Las fotomultas duplican las quejas de los conductores en el DF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Arturo Ángel (@arturoangel20)

Las fotomultas duplican las quejas de los conductores en el DF

Las quejas y aclaraciones aumentaron 100% en los módulos de infracciones; además ciudadanos no pueden hacer válido el descuento porque las multas llegan vencidas.
Arturo Ángel (@arturoangel20)
Por Arturo Ángel
12 de enero, 2016
Comparte

El lunes 4 de enero Genaro Manzanares encontró debajo de su puerta un sobre con una infracción de tránsito. La multa era por pasarse la luz roja de un semáforo, al reverso venían dos fotografías no más grandes que la estampa de un álbum, en donde se ve un coche – que por la distancia y lo oscuro de la imagen es difícil describir – cruzando la calle.

Pero lo que más llamó la atención del señor Manzanares era que la infracción se había cometido el 11 de noviembre y la multa vencía el 30 de diciembre, es decir, cinco días antes de que siquiera la recibiera.

El retraso en la entrega le hizo imposible descargar de la página de la Secretaria de Finanzas el formato de pago, dado que la línea de captura estaba vencida, además de que lo dejó sin el derecho al descuento de 50% si la infracción se paga en el primer mes.

Lee aquí: Una hora en Facebook para resolver tus dudas sobre el reglamento de tránsito.

Otro caso fue el de José Luis Carapia, quien el 6 de enero recibió una fotomulta vencida desde el 12 de diciembre. El conductor se quejó de que en las fotografías de su sanción, por supuestamente invadir la línea de cruce peatonal, no se distingue esta situación pues la foto no es de frente ni paralela al coche, sino tomada desde varios metros detrás y opaca.

Estos son dos ejemplos de las múltiples quejas que el jueves 7 de enero llegaron al módulo de aclaraciones sobre infracciones de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), que ha duplicado sus actividades desde que iniciaron las fotomultas. El común denominador fue el envío de infracciones vencidas, junto con fotos en las que en algunos casos ni siquiera se distingue la placa.

Las fotomultas iniciaron operaciones en diciembre pasado, cuando el gobierno del Distrito Federal subrogó esta tarea a la empresa Autotraffic, la cual es responsable tanto de la operación de las cámaras como de la impresión y entrega de las boletas de sanción.

El subsecretario de Control de Tránsito de la SSPDF, Fernando Badillo, dijo que los retrasos que se han presentado obedecen a una saturación en el área de validación de cada imagen que hace la policía, por lo que se incrementará el personal. En cuanto a la pobre nitidez en las fotos consideró que puede deberse a deficiencias de luz o de la impresión.

Ante esta situación, la Secretaría tiene en marcha una estrategia que entre otras cosas contempla renovar el plazo de vigencia de las multas vencidas de 30 a 60 días para que la gente pueda pagar. Además, los casos en donde existe duda con las fotos son admitidos a revisión.

Para los que tengan dudas, Animal Político realizará este martes 12 de enero a las 7 pm una sesión de preguntas y respuestas en Facebook sobre el Reglamento de Tránsito, con la responsable del Nuevo Modelo de Movilidad de la ciudad, Laura Ballesteros.

Se duplican quejas

El subdirector de Infracciones de la SSPDF, Jesús Briones González, reconoció  que a partir del funcionamiento pleno del nuevo mecanismo de fotomultas en noviembre del 2015, la carga de trabajo se ha duplicado en el módulo de aclaraciones de multas.

“La gran cantidad de gente que viene ahora es por lo del tema del radar y las fotomultas. Es el auge que tenemos. Andábamos entre 100 a 120 atenciones diarias de lunes a viernes, pero ahorita andamos de 200 a 220. Esto a raíz de que las fotomultas están comenzando a llegar a los domicilios” dijo en entrevista con Animal Político.

