Mauricio Macri asume la presidencia: Argentina antes y después de la era Kirchner
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Mauricio Macri asume la presidencia: Argentina antes y después de la era Kirchner

Los 12 años de kirchnerismo concluyen con la asunción de Mauricio Macri como presidente de Argentina. Esta es una radiografía de cómo era el país cuando Néstor Kirchner llegó al poder en 2003 y cómo es actualmente.
AP
Por Veronica Smink de BBC Mundo
10 de diciembre, 2015
Comparte
Mauricio Macri juró como presidente de Argentina hasta 2019, con un discurso en el que prometió combatir la corrupción. // Foto: AP.

Mauricio Macri juró como presidente de Argentina hasta 2019, con un discurso en el que prometió combatir la corrupción. // Foto: AP.

Todo niño argentino menor de 12 años sólo conoce un partido de gobierno: el Frente para la Victoria (FVP), más conocido como kirchnerismo.

Esta fuerza de origen peronista llegó al poder en 2003 de la mano de Néstor Kirchner, un hasta entonces poco conocido gobernador patagónico, quien ganó los comicios con apenas el 22% de los votos.

En ese momento Argentina emergía de una de sus peores crisis económicas, con altas tasas de desempleo y pobreza.

Con el respaldo de un récord en el precio de las materias primas (commodities), Argentina bajo Kirchner volvió a crecer.

Cuatro años después, su esposa, Cristina Fernández lo sucedió en el poder.

Tras la muerte de Kirchner, en 2010, “Cristina” –como le dicen todos en Argentina– se presentó a reelección un año después y ganó de forma masiva, a pesar de algunos problemas económicos que empezaban a vislumbrarse.

Este jueves la mandataria le entregará el mando del país a un opositor, el actual alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, quien creó su partido Propuesta Republicana (PRO) en 2003, el mismo año que comenzó a gobernar el kirchnerismo.

En BBC Mundo te ofrecemos una radiografía de cómo era la Argentina de aquel entonces y cómo es el país hoy, 12 años después, al final de la llamada “era K”.

MULTIPLICACIÓN

En 2003 la población argentina alcanzaba los 37,9 millones.

Hoy ese número supera los 42,3 millones, según las estadísticas mundiales que recaba el sitio Country Meters.

Eso significa que durante la época kirchnerista argentina sumó casi 4,4 millones de habitantes.

AUGE DEL CELULAR

En poco más de una década en el país se vivió –al igual que en gran parte del mundo– una explosión de la telefonía celular.

Mientras que en 2003 había 7,8 millones de usuarios, hoy el número de líneas supera ampliamente al de la población: 62 millones, según las últimas cifras de la consultora Carrier y Asociados.

No obstante, las redes de telefonía celular no crecieron a la par, haciendo que hoy hablar por teléfono móvil en Argentina sea casi una misión imposible.

EL DÓLAR

Algo que se mantuvo intacto en el tiempo fue la costumbre argentina de atesorar dólares como moneda de reserva.

La tendencia se acentuó durante el kirchnerismo debido al aumento sostenido de la inflación, que llegó a estar entre las más altas del mundo.

Sin embargo, durante los últimos doce años la moneda estadounidense fue aumentando de valor mientras se devaluaba el peso.

Cuando asumió Kirchner en mayo de 2003, el dólar valía $2,90.

Hoy, el precio oficial alcanza los $9,60. Sin embargo son pocos los que acceden a los billetes verdes a ese precio, debido a una serie de restricciones impuestas a partir de 2011.

Muchos argentinos hoy compran dólares en el mercado informal (se los conoce como “dólar blue”) y su precio supera los $15.

CINÉFILOS

Algo que también creció fue la pasión argentina por ir al cine.

Las producciones nacionales, fomentadas desde el Estado, tuvieron un fuerte crecimiento en 2003-2015: pasaron de 48 estrenos a 168, con un aumento de audiencia del 30%, según el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Pero más allá de algunos éxitos puntuales, como “El secreto de sus ojos” –ganadora del Oscar a mejor película extranjera en 2010–, las más vistas fueron los “tanques” de Hollywood.

Según el sitio cinesargentinos.com el film más taquillero en 2003 fue “Matrix recargado”, que fue visto por casi 2 millones de espectadores.

