay otros casos como el de 15 mexicanos que murieron por “exceso de esfuerzo” o el de otros siete que fallecieron tras ser golpeados con “equipos deportivos”.

Pero tal vez el motivo de muerte más inusual de todos, es el que quedó asentado en la cédula de defunción de cinco personas: accidente provocado como ocupante de nave espacial.

Hace cinco años se creó la Agencia Especial Mexicana que tiene como objetivo “consolidar” a nuestro país en el sector espacial. Hay investigaciones en desarrollo así como capacitación a distintos especialistas, pero no se cuenta con nave alguna capaz de ser tripulada…. O por lo menos no que se sepa.

10 causas más raras por las cuales han muerto mexicanos en los últimos cinco años-01

Gráfico: Omar Bobadilla.

Enfermedades, violencia y frío, los peores enemigos

De acuerdo con los datos del INEGI, las principales causas de muerte en México son las enfermedades. Prácticamente el 70% de las personas que fallecieron entre 2009 y 2013 fue como resultado de algún tipo de padecimiento.

Las enfermedades más letales, de acuerdo con los datos, son las que atacan al sistema circulatorio con más de 700 mil víctimas y de este tipo los infartos son el padecimiento más común. Un total de 311 mil 951 personas fallecieron a causa de algún tipo de ataque al corazón.

Los padecimiento endocrinos cobraron la vida de casi medio millón de mexicanos y el principal responsable fue la diabetes. Casi 415 mil personas murieron por esa enfermedad, lo que la convierte en una de las más letales del país.

En cinco años casi 385 mil personas murieron en México por distintas clases de tumores, males a los que de forma general se les conoce como cáncer. Los tumores malignos en el sistema digestivo, los que atacan al sistema respiratorio y los que se alojan en el aparato reproductor femenino son los más comunes de todos en nuestro país.

Un cuarto de millón de mexicanos fallecieron en un lustro a causa de males respiratorios, y casi la mitad de ellos directamente relacionados con los pulmones. Enfermedades en el sistema digestivo mataron a 280 mil, siendo la más común de todas ellas ls padecimientos del hígado.

Por otro lado, los datos del INEGI arrojan que 121 mil 803 mexicanos fallecieron a causa de agresiones violentas, es decir, homicidios. Por lo menos 1 de cada 3 de ellos perdieron la vida por heridas de arma de fuego en la calle o en una carretera, y en una proporción más reducida dentro de una vivienda

En cuanto a los accidentes de tránsito, la peor parte la llevan los peatones con casi 25 mil víctimas, seguido do los ocupantes del automóvil con 18 mil en números redondos. Además, en el referido periodo de cinco años 4 mil 511 motociclistas fallecieron en percances al igual que mil 354 ciclistas.

Aproximadamente 260 mexicanos perdieron la vida en percances aéreos, la inmensa mayoría con aviones y avionetas aunque también hubo el caos de 9 que fallecieron en helicópteros y cuatro que hacían paracaidismo , además de los cinco ya mencionados en naves espaciales.

En cuanto a los decesos relacionados con la exposición al clima, las cifras arrojan que 260 mexicanos murieron a causa del frío, casi 40 casos más que las que han fallecido a causa de calor. También hubo 147 que murieron en deslaves mientras que a causa de sismos solo se registraron tres decesos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuba aprueba el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas LGBTTTIQ+

Dos tercios de los electores en Cuba dieron el "sí" a la normativa que regirá sus relaciones familiares y que también contempla la gestación subrogada.
26 de septiembre, 2022
Comparte

Cuba aprobó el nuevo Código de las Familias por una amplia mayoría en el referendo celebrado el domingo.

Un total de 3 mil 93 millones de cubanos (el 66.87%) votaron “sí” al nuevo marco legar que regirá las relaciones familiares en el país, según los resultados preliminares anunciados este lunes por el Consejo Electoral Nacional.

El matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción de hijos por parte de éstas o la gestación subrogada son algunas de las propuestas más destacadas y polémicas del documento de 104 páginas que reemplazará una normativa de 1975.

Los datos

Mientras, 1.95 millones de electores (el 33.13%) se decidieron por el “no”, según las cifras provistas por el CEN.

El Consejo Electoral Nacional considera estos resultados preliminares como “válidos e irreversibles” e indicó que, a la espera del conteo final, ya se puede confirmar que ha sido ratificado el Código de las Familias.

