Abandonan familiares a 7 de cada 10 reclusas por ser mujeres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Abandonan familiares a 7 de cada 10 reclusas por ser mujeres

En la Ciudad de México hay mil 900 mujeres internas, de las que 70% ha sido abandonada por sus familiares y al menos 20% no ha recibido nunca una visita, panorama que no padecen los hombres que delinquen.
Cuartoscuro
Por Ruth Muñiz
22 de diciembre, 2015
Comparte
En las cárceles del DF, 65% de las presas son mujeres entre los 18 y 30 años. // Foto: Cuartoscuro.

En las cárceles del DF, 65% de las presas son mujeres entre los 18 y 30 años. // Foto: Cuartoscuro.

En la cárcel ser mujer tiene un doble castigo: la pena por haber cometido un delito y el abandono de esposos, hijos, padres y hermanos cuando son recluidas en un centro penitenciario.

En la Ciudad de México hay mil 900 mujeres internas, de éstas 70% ha sido abandonada por sus familiares y al menos 20% no ha recibido nunca una visita, panorama que no padecen los hombres que delinquen.

Datos oficiales de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario del DF registran que 12% de las mujeres internas tanto el Penal de Santa Martha Acatitla, como en el de Tepepan, no tienen registrado a ningún familiar en su ‘kardex’ para autorizar visitas, sin embargo, 7 de cada 10 no son visitadas por nadie, aun cuando haya personas a las que hayan autorizado para ello.

En cambio, de los más de 36 mil hombres en prisión, 91% tiene visita familiar o conyugal frecuente.

“Estuve en Santa Martha (Acatitla) casi 2 años, me agarraron por robo, cuando entré tenía 5 años casada con el único novio que tuve desde la prepa, al principio iba a verme, pero a los 2 meses dejó de ir.

“Un año después, un abogado me avisó que quería el divorcio y me contó que el wey ya vivía con otra. Nunca me dio la cara”, relató Margarita, quien prefiere resguardar su verdadera identidad.

Mayra Villanueva, psicóloga de la UNAM y especialista en estudios de género, explicó que es el rol que juega la mujer en sociedad lo que la hace más vulnerable al abandono cuando ésta ingresa a prisión.

“El abandono tiene que ver con el rol que juegan en sus familias. Es decir, una madre que es encarcelada ya no podrá asumir su función de protectora del hogar, por tanto es vista por su esposo, por los hijos como una baja, como una pérdida que además necesita una sustituta.

“El hombre, en cambio, sigue siendo apreciado como cabeza de la familia aun con la ausencia”, explicó Villanueva, quien da terapia a mujeres que están reintegrándose a la sociedad, luego de salir de prisión.

De acuerdo con ella, los estigmas sociales aíslan a las mujeres en prisión, quienes dejan de cumplir el rol que ocupaban como esposas, madres o hijas, por lo que son vistas como culpables del encierro y por ello, merecedoras de un aislamiento total.

“Una mujer delincuente es vista como una mujer mala y aunque haya delinquido para buscar el sustento familiar, se le reprueba y desaparece; sucede todo lo contrario con el hombre, este no es abandonado e incluso los llegan a ver como héroes”, detalló Olivia Garza, expresidenta de la Comisión de Reclusorios de la Asamblea Legislativa del DF y presidenta de la Asociación Civil Modernizando el Sistema Penitenciario.

En las cárceles del DF, 65% de las presas son mujeres entre los 18 y 30 años, justo la edad en que cumplen alguno de estos roles.

En cambio, explicó Villanueva, los hombres son vistos por su familia como víctimas de una circunstancia, o la dependencia de esposas e hijos es tal, que aún en prisión siguen manteniendo el control familiar.

Saskia Niño de Rivera, presidenta de la Fundación Reinserta un Mexicano, quien desde hace varios años trabaja intensamente con mujeres presas y niños en prisión, coincidió con que el abandono más en mujeres que en hombres, se debe a un asunto cultural.

“Es una cuestión cultural, por ejemplo si tú vas y te paras un día de visita afuera de un penal de hombres hay filas de esposas, mamás, que van a visitarlos a la cárcel y cuando la mujer está en prisión, los hombres encuentran a otra. Es una cuestión cultural y machismo”, dijo.

Este abandono, relacionado con ser mujeres y no con sus delitos o clase socioeconómica, impacta no sólo en su comportamiento sino también en su proceso de reinserción social.

