Cinco décadas sin ser atrapado: así es ‘el Mayo’ Zambada, líder del Cártel de Sinaloa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Cinco décadas sin ser atrapado: así es ‘el Mayo’ Zambada, líder del Cártel de Sinaloa

A diferencia de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán que suma tres detenciones, ‘el Mayo’ no ha pisado la cárcel y poco se conoce sobre operativos en los que hayan estado a punto de aprehenderlo.
AP
Por Tania L. Montalvo
11 de enero, 2016
Comparte
El Mayo casi nunca baja de las montañas donde vive. // Foto: AP

‘El Mayo’ (der) casi nunca baja de las montañas donde vive. // Foto: AP

Ismael ‘el Mayo’ Zambada García carga todo el tiempo con el miedo a que lo atrapen. Tras cinco décadas en el negocio del tráfico de la droga, este capo no ha pisado una sola vez la cárcel.

“Tengo pánico de que me encierren”, confesó ‘el Mayo’ en abril de 2010 al periodista Julio Scherer, en la única entrevista que ha dado para hablar sobre su liderazgo frente al Cártel de Sinaloa.

‘El Mayo’ nació en 1948 en la comunidad del Álamo en Culiacán, Sinaloa y desde los 16 años se dedica al negocio de la droga, según datos oficiales. Tiene cinco décadas de experiencia en el tráfico de estupefacientes y al menos tres como líder —junto con Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán— del Cártel de Sinaloa, la organización criminal con mayor influencia en el país y con el dominio más importante de narcotráfico a nivel global.

No existen datos que indiquen que en el Cártel de Sinaloa alguno de estos dos capos esté subordinado al otro. Pero mientras su compañero, ‘el Chapo’, suma desde este 8 de enero tres detenciones y múltiples historias de operativos para perseguirlo y atraparlo; con Ismael Zambada ocurre todo lo contrario.

El Departamento de Estado estadounidense ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por información que lleve al arresto del  ‘Mayo’. En México, desde 2009, se ofrecen hasta 30 millones de pesos.

Los inicios y la carrera criminal

‘El Mayo’ ha trabajado de cerca no sólo con el Cártel de Sinaloa, que actualmente lidera, sino también con el Cártel de Juárez de los Carrillo Fuentes; y con los hermanos Arellano Félix en el Cártel de Tijuana.

Los registros biográficos del ‘Mayo’ en la Librería del Congreso de Estados Unidos lo describen como “un exgranjero con un amplio conocimiento agrícola y botánico” que aprendió cómo “enganchar su negocio al de otras organizaciones más grandes” para entrar de lleno al mundo del tráfico de drogas.

La carrera criminal de Ismael Zambada inició de mano de Amado Carrillo Fuentes, ‘el Señor de los Cielos’, quien se presume falleció en julio de 1997 durante una cirugía estética.

‘El Mayo’, gracias a Carrillo Fuentes, pudo operar bajo el mando de Miguel Ángel Félix Gallardo, ‘el Jefe de Jefes’, líder del Cártel de Guadalajara —antes conocido como Organización de Sinaloa—; la primer gran organización de tráfico de drogas del país.

Durante la década de 1970 y 1980, el Cártel de Guadalajara dominó el negocio del narcotráfico y controló las actividades de varias familias dedicadas a esta actividad ilícita: los Caro Quintero, los Zambada, los Beltrán Leyva, los Carrillo Fuentes y los Arellano Félix.

Tras la captura de Miguel Ángel Félix Gallardo en 1989, el Cártel de Guadalajara se dividió y dio origen a tres organizaciones: el Cártel de Sinaloa, el Cártel de Juárez y el Cártel de Tijuana; cuyos líderes fueron seleccionados de entre esas familias.

Ismael ‘el Mayo’ Zambada jugó un papel fundamental para que, en sus inicios, hubiera lazos de amistad entre esas tres organizaciones. Ya en las filas del Cártel de Sinaloa —aliado con ‘el Chapo’ Guzmán y con Juan José Esparragoza, ‘el Azul’—fue socio del Cártel de Tijuana y de Juárez. La primera sociedad terminaría en la misma década de 1990 y la segunda en 2004.

Estados Unidos lo describe desde la década de 1980 como un importante capo de la droga, aún antes de que en los registros de ese país apareciera ‘el Chapo’ Guzmán.

Se le identificó como uno de los narcotraficantes mexicanos con más vínculos con organizaciones colombianas para el tráfico de cocaína a Estados Unidos y actualmente, el Departamento de Estado reconocen su dominio en el mercado de la heroína.