Este año el mayor éxito cinematográfico fue la infantil “Minions”, con una audiencia de casi 4,9 millones, más del doble.

ARGENTINA.COM

Durante los años de kirchnerismo llegó a Argentina el auge de las redes sociales.

El país se convirtió en uno de los mayores usuarios de Facebook, sitio en el que tiene perfil más de la mitad de la población.

También el acceso a internet se multiplicó.

Mientras que en 2003 había 5,2 millones de internautas, según Carrier y Asociados, esa cifra hoy asciende a 18,8 millones de acuerdo con Datanalisis.

LA EMPANADA

Algunos de los productos que más aumentaron de precio debido a la inflación fueron los alimentos.

Un ejemplo de ello fue el alza en el costo de las empanadas, unas de las comidas más tradicionales de los argentinos.

Mientras que una clásica empanada de carne costaba 0,70 pesos (US$0,24) en 2003, hoy se paga 16 pesos (US$1,60 a tasa oficial), un aumento significativo.

Además de la inflación, influyó la caída en la producción de carne y de trigo, dos de las actividades agrarias más golpeadas durante el kirchnerismo, que aumentaron aún más los costos.

MÚSICA

En 2003 dos de los formatos preferidos para escuchar música eran la radio y los CD.

Mucho cambió en estos últimos 12 años.

 

La radio sigue siendo un medio muy popular en Argentina, pero cada vez más personas escuchan música online, ya sea de origen pirateado o de sitios como Spotify.

Al igual que con el cine, también la música sigue teniendo una fuerte influencia del exterior.

En 2003 la canción favorita fue Bring me to life de la banda estadounidense Evanescence, según registra el sitio El Top 40 Argentina.

Este año uno de los temas más populares es Lean On, producido por el dúo estadounidense Major Lazer y el disc jockey francés DJ Snake, con la colaboración de la cantante danesa MØ, según los datos de Spotify.

TV

Lo que no varió tanto fue la programación televisiva, que siguió copada por algunas de las figuras que han sido populares por décadas, como los presentadores Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand y Susana Giménez, tres instituciones de la tele local.

También se mantuvo la pasión argentina por la telenovela.

Pero mientras que en 2003 la más vista fue una producción propia –”Resistiré”, con los actores Celeste Cid y Pablo Echarri– 2015 deparó una sorpresa.

Tanto aquí como en otras partes de América Latina causó sensación una telenovela de origen turco: “Las mil y una noches”, con Bergüzar Korel y Halit Ergenç, cuya historia de amor en la vida real fue tan seguida por la audiencia como la historia de ficción.

DEUDA PÚBLICA

Volviendo a las cifras duras, hubo cambios sustanciales en la deuda pública nacional en estos 12 años de kirchnerismo.

Desde lo nominal se registró un fuerte aumento: pasó de US$152.584 millones en 2003 a US$221.747 millones este año.

Sin embargo, la deuda en relación al Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina bajó.

Cuando llegó Néstor Kirchner representaba el 138% del PIB. Con la partida de Cristina Fernández, mucho menos: el 43%, según los datos aportados a BBC Mundo por la consultora Prefinex.

CFK

¿Y qué hacía la mandataria que este jueves deja el poder cuando su marido inauguró la era kirchnerista hace 12 años?

Además de ser primera dama, Fernández era senadora por la provincia patagónica de Santa Cruz, que gobernó su marido por 12 años antes de ser presidente.

Era la segunda vez que ocupaba ese cargo en el Congreso, tras ejercerlo entre 1995 y 1997.

Allí presidía la prestigiosa Comisión de Asuntos Constitucionales que tuvo a su cargo una importante reforma del Poder Judicial.

En esa época ya se distinguía por su destacada oratoria y era más conocida a nivel nacional que su marido.

Muchos analistas creen que si Néstor Kirchner no hubiese fallecido, la pareja hubiera buscado alternarse en el poder por tiempo indefinido.

Si esto es cierto, y si lo hubieran logrado o no, es materia de pura especulación.

Lo que es seguro es que en estos 12 años plantaron su huella en la historia de Argentina y dejaron un país cambiado.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: ¿todavía podemos detener el brote?