Briones explicó que los casos más comunes que están atendiendo son los relacionados con fotomultas que llegaron de forma tardía, situación que impide que pueda descargarse el formato de pago. También hay casos en donde la multa ni siquiera llegó al domicilio, así como dudas de conductores en cuanto a las fotografías, o errores de captura en las mismas.

Animal Político acudió al módulo de infracciones de la dependencia ubicado en el edificio sede de la SSPDF en la colonia Juárez y se verificó que de aproximadamente 50 personas que acudieron entre las 11am y 3pm, más de la mitad eran por quejas de retraso en las fotomultas.

“No me estoy negando a pagar los 175 pesos pero me inconformé porque me llegó antier (4 de enero) debajo de mi puerta con un talonario y resulta que  mi infracción estaba vencida el 31 de diciembre y el hecho ocurrió el 19 de noviembre” dijo el señor Juan Carlos Peña, a quien le levantaron la fotomulta por invasión de la línea peatonal.

Otro caso fue el de Gerardo Bata. “No pude imprimir el formato porque la infracción me llegó vencida. Marqué a la Secretaría de Finanzas como 40 veces hasta que me dijeron que no podían hacer nada, que lo tenía que ver con la policía”.

Junto con el retraso en la multa el otro problema  más común era lo oscuro o borroso de varias de las fotomultas, situación que contrasta con las fotos de los radares de velocidad en donde las imágenes son más nítidas.

“Todo sistema es perfectible Pero a mí no me queda claro que este que aparece aquí sea mi coche o que esté haciendo yo algo mal. La señorita del módulo dice que me quedé parado en la mitad (del paso peatonal) pero eso no se ve bien” dijo Agustín García.

Cabe señalar que pese al inconveniente con las imágenes la mayoría de los automovilistas que se presentaron al módulo dijeron estar de acuerdo en pagar las multas que iban de 175 a 350 pesos con el descuento del 50 por ciento, por lo que la principal molestia es que las mismas llegaran vencidas.

¿Qué se puede hacer?

La “buena noticia” para los automovilistas es que ante los problemas más comunes que se están presentando con las infracciones, la SSPDF diseñó un esquema que facilita la resolución de los casos, sin necesidad de recurrir a una impugnación en tribunales.

En el caso de las multas que están llegando tarde, basta que la gente lleve la sanción tal cual le llegó para que se haga una revisión que toma dos minutos y se habilite un nuevo periodo de 30 días de pago para la sanción. De acuerdo con el subdirector de infracciones, en un plazo de uno a tres días la gente ya puede volver a bajar su multa con el descuento incluido.

En el caso de que la multa no haya llegado al domicilio pero aparezca en la página de consulta de la policía por ejemplo, en el módulo se hace la consulta y se ordena la emisión de la boleta de sanción con un nuevo plazo de pago actualizado -descuento incluido-. Esto en un periodo de 24 horas.

Por otra parte, en las situaciones donde los conductores no están de acuerdo con lo que se ve en la foto o de plano lo que aparece no corresponde a su vehículo, en el módulo se llena un formato de revisión mediante el cual, en un periodo de cinco días se analiza en el banco de datos la información y se da una respuesta al conductor.

“Nosotros tenemos los archivos digitales y entonces hacemos los acercamientos y nos damos cuenta cual es la placa en la que tiene la infracción. En la boleta es una foto pequeña pero en el sistema es de un tamaño considerable” dijo el funcionario.

Todos los servicios mencionados son gratuitos y los conductores solo tienen que presentar en el módulo con copia de su licencia y de su tarjeta de circulación. Si la persona que va a hacer el trámite no es la propietaria del auto basta con una carta poder simple para que pueda llevarse la atención. En este link se puede conocer la dirección del módulo y otros datos.

Pese a que por momentos la cantidad de gente fue considerable, este medio verificó que la atención por persona no superó más de diez minutos y la gente se expresó satisfecha por la atención recibida. ”Yo creo que somos tantos que ya saben cómo solucionar todo” dijo el señor Juan Carlos Peña

En caso de que el conductor no quede aun conforme con una resolución de su multa, en el módulo se puede tramitar una copia certificada de la infracción y que es el requisito que se pide en el tribunal administrativo.