Abandono de reclusas incrementa relaciones homosexuales

“Mi caso no es el más grave, hay compañeras que pueden estar entambadas más de 10 o 12 años y la soledad es muy dura y a nadie le gusta estar encerrada y sola, eso te derrota más.

“Cuando nadie va a verte, la única compañía se vuelven las demás compañeras, las otras presas y se vuelven la única opción de un desahogo sexual, incluso aunque ni seas lesbiana, es simple compañía, es lo que te da razones para aguantar otro y otro día”, cuenta Margarita, quien lleva un año de relación con Sofía, a quien conoció en prisión.

Niño de Rivera explicó que el abandono que sufren las mujeres fomenta en ellas la propensión a relaciones sexuales y afectivas con sus compañeras, lo que incluso se convierte en uno de los mayores conflictos entre las internas.

De hecho, datos recopilados por su fundación, revelan que 70% de las presas entablan relaciones homosexuales.

“Esto te habla de la necesidad de estar con alguien, de cariño, de formar relaciones sin necesariamente ser homosexuales como tal, sí tienen relaciones con personas del mismo sexo, por la necesidad de afecto y sexual que tienen”, agregó Saskia.

80% de las mujeres capitalinas en prisión ingresan por robo y delitos relacionados con droga, ya sea venta o posesión. La mayoría están ahí por haber ayudado a su pareja sentimental y el abandono en prisión disminuye sus posibilidades de Rehabilitación social.

La pobreza también provoca el abandono

El abandono no es inmediato, en promedio el tiempo en que una mujer que recién entró a la cárcel es visitada por familiares y amigos es de 4 meses, mientras que el promedio que permanecen en prisión es de 3 a 5 años. Después de estos 4 meses nadie más va a verlas.

“Algunas compañeras son extranjeras o vienen de algún otro estado y para sus familias es difícil tener dinero para ir a cada rato a verlas, adentro todo cuesta y eso también contribuye a que las dejen ahí y a que ellas se depriman”, agrega Margarita.

Cada que un familiar visita a una reclusa gasta aproximadamente 500 pesos entre los pasajes, la comida y cosas que le llevan y hasta los pagos internos que se hacen a los custodios en cada filtro.

La doctora Marisa Belausteguigoitia, directora del Programa de Estudios de Géneros en la UNAM, ve en el aspecto económico uno de los factores de mayor peso para el abandono de mujeres en prisión.

“Las mujeres, a diferencia de los hombres, dejan afuera los hijos a los que cuidan, los hombres también dejan familia afuera pero el caos y el drama es el abandono de las madres, dejan hasta 8 hijos afuera.

“Los hijos que quedan se los reparten las mujeres que quedan fuera, ese es un factor, la otra es que se empobrecen de 3 a 4 familias por cada mujer que entra a la cárcel, porque las meten primero con procesos sumamente desaseados, con mucha corrupción, les cobran cuotas”, señaló la experta y fundadora de Mujeres en Espiral.

Belausteguigoitia ha trabajado con reclusas de Santa Martha desde 2006, para ayudarlas a través del arte para que las mujeres logren expresarse y encontrarse a sí mismas por medio de expresiones artísticas, para combatir en parte la depresión que sufren a partir de este abandono.

Durante ese tiempo, ha constatado los procesos de las internas, en donde puede identificar que aún sin sentencia, el proceso para juzgarlas, acaba con el patrimonio de las reclusas y sus familias.

“Lo que tienes entonces son familias empobrecidas, niños cuidados de formas muy difíciles y complicadas, mujeres en la cárcel con culpa y depresión, derrotadas, que es como si la energía que tienen las mujeres para levantarse se acabara”, subrayó la doctora.

Todas estas mujeres especialistas coincidieron en que el abandono de la mujer en prisión impacta no sólo en su estancia, sino termina con su autoestima y las hace más vulnerables a reincidir en el delito una vez que salen de prisión.

“Estar dentro es muy difícil, es triste, te desanima, te jode, pero estar fuera después del encierro, solas también, te mata en vida”, lamentó Margarita.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué es el "Russkiy Mir" al que Putin quiere unificar

¿Cómo se define exactamente el "Ruskkiy Mir", qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo?
5 de marzo, 2022
Comparte

El dramático conflicto bélico que está ocurriendo en este momento en Ucrania amenaza con ser el evento más transformador y peligroso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En los últimos días, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha intensificado el ataque sobre ciudades claves ucranianas, como Jersón, Járkiv y la capital, Kiev.

Y no ha mostrado ninguna señal de que esto vaya a parar, a pesar de las duras sanciones impuestas a su país por parte de Occidente.

