Lo que hay detrás de la larga guerra por el atún entre México y EE.UU.
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro

Lo que hay detrás de la larga guerra por el atún entre México y EE.UU.

La historia empezó hace 35 años, cuando tres barcos atuneros estadunidenses fueron detenidos por pescar ilegalmente en aguas mexicanas. La detención de las embarcaciones desató una prolongada disputa por la venta de atún mexicano en Estados Unidos.
Foto: Cuartoscuro
Por Alberto Nájar / BBC Mundo
28 de noviembre, 2015
Comparte
Atunes pescados en Francia. Foto: AFP/Getty
La disputa es por la exportación de atún aleta amarilla.

La historia empezó hace 35 años, cuando tres barcos atuneros estadunidenses fueron detenidos por pescar ilegalmente en aguas mexicanas.

Parecía una acción rutinaria de vigilancia. Pero no fue así.

La detención de las embarcaciones desató una prolongada disputa por la venta de atún mexicano en Estados Unidos.

Un conflicto donde abundaron las escaramuzas comerciales, campañas de desinformación y bloqueos internacionales.

Pero ahora parece que la “guerra del atún” está a punto de terminar.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) determinó que Estados Unidos debe eliminar las restricciones para la comercialización del producto mexicano en su mercado.

Con este fallo se pone fin a más de tres décadas de disputa. Pero según reconocen los productores mexicanos, el resultado final puede ser distinto al que se buscó inicialmente.

Los embargos

Tras la decisión final de la OMC existe una larga lista de escaramuzas comerciales, conflictos con grupos ambientalistas, bloqueos a varios países y hasta campañas de desinformación, acusan autoridades mexicanas.

El conflicto se desató en 1980, cuando México decidió proteger sus 200 millas de aguas territoriales y evitar la pesca ilegal en la zona.

AtunesImage copyrightScience Photo Library
La protección de los recursos pesqueros de México estuvo en el inicio de la disputa.

Tras la captura de tres barcos atuneros con bandera de Estados Unidos, el gobierno de ese país aplicó un embargo a la importación de atún aleta amarilla procedente de México.

El bloqueo se levantó en 1986, pero cuatro años después estableció otro.

Esa vez el argumento fue que había una alta mortalidad de delfines en la pesquería mexicana del atún.

Algo que las autoridades mexicanas reconocen que existía.

“Al principio si había un problema de mortandad de delfines, era en los años 80”, le dice a BBC Mundo el comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez.

Leyes

Fue un problema serio. Un año antes, en 1989, el Congreso estadunidense había modificado Ley de Protección de Mamíferos Marinos.

La enmienda obligaba a los países exportadores de atún aleta amarilla que operaban en el Océano Pacífico Oriental a informar al gobierno estadunidense sus programas y reglas de protección a los delfines.

Latas de atun en México
Los embargos reanimaron el mercado mexicano.

Era el requisito para vender en el mercado de E.E.U.U.

Pero esta regla no se aplicaba a quienes pescaban en el océano Atlántico ni en el Pacífico Occidental, la zona de operación de la flota estadunidense.

En 1992 también se prohibió la importación de atún de países que compraran el producto mexicano.

“Usaron razones falsas ecológicas, decían: si le compras a México no te compro a ti”, le dice a BBC Mundo Antonio Guerra Autrey, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera (Canainpe).

“Entonces países como Tailandia y Ecuador, que eran clientes de México, dejaron de comprar“.

Opositores

Durante más de una década los pescadores mexicanos cambiaron su método para capturar atún y redujo sensiblemente la muerte incidental de mamíferos marinos.

También establecieron equipos de buzos en cada barco para rescatar a los delfines atrapados.

Las operaciones son supervisadas por observadores independientes que reportan las incidencias a las autoridades pesqueras.

Pesca de atúnImage copyrightTHINKSTOCK
El mercado del atún es uno de los más productivos del mundo.

En 2004, después de varias controversias internacionales, se levantó el embargo. Pero las puertas del mercado estadunidenses no se abrieron por completo.

Si bien no existen restricciones legales para el producto mexicano, las ventas se han restringido por una razón:

Desde el inicio del segundo embargo, organizaciones ambientalistas y empresas empacadoras promovieron que las latas del producto que se comercializaran en el mercado estadunidense llevaran la etiqueta Dolphin Safe (delfines protegidos).