Acudieron a las urnas 6.25 millones de cubanos, el 74.01% de los 8.44 millones que componían el padrón.

Uno de los centros de votación en La Habana.

Getty Images
Uno de los centros de votación en La Habana.

Se trata de la participación más baja en un referendo en la historia reciente de Cuba, si bien los otros dos anteriores fueron para aprobar sendas constituciones, la de 1976 y la de 2019.

Cubanos residentes en el exterior tuvieron la posibilidad de participar en este proceso electoral, que no ha sido supervisado por organismos internacionales.

En los meses previos al referendo, el gobierno desplegó una amplia campaña a favor del “sí” en los medios de comunicación estatales (los únicos legales), en la calle y redes sociales, mientras el “no” fue defendido por particulares y organizaciones como la Conferencia Episcopal de Cuba con mensajes en internet.

El Código de las Familias se ha aprobado en un momento de profunda crisis económica en Cuba, donde la principal preocupación entre sus más de 11 millones de habitantes es capear la escasez de todo tipo de productos, desde alimentos y medicinas hasta artículos de aseo o ropa, y los cada vez más frecuentes apagones.

Antes de someterse a referendo se realizó una consulta popular entre febrero y abril de este año en la que participaron 6.5 millones de cubanos, según el gobierno.

Qué cambia en Cuba

El nuevo Código de las Familias permitirá legalizar el “matrimonio igualitario”, la posibilidad de que parejas del mismo sexo adopten niños y la “gestación solidaria” o subrogada sin fines de lucro.

Papeletas del referendo en Cuba

Getty Images
Así eran las papeletas que más de 6 millones de cubanos introdujeron en las urnas este domingo.

También abre vías para penalizar a los agresores domésticos en aspectos como la custodia de sus niños, reparto de bienes o herencia; protege la comunicación entre los menores y sus abuelos en caso de divorcio, e incorpora legalmente a madrastras y padrastros como tutores.

Además, permite a los padres elegir el orden de los apellidos de sus hijos y amplía -al menos sobre el papel, ya que esto requiere de recursos materiales- la protección de adultos mayores o discapacitados.

Otro punto destacado es la posibilidad de que los abuelos adquieran responsabilidad parental, algo importante teniendo en cuenta que en los últimos meses decenas de miles de cubanos de mediana edad han emigrado, en muchos casos dejando a sus progenitores al cuidado de los menores de la casa.

Un pasado oscuro y polémico

De aprobarse el referendo el domingo, Cuba se convertiría en el país número 34 en el que, de manera parcial o total, se legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El respaldo del gobierno a esta iniciativa contrasta con la persecución que sufrieron los homosexuales en las primeras décadas de la revolución de 1959.

El régimen de Fidel Castro consideraba la homosexualidad un vicio propio de la sociedad capitalista y burguesa.

Fidel Castro y el Che Guevara

Getty Images
Fidel Castro y el Che Guevara eran conocidos por su escasa tolerancia hacia la homosexualidad.

“No podemos llegar a creer que un homosexual pudiera reunir las condiciones y los requisitos de conducta que nos permitirían considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero militante comunista”, declaró públicamente el gobernante en 1965.

En aquellos años los homosexuales -junto con sacerdotes y otras personas consideradas contrarrevolucionarias- eran detenidos con frecuencia, expulsados de sus empleos y encarcelados en campos de trabajos forzosos llamados UMAP (Unidades Militares de Apoyo a la Producción) para su “rehabilitación”.

Recorte de periódico de Granma sobre las UMAP.

Granma
Unos 25.000 cubanos, según estimaciones, fueron recluidos en las UMAP entre 1965 y 1968. Eran campos de trabajos forzosos inspirados en los de otros países comunistas de la esfera de la URSS en los que se buscaba “reeducar” a personas con tendencias consideradas contrarias a los valores del socialismo y la Revolución.

Tras dos décadas de dura represión, en 1979 se despenalizaron las relaciones entre personas del mismo sexo y comenzó una liberalización gradual que se aceleró ya en el siglo XXI.

“El Gobierno se vio obligado a reconciliarse con su pasado cercano de intolerancia y discriminación para encajar en el nuevo orden global postsocialista. El país necesitaba abrirse al mundo y ofrecer una imagen de apertura”, explicó el historiador cubano Abel Sierra Madero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.