La dura y peligrosa realidad detrás de las caminatas espaciales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La dura y peligrosa realidad detrás de las caminatas espaciales

Las caminatas son esenciales para mantener en orden el funcionamiento del gigantesco laboratorio que orbita a 400 kilómetros de la Tierra y también para conducir experimentos que se llevan a cabo en la parte exterior de la nave.
Por Laura Plitt / BBC Mundo
7 de noviembre, 2015
Comparte
Image copyrightNASA
Image captionUna caminata puede tomar, incluyendo los preparativos, alrededor de 10 horas.

Este viernes, los astronautas Scott Kelly y Kjell Lindgren se aventuraron fuera de la Estación Espacial Internacional (EEI) para hacer su segunda caminata espacial en menos de dos semanas.

El objetivo de la también llamada Actividad Extravehicular (o EVA, por sus siglas en inglés) es hacer –entre otras cosas– tareas de mantenimiento.

Es la caminata número 33 emprendida por estadounidenses desde que Ed White hiciera la primera en 1965, durante la misión Gemini 4.

Kjell LindgrenImage copyrightNasa
Image captionKjell Lindgren, durante su primera caminata espacial.

Y, aunque de caminata tiene poco –para trasladarse en la microgravedad no se usan las piernas sino las manos– es una de las actividades más emocionantes para los astronautas.

Las caminatas son esenciales para mantener en orden el funcionamiento del gigantesco laboratorio que orbita a 400 kilómetros de la Tierra y también para conducir experimentos que se llevan a cabo en la parte exterior de la nave.

Lee: Lo que le debemos a la Estación Espacial Internacional

Pero si son tan importantes y el máximo sueño de la mayoría de los astronautas, ¿por qué no se hacen con más frecuencia?

Pañales

Según le explica a BBC Mundo Alexandro Kanelakos, entrenador de EVA de la NASA, las caminatas espaciales son extenuantes, requieren muchísimo trabajo de preparación y cualquier imprevisto puede poner en riesgo la vida del astronauta.

“Es uno de los mayores desafíos para un miembro de la tripulación: es como hacer una maratón y un examen final al mismo tiempo”.

Exigen un gran esfuerzo mental –hay que concentrarse en la tarea que se tiene por delante– y un enorme esfuerzo físico: hay que moverse en un traje de unos 160 kilos durante por lo menos seis horas y media (el tiempo mínimo de una EVA) sin comer bocado.

Lee: La NASA publica retratos íntimos y menos conocidos de los viajes a la Luna

Los astronautas se mantienen conectados físicamente a la estación por un cable y llevan en la espalda un dispositivo conocido como SAFER (siglas en inglés de Ayuda simplificada para rescate EVA), que les permite impulsarse de regreso hacia la estación en caso de que ocurra un accidente.

Pero los riesgos son muchos.

“Si un pequeño trozo de basura espacial choca contra ti puede ser peligroso y si algo se rompe en tu traje, también te puedes morir”, le dice a BBC Mundo Terry Virts, un astronauta de la NASA que ya ha realizado tres caminatas espaciales.

Y pese a que la duración no suele extenderse por más de ocho horas, la preparación empieza mucho tiempo antes.

Terry VirtsImage copyrightNASA
Image captionPara Virts, las caminatas siguen siendo unos de los momentos más preciados de su carrera.

“El día de la caminata es una jornada muy larga. Hay que revisar todas las herramientas, chequear que el traje esté bien y luego hay que ponérselo unas cuatro horas antes”, dice Kanelakos.

Dentro del traje, el astronauta respira oxígeno puro durante varias horas para eliminar el nitrógeno de su cuerpo. “Es como bucear. De esta manera evitamos el dolor en las articulaciones”, añade.

No se puede comer pero sí beber. Cando la necesidad de deshacerse del líquido apremia, no hace falta contenerse, para ello los astronautas usan una suerte de pañal gigante a prueba de filtraciones.

Amaneceres y atardeceres

Incomodidades a un lado, para Virts, las caminatas siguen siendo unos de los momentos más preciados de su carrera.

Vista desde la EEIImage copyrightNASA
Image captionAunque durante una caminata no hay mucho tiempo para pararse a mirar, dicen que las vistas son espectaculares.

