El comandante que investigó el multihomicidio en la Narvarte contaminó la escena del crimen

Huellas encontradas en el departamento de la colonia Narvarte pertenecen a Gustavo Xavier González Ángeles, "comandante en jefe" de la Policía de Investigación capitalina, una de las primeras autoridades que ingresaron a la escena del crimen y quien no garantizó la preservación de las evidencias del caso.

Caso Narvarte
El multihomicidio ocurrió el 31 de julio en la colonia Narvarte. Foto: Archivo Cuartoscuro
El l multihomicidio ocurrió el 31 de julio en la colonia Narvarte. // Foto: Cuartoscuro.
El l multihomicidio ocurrió el 31 de julio en la colonia Narvarte. // Foto: Cuartoscuro.
Según peritajes de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, el departamento de la colonia Narvarte donde fueron asesinadas cinco personas, el 31 de julio de 2015, fue contaminado por el mismo “comandante en jefe” que encabezó la investigación en sus primeras etapas, y quien, al ingresar a la escena del crimen, no garantizó su correcta preservación.

Tal como consta en el dictamen de dactiloscopia realizado tres días después del multihomicidio (del que Animal Político posee una copia), en este departamento se detectaron 17 huellas dactilares que pertenecen al menos a cuatro personas distintas a las víctimas y a quienes se asumió como presuntos involucrados en el crimen.

Gracias a la base de datos de presuntos delincuentes de la Subdirección de Identificación Humana de la PGJDF, el primer grupo de huellas se pudo vincular con Daniel Pacheco Gutiérrez, quien ya contaba con antecedentes penales y quien se convirtió en el primer detenido por su presunta participación en este homicidio múltiple.

Asimismo, se confirmó la presencia de huellas de dos cómplices, que hasta la fecha no han podido ser identificados, por lo que ya fueron inscritos en la misma base de datos de la Procuraduría capitalina.

En contraste, el cuarto grupo de huellas no fue identificado con la base de datos de presuntos delincuentes, sino con los registros del personal de la misma Procuraduría: eran las huellas de Gustavo Xavier González Ángeles, “comandante en jefe” de la Policía de Investigación capitalina, una de las primeras autoridades que ingresaron a la escena del crimen.

Tal como consta en el peritaje de la PGJDF, las huellas de este funcionario fueron ubicadas al menos “en la superficie externa de la puerta de acceso principal al departamento, por encima del mecanismo de seguridad del inmueble”, lo que “evidencia que las autoridades no garantizaron la preservación de las evidencias al iniciar su investigación, contaminándolas”, y comprometiendo así la integridad de dichas pesquisas, tal como consideró la abogada Karla Michelle Salas, integrante del equipo legal que da acompañamiento a las familias de las víctimas, consultada a este respecto.

Cabe destacar que los propios registros de personal de la Procuraduría capitalina demuestran que el comandante Gustavo Xavier González Ángeles no cuenta, en realidad, con formación policial profesional, a pesar de lo cual fue el encargado de arrancar las investigaciones del multihomicidio en Narvarte.

De hecho, el currículum de este funcionario, publicado por la PGJDF en su página de internet, señala que el comandante González Ángeles no tiene estudios de licenciatura en ningún área de conocimiento, sino que únicamente cursó una “carrera técnica” (es decir, de nivel bachillerato), de la que egresó como “técnico en plásticos”.

Este funcionario es “comandante” de la Policía de Investigación desde 2009, aún cuando desde ese año rige una norma que obliga a que los agentes de esta corporación cuenten con el título de “técnico superior universitario en investigación policial”.

En 2009, se dio la oportunidad para que aquellos integrantes de la extinta Policía Judicial que no contaran con estudios universitarios, los acreditaran mediante un curso policial de un año, al cabo del cual obtendrían su título de educación superior.

Siete años después de que se estableció tal requisito obligatorio para formar parte de lo que hoy es la Policía de Investigación, el comandante González Ángeles sigue contando únicamente con formación como “técnico en plásticos” a nivel bachillerato.

Aún así, González Ángeles no sólo encabezó las pesquisas del caso Narvarte al menos durante las primeras semanas después del hecho, sino que, en la actualidad, ostenta el cargo de “director de Investigación Criminal en Fiscalías Centrales” de la PGJDF.

Close
Comentarios