Muchos analistas se preguntan por estos días qué está pasando realmente por la cabeza del presidente ruso.

Una de las respuestas más familiarizadas en Occidente, especialmente en Estados Unidos, es que Rusia es y siempre ha sido un Estado expansionista y que Putin es la encarnación de esa ambición: construir un nuevo imperio ruso.

Y aquí es donde aparece el concepto “Russkiy Mir” o “Mundo Ruso”.

Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Getty Images
Varias ciudades ucranianas han sido atacadas por Rusia en los últimos días.

Como dijo Fiona Hill —una de las principales expertas en Rusia de Estados Unidos— en una entrevista con el sitio Politico, Putin ha estado articulando la idea de que existe un espacio en donde los ucranianos y rusos son un “mismo pueblo”, y que su misión es volver a reunir a todos los rusohablantes de diferentes lugares que pertenecieron en algún momento al zarismo.

Pero ¿cómo se define exactamente el Ruskkiy Mir, qué señales ha dado Putin de que quiera unificarlo y cómo la invasión a Ucrania puede ser clave para lograr este objetivo? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es el “Russky Mir”?

Aunque no existe una definición académica clara sobre qué significa específicamente el Ruskkiy Mir, distintos analistas han intentado explicarlo.

Para algunos, es el mundo que comprende la totalidad de la comunidad asociada a la cultura rusa, que comparte una historia, una lengua y ciertas tradiciones. Por lo mismo, es difícil definir una frontera.

Para otros, hay un conjunto básico territorial que podría ser el núcleo de este mundo y que podría comprender el propio Rusia, además de Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán, entre otros.

“Hay dos criterios para definir el Russkiy Mir. El primero, es cultural, que abarca toda la cultura rusa en su conjunto, incluido a quienes se encuentran fuera del territorio”, le explica a BBC Mundo Juan Manuel de Faramiñán Gilbert, catedrático emérito de la Universidad de Jaen.

“El segundo concepto es el geográfico y está basado en lo que fue el viejo imperio zarista creado por Catalina la Grande. Podría extenderse a la zona sur pegada al Mar Negro o, incluso, a Georgia”, agrega.

Pero para Sergey Goryashko, periodista del servicio ruso de la BBC, la definición del mundo ruso en la cabeza de Putin no tiene fronteras.

BBC

BBC

“Hace un par de años, unos alumnos de una escuela le preguntaron a Putin dónde termina la frontera rusa. Y él respondió que no terminan en ningún lado“, recuerda para BBC Mundo.

“Y esa podría ser la definición de lo que realmente significa el Mundo Ruso para Putin. Porque si miramos sus acciones desde 2014 (cuando se anexó Crimea), prueban exactamente que el mundo ruso no termina en ninguna parte. El mundo ruso es el mundo entero”, agrega.

Otro elemento importante a considerar a la hora de definir el Russkiy Mir es el papel de la iglesia ortodoxa rusa, con millones de seguidores alrededor del mundo.

Dentro de esta religión, se promueve la idea de una unidad espiritual y cultural de la comunidad rusa en su totalidad, la cual se consagra a través de este concepto.

Así, la iglesia es un gran aliado de la ideología detrás del mundo ruso.

¿Qué señales ha dado Putin?

Vladimir Putin siempre ha impulsado el resurgimiento de Rusia como potencia mundial.

Y ha criticado fuertemente a algunos ex líderes rusos que, en su opinión, condenaron a la Unión Soviética a su desintegración (lo que finalmente se materializó en 1991).

“Putin ha dicho clarísimo que (Vladimir Illich) Lenin destruyó el mundo ruso y que no configuró una verdadera Rusia. En ese sentido, él admira más a los zares, como Catalina la Grande o Iván el Terrible”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

Getty Images
Mijaíl Gorbachov, ex jefe de Estado de la Unión Soviética.

“Luego, ha dicho que Mijaíl Gorbachov y Borís Yeltsin son los autores de la desmembración del verdadero corazón de Rusia”, añade el académico.

Para Putin, tras la disolución de la Unión Soviética, las fronteras se “definieron de manera absolutamente arbitraria y no siempre justificada”.

Así lo afirmó en un acto de su movimiento político en 2016.

“Donbass, por ejemplo, fue transferida a Ucrania con el pretexto de aumentar el porcentaje del proletariado en Ucrania para obtener un apoyo social más fuerte allá. Un sinsentido”, indicó Putin.