“Soy piloto de prueba, piloto de combate, he trabajado con un brazo robótico… Pero de todas las cosas que he hecho en mi vida, no hay nada como una caminata espacial”, le dice a BBC Mundo.

“Ya no estás en una nave, estás en el espacio… es genial”.

Una de las imágenes de esos momentos que más atesora Virts son los amaneceres y los atardeceres sobre el horizonte de la Tierra, que dada la velocidad a la que se desplaza la nave (27.700 Km por hora, aproximadamente) se repiten cada 45 minutos.

Aunque la mayor parte del tiempo, dice, “lo que tienes frente a ti son puras herramientas”.

Una vez afuera, “tienes mucho menos tiempo del que piensas. Estás el 99% del tiempo haciendo cosas y solo de tanto en tanto puedes mirar alrededor”, cuenta.

Entrenamiento

Para prepararse, los astronautas practican su rutina en el Laboratorio de Flotación Neutral, una gigantesca piscina en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson, en Houston.

Bajo el agua, ni el traje ni las herramientas son tan pesadas.

Image copyrightNASA
Image captionTerry Virts hizo 3 caminatas por un total de 18.30 horas.

No obstante, hay una diferencia importante: el agua ofrece mucha resistencia. “Cuando te mueves en el agua, es muy difícil empezar un movimiento pero es fácil frenarlo. En el espacio ocurre exactamente lo opuesto”, le dice Kanelakos a BBC Mundo.

Cada hora de EVA requiere un entrenamiento de siete.

El énfasis no está tanto en aprender a flotar sino en manipular efectivamente las más de 200 herramientas que llevan para reparar la EEI.

El resto consiste en no perder la concentración, tolerar el ritmo de trabajo y las largas horas.

Pero seguramente todos los astronautas que alguna vez han realizado una caminata espacial coinciden en que el esfuerzo vale la pena.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué puede ganar el FC Barcelona con la salida de Lionel Messi? Responden analistas de la BBC

Muchos, pensaban que Messi cerraría su carrera brillante en Barcelona, pero aquel idilio dio un giro. El club catalán pierde a su mayor emblema de las últimas décadas, pero también se le abren las puertas para construir un nuevo equipo con jóvenes muy talentosos.
28 de agosto, 2020
Comparte
Messi celebra

Reuters
Los goles de Messi en Barcelona fueron cientos y casi siempre los festejaba apuntando al cielo.

Lo consideran el fin de una era, de una etapa dorada y que muy posiblemente será extrañada durante décadas por los hinchas del FC Barcelona.

Al pedir Lionel Messi su salida del club catalán ocasionó un terremoto que se sintió más allá del mundo del fútbol.

Pero, a la vez, las grietas que su decisión deja abiertas pueden ser el inicio un nuevo horizonte para el equipo culé. ¿Es posible que el Barça también salga ganando si se consuma la marcha?

Las opiniones de expertos de la BBC son divididas, como casi siempre sucede cuando se habla de fútbol. Tratamos de analizarlo a continuación.

¿Una oportunidad?

Tarde o temprano los ciclos terminan.

Messi cuenta con 33 años y llegó a Cataluña a los 13. Debutó con el Barcelona en categoría infantil y fue escalando hasta su estreno con el primer equipo en un amistoso

Debutó en noviembre de 2003 contra el Porto FC y volvió a ser parte del primer equipo contra el Shakhtar Donetsk en febrero de 2004.

Casi nueve meses después se estrenaría en un partido oficial por la decisión del entrenador Frank Rijkaard. Así empezó todo.

Y no tardaría en convertirse en el rostro de un equipo que ganó más de 30 títulos oficiales a partir de aquel partido de 2005 en el que Ronaldinho lo habilitó dos veces para que Leo marcara su primer gol oficial vestido de blaugrana.

Messi y Pep

Reuters
Lionel Messi debutó con la dirección de Rijkaard, pero fue con Pep Guardiola que alcanzó algunas de sus mejores actuaciones

“Sin Messi, el Barcelona tal vez no habría logrado todo lo que obtuvo”, cuenta Fernando Duarte, periodista de la BBC.

Sin embargo, añade que “el divorcio” y la necesidad de una transición en el club ya se veía venir desde tiempo atrás.