La Organización Mundial de la Salud dice que la viruela del mono se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?
13 de agosto, 2022
Comparte

La viruela del mono cogió al mundo por sorpresa. Durante mucho tiempo ha sido un elemento presente en partes de África central y occidental donde las personas viven cerca de los animales del bosque que transmiten el virus.

Pero ahora se ha vuelto global: se está extendiendo de formas que nunca antes se habían visto y en una escala sin precedentes.

Ha habido casi 27.000 casos confirmados de la enfermedad, principalmente en hombres que tienen sexo con otros hombres, en 88 países.

La Organización Mundial de la Salud dice que se trata de una emergencia mundial. Entonces, ¿se puede detener la viruela del mono? ¿O ahora estamos condenados a que otro virus se propague por todo el mundo?

Hay tres cosas que debemos considerar:

• ¿Es el virus particularmente difícil de manejar?

• ¿Tenemos la capacidad de detenerlo?

• ¿Existe la voluntad de hacer frente a una enfermedad que afecta principalmente a hombres homosexuales y bisexuales?

El virus

No hay nada especial en la biología del virus de la viruela del mono. No es una fuerza imparable.

Probablemente la covid lo fue: se propaga tan fácilmente que posiblemente fue imposible contenerla incluso en los primeros días de la pandemia.

Pero la viruela del mono tiene más dificultades para pasar de una persona a otra. Necesita contacto físico cercano, como a través de la piel infectada, contacto cara a cara prolongado o superficies contaminadas como una sábana o una toalla.

Los dos virus simplemente están en ligas diferentes, y los brotes anteriores de viruela del mono simplemente se han esfumado.

Y ya hemos superado el desafío mucho mayor de vencer al primo mortal del virus, la viruela.

“La viruela del mono es más fácil ya que es menos transmisible que la viruela, por lo que estamos en una posición mucho mejor”, dice Jonathan Ball, virólogo de la Universidad de Nottingham.

Sin embargo, un problema es que algunas personas tienen síntomas leves o que pueden confundirse fácilmente con una enfermedad de transmisión sexual o varicela. Eso significa que puede transmitirse involuntariamente a otros.

En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

EPA
En Julio pasado, la ciudad de San Francisco promovió la vacunación contra la viruela del mono durante el festival del fetiche Dore Alley cuyos asistentes son en mayoría hombres gay.

Las herramientas

El virus se ha metido en un grupo de personas que tienen la cantidad suficiente de sexo o de contacto íntimo con el número suficiente de parejas para superar sus propias deficiencias y propagarse.

El virus no está clasificado como una infección de transmisión sexual. Pero un estudio del New England Journal of Medicine estima que el 95% de las infecciones de viruela del mono se adquirieron a través del sexo, particularmente el sexo entre hombres.

El sexo, obviamente, está lleno del contacto íntimo piel con piel que el virus usa para propagarse.

Eso deja dos opciones para contener la enfermedad: persuadir a las personas para que tengan menos sexo o reducir el riesgo de contraer la infección cuando se exponen.

Paul Hunter, profesor de la Universidad de East Anglia afirma que “la forma más fácil de prevenirlo es cerrar todas las redes sexuales altamente activas durante un par de meses hasta que desaparezca”, pero no cree que eso suceda nunca.

Algunas personas sí han ajustado su vida sexual en respuesta a las advertencias sobre la viruela del mono y las campañas se han dirigido a las personas con mayor riesgo.

Pero Hunter argumenta que la lección de las infecciones de transmisión sexual, desde la sífilis en la Edad Media hasta ahora, es que las personas siempre tienen relaciones sexuales y “la vacunación es prácticamente la única opción”.

Afortunadamente, la vacuna contra la viruela que se utilizó para erradicar ese virus tiene una eficacia de alrededor del 85% para prevenir la viruela del mono.

Hay suministros limitados, ya que se mantienen reservas en caso de que alguien convierta la viruela en un arma, pero no para hacer frente a un brote de viruela del mono sin precedentes.

Sin embargo, no todas las personas en riesgo necesitarían vacunarse para detener el brote. La “inmunidad colectiva” significa que una vez que se protege un umbral crítico de personas, el virus ya no puede propagarse. Esto será mucho más fácil de lograr con la viruela del mono que con otras enfermedades, incluida la covid.

Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido "el peor dolor de su vida".

Getty Images
Kyle Planck, de 26 años, se recuperó de la viruela del mono pero asegura que ha sido “el peor dolor de su vida”.