Un conductor de motocicleta narró que llevó al tribunal un caso hace unos meses por una multa de invasión de carril confinado. Tras dos meses el tribunal falló a su favor y se ordenó a la tesorería capitalina que se le devolviera el dinero que pagó de la infracción.

Incrementarán personal; sistema divide opiniones

Fernando Badillo, subsecretario de Tránsito, dijo que el retraso que se ha presentado en la entrega de las fotomultas obedece a un proceso de sanción que se está perfeccionando y cuya responsabilidad no recae necesariamente en Autotraffic o en Correos de México.

Es un sistema, detalló el funcionario, que por primera vez se pone en marcha en conjunción con una empresa privada y que incluye varias etapas que con específicos como por ejemplo, la validación que tiene que hacer la policía de cada una de las fotos para determinar en donde existe una infracción y en donde no.

“Esto viene del proceso y de la cantidad de captaciones (fotos). Si yo no tengo el personal suficiente para procesar se me va a retrasar la validación y por ende se me retrasa la impresión y se me retrasa la dispersión. Es un proceso muy puntual que además se nos juntó con los radares, por lo que estamos enriqueciendo con más gente el área  de validación” dijo el jefe de los policías de tránsito.

En cuanto al tema de las fotografías de mala calidad en las fotomultas, Badillo dijo que puede deberse a un tema de iluminación en el área o de enfoque, o incluso a una deficiencia en a impresión, pero reiteró que todos esos casos pueden ser revisados para que los infractores no tengan dudas.

Sobre el sistema de fotomultas, los conductores que acudieron al módulo expresaron opiniones divididas. Enrique García dijo por ejemplo, que es un sistema que se aplica en varias ciudades y que además contribuye a reducir el riesgo de corrupción por lo que está de acuerdo. Otros por el contrario, expresaron una opinión negativa.

“Hay que pagar porque no queda de otra pero creo que el sistema podría ser mejor. Para la luz roja por ejemplo deberían mandar un video breve por correo o un sitio donde pudiéramos verlo. Dos fotos que apenas se ven no me dicen nada. No se me hace justo” subrayó Gerardo Bata.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Pescorea": la llegada masiva de coreanos que transformó una ciudad en el norte de México

Un boom industrial en un pequeño municipio cerca a Monterrey atrajo a miles de coreanos que han creado una comunidad lejos de su tierra natal.
8 de diciembre, 2021
Comparte

“Antes de que llegaran los coreanos esto era desértico, no pasaba nada, ni las lagartijas querían pasar por aquí”.

Así describe Juana María Arciniega cómo era el municipio de Pesquería antes de que arribaran de miles de coreanos a esta zona del área metropolitana de Monterrey, en el estado de Nuevo León, norte de México.

Juana María tiene un puesto de venta de ajo a la orilla de la carretera que comunica a Monterrey con Pesquería.

A cada lado de la vía hay grandes fábricas y bodegas. Por la carretera pasan camiones a toda velocidad y a pocos metros, en un terreno arenoso, está el pequeño quiosco de madera de Juana María, con un aviso que anuncia “Ajo negro natural”.

El aviso está escrito en español y en coreano.

Ajo negro

Carlos Serrano/BBC Mundo
Juana María Arciniega (izq.) vende ajo negro a orillas de la carretera de Pesquería.

“He leído que a los coreanos les gusta el ajo negro, aquí en Pesquería hay muchos coreanos, entonces hay que venderlo”; dice el hijo de Juana María, quien mandó a hacer el aviso usando el traductor de Google.

A partir de 2014, un boom industrial comenzó a atraer a tantos coreanos a Pesquería, que los mexicanos comenzaron a llamarle Pescorea.

Con esa palabra se refieren a los cambios que comenzaron a notar en varias zonas, no solo de Pesquería, sino de otras ciudades del área metropolitana de Monterrey, como Apodaca y San Pedro.