La leyenda significaba que el atún había sido pescado sin ocasionar la muerte de mamíferos marinos.

Una de las organizaciones que encabezaron la iniciativa fue el Earth Island Institute.

El etiquetado se ha negado a exportadores mexicanos, pero en cambio se entregó a otros con reportes de alta mortalidad de delfines.

Por esta razón en 2008 México inició una controversia ante la OMC, que hace unos días resolvió en su favor.

Así, Estados Unidos está obligado a modificar la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, o aplicarla de la misma forma a todos los exportadores de atún que participan en su mercado.

Si no lo hace, México puede aplicar medidas compensatorias en algunos productos estadunidenses para resarcir el daño causado a los pescadores de atún.

Lo que sigue

¿Qué significa la decisión de la OMC?

Trozo de atún en Japón
La OMC emitió un fallo en favor de los atuneros mexicanos.

“De una vez y por todas debe abrirnos los mercados que han estado cerrados y no por un embargo, sino por barreras no arancelarias”, explica el vicepresidente de la cámara pesquera.

Actualmente ya se vende atún mexicano en 3.500 centros de distribución en Estados Unidos, destinados sobre todo al llamado “mercado de la nostalgia”, es decir, mexicanos residentes en ese país.

Pero ampliarse a otros espacios no será sencillo, reconoce Guerra Autrey pues los 35 años de bloque comercial han dejado huellas.

“Nos han hecho una mala fama que no nos corresponde”, indica.

¿Se puede revertir con apoyo del gobierno mexicano?

“Aunque hiciéramos una campaña, si la ley no es modificada y seguimos sin llevar la etiqueta, va a ser muy difícil“, explica el comisionado de Conapesca.

Así, la salida más viable podría ser un acuerdo “no contencioso”, explica Aguilar Sánchez y aprovechar la mexicana.

“Si de veras hablamos de sustentabilidad en métodos de pesca y cuidar al ecosistema que Estados Unidos se sume a lo que hemos hecho”, propone.

“Imponer medidas compensatorias no sirve a la pesquería ni a los delfines o a los sectores pesqueros”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ghislaine Maxwell: Condenan a 20 años de prisión a la socia de Jeffrey Epstein por tráfico sexual de menores

Ghislaine Maxwell pidió disculpas por ayudar a Jeffrey Epstein a abusar sexualmente de niñas y lamentó haber conocido al fallecido financiero neoyorquino.
28 de junio, 2022
Comparte

Ghislaine Maxwell fue sentenciada este martes a 20 años de prisión por ayudar al exfinanciero estadounidense Jeffrey Epstein a abusar de niñas.

Maxwell, de 60 años, fue condenada en diciembre pasado por reclutar y traficar a cuatro adolescentes para que Epstein, su entonces novio, abusara sexualmente de ellas.

Una de las acusadoras dijo fuera de la corte, antes de conocerse la sentencia, que Maxwell debería permanecer en prisión por el resto de su vida.

Epstein se suicidó en una celda de la cárcel de Manhattan en 2019, mientras esperaba su propio juicio por tráfico sexual.

Los crímenes de Ghislaine Maxwell ocurrieron durante una década, entre 1994 y 2004.

Al pronunciar la sentencia, la jueza Alison J. Nathan dijo que la conducta de Maxwell fue “atroz y depredadora”.

“Maxwell trabajó con Epstein para seleccionar víctimas jóvenes que eran vulnerables y desempeñó un papel fundamental en la facilitación del abuso sexual”, agregó.

Ghislaine Maxwell llega con ropa carcelaria a su audiencia de sentencia en un boceto de la sala del tribunal en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 28 de junio de 2022

Reuters
Un boceto de la corte muestra a Ghislaine Maxwell llegando con ropa carcelaria.

La magistrada dijo que el caso requería una “sentencia muy significativa” y que quería enviar un “mensaje inequívoco” de que tales delitos serían castigados.

Además de la pena de cárcel, la jueza impuso una multa de US$750.000. Maxwell, vestida con ropa de prisión, miró al frente y no mostró ninguna emoción cuando se dictó la sentencia frente a una sala repleta.

Ghislaine Maxwell se disculpa

Antes de conocerse la sentencia, Maxwell se disculpó con las víctimas.

Dijo que empatizaba con ellas y que conocer a Epstein es de lo que más se arrepiente en la vida.