El 12 de julio de 2021, en un extenso artículo sobre las relaciones con Ucrania publicado en el sitio web del Kremlin, Vladimir Putin entregó otras pistas sobre su interés por reunificar el mundo ruso.

El mandatario se remontó a la época del antiguo pueblo rus, considerado como el antepasado común de rusos, bielorrusos y ucranianos, y destacó los numerosos hitos de la historia común para argumentar su visión de que rusos y ucranianos son “un mismo pueblo”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que Putin quiere “construir un imperio”.

Además, en los últimos años, el mandatario ha reforzado su retórica en contra de Occidente lo que para algunos expertos también se enmarca en esta ambición por aumentar el poder de Rusia en el mundo.

“Lo dice cada vez más en sus discursos, que todo lo malo es por culpa de Occidente, por sus acciones hostiles contra Rusia”, explica Sergey Goryashko.

“Después de 2014, de lo que sucedió en Crimea, todo se volvió hacia la construcción del Mundo Ruso y también hacia la retórica hostil de Occidente”, añade.

En 2007, en tanto, Putin creó una fundación llamada Russkiy Mir destinada a promover el idioma y la cultura rusa en el mundo, como un proyecto global.

¿Por qué Ucrania es importante?

Ucrania no es un país más del mundo para Vladimir Putin.

Uno de los momentos más difíciles de su larga trayectoria como presidente ocurrió en 2004, cuando tras la “revolución naranja” ganó las elecciones ucranianas Víktor Yushchenko, considerado por el Kremlin como un “títere” de Washington.

Esta fue una enorme humillación para Putin pues se percibió como si él hubiese perdido a Ucrania. Analistas aseguran que el mandatario nunca olvidó esa derrota y tampoco la perdonó.

“La visión dominante del nacionalismo ruso es que Ucrania es una nación eslava hermana y, más aún, que es el corazón de la nación de los rus. Se trata de una ideología muy potente que hace de Ucrania un elemento central de la identidad rusa”, explicó a BBC MundoGerald Toal, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Virginia Tech en EE.UU.

“Por eso, hay emociones muy poderosas cuando Ucrania como nación se define a sí misma en oposición a Rusia. Eso causa mucha rabia y frustración en Rusia, que se siente traicionada por un hermano”, agrega.

El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

Getty Images
El acercamiento de Ucrania a Europa no es bien visto por Putin.

En este contexto, la capital ucraniana, Kiev, cobra una especial relevancia.

“Kiev ha sido desde el comienzo lo que se llamó la madre de las ciudades rusas. Kiev es más capital de todo este conjunto del Mundo Ruso que Moscú o San Petesburgo”, dice Juan Manuel de Faramiñán Gilbert.

El académico insiste en que “si Putin toma Ucrania, estoy seguro de que él trasladaría la capital a Kiev porque para él el imaginario espiritual de Kiev es mucho más fuerte que el de Moscú”.

Y es que para la iglesia ortodoxa rusa, Kiev es vital. Tanto, que incluso en 2019 el Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kirill, comparó a la capital ucraniana con el significado de Jerusalén para el cristianismo global, según el medio ruso TASS.

Entonces… ¿qué pasará?

De acuerdo con Fiona Hill, lo anterior no significa que Putin quiera anexionarse todos los territorios del “Russkiy Mir”, como lo hizo con Crimea.

Pero, según dijo la experta en Politico, “puede establecer el dominio marginando a los países regionales, asegurándose de que sus líderes sean completamente dependientes de Moscú”, atados a las redes económicas, políticas y de seguridad rusas.

En parte, ya lo ha venido haciendo.

Kazajistán ha sido nombrado como el “aliado número uno de Moscú” y esta cercana relación quedó demostrada en enero de este año cuando Putin decidió enviar tropas de apoyo al gobierno local para contener las violentas protestas que surgieron luego de que el precio del petróleo aumentara considerablemente en ese país.

Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Getty Images
Aleksander Lukashenko, presidente de Bielorrusia.

Bielorrusia, en tanto, está completamente subyugada a Moscú. Y desde la invasión rusa a Ucrania ha jugado un rol clave, sirviendo de terreno para el despliegue militar ruso.

Pero para Sergey Goryashko, del servicio ruso de la BBC, nadie sabe realmente lo que va a pasar.

“Seré honesto. Hace solo dos semanas, yo estaba 100% seguro de que no iba a haber una guerra real en Ucrania. Y ahora creo que Ucrania no es el objetivo principal de Putin. Es solo uno más de sus objetivos”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=N7U1FOSECh8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.