close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
ILO. International Labour Organization.

Exdirectora del Sistema de Seguridad acusa presunto acoso laboral; audio revela coacción para que renunciara

El acusado es un funcionario que ya tenía un antecedente por acoso laboral en Oaxaca en 2011; la CNDH había pedido que se le investigara.
ILO. International Labour Organization.
Por Arturo Angel
6 de enero, 2016
Comparte
// Foto: ILO. International Labour Organization.

// Foto: ILO. International Labour Organization.

“Mire… si usted no presenta la renuncia el licenciado ha dicho que hay una pérdida de confianza y no existe obligación de justificarla”.

Así fue como Laura Covarrubias, exdirectora de Área del Centro Nacional de Información, perteneciente al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se quedó sin trabajo la noche del 31 de octubre pasado, luego de que su jefe y director General Adjunto, Héctor Iturribarría, intentó que ella renunciara antes de despedirla.

Pero la conversación del despido, la cual fue grabada por la ahora exfuncionaria y entregada a Animal Político, fue el último capítulo de una historia que, de acuerdo con su denuncia, se caracterizó por un constante acoso laboral a partir de que ella quedó embarazada y que continuó luego del nacimiento de su hijo.

Reclamos por tomarse tiempo para la lactancia, hostigamiento por querer irse al término de su horario laboral, prohibición de que otros empleados le hablaran, exclusión de las juntas de directivos, esos son algunos de los ejemplos que Covarrubias dice haber padecido la mayor parte de este año.

La exfuncionaria señala como el principal responsable a Iturribarría, quien, de acuerdo con documentos que también fueron entregados a este medio, ya contaba con un antecedente de abuso laboral, cuando se desempeñó como jefe de la oficina del gobernador de Oaxaca en 2011.

Por ese caso existe un oficio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) , en el que expresamente se le pidió que cesara con estas acciones, luego de que la empleada afectada perdiera a su hijo. Además, la CNDH también había pedido que se indagara a Iturribarría por falsificación de documentos del IMSS. Hoy en día, sigue en su puesto en el SESNSP.

“Es algo que muchas compañeras más padecen dentro del Secretariado, pero soy la única que se ha atrevido a denunciarlo” dijo Laura Covarrubias.

El abogado experto en temas laborales Jorge Sales, titular del despacho Sales Boyoli, dijo tras haber leído la transcripción del despido de la funcionaria, que en efecto un servidor público de confianza puede ser despedido bajo el argumento de la perdida de dicha confianza pero lo que no puede hacerse es pedírsele que renuncien.

“Aquí hay una situación irregular porque se confunden dos cosas… si es cierto que un funcionario de confianza puede ser despedido sin justificación, es legal lo que no quiere decir que sea justo… pero forzar a que alguien renuncie nade puede hacerlo. Ahí lo que vemos es un tema de coacción…” indico el abogado en entrevista.

Por el caso de Covarrubias, la CNDH ya tiene una queja en integración mientras que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) le pidió a ese organismo medidas cautelares, tras considerar que se vulneraron las garantías individuales además de las laborales de la ex funcionaria.

Animal Político solicitó a la Secretaría de Gobernación, dependencia de la que depende el Centro Nacional de Información del SESNSP, un posicionamiento sobre el caso de la ex funcionaria y la situación de Iturribarría, así como una entrevista con este funcionario pero hasta el momento de esta publicación no ha habido respuesta.

// Foto: Especial.

// Foto: Especial.

Un año: del embarazo al despido

La función de la dirección que encabezaba Laura Covarrubias, de acuerdo a lo platicado por ella misma en entrevista, es coordinar que todas las entidades del país entreguen la información sobre incidencia delictiva para la elaboración de los reportes mensuales. Llegó a ocupar ese puesto en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad en 2013.

En agosto de 2014, Hector Iturribarría fue designado director General Adjunto del Centro Nacional de Información, por lo que se convirtió en el superior jerárquico de la funcionaria. Los problemas iniciaron apenas unas semanas después, en noviembre, cuando ella ya tenía cerca de siete meses de embarazo.

“Yo quería posponer lo más posible mi periodo de maternidad, pero seguía saliendo a las 9:30 de la noche cuando el horario en teoría terminaba a las siete. La gota que derramó el vaso es que yo le dije un miércoles que estaba muy cansada y el me dijo que también porque se había ido de viaje. Ahí decidí pedir mi licencia” señaló la ex funcionaria.

En febrero de 2015, Covarrubias regresó al trabajo. El día 11 de ese mes, según lo asentado en el expediente de la queja CNDH/6/2015/8868/Q, Iturribaría le comunicó que “por estar en su periodo de lactancia ya no se podía contar con ella” por lo que no participaría en las reuniones de directores. Desde ahí nunca más se le permitió ingresar más a una reunión.