“Mi asociación con Epstein me dejará una mancha permanente”, dijo y agregó que espera que su sentencia les permita a las víctimas “paz y cierre”.

Ghislaine Maxwell y Jeffrey Epstein.

PA/ Departamento de Justicia de EE.UU.

Maxwell ha estado bajo custodia desde su arresto en julio de 2020, recluida principalmente en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde se quejó del hedor a aguas residuales sin tratar en su celda.

El caso contra la exsocialité británica fue uno de los más destacados desde el surgimiento del movimiento #MeToo, que alentó a las mujeres a denunciar los abusos sexuales.

Mujer de la alta sociedad

Nacida en las afueras de París el día de Navidad de 1961, Maxwell creció en una mansión de campo, fue a la Universidad de Oxford y habla varios idiomas.

Es la hija menor del magnate de los periódicos Robert Maxwell y tiene ocho hermanos.

Se dice que ella tuvo una relación muy cercana con su difunto padre y tras su muerte en 1991, Maxwell dejó Reino Unido para establecerse en Estados Unidos, donde trabajó en el sector inmobiliario y poco después conoció a Epstein.

Vendió su casa en Manhattan en 2016 y mantuvo un perfil bajo hasta que fue arrestada en julio de 2020 en su mansión en el estado de New Hampshire (noreste de Estados Unidos).

“No debería haber sido tan difícil”

Sarah Ransome y Elizabeth Stein, presuntas víctimas de abuso sexual de Jeffrey Epstein, estaban en la corte.

EPA
Sarah Ransome y Elizabeth Stein, presuntas víctimas de abuso sexual de Jeffrey Epstein, estaban en la corte.

La jueza permitió que cuatro mujeres hablaran en la audiencia de sentencia, además de que se leyera una declaración de una de las víctimas, Virginia Giuffre, que estaba ausente.

Annie Farmer, la única víctima que prestó testimonio con su nombre completo durante el juicio, fue la primera en hablar. Maxwell optó por no mirar a Farmer a lo largo de su declaración, mientras esta última tuvo que hacer una pausa a la mitad de su discurso para contener sus emociones.

Sarah Ransome, quien no testificó en el juicio, brindó una impactante declaración fuera del tribunal junto con la también denunciante Elizabeth Stein.

“Ghislaine debe morir en prisión porque estuve en el infierno y regresó durante los últimos 17 años”, dijo Ransome.

“Yo tenía 10 años cuando Liz Stein estaba siendo traficada. Tenía 10 años. Ese es el tiempo que ha estado funcionando esta red de tráfico sexual. Y debería haber sido suficiente solo una sobreviviente para que se nos tome en serio. No debería haber sido tan difícil”, añadió.

Durante el juicio, Farmer y otras tres mujeres, identificadas en el tribunal solo por su nombre o seudónimo para proteger su privacidad, testificaron que fueron abusadas, cuando eran menores, en las casas de Epstein en Florida, Nueva York, Nuevo México y las Islas Vírgenes.

Contaron cómo Maxwell las había convencido para que le dieran masajes sexuales a Epstein; atrayéndolas con obsequios y promesas sobre cómo el empresario podría usar su dinero y conexiones para ayudarlas.

Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell

US Department of Justice

Los abogados de Maxwell trataron de mostrar a su cliente como una influencia positiva para otras reclusas en la cárcel a las que les ofrece enseñarles yoga y ayudarlas a aprender inglés.

Los crímenes de Epstein, quien se relacionó con algunas de las personas más famosas del mundo, se publicaron por primera vez en los medios de comunicación en 2005. Luego de numerosas demandas, fue arrestado el 6 de julio de 2019 en Nueva Jersey.

Antes había evitado ser condenado por acusaciones similares en un controvertido acuerdo secreto en 2008 por el cual aceptó declararse culpable de un cargo menor.

Epstein se suicidó el 10 de agosto de 2019 en la celda en la que estaba preso en Nueva York mientras esperaba ser enjuiciado por acusaciones de tráfico sexual y conspiración. Tenía 66 años.

El multimillonario se había declarado no culpable. Se enfrentaba a hasta 45 años en la cárcel en caso de ser condenado.

Antes de los casos penales en su contra, era conocido por su riqueza y sus contactos de alto perfil.

A menudo se veía socializando con los ricos y poderosos, incluido los expresidentes Donald Trump y Bill Clinton, así como el príncipe Andrés de Reino Unido.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Wdb6YIRv-s0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.