La gente

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del mono, son los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres los que se ven afectados de manera desproporcionada en este brote.

Esto puede facilitar el control del virus ya que, en general, es un grupo que está más al tanto de la salud sexual. También permite que los recursos se dirijan a quienes los necesitan, como vacunar a los hombres que tienen sexo con hombres en lugar de a toda la población.

Sin embargo, el estigma, la discriminación y el abuso pueden hacer que las personas dejen de buscar ayuda, particularmente en países donde el sexo entre hombres es ilegal.

“Algunos países no cuentan con infraestructura y es posible que algunos no tengan la voluntad de realizar pruebas para detectar la viruela del mono, porque son los hombres los que tienen sexo con hombres”, dice Francois Balloux, profesor del University College de Londres.

Todavía hay desafíos en los países que apoyan los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero). Incluso políticas como pedirles a las personas que se aíslen, con las que estamos tan familiarizados por covid, pueden tener consecuencias no deseadas.

“Eso equivale a salir del clóset, ya sea ante una esposa o padres , por lo que existe una fuerte presión para no decir quiénes fueron tus contactos”, explica Hunter.

La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Getty Images
La vacuna contra la viruela del mono está disponible en varias ciudades de EE.UU.

Entonces, ¿se puede contener la viruela del mono?

Algunos países ya parecen estar superando el virus. Reino Unido dice que la cantidad de infecciones parece haberse estabilizado en alrededor de 35 por día. Pero los casos continúan aumentando en otros lugares, incluido Estados Unidos, que ha declarado la emergencia sanitaria.

Pero no será suficiente que solo los países ricos se hagan cargo del virus cuando ahora está en más de 80 países que no tienen un largo historial de la enfermedad.

“No está muy claro para mí si se controlará por completo, algunos países podrán lograrlo, otros quizás no”, afirma Balloux.

La líder técnica de la Organización Mundial de la Salud para la viruela del mono, Rosamund Lewis, dice que es “posible” poner fin al brote, pero advierte que “no tenemos una bola de cristal” y no está claro si la organización podrá “apoyar lo suficiente a los países y las comunidades, suficiente para detener este brote”.

Los países endémicos de África, donde la viruela del mono siempre está presente, continuarán lidiando con el virus mientras salta continuamente de los animales silvestres a las personas.

Los estudios han demostrado que el problema está empeorando desde que finalizó el programa de erradicación de la viruela, ya que pocas personas menores de 50 años habrán sido vacunadas.

Lo único que lo detendría es una campaña de vacunación masiva, “pero hay un gran debate en África sobre si eso es apropiado o necesario”, asevera Hunter.

Protesta que busca mayor acción contra la viruela del mono.

Getty Images

¿Qué pasa si no lo contenemos?

La preocupación es que la viruela del mono podría convertirse en una presencia permanente en personas de todo el mundo y no solo en países con animales infectados.

Por el momento eso es en hombres que tienen sexo con hombres, pero cuanto más se prolongue el brote, más posibilidades tiene el virus de establecerse más ampliamente.

Ha habido casos aislados en niños y mujeres, pero estos no han desencadenado sus propios brotes en las aulas o los lugares de trabajo.

Sin embargo, los riesgos aumentan a medida que se le da tiempo al virus para infectar mejor a las personas. Hemos sido testigos de cómo evolucionó la covid y variantes como ómicron se volvieron mucho mejores para infectarnos.

“A menos que el virus cambie, personalmente dudo que se propague entre los niños o, en general, entre las personas que no tienen muchas parejas sexuales”, ilustra Balloux.

“Pero cuanto más larga sea la espera, mayor será el riesgo de que pueda cambiar”, dijo.

El otro problema es que la viruela del mono tiene la habilidad de infectar a una amplia gama de mamíferos, incluidas ardillas, ratas, lirones y monos en África.

Existe el peligro de que el virus pueda afianzarse en otros animales y comenzar a rebotar entre especies. El brote de viruela del mono de 2003 en EE.UU., que provocó 47 casos en seis estados, fue provocado por perros de las praderas como mascotas.

Abordar este brote de viruela símica es posible, pero cuanto más tiempo lo dejemos, más difícil se vuelve y mayor el riesgo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9ZIEc_MgImE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.