Covarrubias narró que se tenía que encerrar media hora en su oficina para alimentar a su hijo (no existen lactarios), lo que generó molestias en el director que le pedía que no cerrara la puerta. Esta situación, dijo, le originó una tensión constante: “Simplemente me quedaba sin leche; no podía darle de comer a mi hijo muchas veces”.

El 11 de agosto de 2015, la directora le informó a su jefe que había terminado su periodo de lactancia, pero que deseaba irse en su hora de salida, pues quería pasar por su hijo. La respuesta de Iturribarría, según lo asentado en la queja fue que “si su prioridad era cuidar a su hijo las puertas estaban muy abiertas”.

“Finalmente yo si me iba a las 7 y media de la noche y todo el trabajo se dejaba listo pero era muy desgastante. Me fueron aislando, las secretarias me decían que tenían órdenes de no hablar conmigo. Nos cambiaron de oficina y a mí me colocaron en una sin ventilación, sin una ventana. Pedí un cambio pero me dijeron que al rato todos pedirían lo mismo”, añadió.

La situación continuó de la misma forma hasta que a las 7 de la noche del 30 de octubre, previo al fin de semana de puente por Día de Muertos, Covarrubias fue citada por su jefe. Fue ahí cuando se le indicó que debía renunciar o se le iniciará el proceso por pérdida de confianza, conversación que ella grabó en audio.

“Yo no firmé nada me salí de la oficina y una de mis subdirectoras me pasó mi bolsa. Cuando regresé a la siguiente semana los policías ya no me dejaron pasar. Me dijeron que les habían girado una circular de que ya no trabajaba ahí. Ya no pude ni sacar mi computadora” dijo.

Comisión: se violaron derechos; no fue el primer caso

Tras lo ocurrido, Covarrubias interpuso una serie de denuncias por acoso laboral y violación a sus derechos humanos, tanto en la CNDH —que el 20 de noviembre aceptó formalmente la queja e inició la investigación— así como en otras instancias como al Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).

El mismo 20 de noviembre la CEAV, a través de un oficio urgente del que este medio también tiene copia, pidió a CNDH medidas precautorias en favor de Covarrubias, tras considerar que se habían vulnerado sus derechos humanos y no solo los laborales.

“La discriminación y violencia que la señora Covarrubias ha sufrido, y continúa sufriendo, transgrede también sus derechos a la integridad personal y al libre desarrollo de la personalidad (…) durante la entrevista multidisciplinaria que se le practicó, manifestó que ha experimentado, entre otras cosas, insomnio, episodios de llanto y crisis nerviosa” indica el documento.

En ese contexto, la Comisión concluyó, tras un análisis “prima facie”, que las restricciones que padece la exfuncionaria para acceder a su lugar de trabajo y percibir un sueldo forman parte “del patrón de discriminación por motivo de género que la víctima ha venido enfrentando desde hace meses”.

El Órgano Interno de Control de la Secretaría de Gobernación, y el Área de Quejas y Responsabilidades del propio SESNSP también abrieron expedientes de investigación, luego de las quejas presentadas por Covarrubias.

“Pero hasta ahora no ha pasado nada. El secretario del Sistema Nacional, Felipe Muñoz, me propuso reinstalarme en otra área pero eso ya quedó en el vacío, porque el se acaba de ir. Seguramente vamos a iniciar una demanda porque yo sigo sin trabajo de una forma totalmente injusta” dijo.

Cabe señalar que Héctor Iturribarría, jefe de Covarrubias y señalado por esta como el principal instigador del acoso ya contaba con un antecedente por un caso similar en Oaxaca, en donde la víctima María Elena López Betrón, perdió a su hijo a los cinco meses de embarazo.

Por este hecho la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió la Recomendación 25/2011. La víctima narró que Iturribarría, quien ocupaba el cargo de jefe de la Oficina de la Gubernatura, le dijo expresamente que tenía que presentar su renuncia luego de que había perdido a su hijo.

La propia CNDH abrió el expediente CNDH/2/2011/10278q relacionad con este caso y emitió un oficio, del que Animal Político tiene copia, donde expresamente pidió al gobierno de Oaxaca que actuara para que Iturribarría “cesara las acciones de hostigamiento laboral y represalias” en contra de la víctima.

Además solicitó a la contraloría de ese estado que se abriera una investigación en contra de Iturribarría por haber obtenido información de seguridad social de carácter privado de la víctima a través del IMSS.

“Creo que hubo una falsificación de documentos y al final lo exoneraron. Entonces, ¿qué me puedo esperar yo? Que no me dejaron ni recoger mi computadora. Que al rato fabriquen documentos donde digan que yo no hice mi trabajo y justifiquen lo que me hicieron” dijo Covarrubias.

// Foto: Especial.

// Foto: Especial.

