La española que pide a México que encuentre a su tío abuelo víctima del franquismo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Amnistía Internacional

La española que pide a México que encuentre a su tío abuelo víctima del franquismo

Anaïs Huerta denunció ante la PGR la desaparición forzada de su tío en España durante la Guerra Civil, hace 80 años. Activistas dicen que si México atrae el caso, puede abrir un precedente en la investigación de miles de desapariciones forzadas en el país.
Amnistía Internacional
Por Manu Ureste
27 de enero, 2016
Comparte
Anahïs Huerta es cineasta y lleva residiendo 10 años en México. Pide a las autoridades mexicanas que investiguen la desaparición forzada de su tío abuelo durante la Guerra Civil Española. //Foto: Amnistía Internacional

Anaïs Huerta es cineasta y lleva residiendo 10 años en México. Pide a las autoridades mexicanas que investiguen la desaparición forzada de su tío abuelo durante la Guerra Civil Española. //Foto: Amnistía Internacional

Anaïs Huerta conoce pocos detalles de la vida de su tío abuelo Félix Llorente Gutiérrez.

Sólo sabe, por lo que alguna vez le escuchó decir a su abuela, que Félix “era un hombre agradable y muy cariñoso”. Que a sus 27 años tuvo una esposa y un hijo a los que también se les perdió la pista. Y que desapareció hace 80 años tras el estallido de la Guerra Civil Española, cuando las tropas fascistas en Medina del Campo, Valladolid, lo encarcelaron un 15 de agosto de 1936 por su ideología de izquierda y su militancia en el sindicato ferrocarrilero.

Desde entonces, el silencio.

Un silencio impertérrito que se ha prolongado durante ocho décadas. Primero, durante el régimen del general Francisco Franco, quien perpetuó una férrea dictadura durante 39 años. Y luego, con la llegada de la transición y con la democracia actual, en la que las autoridades españolas no han abierto ni una investigación sobre las 114 mil 266 desapariciones forzadas que, según denunciaron familiares ante una Corte en 2006, tuvieron lugar en España entre el 17 de julio de 1936 y diciembre de 1951.

El caso argentino que “puede ayudar a miles de víctimas” en México

Por eso, impulsada por un precedente en Argentina -una jueza de ese país acaba de conseguir que la justicia española ordene exhumar el cadáver de una víctima del franquismo para entregárselo a su hija de 90 años-, Anaïs explica que acudió a la justicia mexicana para que la ayuden a hacer lo que en España no quieren ni oír hablar por temor a reabrir viejas heridas: que se investigue qué suerte corrió Félix aquel 15 de agosto y que el crimen no prescriba, que se determinen responsabilidades, y que encuentren sus restos para que la familia pueda estar en paz.

“México fue un país que nunca apoyó al franquismo y que además recibió a más de 27 mil exiliados después de la Guerra Civil –recuerda Anaïs, cineasta residente en México desde hace 10 años-. Por eso tengo esperanza en que la justicia mexicana investigue este caso, porque si lo hace, además puede abrir otro precedente para investigar los casos de desapariciones forzadas que son un problema enorme en México”.

Acompañada por Amnistía Internacional (AI), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y la Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), la joven nacida en Canadá pero de padre y familia española interpuso ayer martes 26 de enero una denuncia en la PGR “contra quien o quienes resulten responsables” en España por la desaparición de Félix -aquí puedes leer el comunicado íntegro de AI-.

Y para acompañar la querella, Anaïs subraya que puso a disposición de la fiscalía mexicana “todas las pruebas” que consiguió durante cinco años de investigación que ella misma y su padre llevaron a cabo.

Entre esas pruebas, por ejemplo, se adjuntó la ubicación exacta de una vieja bodega subterránea de vinos en Medina del Campo, donde Anaïs cree que yacen los restos de su tío abuelo, junto con los de al menos otras 200 víctimas.

“En esa bodega hay cientos de restos. Eso algo que sabe todo el pueblo desde hace años. De hecho, el actual dueño nos dijo que de adolescente entró a la bodega y vio montones de calaveras”, cuenta la cineasta, quien tras el hallazgo acudió a un reputado perito forense para intentar hallar en ese rompecabezas a su pariente. Pero no lo logró, debido a la falta de colaboración de las autoridades que no les dieron acceso a los archivos de la guerra civil, por lo que la búsqueda “se quedó estancada” en ese punto.

“Lo que buscamos con esta denuncia es que el estado español, y no las asociaciones civiles ni las familias, sea el que investigue qué sucedió con mi familiar, que nos den acceso a los archivos, y que nos permitan exhumar los restos. Pero, por ahora, en España no se puede hacer nada. Las puertas están absolutamente cerradas. Por eso acudí a Amnistía Internacional y a México, para presionar desde afuera”, dice Anaïs en una entrevista con Animal Político.

Con 22 mil desapariciones, ¿México indagará este caso?