En BBC Mundo viajamos a Nuevo León para conocer el fenómeno de “Pescorea”, y a los coreanos que crearon una comunidad a miles de kilómetros de su tierra natal, con una cultura y costumbres muy distintas, y en algunos casos sin saber español.

Monterrey

BBC
En el área metropolitana de Monterrey es fácil encontrar avisos escritos en coreano.

Entre ellos nos encontramos con una joven youtuber con millones de seguidores que hace humor con las diferencias culturales de ambos países; comerciantes que aprovechan el auge de las series y la música coreana para vender sus productos, y emprendedores que vieron en México la oportunidad de tener por fin su propio negocio.

Personas como ellos han contribuido a que en los últimos años, en el área metropolitana de Monterrey se note la influencia coreana con tiendas, restaurantes, escuelas, peluquerías, iglesias y puntos de encuentro donde estos migrantes construyen su nueva vida.

De Pesquería a Pescorea

“Yo llegué en el 2016 porque recibí una oferta de trabajo en Kia México, y no dudé en aceptarla porque iba a ser una gran oportunidad para mi y mi carrera profesional”, le dice a BBC Mundo Jin Ju Jung, una empleada de la compañía automotriz.

Aviso en coreano

BBC

La historia de Jin Ju Jung o Camila, su nombre en México, es muy parecida a la de otros coreanos que desde 2014 llegaron a Pesquería a trabajar en la construcción y puesta en marcha de esta fábrica de automóviles coreana.

La planta es un gigantesco complejo que ocupa un área equivalente a 700 campos de fútbol.

Ahí dentro se respira un aire futurista, con veloces máquinas de última tecnología que contrastan con el ambiente modesto y apacible que se vive a solo 10 minutos en el centro de Pesquería, donde parece que el tiempo se detuviera bajo el calor del mediodía.

Junto a Kia, a Pesquería llegaron compañías constructoras, proveedoras de insumos y de ingeniería que generaron miles de empleos.

De esa manera, el área rural de Pesquería comenzó a transformarse en un gigantesco eje industrial, con fábricas que ocupan lo que antes eran terrenos deshabitados.

En 2020, la población de Pesquería fue de 147.624 habitantes, lo que representa un crecimiento del 608% respecto a 2010, según el portal oficial DataMéxico.

Entre 2018 y 2020, Pesquería fue el municipio que atrajo mayor inversión extranjera directa, incluso más que la Ciudad de México, según la Secretaría de Economía del Gobierno Federal.

Gran parte de ese crecimiento poblacional y económico se debe a la llegada de las empresas coreanas y de otros países a la zona, muchas de ellas relacionadas con la industria automotriz.

Camila

Carlos Serrano/BBC
Camila llegó a México como parte de la oleada de “Pescorea”

En septiembre de 2015, el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que durante ese año hubo un flujo de cerca de 8.000 coreanos en Nuevo León.

Según Daniel Lee, vicepresidente de la Asociación de Coreanos de Nuevo León, se estima que hoy en el estado viven unos 3.000 coreanos.

Una nueva vida

“Para mí, llegar a México fue volver a respirar“, le dice a BBC Mundo Sujin Kim, más conocida como “Chingu amiga”, una youtuber, instagramer y tiktoker con millones de seguidores en sus redes.

En sus videos, Sujin muestra cómo es vivir siendo coreana en México, mostrando las cosas que le llaman la atención y explicando las diferencias culturales entre ambos países.

Sujin llegó a Monterrey en 2017, como parte del fenómeno “Pescorea”. Al principio trabajaba para una compañía coreana, pero luego se dedicó a enseñar coreano y a sus redes sociales.

Sujin cuenta que salió de Corea porque el estilo de vida de su país la sometía a mucho estrés y “presión mental”.

“Estuve enferma durante casi un año, no podía ni comer, no podía hacer físicamente nada”.