Hubo actos indebidos: experto

El abogado experto en temas laborales Jorge Sales consideró que la forma en cómo se buscó la renuncia de Covarrubias fue irregular, pues si bien los trabajadores de confianza pueden ser despedidos bajo el argumento de la pérdida de esa confianza, no se les puede incitar a que ellos sean los que renuncien.

La renuncia debe ser un acto libre y voluntario, de tal forma que cuando hay una coacción en cualquiera de sus modalidades en donde se pretende que el trabajador firme su renuncia, ahí hay actos indebidos del patrón con independencia de que sea el mismo gobierno. Nada justifica que se le pida al empleado que firme así su renuncia” dijo el litigante, tras escuchar la transcripción del despido de la exdirectora del Centro Nacional de Información.

Sales precisó que lo que permite el marco legal es terminar la relación laboral sin más con un servidor público de confianza prácticamente en cualquier momento, pues constitucionalmente no tienen el derecho de estabilidad en el empleo del que si gozan por ejemplo trabajadores sindicalizados o los que se desempeñan en la iniciativa privada.

Incluso, el abogado explicó que no existe la obligación de acreditar la pérdida de la confianza de un trabajador siquiera en un proceso.

“Nuestra firma ha sostenido a lo largo de los años que el que sea legal no quiere decir que sea justo. Es evidente que la legislación da un trato de trabajadores de segunda a los empleados del gobierno federal. Se argumenta que esto es para velar por la administración pública pero desde la óptica del trabajador es un trato desolador” señaló.

En este contexto, Sales prefirió no profundizar sobre la ruta legal que podría seguir Covarrubias luego de su separación del trabajo, pero señaló que una de las vías puede ser la del amparo por la violación al derecho constitucional al trabajo.

Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla)

// Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla)

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

‘Alguien respondió al teléfono de mi hermano: la historia de amistad tras la muerte de un familiar

Ruth Murray enviaba mensajes al teléfono celular de su hermano fallecido porque quería mantenerse conectada a él. Hasta que una persona extraña respondió.
11 de octubre, 2019
Comparte

Cuando un ser querido muere, para muchas personas es difícil dejarlo ir y algunas intentan mantener una conexión de cualquier manera.

Hay quienes visitan una tumba, publican mensajes en Facebook o incluso envían mensajes de texto al teléfono del fallecido.

Ese fue el caso de la estadounidense Ruth Murray que, durante seis meses, encontró consuelo enviando mensajes de texto al número de teléfono que pertenecía a su hermano Mike, en una forma de mantenerse cerca de él después de su muerte.

La mujer de 36 años de Minneapolis, Estados Unidos, nunca esperó una respuesta, era solo su forma de mantenerse conectada con su hermano mayor.

Así que a fines de septiembre, cuando su teléfono sonó con un mensaje desde el número que había agendado por años como “brothaboo” (un apodo cariñoso que tenía para Mike), se le hizo un nudo en el estómago.

Ella le había enviado un mensaje de texto unas horas antes diciendo: “Te extraño mucho. Dios. Qué demonios”.

Pero una desconocida, Amber Leinweber, de 32 años, de Oshkosh, Wisconsin, resultó ser un regalo del cielo para que Ruth se desahogue.

Cuando Amber se dio cuenta por lo que Ruth estaba pasando, le dijo que le “enviara un mensaje de texto en cualquier momento que lo necesitase”, y agregó: “Sé que no nos conocemos, pero (no) me importa ser tu consuelo”.

Desahogo

Por casualidad, Amber Leinweber recibió el viejo número de Mike cuando sus jefes le dieron un teléfono de trabajo.

Al principio pensó que los mensajes de texto que recibía eran de un teléfono perdido.

Ruth explica que su hermano sufrió una sobredosis de heroína en marzo que lo mató.

“Había luchado contra la adicción durante 12 años y aunque no había consumido durante tres meses, recayó y falleció a los 37 años”, le dijo a la BBC.

Estábamos muy unidos y nos enviábamos mensajes de texto todos los días. Me llamaba ‘sisterboo’. Si tenía una broma que contarle o un recuerdo que quisiera compartir o simplemente comunicarme con él, le enviaba un mensaje de la misma manera como antes de morir”.

Ella no esperaba que su número fuera reasignado tan rápido y cuando Amber le envió un mensaje por primera vez, Ruth tuvo que salir de donde estaba y buscar un lugar para llorar.

Sin embargo, cuando Ruth publicó el intercambio de mensajes en la red social Reddit, se sorprendió por la gran repercusión que tuvo, con más de 80.000 reacciones positivas y 800 comentarios.

Una mujer se tapa la cara con un teléfono en la mano (imagen ilustrativa)

Getty Images
Para muchas personas, el teléfono es una forma de seguir conectados con los seres queridos que ya no están. (Imagen ilustrativa)

Personas de todo el mundo comentaron que también contactarían con sus seres queridos a través de mensajes de texto, Snapchat, Facebook y otros medios electrónicos.