Cuando se le pregunta a Perseo Quiroz, director de la oficina de Amnistía Internacional México, si es buena idea pedir a la PGR que investigue un caso de desaparición forzada en España de hace 80 años, máxime teniendo en cuenta que en México se calcula que hay más de 22 mil personas desaparecidas, éste asiente con la cabeza para, a continuación, contestar que la ley los ampara.

“Es cierto que aquí hay una grave crisis de derechos humanos, y así lo hemos expuesto en numerosos informes -apunta Quiroz-. Pero, por otra parte, se da la paradoja de que México es uno de los países con un marco legislativo para la defensa de los derechos humanos más avanzados del mundo”.

“La legislación mexicana establece que cuando un crimen se comete en el extranjero pero continúa teniendo efectos en México, las autoridades de este país son competentes para investigar el delito. Y aunque la desaparición forzada fue en España, puesto que Anaïs lleva 10 años en México como residente, esta desaparición continúa generando efectos”, argumenta el activista. “Por eso es crucial que las autoridades mexicanas garanticen, en colaboración con la justicia española, la realización de todas las diligencias de prueba necesarias para el esclarecimiento de este caso, y a su vez, el derecho a la verdad, la justicia y la reparación de Anaïs”.

Asimismo, Quiroz opina que México está ante una oportunidad para demostrar que busca combatir el problema de la desaparición forzada, especialmente tras el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el cual cumplió ayer 16 meses sin que se haya esclarecido.

“La reputación de México a nivel internacional está abollada. Y si de verdad el Estado quiere empezar a dar señales de que busca recomponer la situación, debe empezar a tomar decisiones tanto en el interior como en el exterior. Y este caso de Félix sería una buena oportunidad para demostrar esa congruencia”, recalca el responsable de Amnistía, quien, no obstante, advierte que acudirán “a instancias internacionales de justicia” si la fiscalía rechaza o ignora la denuncia.

“Estamos, en definitiva, ante un tema que puede beneficiar a España, pero también a miles de familias mexicanas que tienen víctimas de desaparición. Porque si se acepta investigar, estaríamos abriendo precedentes judiciales sobre desaparición que, hasta ahora, no se han dado en este país”, remata Quiroz la argumentación.

Por su parte, Anaïs Huerta hace hincapié en que cuando se trata de un crimen de lesa humanidad no debería importar la nacionalidad de la víctima para iniciar una investigación en cualquier parte del mundo, ni tampoco que hayan pasado 80 años.

“Hay quienes dicen que hay que pasar la página. Y claro, se puede cerrar el libro, pero siempre que se escriba primero qué fue lo que pasó, porque en España hay una generación de jóvenes que no saben lo que pasó –lamenta la cineasta, que concluye-. No saben que hay mucha gente que se está muriendo sin que antes puedan enterrar dignamente a su padre o abuelo”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El Perseverance llega a Marte: por qué 3 misiones diferentes llegaron al planeta rojo casi al mismo tiempo

A la llegada este martes de la misión Hope de Emiratos Árabes Unidos le siguió la china Tianwen-1 y Perseverancede la NASA.
18 de febrero, 2021
Comparte

Febrero ha sido un mes decisivo para la exploración de Marte.

Este jueves el robot explorador Perseverance de la NASA llegó a Marte, tras un viaje de cerca de 480 millones de km que inició en julio de 2020.

El Perseverance descendió hasta la superficie marciana sujetado por una “grúa celestial”.

Para ello sobrevivió a los llamados “siete minutos de terror”, el período de ingreso y descenso en la atmósfera marciana en que la temperatura y el riesgo eran máximos.

La llegada del Perseverance se produce días después de que ingresara en la órbita del planeta rojo Hope, la misión enviada por Emiratos Árabes Unidos, la primera de un país árabe.

Este mes también llegó a Marte la misión Tianwen-1 de China, que entró en la órbita del planeta rojo con un vehículo que se espera esté en la superficie del planeta en mayo.

La cercanía en la llegada de las tres misiones se debe a que todas aprovecharon una “ventana” que ocurre cada cierto tiempo en la que la distancia entre Marte y la Tierra es menor.

La separación entre los dos planetas cambia constantemente debido a sus diferentes velocidades cuando orbitan alrededor del Sol, por lo que el mejor momento para lanzar misiones que requieran la menor cantidad de combustible ocurre una vez cada 26 meses.

Pero al igual que con cualquier misión a Marte, las tres naves espaciales enfrentan desafíos tremendos, incluidos los infames siete minutos de terror.

La mitad de todas las misiones anteriores al planeta rojo terminaron en fracaso.

Misión exitosa

La histórica primera misión de Emiratos Árabes a Marte despegó de Japón en julio del año pasado.

Y el éxito de la maniobra para ingresar en órbita fue anunciado en vivo por televisión y por las redes sociales por el director de la misma, Omran Sharaf, desde la sala de operaciones del Centro Espacial Mohamed bin Rashid de Dubái.