En enero de 2003, el Juzgado de Distrito de la capital de los Estados Unidos emitió una orden en contra de Zambada García por sus actividades de tráfico de drogas. Un año antes se le identificó bajo la Ley de Designación de Narcotraficantes Extranjeros como uno de éstos.

Los registros del Departamento de Estado lo describen como “uno de los narcotraficantes más fuertes en México, capaces de transportar varias toneladas de cocaína y mariguana y de heroína”.

Aunque se cree que comparte el liderazgo del Cártel de Sinaloa tanto con ‘el Chapo’ como con ‘el Azul’; el Departamento de Estado estadounidense considera que ‘el Mayo’ ha tenido actividades independientes en la costa del Pacífico mexicano y en zonas como Cancún, Quintana Roo y Monterrey, Nuevo León.

“La organización Zambada-García puede recibir múltiples toneladas de cocaína de fuentes colombianas (…) utiliza una variedad de métodos, incluyendo aviones, camiones y autos para el transporte de la cocaína. La organización Zambada-García controla el contrabando de cocaína en ciudades como Arizona, California, Chicago y Nueva York”, cita un reporte de 2003.

Tan importante como ‘El Chapo’

Aunque Joaquín Guzmán es identificado como el narcotraficante más importante y famoso de México y del mundo; las actividades de Ismael Zambada también han sido catalogadas con alcances globales.

En enero de 2015, en el Distrito Sur de California se reveló una denuncia en contra de Zambada García y dos de sus hijos por el tráfico de “enormes” cantidades de metanfetamina, heroína y mariguana en Estados Unidos.

El caso que derivó en esa denuncia inició en 2011, cuando autoridades de ese país comenzaron a investigar una célula de distribución de drogas a pequeña escala en Chula Vista, California.

“Pronto se hizo evidente que las drogas estaban siendo suministradas por el cártel de Sinaloa —con Ismael Zambada al mando— y el caso se transformó en una investigación masiva, multinacional, multiestado que resultó en diversas detenciones y decomisos en San Diego o Los Ángeles pero también en grandes ciudades como San Francisco, Chicago, Nueva York y Detroit; así como en estados como Nevada, Texas, Carolina del Sur, Delaware, Pennsylvanya, Minnesota, Kentucky, Georgia y países como México, Canadá, Colombia, Gran Bretaña, Filipinas, Guatemala y China”, cita el reporte del Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre la demanda.

En este caso abierto ante una Corte Federal del Distrito Sur de California en contra del Cártel de Sinaloa no se menciona a Joaquín Guzmán Loera. Las principales acusaciones son en contra del ‘Mayo’, y dos de sus hijos: Ismael Zambada Sicairos, ‘Mayito Flaco’, actualmente prófugo; e Ismael Zambada Imperial, ‘Mayito Gordo’; detenido en noviembre de 2014.

En este caso también aparece Iván Archivaldo Guzmán Salazar, ‘Chapito’, hijo del ‘Chapo’.

Otras denuncias contra ‘el Mayo’ en Estados Unidos datan de febrero de 2008 en el Distrito Norte de Illinois y de abril de 2012 en una Corte Federal del Oeste de Texas. En ambas también se denuncia a Joaquín Guzmán.

En la primera, se acusa a los líderes del Cártel de Sinaloa de realizar actividades de tráfico de grandes cantidades de cocaína, “generalmente cargamentos de cientos de kilogramos en una sola vez, así como altas cantidades de heroína desde México y a través de la frontera con Estados Unidos”.

En Texas, la denuncia es en contra de “la empresa del Cártel de Sinaloa” y se reconoce a los dos capos como responsables, por igual, de su administración.

Según el texto legal, ‘el Chapo’ y ‘el Mayo’ dirigen una empresa que busca “el enriquecimiento de sus miembros e integrantes asociados a través de actividades de conspiración para la importación y distribución de sustancias ilegales; lavado de dinero, tráfico de armas y la comisión de asesinato”, por lo que violan The Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act.

La familia Zambada, en el mismo negocio

En entrevista con Julio Scherer en abril de 2010, Ismael Zambada dijo que tenía a su esposa, cinco mujeres, quince nietos y un bisnieto.

Los reportes oficiales indican que ha tenido al menos nueve hijos. De su relación con Rosario Niebla Cardoza nacieron cinco mujeres: María Teresa, Chary, Modesta, Mónica del Rosario y Miriam (o Midiam); además de Vicente, ‘el Vicentillo’.

Otros hijos del capo son Ismael Zambada Imperial, Serafín Zambada Ortiz e Ismael Zambada Sicairos.