Camille Sharrow-Blaum de Michigan fue una de las que respondió. Publicó que su amiga Jenny había muerto de cáncer el año pasado a los 27 años, pero ella seguía comunicándose con ella.

Su esposo sigue pagando la cuenta de su teléfono celular para que todos podamos enviarle un mensaje de texto. Lo mantiene cargado en un cajón y nunca mira los mensajes, pero sabe que somos cinco en un chat grupal y no podemos soportar comenzar una nueva vida sin ella”.

Ella le dijo a la BBC que el grupo todavía sentía que Jenny era una parte clave en sus vidas y que querían compartir cosas con ella.

“Sienta bien que nuestras conversaciones continúen con ella en el chat grupal, lo hace sentir como un línea directa con Jenny. Nos ayuda a recordarla, no importa hace cuánto tiempo se haya ido”.

“Pequeñas cosas”

Jaclyn Schwartz de Texas también siguió pagando la línea telefónica de su esposo Jason después de su muerte por insuficiencia orgánica múltiple en 2017.

Le permite enviarle mensajes de texto, ver las imágenes que él tomó y las conversaciones con otras personas.

Hace que parezca que no está tan lejos cuando lo extraño“, describió.

“Usar ese teléfono era una parte tan común de su día… Y cuando pierdes a alguien, las pequeñas cosas pueden desaparecer muy rápido. Cómo olía su cabello o la forma en que caminaba un poco torpe en chancletas o la manera en que me hacía enojar por no eliminar ningún correo electrónico, ni siquiera el correo basura”.

“No quiero perder esas pequeñas cosas. No tengo prisa por apagarlo”, aseguró.

Jaclyn y su esposo fallecido Jason.

Jaclyn Schwartz
Jaclyn Schwartz también le envía mensajes al teléfono de Jason, su esposo fallecido.

Y Jessica Allen, de London, Ontario, escribió a los usuarios de Reddit: “Enterramos a mi hermano con su teléfono, para que pudiéramos enviarle un mensaje de texto. Mis padres lo pagaron durante unos meses y luego dejaron de hacerlo. Finalmente, un año después alguien obtuvo el número”.

Jessica le contó a la BBC que su hermano Brad se suicidó en 2007 cuando tenía 18 años y que había sido importante para la familia mantener esa conexión a través del teléfono. Cuando se reasignó el número, Jessica dijo que fue difícil ya que marcó otra pérdida.

Dar espacio a la muerte

Andrea Warnick es psicoterapeuta en Toronto, Canadá, y se especializa en terapia de duelo.

No le sorprende la necesidad de que las personas se mantengan en contacto con amigos y familiares fallecidos a través de sus teléfonos y redes sociales: “Existe una profunda necesidad humana de mantenerse conectado con los muertos”.

La experta indica que, a lo largo de la historia, era en estos momentos cuando las instituciones religiosas y espirituales intervenían y ofrecían rituales.

“La mayoría de las personas que se involucran en esto no esperan una respuesta. Es solo un medio de comunicación. Muchos de nosotros no tenemos los rituales o tradiciones que solían ser la fuerza guía en estos tiempos“, explicó.

Según Warnick, es perfectamente saludable querer mantenerse en contacto, sin embargo, cuando los números cambian de dueño, existe el riesgo de que sentirlo como una muerte adicional.

Añadió que es importante para los desconsolados dar espacio para la muerte en sus vidas.

Un tablero ouija.

Getty Images
Aquellos que perdieron a un ser querido han recurrido tradicionalmente a la espiritualidad para contactar a los muertos, dice la psicoterapeuta Andrea Warnick.

Ruth reconoció que sintió consuelo por la reacción y que quería conocer a Amber en persona para agradecerle su gesto, especialmente después de descubrir que su esposo jugaba en los mismos círculos de póker que su hermano.

Creo que se suponía que debía obtener ese número. Es más que una coincidencia que me lo dieran. Cuanto más hablamos sobre los mensajes, más nos dimos cuenta de que teníamos mucho en común”, dijo por su parte Amber.

Y se mostró un poco desconcertada sobre por qué estos mensajes “explotaron” en Reddit al recibir numerosos comentarios.

¿Cuándo es que un ser humano compasivo se convirtió en algo excepcional?“, se preguntó.

“No me costó nada responder. La gente se obsesiona con tratar de decir lo correcto en este tipo de situaciones, pero a veces las personas solo necesitan poder desahogarse o decir lo que necesitan y seguir adelante”, reflexionó.

“No necesitan consejos sobre cómo llorar. Solo necesitan espacio. No se necesita nada para prestarle atención”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=i51p0XnK3h4

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.