Inicia la recta final por un Acuerdo Climático en la COP 21; ¿qué se propone?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Tania L. Montalvo

Inicia la recta final por un Acuerdo Climático en la COP 21; ¿qué se propone?

El posible Acuerdo de la COP 21 de París propone como objetivo mantener la temperatura del planeta por debajo de los 2 grados centígrados, también se establecen reglas para financiar el combate al cambio climático en países en desarrollo.
Tania L. Montalvo
Por Tania L. Montalvo
11 de diciembre, 2015
Comparte
La COP 21 se celebró en París, Francia. Más de 190 países buscan un Acuerdo climático. Foto: Tania L. Montalvo

La COP 21 se celebra desde el 30 de noviembre pasado en París, Francia. Más de 190 países buscan un Acuerdo climático.

El tiempo se acabó para los representantes de 195 países reunidos en la COP 21 de París. Tras dos semanas de negociaciones deben firmar este fin de semana un acuerdo con acciones y compromisos específicos para frenar el cambio climático.

En la noche del jueves 10 de diciembre se presentó un tercer borrador del acuerdo global con sólo 48 corchetes, es decir, con temas pendientes. Un día antes las decisiones por tomar sumaban 365.

El posible Acuerdo de París propone como objetivo mantener la temperatura del planeta por debajo de los 2 grados centígrados respecto a niveles preindustriales. La meta de los cuarenta países más vulnerables de mantener la temperatura en 1.5 grados centígrados “para permanecer vivos” no desaparece por completo del texto, pero sólo considera que deben realizarse esfuerzos para lograr ese límite.

Estos son los principales puntos del borrador que podrían darle vida a un Acuerdo Climático:

Financiamiento. Se establece que los países desarrollados son responsables de entregar apoyo financiero a los países en desarrollo. Se habla de 100 mil millones de dólares anuales a partir del 2020 tanto para mitigación (reducción de gases de efecto invernadero) como adaptación al cambio climático (vivir con los efectos causados).

También propone que los países en desarrollo aporten financiamiento de forma voluntaria y que es una obligación de entregar, al menos cada dos años, información clara sobre cuánto está aportando cada nación.

Lo que sigue pendiente es si el financiamiento al que están obligados los países desarrollados irá “gradualmente al alza” o si habrá recursos “nuevos” o “adicionales” después de 2020.

El borrador también propone que los países desarrollados apoyen a otras naciones en desarrollo en transferencia de tecnología para combatir el cambio climático.

Metas a corto y largo plazo. Sobre qué hacer para mantener la temperatura del planeta debajo de los 2 grados se dice que los países trabajarán para alcanzar “lo más pronto posible” el máximo de emisiones de gases de efecto invernadero.

Desaparece la propuesta de la Unión Europea de fijar un objetivo de reducción de emisiones a 2050 y tampoco se habla de una “descarbonización” de la economía, es decir, de llegar a cero emisiones.

El borrador del Acuerdo indica que los países deben presentar sus Contribuciones Previstas y determinadas a nivel nacional (INDC’s) —que incluyen sus metas de reducción de emisiones— cada cinco años y que éstas no pueden ser menores a las que entregaron durante este 2015.

Pérdidas y daños. El tema de quién va a compensar a los países que ya sufrieron consecuencias por el cambio climático sigue siendo uno de los grandes pendientes. Organizaciones civiles alertan de que todavía no existe claridad sobre cómo se atenderá y que se perfila como uno de los temas que quedarán sin resolver en París.

En el último borrador hay dos opciones: se plantea la posibilidad de reconocer que es un tema por atender, pero no establece planes para compensar.

Otra opción indica que los países deben crear mecanismos de apoyo sobre las pérdidas y daños pero tampoco habla de compensaciones o de responsabilidades.

Derechos humanos. Organizaciones civiles denuncian que el Acuerdo no está considerando en sus objetivos el respeto a los derechos humanos, de los pueblos indígenas ni a garantizar la equidad de género.