Tanto María Teresa como Modesta Zambada Niebla están identificadas desde 2010 por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) como operadoras de la red de lavado de dinero de Ismael ‘el Mayo’ Zambada.

María Teresa es propietaria de la estancia infantil ‘El niño feliz’ que antes de ser señalada por Estados Unidos como una empresa de lavado de dinero para ‘el Mayo’ recibía recursos públicos por estar subrogada al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Pero además de ese lugar, María Teresa y Modesta están acusadas de presuntamente lavar dinero en otras empresas como el Establo Puerto Rico, Jamaro Construcciones, Multiservicios Jeviz, Arte y Diseño de Culiacán; y en Autotransportes JYM.

Los hijos varones de Ismael Zambada García también tienen un historial criminal.

El primogénito, Vicente Zambada Niebla, ‘Vicentillo’, fue detenido en el sur de la ciudad de México el 19 de marzo de 2009 en la colonia Fuentes del Pedregal, una zona exclusiva de la capital.

En febrero de 2010 fue extraditado a Estados Unidos para ser procesado ante las Cortes Federales de Distrito para el Distrito de Columbia y para el Distrito Norte de Illinois por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.

Tres años después se declaró culpable por el cargo de conspiración para poseer e intentar distribuir droga en territorio estadounidense entre 2005 y 2008; y reconoció que su padre, Ismael Zambada García, es el líder del Cártel de Sinaloa y tiene actividad delictiva en el tráfico de drogas desde la década de 1970.

Otro de los hijos del ‘Mayo’, Serafín Zambada Ortiz, fue arrestado en noviembre de 2013 cuando intentó cruzar la frontera México-Estados Unidos por Nogales, Arizona. Una corte federal de California lo buscaba por tráfico de drogas.

En cuanto a Ismael Zambada Imperial, ‘el Mayito Gordo’, fue capturado en Culiacán, Sinaloa en noviembre de 2014 y un año después extraditado a Estados Unidos.

El vinculo familiar en el negocio de la droga no termina ahí. Jesús Zambrano García, ‘el Rey Zambada’, hermano del ‘Mayo’ fue su mano derecha y operador más importante hasta que fue detenido en octubre de 2008.

‘El Rey Zambada’ tenía a su cargo la entrada al país de la cocaína y metanfetamina que provenía de Sudamérica. Su principal zona de operación era el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Los sobrinos del ‘Mayo’, Juan José Parra Zambada, Jesús Zambada Reyes y Vicente Zambada Reyes también participaron en el negocio. El primero está detenido; y los otros dos muertos.

Vicente fue asesinado en diciembre pasado en un enfrentamiento en Culiacán, Sinaloa; y Jesús Zambada Reyes fue encontrado ahorcado en una casa de arraigo de la Procuraduría General de la República en 2009.

El narco no se acaba

Con la recaptura de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán este 8 de enero, vuelve a sonar la versión de que ‘el Mayo’ asume todo el control del Cártel de Sinaloa, organización que no ha visto mermado su poder pese al encarcelamiento de uno de sus líderes.

Puedes revisar más datos sobre estos grupos criminales en las entregas de Narcodata.

Pero en las filas de ese cártel —además de Guzmán Loera y Zambada García— está Juan José Esparragoza, ‘el Azul’; de quien se ha rumorado sobre su muerte pero ninguna instancia oficial ha podido confirmar.

Ahora que ‘el Chapo’ volvió a prisión se publicó una entrevista que concedió el año pasado, mientras estuvo prófugo, al actor Sean Penn. Sobre “la perspectiva del negocio” de las drogas, Guzmán Loera responde: “Esto no va a terminar con el paso del tiempo. Esto nunca va a terminar”.

Esa visión de que el narcotráfico no se acaba poniéndole fin al poderío de los capos de la droga la comparte ‘el Mayo’ Zambada. A Julio Scherer le dijo algo similar:

“Un día decido entregarme al gobierno para que me fusile. Mi caso debe ser ejemplar, un escarmiento para todos. Me fusilan y estalla la euforia. Pero al cabo de los días vamos sabiendo que nada cambió”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El poco conocido virus que aumentó en niños durante la pandemia de COVID

Un virus estacional que normalmente afecta a los bebés antes de los 2 años ahora está aumentando de manera drástica, con un comportamiento inusual.
15 de septiembre, 2021
Comparte

A principios de 2021, el personal del Hospital Infantil Maimónides en Brooklyn, Nueva York, comenzaba a sentir una cautelosa sensación de alivio.