“Lo que gana el Barcelona puede ser una oportunidad, pero parece que no están listos. No se prepararon en ese momento”, explica.

Duarte explica que mucho en el club estaba armado alrededor de Messi y ahora el desafío puede ser construir una plantilla diferente sin su presencia.

Cuando Ronaldinho salió del Barcelona en 2008, tras cuatro títulos en España, una Champions League y ganar el Balón de Oro, se abrieron las puertas al reinado de Lionel.

Ahora habrá que esperar si la historia se puede repetir con el futuro Barcelona, dice el periodista.

¿Demasiado poder?

Los que piensan que con la salida de Messi también gana el Barcelona se aferran a la idea de que había acumulado demasiado poder. Y es que su influencia siempre fue un asunto de amplio debate.

Por ejemplo, en Argentina, se forjó el concepto del “club de amigos”: el grupo de jugadores que eran señalados de ser los preferidos de Leo para jugar en la selección de ese país como Javier Mascherano, Sergio “Kun” Agüero, Gonzalo Higuaín o Ever Banega.

Y una discusión similar se instaló en Barcelona, donde es cierto que ejercía mucha influencia pero también que no todas las decisiones del club eran de su total agrado.

Agüero en el City

Reuters
Agüero es uno de los jugadores más cercanos a Messi.

“Por una gran distancia es el mejor del mundo y por eso adquirió mucho poder. Cuando hubo problemas, incluso en el manejo del equipo, él tomaba el liderazgo”, explica Andy West, columnista de la BBC y autor del libro “Lionel Messi and the Art of Living” (Lionel Messi y el arte de vivir, 2019).

West identifica que en Barcelona también existe una especie de “club de amigos” de Messi con Luis Suárez, Sergio Busquets, Jordi Alba y Gerard Piqué, entre otros. Todos jugadores muy laureados, pero que ya superan los 30 años.

Sin embargo, West no duda en señalar que en el club nunca se tomaron las decisiones por algún capricho de Messi y de hecho señala episodios que no fueron del gusto del 10, como la salida del entrenador Ernesto Valverde a principios de año.

Similar opinión tiene Guillem Balague, periodista que cubre para la BBC el fútbol español.

“No es verdad que Messi tenía tanta influencia. Es un mito. Es verdad que los presidentes preguntan a sus estrellas, también pasaba con Cristiano Ronaldo en Madrid. Lo hacen todos y lógicamente se lo hacen a Messi”, señala Balague.

Neymar en el PSG

EPA
Neymar fue compañero de Messi, pero después de su millonaria transferencia no volvieron a jugar juntos.

Balague pone como ejemplo que Messi habría preferido el retorno de Neymar Jr. en lugar del fichaje de Antoine Griezmann.

Aunque añade que la directiva actual cedió cada vez más poder al vestuario y que Messi lo ha aprovechado.

“Las parcelas de poder están un poco desequilibradas con respecto a otros clubes”, indica.

¿Ahorra dinero?

Los tres analistas coinciden en que al equipo culé se le abre una ventana de renovación principalmente por el factor económico.

Messi intenta que su salida del Barcelona no pase por la millonaria cláusula de recisión de su contrato vigente.

Pero incluso si el club no logra percibir los US$700 millones establecidos allí, podrá disponer del dinero que liberaría al deshacerse de su sueldo. Más de US$130 millones anuales.

Se trata de una cifra nada despreciable considerando que algunos de los clubes más grandes del mundo, incluyendo al Barcelona, informaron de drásticas caídas en sus ingresos económicos en 2020.

Aunque, por otro lado, también pueden quedar en blanco los ingresos que generaba el club por los contratos publicitarios que produce su capitán y la venta de camisetas con su apellido estampado.

¿Cómo será la vida blaugrana sin Messi? Balague es optimista y enumera a grandes y jóvenes talentos que tiene el club.

El portugués de 20 años Francisco Trincao es uno de ellos. También el uruguayo Ronald Araujo (21) o el canterano Riqui Puig.

Y Ansu Fati, con apenas 17 y con gran capacidad de desequilibrio en su juego.

“Messi habría estado encantado tenerlo más a menudo”, concluye el periodista de la BBC.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8baztTZxkQo

https://www.youtube.com/watch?v=kEYkeeU8osQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.