México ha sido uno de los países que más han impulsado que el tema de derechos humanos se incluya en el artículo 2 del Acuerdo, en donde se establecen los propósitos del mismo.

Transparencia. Es otro de los grandes temas pendientes. Todavía no existen acuerdos claros sobre cuáles van a ser los instrumentos que van a garantizar la transparencia en el Acuerdo.

¿Quién y cómo se van a revisar las promesas de reducción hechas por cada país? Lo mismo sobre la entrega y uso de recursos para combatir el cambio climático.

¿Quién garantiza que las cifras nacionales sobre gases emitidos o reducidos son reales?.

¿Son metas realistas? 

En la COP 21 de París, Francia, se espera que el sábado se de a conocer un nuevo borrador del Acuerdo y que éste se firme por todos los países antes de que termine el fin de semana.

Mientras se discuten los últimos pendientes del documento, científicos dieron una conferencia de prensa en París en la que aseguraron que no existen bases para cumplir con los objetivos planteados en el Acuerdo, pues con los plazos y montos de reducción de emisiones tomados en cuenta en el borrador es imposible mantener la temperatura debajo de los 2 grados y alcanzar la de 1.5.

“En el momento en que las Contribuciones previstas a nivel nacional entren en vigor en 2020 podríamos haber usado ya todo el carbono que está en nuestras posibilidades” para mantener la temperatura debajo de los 2 grados centígrados, explicó Steffen Kallbekken, director de investigación del Centre for International Climate and Energy Policy. 

En caso de que se busque una temperatura de 1.5 grados, Johan Rockström, director ejecutivo del Stockholm Resilience Centre, explicó que es necesario alcanzar la meta de cero emisiones contaminantes para 2030, lo cuál, está muy lejos de lo que busca el posible Acuerdo de París que, incluso, elimina el concepto “descarbonización” para 2050.

Los científicos dijeron que lo máximo permitido para lograr el objetivo que plantea el borrador es que las emisiones contaminantes lleguen a su pico en el 2020, cuando actualmente sólo se plantea que eso ocurra “lo más pronto posible”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Senado de Estados Unidos aprueba el primer proyecto de ley de control de armas en décadas

El histórico proyecto de ley es un raro momento de cooperación entre los partidos demócrata y republicano sobre medidas para el control de armas.
24 de junio, 2022
Comparte

El Senado de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley de control de armas, en la legislación sobre armas de fuego más importante en casi 30 años.

La medida fue aprobada por 65 contra 33, con 15 senadores republicanos unidos a los demócratas en la cámara alta del Congreso.

El proyecto de ley surge tras los tiroteos masivos del mes pasado en un supermercado en Buffalo, Nueva York, y una escuela primaria en Uvalde, Texas, que dejaron 31 muertos.

Ahora tendrá que aprobarse en la Cámara de Representantes antes de que el presidente Biden pueda convertirlo en ley.

En un comunicado emitido después de la votación, el presidente pidió a los miembros de la Cámara que “voten de inmediato sobre este proyecto de ley bipartidista y lo envíen a mi escritorio”.

“Esta noche, después de 28 años de inacción, los miembros bipartidistas del Congreso se unieron para atender el llamado de las familias de todo el país y aprobaron una legislación para abordar el flagelo de la violencia armada en nuestras comunidades”, declaró Biden.

Las familias en Uvalde y Buffalo, y demasiados tiroteos trágicos anteriores, han exigido acción. Y esta noche, actuamos”.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, prometió pasar el proyecto de ley rápidamente, a pesar de que el líder republicano Kevin McCarthy instó a sus miembros a votar en contra de éste.

“Mañana a primera hora, el Comité de Reglas se reunirá para llevar al pleno esta legislación que salva vidas”, indicó Pelosi después de la votación el jueves.

Por debajo

Aunque significativas, las propuestas están muy por debajo de lo que muchos demócratas y activistas han pedido.