“Crecí escuchando que no podía dormir más de 3 horas, ni salir con mis amigas porque debía estudiar”, dice.

“No quería vivir siempre compitiendo”.

Para Sujin, llegar a México fue comenzar “una segunda vida”.

A sus 30 años, dice que aquí vive más tranquila.

Aviso en coreano

BBC

Desde su apartamento graba y edita los videos para sus redes y combina su labor de creadora de contenido como profesora de coreano en una universidad.

“Con el fenómeno de “Pescorea” llegaron muchos coreanos, muchos se fueron pero muchos como yo nos quedamos porque nos gustó la cultura”.

“La cultura de aquí cuadra mucho más con mi personalidad, soy coreana pero de corazón latino“, dice Sujin sonriendo.

Ambiente coreano

En el área metropolitana de Monterrey es fácil notar la influencia coreana impulsada por el fenómeno “Pescorea”.

“Uh… pero si aquí casi no hay coreanos”, nos respondió en tono irónico una empleada en el aeropuerto cuando le contamos qué hacíamos en la ciudad.

Apodaca

BBC

Un taxista nos contó que cuando trabajaba como ingeniero aprendió algunas palabras en coreano ante la llegada masiva de colegas de ese país.

En la vía que conecta a Apodaca y Pesquería es fácil encontrarse negocios que tienen sus avisos en coreano, como peluquerías, supermercados, restaurantes, agencias de viaje, academias de idioma coreano y de taekwondo, tiendas de cosméticos y oficinas de abogados.

En Guadalupe, otro municipio del área metropolitana, hay una iglesia evangélica para la comunidad coreana. Y junto a la iglesia, está la escuela para niños coreanos.

Aviso en coreano

BBC

El béisbol es un deporte muy popular en Corea, y en Monterrey los coreanos tienen su propio equipo en el campeonato local.

“Los letreros cambiaron de estar en español a coreano, era como si ya no estuvieras en territorio mexicano“, le dice a BBC Mundo Claudia Delgado, una joven estudiante que trabaja en un supermercado de productos coreanos en Apodaca.

En esta tienda, que está junto a un salón de belleza y un restaurante coreanos, se venden productos típicos de ese país, desde el kimchi hasta las sopas prefabricadas y el soju, un popular licor coreano.

Supermercado coreano

BBC

El impacto que han tenido películas como Parásito, las telenovelas coreanas y el K-pop, han despertado un interés de los locales por los productos de ese país.

“Muchos mexicanos vienen aquí por las series de Netflix”, le dice a BBC Mundo Alejandra Kim, empleada del supermercado coreano, en el que de fondo suena música del grupo BTS.

“Les da curiosidad probar a qué sabe esa comida que ven”.

Algo similar pasa con las tiendas de cosméticos coreanos, especializadas en la K-beauty, como se le conoce a las rutinas de embellecimiento de Corea del Sur.

Productos de belleza

BBC
Los productos de belleza coreanos se han vuelto muy populares.

Los videos musicales de las bandas coreanas y las series en las que se ve a los actores con una piel muy bien cuidada, atraen a clientes mexicanos, según le dice a BBC Mundo Kim Sung-Il, un emprendedor coreano que llegó a Monterrey hace cuatro años a trabajar con una compañía coreana y ahora tiene una tienda de cosméticos.

En Pesquería, junto a un restaurante coreano hay un taller mecánico, ambos propietarios son coreanos que vieron en este lugar la oportunidad de tener su propio negocio.

Pali pali vs “ahorita”

Varios de los coreanos con los que conversamos coinciden en que uno de los aspectos que más les costó descifrar a su llegada a México es la noción del tiempo.

Misa coreana

BBC
La misa dominical es un punto de encuentro para la comunicad coreana en Monterrey.

En Corea es muy común la expresión “pali, pali” que significa “rápido, rápido” o “date prisa”.