Los casos de Covid-19 en la ciudad estaban cayendo.

Como efecto secundario del distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, también habían visto muchas menos otras infecciones virales, como la gripe.

Pero luego, en marzo, comenzó a llegar un número creciente de niños y bebés con tos, algunos de ellos con dificultades parar respirar.

Eran pacientes contagiados del virus respiratorio sincitial (VRS, también conocido como RSV, por sus siglas en inglés), una infección común durante el invierno que puede causar problemas pulmonares.

En esta época del año, los casos de VRS deberían estar disminuyendo. En cambio, el número de contagios se estaba elevando.

Durante los meses siguientes, el aumento repentino e inesperado de VRS en esta época del año comenzó a notarse en lugares tan lejanos como el sur de EE.UU., Suiza, Japón o Reino Unido.

El extraño comportamiento del virus parece ser una consecuencia indirecta de la pandemia de covid-19, dicen los médicos.

Aumento repentino

En 2020, los confinamientos y las medidas de higiene suprimieron la propagación del coronavirus, pero también de otros virus como el VRS.

Como resultado de estas medidas, los niños no tuvieron la oportunidad de desarrollar inmunidad contra virus como el VRS.

Una vez que se relajaron las medidas, el VRS encontró una gran cantidad de bebés y niños susceptibles a la infección, lo que provocó drásticos aumentos de contagios en momentos inusuales.

Lo que comúnmente era un virus bastante predecible, ahora tenía la capacidad de tomar por sorpresa a hospitales y familias en cualquier época del año.

VRS

Getty
El VRS por lo general causa una enfermedad leve, pero puede generar complicaciones.

Estos brotes inesperados llevaron a las salas de algunos hospitales al límite, pusieron a las familias en alerta y mostraron cuán profundamente el covid-19, y las medidas para evitar su propagación, habían trastocado el mundo.

Para los trabajadores de la salud, la experiencia fue dramática.

“Nuestra unidad de cuidados intensivos volvió a verse desbordada, esta vez no con casos de covid, sino con otro virus”, recuerda Rabia Agha, directora de la División de Enfermedades Infecciosas Pediátricas del Hospital Infantil Maimónides.

En el punto máximo del brote, a principios de abril, la mayoría de los niños ingresados en la UCI eran pacientes de VRS.

En otras partes del mundo, el virus se extendió en poblaciones de niños pequeños que durante meses habían estado protegidos de enfermedades infecciosas, pero ahora estaban repentinamente expuestos a ellas.

“Nos tomó por sorpresa. Sabíamos que era algo a lo que había que estar atentos, pero no pensamos que serían tantos“, dice Christoph Berger, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Epidemiología Hospitalaria del Hospital Infantil Universitario de Zúrich, Suiza.

En ese centro, los casos de VRS por lo general alcanzan su punto máximo en enero, y rondan el cero en los meses de verano, de junio a agosto.

Este año no hubo casos en invierno. En cambio, comenzaron a aumentar abruptamente en junio, luego se dispararon a 183 infecciones en julio, más que en temporadas de invierno anteriores.

Un menor en una camilla de hospital.

Getty Images

“Estábamos llenos, todas las camas estaban ocupadas, y eso es un desafío”, recuerda Berger sobre el punto álgido del brote en julio.

Su hospital tuvo que trasladar bebés y niños con VRS a otros hospitales que aún tenían espacio. Varios otros hospitales suizos tuvieron que hacer lo mismo.

Durante el verano en Suiza, el VRS significó un problema mayor que el coronavirus.

“Casi no tuvimos casos de covid durante ese período”, dice Berger.

Los pocos niños que llegaron al hospital con covid se recuperaron relativamente rápido. “Aquellos con RSV se quedaron más tiempo”, dice.

Tratamiento

Una infección por VRS no es en sí misma un motivo de alarma.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., la mayoría de los niños habrá tenido VRS a la edad de 2 años.

Para casi todos ellos será una enfermedad similar a un resfriado, con secreción nasal y tos, y se recuperarán por sí mismos.

Pero en algunos bebés y niños pequeños, el VRS puede causar bronquiolitis, una inflamación de las partes inferiores del pulmón.

También pueden tener dificultades para respirar y alimentarse.

Médico atendiendo a una niña.

Getty Images

Aproximadamente entre el 1% y el 2% de los bebés menores de 6 meses con VRS deben ser trasladados al hospital y recibir oxígeno adicional a través de una máscara, o tubos en la nariz para ayudarlos a recuperarse.

Algunos también pueden requerir una sonda de alimentación. Con ese tratamiento, la mayoría mejorará en unos pocos días.

