Las 10 claves que debes saber sobre el conflicto ecológico por el Manglar Tajamar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las 10 claves que debes saber sobre el conflicto ecológico por el Manglar Tajamar

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) resolvió que no hubo ecocidio en el Malecón Tajamar, en Cancún. Esto, a pesar de que organizaciones civiles denunciaron que excavadoras ya destruyeron 90% del terreno.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste
29 de enero, 2016
Comparte
El Malecón Tajamar es un desarrollo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en la zona centro de Cancún, frente a la laguna Nichupté. // foto: Cuartoscuro.

El Malecón Tajamar es un desarrollo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en la zona centro de Cancún, frente a la laguna Nichupté. // foto: Cuartoscuro.

El conflicto por el proyecto urbanístico Malecón Tajamar escribió ayer jueves 28 de enero un nuevo capítulo, luego de que las autoridades de la Procuraduría Federación de Protección al Medioambiente (Profepa) rechazaran en rueda de prensa que las obras estén provocando un “ecocidio” o “devastación ambiental” en el manglar Tajamar.

Esta conclusión de la Profepa, que incluso deslindó de cualquier responsabilidad al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) –a la que organizaciones civiles apuntan como la culpable de los daños ecológicos al manglar-, provocó el rechazo de un grupo de ciudadanos que, de manera simbólica, clausuraron las instalaciones de la dependencia para expresar su malestar.

A continuación, Animal Político te expone 10 puntos para que conozcas todas las claves sobre el proyecto Malecón Tajamar, y sobre la discusión que ha generado en los últimos meses.

1.- ¿Dónde está y qué es el proyecto Malecón Tajamar?

El Malecón Tajamar es un desarrollo del Fonatur en la zona centro de Cancún, Quintana Roo, frente a la laguna Nichupté.

El proyecto de 58 hectáreas fue urbanizado entre 2005 y 2008 con recursos federales para después ser lotificado y vendido a distintos desarrolladores inmobiliarios. Entre los proyectos detenidos está un desarrollo comercial, estacionamientos y oficinas de 50 mil metros cuadrados de la firma italiana Bi&Di; una zona residencial de tres mil 600 viviendas, torres condominales, y una basílica de la iglesia católica, entre otros.

2.- Más de 100 niños consiguen suspensión definitiva… y luego se la revocan

El pasado 11 de noviembre de 2015, la noticia recorrió las redes sociales y los medios de comunicación: un juez con sede en Cancún concedió la suspensión definitiva de las obras en el Malecón Tajamar en favor de 113 niños que promovieron un amparo en contra de la devastación del manglar de Tajamar.

No obstante, la resolución también fijaba una fianza de hasta 20 millones de pesos a los menores, con el objetivo, argumentó el juez, de compensar los posibles daños y perjuicios que pudieran ocasionar a las 22 empresas que edificarían los proyectos turísticos en ese lugar.

Los jóvenes tenían cinco días para reunir el dinero. No obstante, antes de que terminara el mes de noviembre, un Juzgado Federal determinó dejar sin efectos la suspensión definitiva.

3.- En cuatro días destrozan 90% del manglar, denuncian asociaciones

El 16 de enero de este 2016, luego de que un Juzgado Federal dejara sin efectos la suspensión definitiva de las obras, la maquinaria pesada entró y devastó más de 90% de manglar Tajamar, denunció la asociación Salvemos al Manglar Tajamar, que responsabiliza de los hechos al presidente municipal de Cancún, Paul Carrillo, y al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

Según la asociación, desde las 4:00 de la madrugada del sábado 16 de enero, alrededor de 50 camiones con material, pipas de agua y retroexcavadoras ingresaron al Manglar Tajamar para rellenar, devastar y tratar de rescatar a la flora y fauna que ahí existía.

El ingreso de los camiones estuvo vigilado por granaderos, quienes cerraron los accesos al manglar y sólo permitieron la entrada de los camiones.