La sonda explorará la atmósfera del planeta rojo, algo que no se ha hecho en ninguna misión anterior a Marte.

En particular, los científicos creen que puede contribuir a nuestra comprensión de cómo el planeta perdió gran parte de su atmósfera y, con ella, gran parte de su agua.

A diferencia de las misiones chinas y estadounidenses, Hope no aterrizará en Marte, sino que se quedará en órbita en el planeta durante al menos un año marciano o 687 días.

Se espera que sus datos comiencen a llegar a la Tierra en septiembre.

El corresponsal de BBC Science, Jonathan Amos, describió la misión Hope como un “esfuerzo científico”.

Impresión artística de la sonda Hope

PA Media
Hope orbitará el planeta durante al menos un año marciano o 687 días.

“ considera en gran medida como un vehículo de inspiración, algo que atraerá a más jóvenes en los Emiratos y en toda la región árabe a estudiar ciencias en la escuela y en la educación superior”, dijo.

Solo Estados Unidos, India, la antigua Unión Soviética y la Agencia Espacial Europea han llegado antes a Marte con éxito.

La llegada de Hope coinciduió con el 50 aniversario de la formación de los Emiratos Árabes Unidos.

China también quiere llegar a Marte

La primera misión de exploración de Marte de China, llamada “Preguntas al cielo“, en realidad no aterrizará hasta dentro de tres meses.

Esto permitirá a los ingenieros evaluar las condiciones atmosféricas del planeta antes de intentar lo que será un descenso peligroso.

Para aterrizar en Marte, los científicos deben afrontar el desafío de reducir la velocidad de entrada, que es de 20.000 km/h, a casi la velocidad a la que camina un humano.

China espera aterrizar su dispositivo de 240 kg en una llanura dentro de la cuenca de impacto Utopía en mayo.

El robot, impulsado por paneles solares desplegables, estudiará la geología de la región, en la superficie y justo debajo de ella.

Un mástil alto lleva cámaras para tomar fotografías y facilitar la navegación. Cinco instrumentos adicionales ayudarán a evaluar la mineralogía de las rocas locales y buscarán hielo de agua.

A los científicos chinos les gustaría que el robot estuviera en servicio al menos 90 días. Hasta ahora, solo los estadounidenses han logrado llevar a cabo operaciones de larga duración en Marte (las misiones soviéticas Mars-3 y Beagle-2 de Europa duraron poco tiempo).

Sonda Tianwen para Marte

Getty Images
El robot, impulsado por paneles solares desplegables, estudiará la geología de la región, en la superficie y justo debajo de ella.

Tianwen-1 no es el primer intento de China de llegar a Marte. Una misión anterior con Rusia en 2011 terminó prematuramente cuando el lanzamiento falló.

Pero el país estaba confiado después de enviar dos misiones a la Luna.

Con la segunda el año pasado, China se convirtió en el primer país en hacer un aterrizaje exitoso en el “lado oscuro” del satélite.

La NASA vuelve a Marte

La Perseverance de la NASA buscará evidencia de vida microbiana antigua en Marte.

Recolectará muestras de rocas que podrían proporcionar pistas invaluables sobre si alguna vez hubo vida en el planeta rojo.

El vehículo aterrizó en un cráter casi ecuatorial llamado Jezero.

“Cuando los científicos miran nuestro lugar de aterrizaje, el cráter Jezero, ven la promesa científica de todo: los restos de un antiguo río que fluye hacia adentro y hacia fuera de este cráter y piensan que ese es el lugar para buscar señales de vida pasada”, dije hace unas semanas Allen Chen, el ingeniero que lidera el esfuerzo de Entrada, Descenso y Aterrizaje (EDL) para Perseverance.

Sin embargo, el experto también ve ciertos riesgos.

El tamaño del aparato es aproximadamente el mismo que el de un auto SUV pequeño y pesa una tonelada.

An undated handout picture made available by the National Aeronautics and Space Administration (NASA)'s Jet Propulsion Laboratory (JPL) in Southern California, USA shows an illustration of NASA"s Perseverance rover landing safely on Mars (issued 08 February 2021).

EPA/Nasa/JPL-Caltech
El tamaño del aparato es aproximadamente el mismo que el de un auto SUV pequeño y pesa una tonelada.

El vehículo puede moverse de forma autónoma 200 metros por día y está equipado con 19 cámaras y dos micrófonos, con los que los científicos esperan grabar los primeros sonidos de Marte.

La misión también intentará volar un dron que pesa 1,8 kg en otro mundo por primera vez.

A pesar de sus promesas, solo descubriremos el alcance total de los hallazgos del Perseverance cuando las muestras recolectadas en el planeta rojo regresen a la Tierra.

Esto sucederá después de que termine la misión, dentro de dos años.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bXK31IpSnLQ&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.