El gobierno del DF vende sus bienes y gana poco
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El gobierno del DF vende sus bienes y gana poco

De los bienes públicos que se dan de baja y se decide vender, el Gobierno del Distrito Federal sólo recupera 1% del monto que representan.
Cuartoscuro
Por Ignacio Gómez / Más por Más
8 de diciembre, 2015
Comparte
La llamada Victoria Alada, una réplica del Ángel de la Independencia, lleva más de un año almacenada en una bodega. // Foto: Cuartoscuro.

La llamada Victoria Alada, una réplica del Ángel de la Independencia, lleva más de un año almacenada en una bodega. // Foto: Cuartoscuro.

Entre enero y septiembre de 2015, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) dio de baja casi nueve mil vehículos, cerca de cinco mil objetos diversos —como computadoras laptop y proyectores—, más de 13 mil 500 litros de distintos líquidos y cuatro millones de kilogramos de materiales.

Se trata de bienes muebles que todas las dependencias de la ciudad sacaron de sus inventarios porque fueron robados o destruidos, o porque las autoridades consideran que dejaron de ser útiles para la administración local.

Para estos últimos bienes, la Ley del Régimen Patrimonial y del Servicio Público establece que las instituciones pueden donarlos a organizaciones sin fines de lucro o tratar de recuperar parte de lo que se invirtió en ellos vendiéndolos a través de licitaciones públicas. Sin embargo, cifras oficiales indican que al GDF le va mal en esas ventas.

En 2013 y 2014, por ejemplo, el GDF dio de baja bienes muebles con un valor equivalente a mil 765 millones de pesos, de los cuales solamente recuperó 17 millones de pesos —menos de 1%—, de acuerdo con información que la Oficialía Mayor del Distrito Federal entregó vía transparencia a Máspormás.

La Oficialía también informa que, entre 2012 y noviembre de este año, el GDF firmó 53 contratos por la venta de bienes desechados, con los que recaudó 41 millones de pesos.

En la Gaceta Oficial del DF, se encontraron convocatorias que hacían pública la intención del gobierno de vender bienes como boletos desechados del Metro, aparatos telefónicos o chalecos antibalas de la policía. No obstante, en las páginas web de las dependencias no se ubicó ninguno de los contratos referidos por la Oficialía, donde por ley tendrían que aparecer.

Máspormás solicitó hablar con personal de la Oficialía, pero ésta no dio entrevistas.

Cuando las cuentas no salen

Lo poco que el gobierno capitalino logra recuperar de estos bienes desechados tiene un impacto en las finanzas públicas, según ha advertido la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM).

Esto se debe a que, en sus proyectos de Ley de Ingresos, el GDF contempla recaudar con esas ventas cierta cantidad de dinero para cubrir sus gastos en el siguiente ejercicio fiscal. Sin embargo, al final reúne mucho menos de lo estimado y ese hueco debe cubrirse con otros recursos.

En julio, cuando dio a conocer su revisión de la Cuenta Pública de 2013, la Auditoría señaló que no se recaudó 99.6% de los casi dos mil millones de pesos que se esperaban ganar. “Sería conveniente considerar este antecedente al estimar el presupuesto”, indicó entonces la institución.

Manuel Guadarrama, director de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), considera preocupante que el GDF no logre ganar lo que calcula que obtendrá de estas ventas, puesto que eso reduce el margen de acción de la administración capitalina, que queda sujeta a lo que se recaude de impuestos.

Bienes sin destino claro

De los bienes que el GDF da de baja, no todos son puestos en venta. Algunos permanecen almacenados mientras las autoridades deciden qué destino les darán.

Tal es el caso de la llamada Victoria Alada, una estatua réplica del emblemático Ángel de la Independencia que fue usada para promover la imagen de la Ciudad de México en otros países.

La escultura —cubierta por una capa de oro y valuada en más de dos millones de pesos— fue donada en 2008 por su autor, Víctor Gutiérrez, a la Secretaría de Turismo local. Alejandro Rojas Díaz Durán, entonces titular de la dependencia, incluso dijo que se construirían otras copias, aunque esto no se cumplió.

Seis años después, la dependencia desechó la estatua y la entregó a la Oficialía Mayor. Ésta la puso en una bodega ubicada en la colonia Industrial Vallejo, en la delegación Azcapotzalco, donde lleva más de un año.

“Aún se encuentra en evaluación el destino que se le dará a la estatua”, señala Ximena González, directora de Avalúos de la Oficialía, en respuesta a una solicitud de información.

Al respecto, el especialista del IMCO advierte que el GDF debería tener un sistema para unificar y hacer clara la información sobre sus bienes y el destino que se les da cuando son desechados. Sin embargo, reconoce que crearlo tomaría tiempo y sería difícil debido a la cantidad de datos.

“Las estructuras de las administraciones son muy complejas. Prácticamente cada dependencia en un inicio se hace cargo de cada uno de sus bienes y lograr justamente sistematizar toda la parte de las contrataciones es muy complicado”, dice.

¿Transparencia?

El IMCO publicó su índice de información presupuesta estatal 2015. En él dice que:

  • El DF es una de las cuatro entidades con menor transparencia en el gasto de su presupuesto. Una de las principales fallas es que en la capital se pospone la publicación de sus clasificadores de información presupuestal.
  • Para el IMCO, la situación es grave porque la ciudad es la segunda entidad con mayor presupuesto, sólo por debajo del Estado de México.
  • La agrupación publicará este martes su Índice de Información Presupuestal Municipal 2015, que incluirá datos sobre las 16 delegaciones capitalinas.

La lista de objetos inútiles

En los listados de objetos que las dependencias del gobierno capitalino dan de baja, bajo el argumento de que dejan de serles útiles, hay vehículos, computadoras, proyectores, impresoras, televisores, grabadoras, cámaras fotográficas, refrigeradores, pizarrones y lavadoras, entre otras cosas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Las toxinas producidas por las algas en los pozos de agua causaron la muerte de 330 elefantes en Botsuana a principios de este año.
21 de septiembre, 2020
Comparte
Dos cuerpos de elefantes al costado de un pozo de agua.

Reuters
Más de 300 elefantes murieron este año en Botsuana.

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el trascurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Una foto compuesta muestra elefantes muertos en el delta del Okavango de Botsuana en mayo y junio de 2020.

Reuters
Las desgarradoras imágenes de elefantes muertos en Botsuana.

Cambio climático

Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

El cuerpo de un elefante cerca de los arbustos.

Cortesía
Pese a que los resultados de laboratorio revelaron la causa de la muerte de los elefantes, los especialistas aún tienen dudas.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Elefante muerto en Botsuana en mayo de 2020.

Reuters
Los especialistas consideran que estas muertes fueron “sin precedente”.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”

Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.


¿Qué son las cianobacterias?

Algas verdiazules, vistas al microscopio.

Getty Images
Estas son las cianobacterias vistas con microscopio.
  • Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
  • Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
  • Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
  • Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
  • Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas.

Fuente: OMS


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.