“La práctica de pali-pali no es simplemente parte de la vida diaria de los coreanos; la rapidez está profundamente arraigada en sus mentes como un valor básico”, según explica el antropólogo Kim Choong-soon en el libro Way Back into Korea (Camino de regreso a Corea).

“Gracias a esta cultura de la prisa, Corea del Sur pudo lograr un tremendo progreso económico y una industrialización en un período muy corto de tiempo”, dice el experto, citado en un artículo de BBC Future sobre la cultura coreana.

Clases de Taek Wondo en Monterrey

Carlos Serrano/BBC Mundo
Los coreanos han traído su cultura a México

“Como nuestra cultura es tan competitiva, tenemos que movernos más rápido que los demás”, dice la youtuber Sujin, que habla bien español, pero lo hace tan rápido que por momentos cuesta entenderle algunas palabras.

Por su parte, Camila sostiene que a “los coreanos les gusta hacer todas las cosas muy rápido, siempre están muy apresurados“.

“En cambio aquí he aprendido a disfrutar un poquito más mi día, tomarme mi tiempo“, dice.

Y en el extremo contrario de “pali, pali”, está el muy mexicano “ahorita”, algo que a Sujin y a Camila les costó entender.

Cocineras

BBC
En el restaurante coreano de Pesquería, un grupo de cocineras mexicanas prepara comida coreana.

“Para los coreanos, ‘ahorita’ significa ‘en este momento’, pero aquí en México puede ser en 5 minutos, en media hora, en un día, en una semana…me sentía muy confundida“, dice Camila.

“Ahora cuando me dicen “ahorita”, ya sé que tengo que esperar”.

Por su parte, Sujin dice que ya aprendió que “ahorita” significa que sucederá “en algún momento antes de morir”.

Y a esas diferencias culturales muchas veces se les suma la barrera del idioma.

“Quieren todo rápido y te hablan en un español muy limitado, entonces uno queda como ‘quiero hacerlo pero no te entiendo”, dice Claudia, quien maneja las redes sociales del supermercado coreano.

Empleada del supermercado coreano

Carlos Serrano/BBC Mundo
Claudia dice que a veces es complicada la comunicación con sus jefes coreanos, pero encuentran la manera de entenderse.

Eréndira Guadalupe Gutiérrez, una de las cocineras en un restaurante coreano en Pesquería, nos contó que como su jefe no habla español, la única manera de comunicarse con él es utilizando el traductor de su celular.

¿Volver?

Hoy “Pescorea” significa más que un fenómeno migratorio.

Para quienes llevan varios años viviendo en el área de Monterrey, vivir ahí significa extrañar un lugar al que no saben si volverán.

Aviso en coreano

BBC

“A mi mamá le dije que iba a regresar en dos años, pero ya llevo cuatro años aquí”, dice Sujin.

“Sería un poco difícil volver a Corea, pero tengo a mi familia y amigos ahí, entonces va a ser una decisión difícil”.

Los coreanos con los que conversamos coinciden en que se sienten muy bien acogidos por los mexicanos.

“He escuchado que la cultura asiática en algunos países no es tan agradable para algunas personas, en las noticias también he visto que desde que comenzó esta pandemia tanto en Estados Unidos como en Europa algunos asiáticos fueron golpeados“, dice Camila.

Alejandra Kim.

Carlos Serrano/BBC Mundo
“Soy mexicoreana”, dice Alejandra Kim.

“Acá en México no hemos tenido ningún tipo de racismo… lo contrario, una sincera aceptación y es algo que estoy muy segura que todos o la mayoría de los coreanos estarían de acuerdo conmigo”.

Así, lo que comenzó como una migración impulsada por la industria y los negocios, hoy se ha convertido en una pequeña diáspora que mezcla ambas culturas.

“Si a mi me preguntan si soy mexicana o soy coreana, yo digo que soy mexicoreana“, dice Alejandra Kim, empleada del supermercado.

“No soy ni mexicana 100%, ni 100% coreana, como ‘Pescorea'”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Vb2BfBrB1MQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.