Las reformas incluyen verificaciones de antecedentes más estrictas para compradores menores de 21 años y US$15.000 millones en fondos federales para programas de salud mental y mejoras de seguridad escolar.

También pide fondos para alentar a los estados a implementar leyes de “bandera roja” para retirar las armas de fuego de las personas consideradas una amenaza.

Y cierra el llamado “vacío legal del novio” al bloquear la venta de armas a los sujetos condenados por abusar de parejas íntimas no casadas.

Senador John Cornyn

Getty Images
El senador de Texas John Cornyn fue uno de los republicanos que apoyó un acuerdo de compromiso tras el tiroteo de Uvalde.

El proyecto de ley también es importante porque es la primera vez en décadas que las reformas propuestas reciben este nivel de apoyo tanto de demócratas como de republicanos.

Históricamente, los esfuerzos para fortalecer las leyes de armas de Estados Unidos han sido bloqueados por el partido republicano.

Los 50 demócratas, incluidos los miembros más conservadores del partido, los senadores Joe Manchin y Kyrsten Sinema, se unieron a los republicanos negociadores, incluido el líder del partido en el Senado, Mitch McConnell, y el aliado cercano de Trump, Lindsey Graham.

Una gran cantidad de organizaciones de defensa tradicionalmente de tendencia conservadora, incluida la Orden Fraternal de Policía y la Asociación Internacional de Jefes de Policía, también respaldaron el proyecto de ley.

Sin embargo, dos tercios de los republicanos se opusieron a la legislación, y todos los que la respaldaron, excepto Lisa Murkowski de Alaska y Todd Young de Indiana, no se enfrentarán a los votantes este año o han anunciado su intención de no buscar la reelección.

El senador de Texas Ted Cruz, a quien se apunta ampliamente para buscar la nominación presidencial republicana en 2024, condenó el proyecto de ley como un intento de “tratar de desarmar a los ciudadanos respetuosos de la ley en lugar de tomar medidas serias para proteger a nuestros niños”.

Joe Biden

Getty Images
El presidente Joe Biden ha estado pidiendo medidas más firmes de control de armas tras los tiroteos recientes.

“Pasos en la dirección correcta”

El presidente Biden dijo a principios de este mes que las propuestas eran “pasos en la dirección correcta”, pero aún no son suficientes.

Biden ha presionado por reformas más importantes, incluida la prohibición de las armas de asalto, que se usaron en los tiroteos masivos de Texas y Buffalo el mes pasado, o al menos un aumento en la edad a la que se pueden comprar.

Se cree que el atacante en Texas compró dos rifles semiautomáticos días después de cumplir 18 años.

EE.UU. tiene la tasa más alta de muertes por armas de fuego entre las naciones ricas del mundo: más de 20.900 personas han muerto por violencia armada en el país este año, incluidos homicidios y suicidios, según Gun Violence Archive, un grupo de investigación sin fines de lucro.

Pero también es un país donde muchos aprecian los derechos de armas que están protegidos por la Segunda Enmienda de la Constitución para “tener y portar armas”.

La última legislación federal significativa sobre el control de armas se aprobó en 1994 y prohibió la fabricación para uso civil de rifles de asalto y cargadores de gran capacidad, pero expiró una década después.

Después del tiroteo en la escuela Sandy Hook de 2012 en Connecticut, en el que murieron 20 niños y seis adultos, los intentos de endurecer las leyes no lograron obtener suficientes votos en el Congreso.

La votación del jueves ocurrió horas después de que la Corte Suprema anulara una ley de Nueva York que restringía quién puede portar un arma legalmente, ampliando efectivamente los derechos de portación de armas e ilustrando la profunda división en los Estados Unidos sobre el tema.

El tribunal determinó que el requisito de Nueva York de que los residentes demuestren “causa justificada” -o una buena razón- para portar armas de fuego ocultas en público viola la Constitución.

McConnell dijo que la decisión de la corte, combinada con la legislación del jueves, logró “dos victorias históricas”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IyD55w5yihM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.