 

4.- Manifestación de Impacto Ambiental está vigente: gobierno de Quintana Roo

Ante las protestas de organizaciones civiles y de vecinos, el gobierno de Quintana Roo salió a explicar que el reinicio de las obras de desmonte del manglar se llevó a cabo a partir de la decisión de un juez federal de dejar sin efecto la suspensión contra los trabajos.

Además, por medio de un comunicado, el gobierno estatal informó que la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA), de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), expidió la Manifestación de Impacto Ambiental a favor del desarrollador del Malecón Tajamar y que el documento está vigente, por lo que se pueden realizar las obras.

5.- Ciudadanos hacen petición en Change.org

La explicación de las autoridades de Quintana Roo no satisfacen a activistas ni vecinos, quienes se manifestaron en contra de las obras en el manglar a través de la plataforma Change.org, en la que se publicó una petición para detener las obras.

“Se está acabando con el hábitat de la fauna que allí habita y haciendo un daño imperdonable a la ecología”, denuncia la petición.

6.- Una esperanza: juez ordena nueva suspensión temporal

El 20 de enero, la asociación Salvemos al Manglar Tajamar anunció que obtuvo un nuevo amparo para la suspensión provisional de toda obra en el manglar, luego de que maquinaria pesada entrara y devastara el 90% del terreno.

A través de su perfil en Facebook, Salvemos al Manglar Tajamar, la organización informó que el Juzgado Segundo de Distrito concedió la suspensión provisional “para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que actualmente guardan, esto es, que se suspenda cualquier tipo de acto que implique la ejecución de remoción de cualquier tipo de vegetación así como el relleno con material pétreo en la zona denominada Malecón Tajamar”.

7.- FONATUR nos dijo que trasladaría a la fauna, dice empresario

El empresario Francisco Córdova Lira, dueño de uno de los predios en el Malecón Tajamar, aseguró que FONATUR debe responder por la controversia legal y social porque él, como el resto de los compradores, no hicieron algo ilegal.

En entrevista con Animal Político -que puede leer íntegra aquí-, Córdova Lira explicó que pagó 38 millones de pesos por el predio de 8 mil 500 metros cuadrados al gerente de comercialización y con la presencia del delegado regional de FONATUR en el estado, Gabriel Chavarría, en 2012.

Para realizar la transacción, dijo el empresario, el FONATUR tenía toda la documentación en regla, incluyendo los permisos de impacto ambiental, emitidos por la Secretaría de Desarrollo y Medio Ambiente (SEMARNAT).

“Yo ya tenía el permiso y al biólogo para hacer la limpieza y el traslado de los animales al parque Kabah, en Cancún, como condicionaba el contrato, pero el FONATUR nos hizo firmar el convenio y supuestamente harían el traslado de la fauna”, insistió el empresario.

Sin embargo, el permiso de Impacto Ambiental para la construcción vence en febrero próximo y, por tanto, el FONATUR devastó más de 90% de los manglares en un par de días, acabando con la flora y fauna, según denuncia la organización Salvemos al Manglar Tajamar.

8.- Nunca hubiera autorizado un proyecto com el Malecón Tajamar, dice titular de Semarnat

El 26 de enero, en plena efervescencia por el proyecto Malecón Tajamar, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano, señaló que en su gestión no se habría autorizado la realización de un proyecto de esas características.

“Nosotros no lo aprobamos, incluso, un proyecto de estas características, nosotros no lo hubiéramos autorizado nunca”, dijo el funcionario federal –aquí puedes leer la nota íntegra-.

Pacchiano insistió en que el actual gobierno federal entró en funciones después de que se habían emitido los permisos de impacto ambiental y cambio de suelo, los cuales fueron promovidos en 2005 y 2006.

9.- “Falso que en 2006 aprobé Tajamar”: Felipe Calderón

Las declaraciones del titular de la Semarnat se dieron pocas horas después de que el expresidente Felipe Calderón rechazara que su adminsitración, 2006-2012, emitiera la autorización para el proyecto del Malecón Tajamar.

