Tres bombas caseras fallaron durante ataque en San Bernardino, California
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Tres bombas caseras fallaron durante ataque en San Bernardino, California

Vestidos con ropa negra para ataques estratégicos y portando fusiles de asalto, Syed Rizwan Farook, un inspector de restaurantes del condado de 28 años de edad, y su esposa, Tashfin Malik, de 27, abrieron fuego en un centro de servicio social poco después de que él se fue de un banquete en el cual había estado participando.
AP
Por AP
3 de diciembre, 2015
Comparte
Autoridades investigan el lugar donde se llevó a cabo una balacera entre la policía y los sospechosos. // Foto: AP

Autoridades investigan el lugar donde se llevó a cabo una balacera entre la policía y los sospechosos. // Foto: AP

Los esposos que masacraron a 14 personas en un banquete de empleados dispararon hasta 75 cartuchos de fusil en el ataque, dejaron tres bombas caseras unidas y vinculadas con un dispositivo de control remoto que aparentemente falló y tenían más de mil 600 balas cuando fueron abatidos en su camioneta deportiva, informaron autoridades este jueves 3 de diciembre.

En su vivienda había 12 bombas caseras, herramientas para hacer más explosivos de ese tipo, y más de tres mil cartuchos adicionales de municiones, dijo Jarrod Burguan, jefe policial, en un lúgubre inventario a la mañana siguiente de la matanza que deja entrever que el baño de sangre del miércoles podría haber sido mucho peor.

Vestidos con ropa negra para ataques estratégicos y blandiendo fusiles de asalto, Syed Rizwan Farook, un inspector de restaurantes del condado de 28 años de edad, y su esposa, Tashfin Malik, de 27, abrieron fuego en un centro de servicio social poco después de que él se fue de un banquete en el cual había estado participando.

Cuatro horas después y a kilómetros de distancia, la pareja fue acribillada en su vehículo rentado en una intensa balacera con la policía. Durante el tiroteo ambos hicieron 76 disparos, mientras que los agentes les arrojaron unas 380 balas, señaló Burguan.

Fue la balacera masiva más letal en el país desde la tragedia escolar en Newton, Connecticut, hace tres años en la que fallecieron 26 niños y adultos.

Después de que el FBI asumió la investigación, las autoridades intentaban dilucidar por qué la pareja dejó atrás a su hija de 6 meses y se lanzó a realizar la masacre en esta ciudad del sur de California de 214 mil habitantes.

En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama tras reunirse con su equipo de seguridad nacional, dijo que es “posible que esto haya estado relacionado con el terrorismo”, pero las autoridades no están seguras de ello. Planteó la posibilidad de que se haya tratado de una disputa laboral o que haya habido diversos móviles.

Expertos policiales dijeron que los investigadores bien podrían concluir que los asesinos tenían más de una motivación.

Farook nació en Estados Unidos en una familia paquistaní, fue criado en el sur de California y llevaba cinco años como empleado del condado de San Bernardino, de acuerdo con las autoridades y personas que lo conocían. Las autoridades dijeron que Malik llegó a Estados Unidos con un pasaporte paquistaní y una visa de prometida en julio de 2014.

El almacén de bombas caseras, herramientas y municiones fue hallado en una vivienda en Redlands, a unos 11 kilómetros de la masacre en el Centro Regional Inland. Los investigadores dijeron que Farook y su esposa estaban mencionados en el acuerdo de arrendamiento, pero se desconoce si vivían allí.

Las autoridades federales indicaron que los dos fusiles de asalto y las dos pistolas utilizadas en la masacre habían sido adquiridos legalmente, pero no dijeron cómo fue que las armas terminaron en manos de los agresores.

La pareja ingresó al centro ubicado a unos 96 kilómetros al este de Los Ángeles alrededor de las 11 de la mañana y abrió fuego en un área de conferencias que las autoridades de salud del condado habían rentado para su banquete. Farook había asistido al evento, se fue y luego volvió.

Su compañero Patrick Baccari dijo que él estaba sentado en la misma mesa que Farook antes de que el joven desapareciera repentinamente y dejara su abrigo en su silla. Baccari indicó que, cuando la balacera comenzó, él se refugió en un baño y sufrió heridas menores a consecuencia de la metralla que perforó el muro.

La balacera duró unos cinco minutos, dijo, y cuando se vio en el espejo se dio cuenta que estaba sangrando.

“Si no hubiera estado en el baño, probablemente estaría muerto en el piso”, afirmó.