En su cuenta de Twitter, Calderón escribió que lo primero que hizo en materia ambiental “fue promulgar la ley que prohíbe destruir el mangle. Falso que en 2006 aprobé Tajamar. Estoy en contra”, sentenció.

10.- Ni ecocidio, ni devastación ambiental por obras en Tajamar: Profepa

Ayer jueves 28 de enero, el procurador ambiental, Guillermo Haro, anunció como conclusión que las obras de desmonte del manglar para la construcción del Malecón Tajamar no constituye un caso de ecocidio ni de devastación ambiental”. 

Además, la Profepa aseguró que “no hay indicios de existencia de daños ni responsabilidad ambiental atribuible al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur)”.

Haro subrayó que las autorizaciones del impacto ambiental y de cambio de uso de suelo fueron válidas y que aún continúan vigentes. Además, dijo que los términos y condiciones de la manifestación de impacto ambiental realizada en 2005 han sido cumplidos hasta la fecha.

Sobre las acusaciones acerca de supuestas irregularidades en aspectos jurídicos, Haro apuntó que “son infundadas” y, aunque admitió que “sí ha habido impactos ambientales adversos” en el manglar, éstos fueron sólo por el desmonte de siete de nueve hectáreas en lotes de propiedad de la empresa B&BI Real Estate de México SA de CV, la cual, dijo, está sometida a una investigación por probable responsabilidad penal.

Por otra parte, el procurador explicó que para la construcción de los proyectos urbanísticos en los diversos lotes del predio, en Tajamar, se deberán obtener “nuevas autorizaciones” de la Semarnat, “al amparo de la legislación hoy vigente y en congruencia con las demás disposiciones estatales y municipales”.

Checa aquí las 15 conclusiones que presentó la Profepa sobre el proyecto Malecón Tajamar:

Conclusiones Preliminares PROFEPA Tajamar

Y aquí puedes ver la presentación íntegra de la conferencia de prensa de la Profepa:

Conferencia de Prensa Tajamar 28 Enero Bis 2016 Profepa

Cabe señalar que al término de la rueda de prensa del procurador ambiental, un grupo de ciudadanos, acompañados por integrantes del Partido Revolución Democrática (PRD), hizo una clausura simbólica de las instalaciones de la Profepa, en protesta por lo que entienden es la destrucción ecológica del Manglar Tajamar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué la glucosa juega un papel clave en la obesidad (y la diabetes)

Los procesos químicos que tienen lugar en el cuerpo cuando consumimos azúcar nos dan una pista sobre cómo evitar dos de las enfermedades más extendidas del mundo: obesidad y diabetes.
24 de junio, 2020
Comparte
Los azúcares refinados aumentan los niveles de glucosa en nuestro torrente sanguíneo.

Getty
Los azúcares refinados aumentan los niveles de glucosa en nuestro torrente sanguíneo.

Cuando comemos un pedazo de pan o un simple caramelo y vemos qué ocurre en nuestra sangre resulta que, a los pocos minutos, nuestros niveles de glucosa (comúnmente denominada “azúcar”) han subido.

¿Qué es lo que ha ocurrido mientras?

Acompañemos a la comida en su recorrido para averiguarlo.

A los pocos minutos de tragarnos ese pedazo de pan, éste llega ya digerido (por el estómago) al intestino delgado.

Las células intestinales absorben los nutrientes que contenía, entre los que se encuentra la glucosa.

Y dado que estas células están en contacto directo con el sistema circulatorio, inmediatamente se vierten a la sangre y se dirigen al hígado.

Como consecuencia la concentración sanguínea de glucosa (glucemia) se dispara.

Lo que viene a continuación es fácil de deducir.

En ayunas, el nivel normal de azúcar en sangre es de 70 a 110 miligramos por decilitros (mg/dl). Después de las comidas, estos valores suben.