Baccari describió a Farook como un tipo reservado que no mostraba indicios de comportamiento inusual. Anteriormente este año viajó a Arabia Saudí, se ausentó de la oficina aproximadamente un mes y regresó con una esposa, agregó. Posteriormente se dejó crecer la barba.

La pareja dejó a su hija con unos parientes el miércoles por la mañana, y les dijeron que tenían una cita con el médico, dijo Hussam Ayloush, director general del Consejo Sobre Relaciones Estadounidenses-Islámicas, tras hablar con su familia.

Sus compañeros le dijeron al periódico Los Angeles Times que Farook era un musulmán devoto, pero no hablaba sobre religión en el trabajo.

Farhan Khan, que está casado con la hermana de Farook, le dijo a los periodistas que la última vez que habló con su cuñado fue más o menos hace una semana. Khan condenó los hechos de violencia e indicó que no tenía “ni idea” de los motivos por los que Farook haya decidido matar a otros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Odebrecht en Panamá: condenan en EU a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli por ayudar con los sobornos de la constructora

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares fueron sentenciados a tres años de prisión tras haber abierto cuentas y creado empresas ficticias para recibir sobornos de la constructora Odebrecht que, según dijeron, tenían como destino a su padre.
21 de mayo, 2022
Comparte

Dos hijos del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli fueron condenados este viernes en un tribunal de Estados Unidos por conspirar para recibir sobornos, supuestamente para su padre, por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares ya se habían declarado culpables del lavado de 28 millones de dólares que, según el abogado de Luis Enrique Martinelli, James Mac Govern, cometieron “por órdenes del padre”.

El juez Raymond Dearie emitió una condena de tres años de cárcel y dos más de libertad vigilada, una pena inferior a la que buscaba la fiscalía de entre nueve y 11 años.

Ya que habían estado detenidos en Guatemala y Estados Unidos desde hace casi dos años, los hermanos Martinelli solo tendrán que pasar 13 meses más en prisión.

El caso inició en 2016, cuando la compañía Odebrecht reconoció haber sobornado con más de 700 millones de dólares a funcionarios de varios países de América Latina para ganar contratos.

El expresidente Ricardo Martinelli no ha sido condenado por ningún delito, pero sigue bajo investigación en Panamá en un caso separado por presunta corrupción relacionada con Odebrecht.

El exmandatario ha rechazado las acusaciones en su contra.

“Para complacerlo”

Tras ser detenidos y acusados, los hermanos Martinelli Linares reconocieron haber creado cuentas bancarias y compañías ficticias para recibir los sobornos durante el mandato de su padre en Panamá (2009-2014).

En 2021, se declararon culpables de un cargo de conspiración de lavado de dinero.

Los hermanos Martinelli Linares en un tribunal de Nueva York

Reuters

“Realmente quería complacerlo, mantenerlo feliz, mantenerlo orgulloso (…) Eso no quiere decir que no soy responsable de mis acciones”, declaró en alusión a su padre Luis Martinelli, en la audiencia de sentencia en el tribunal de Nueva York.

Ricardo Alberto Martinelli también dijo que lamentaba sus acciones y esperaba que su declaración de culpabilidad ayudara a “establecer la rendición de cuentas” en Panamá.

Para los acusados fue “un resultado favorable, muy alejado de las excesivas pretensiones de los fiscales”, dijo el vocero del expresidente Martinelli, Luis Camacho.

La defensa había argumentado que los hermanos Martinelli no deberían pasar más tiempo detenidos porque habían actuado “por órdenes de su padre”, y ya habían pasado casi dos años detenidos en Guatemala y seis meses en Brooklyn.

Ricardo Martinelli

Reuters
El expresidente estuvo un tiempo prófugo, hasta que fue detenido en Miami y extraditado a Panamá.

El juez Dearie dijo que los dos hijos del expresidente habían mostrado durante el tiempo en que delinquieron una actitud “arrogante”.

No obstante, desestimó la petición de hasta 11 años de cárcel que había solicitado la fiscalía, la cual espera que haya un pago de 19 millones de dólares de los 28 millones implicados en el juicio por sobornos de los Martinelli.

Los casos por corrupción protagonizados por la firma Odebrecht han supuesto grandes escándalos y la apertura de procesos judiciales en Brasil, Perú, Panamá, Ecuador, Argentina, República Dominicana, Colombia y México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lJVnwcK0GNM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.