Getty
En ayunas, el nivel normal de azúcar en sangre es de 70 a 110 miligramos por decilitros (mg/dl). Después de las comidas, estos valores suben.

La sangre transporta la glucosa hacia los órganos que la necesitan como “combustible”.

De este modo, pueden obtener la energía necesaria (ATP) para llevar a cabo todas sus funciones.

El problema surge cuando un exceso o un déficit de glucosa en el organismo conduce al desarrollo de patologías.

De ahí la importancia de mantener su equilibrio.

Es el ying y el yang de la glucosa.

El hígado y el páncreas controlan el suministro

Las células requieren un suministro permanente de glucosa para realizar sus funciones vitales.

Sin embargo, su aporte es discontinuo, limitado a las comidas.

¿Cómo resolverlo para garantizar que las células reciben constantemente azúcar sin comer a todas horas?

El cerebro y otros órganos del cuerpo necesitan energía para funcionar correctamente.

Getty
El cerebro y otros órganos del cuerpo necesitan energía para funcionar correctamente.

Existen detectores celulares en distintos órganos (hígado, páncreas e hipotálamo, entre otros) que vigilan la disponibilidad de glucosa.

El papel del hígado

Cuando es alta (por ejemplo, inmediatamente después de comer), el hígado puede almacenar parte en forma de glucógeno para después, esto es, para cuando la glucosa escasee.

Como ocurre durante el ayuno entre comidas o mientras dormimos.

Entonces lo degrada y vuelve a obtener glucosa, que es liberada a la sangre para ser utilizada por otros órganos.

No acaba ahí su misión.

El hígado también convierte el exceso de azúcares en triglicéridos (grasa) y promueve su almacenaje en el tejido adiposo como reserva energética.

En momentos de ayuno prolongado, estos triglicéridos son hidrolizados y convertidos en ácidos grasos, que viajan donde se les necesita a través de la sangre para ser oxidados o degradados por las mitocondrias de las células y así producir energía.

Páncreas

Getty Images
La insulina es la hormona que produce el páncreas y que permite a nuestro cuerpo absorber la glucosa.

El pancreas, clave del proceso

Por su parte, el páncreas juega un papel importantísimo en el equilibrio de los niveles de glucosa.

Se ocupa de detectar el exceso o déficit de glucosa, y responde en consecuencia fabricando y secretando hormonas que intentan restaurar el equilibrio.

La más conocida es la insulina, que se libera a la sangre cuando sube la glucemia y manda una orden contundente a las células: “captad glucosa sanguínea, que hay demasiada, y gastadla o almacenadla”.

Como consecuencia, el azúcar en sangre disminuye.

Hambre, saciedad y obesidad

Entretanto, en el cerebro, el hipotálamo permanece ojo avizor a los niveles de glucosa.

Este área del cerebro tiene asignada la importante misión de regular la ingesta controlando las sensaciones de hambre y saciedad.

Después de comer, su mensaje es: “hay mucha glucosa, así que necesitamos parar de comer; voy a activar la señal de saciedad”.

Obesidad

Getty Images
Uno de cada cuatro hombres en Argentina, Uruguay, Chile o México es obeso.

A la vista de todo lo que hemos expuesto, es fácil deducir lo que ocurre si ingerimos más comida (nutrientes) de la que “quemamos” (gasto energético).

El equilibrio se descompensa, retiramos hasta donde podemos la glucosa sobrante de la circulación y fabricamos grasa.

La consecuencia inmediata es que desarrollamos sobrepeso.

Y, si la situación se mantiene, obesidad.

En ocasiones, el equilibro se puede descompensar porque alguno de los pasos que hemos explicado está alterado.

Por otro lado, si los niveles de glucosa en sangre se mantienen altos incluso en periodos de ayuno (hiperglucemia), hablaremos de la existencia de diabetes.

Dos elementos clave

Existen dos puntos clave a nivel molecular para controlar el desarrollo de obesidad o de diabetes.

Patatas fritas

Getty Images
La incorporación de comida procesada ha contribuido al aumento de la obesidad.

De un lado los sensores, esto es, dispositivos moleculares que se encuentran en las células que detectan los niveles de glucosa o el estado energético de la célula (niveles de ATP), respectivamente.

Ejemplos de éstos son las proteínas glucoquinasa (GCK), el transportador de glucosa 2 (GLUT2), la quinasa activada por AMP (AMPK), la quinasa con dominios PAS (PASK) o la diana de rapamicina en células de mamífero (mTOR).

De otro lado, debe generarse una correcta respuesta a la insulina, es decir, que las células sean capaces de identificar y responder a esta hormona adecuadamente.

De que respondamos adecuadamente a la insulina se encargan una serie de receptores de la membrana de las células, así como un conjunto de proteínas intracelulares (IR, IRS, PI3K, AKT, etc).

Si el mecanismo falla en algún punto, las células no responden a la insulina, y el azúcar sanguíneo sobrante no se elimina.

Es lo que se conoce como resistencia a la insulina.

La consecuencia es que la glucosa en sangre permanece alta y se desarrolla diabetes (diabetes tipo 2).

Obesidad

Getty Images
La obesidad está catalogada como una enfermedad.

Diabetes tipo 2, compañera de la vejez

A lo largo de los años, las células envejecen, los mecanismos moleculares de respuesta a la insulina se deterioran y van perdiendo su funcionalidad, por lo que es frecuente desarrollar resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

Por eso es una enfermedad habitual de la tercera edad.

Incluso se puede adelantar en personas obesas.

En estos casos, lo que sucede es que el tejido adiposo, obligado a almacenar un exceso de grasa por encima de su capacidad, está hipertrofiado y alterado.

Como consecuencia, la respuesta a la insulina se ve mermada.

1 de cada 4

Para colmo, los tejidos son menos eficientes captando y gastando glucosa, lo que conduce a un aumento del azúcar en sangre (hiperglucemia) y, en consecuencia, diabetes tipo 2.

No es baladí, sobre todo si tenemos en cuenta que una de cada cuatro personas mayores padece diabetes tipo 2.

Es más, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología el 40% de personas mayores de 65 años padecen diabetes (2,12 millones).

Esto supone un problema de salud grave dadas las numerosas complicaciones asociadas a esta enfermedad: problemas cardiovasculares, retinopatía diabética, nefropatías, neuropatía diabética, etc.

Niños comiendo hamburguesas

Getty Images
El bajo precio de la comida poco saludable está vinculado a un mayor riesgo de obesidad en la población de bajos recursos.

Investigación para el futuro

Por ejemplo, cada año aparecen alrededor de 386,000 nuevos casos de diabetes en la población adulta española.

De ahí la importancia de llevar a cabo estudios encaminados tanto a conocer sus mecanismos moleculares como a diseñar fármacos dirigidos a controlar los sensores de glucosa y nutrientes.

A eso precisamente lleva años dedicándose nuestro grupo de investigación, en la Universidad Complutense.

Concretamente estudiamos sensores y nutrientes a nivel del hipotálamo, el hígado y el tejido adiposo que ayuden a atajar una enfermedad responsable de una gran mortalidad y morbilidad en el mundo.

En los tiempos actuales, se ha añadido una nueva enfermedad infecciosa que, cuando afecta a enfermos de diabetes, produce un incremento en su severidad y mortalidad.

Nos referimos, claro está, a la covid-19.

La investigación de la interrelación entre ambas enfermedades se hace necesaria y urgente.

*María del Carmen Sanz Miguel, Ana Pérez García, Elvira Álvarez García y Verónica Hurtado Carneiro forman parte de un equipo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation y está reproducido bajo la licencia Creative Commons.

Haz clic aquí para leer la nota original.


https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.