Antes de la pandemia de coronavirus, los hospitales se preparaban de forma rutinaria para los aumentos repentinos del VRS antes del invierno.

Los pacientes con mayor riesgo, como los bebés prematuros y aquellos con problemas pulmonares y cardíacos, pueden protegerse con palivizumab, una inyección de anticuerpos que ayuda a combatir el virus.

La inyección debe administrarse todos los meses durante los meses en los que el VRS está activo, otra razón por la que prepararse para el aumento de casos es tan crucial.

Saltarse una temporada

La pandemia ha interrumpido el ritmo estacional del VRS y su papel en el desarrollo habitual de la inmunidad de los niños.

“Con las medidas que teníamos para el covid, la gente no se reunía, no viajaba y eran cuidadosos con el distanciamiento y el uso de la mascarilla”, dice Agha.

“Eso realmente ayudó a mantener a raya al covid y a todos los demás virus. Por lo tanto, fue como saltarse una temporada de VRS. Y si te saltas una temporada, no estás produciendo anticuerpos contra el virus, y las madres tampoco están produciendo anticuerpos que luego pueden transmitir a sus bebés”.

Como resultado, esos bebés pueden ser particularmente vulnerables al VRS cuando el mundo se vuelva a abrir.

Los datos de diferentes países respaldan la idea de una brecha de inmunidad causada por una temporada sin VRS.

“El mayor aumento relativo de casos se da en niños de un año, que ‘perdieron’ una temporada de VRS durante el otoño-invierno pasado”, explicaron funcionarios de la oficina de Salud Pública de Inglaterra en un correo electrónico a la BBC, refiriéndose al aumento repentino de casos en algunas partes de Inglaterra durante el verano.

Saltarse una temporada aumenta el grupo de bebés y niños vulnerables, ya que incluye a los que estuvieron protegidos durante el invierno, así como a los nacidos desde entonces.

Eso puede hacer que las oleadas virales sean más fuertes.

En Tokio, los investigadores han informado del mayor aumento anual de casos de VRS desde que comenzó el monitoreo en 2003.

Sus datos sugieren que la acumulación de personas vulnerables durante la pandemia puede haber contribuido al brote inusualmente grande de este año.

Preguntas sin respuesta

Otros aspectos del nuevo panorama viral aún no están claros.

Uno de ellos es por qué el VRS resurgió una vez que se relajaron las medidas contra el covid, pero no ocurrió lo mismo con la gripe, que se ha mantenido bastante moderada.

El patrón del aumento repentino de VRS también ha variado de un país a otro.

Agha y su equipo en Brooklyn observaron que su aumento fue inusualmente severo, afectando a niños mucho más pequeños de lo habitual y enviando una mayor proporción a cuidados intensivos.

En Australia, en cambio, afectó a un grupo de mayor edad que antes.

Una menor con asistencia para respirar.

Getty Images
Otros aspectos del nuevo panorama viral aún no están claros.

Berger dice que los brotes de verano en Suiza no habían sido más severos que las típicas oleadas virales de invierno.

Una gran pregunta es qué significa este nuevo patrón para los próximos meses.

Un aumento repentino de casos durante el verano no significa necesariamente que no habrá más casos en el invierno. Y en algunas áreas, los casos solo están comenzando a aumentar ahora, a principios de otoño.

“El VRS, y la bronquiolitis que causa es definitivamente el aspecto clave para el cual los hospitales infantiles se están planificando“, dice Sophia Varadkar, subdirectora médica y neuróloga pediatra del Hospital Infantil de Great Ormond Street, en Londres.

En ese hospital, los casos han comenzado a aumentar y esperan más en las próximas semanas.

Para quienes atienden bebés, el VRS puede ser una preocupación mayor que el covid-19, advierte Varadkar.

“El covid para los niños, en general, no fue una enfermedad significativa. No hizo que muchos niños se sintieran realmente mal”.

“El VRS es una enfermedad potencialmente mayor, a muchos más niños, y definitivamente sabemos que puede hacer que esos bebés se sientan mal”, señala.

Medidas de cuidado

Con la reapertura de las escuelas, los virus, incluido el VRS, tendrán más oportunidades de propagarse.

Pero el comportamiento de los adultos puede ser aún más crucial.

En Suiza, las guarderías y las instalaciones de juego permanecieron abiertas durante todo el invierno y los niños pequeños no usaban mascarillas.

Casi ningún niño contrajo infecciones virales como el VRS y la gripe ese invierno, presumiblemente porque las medidas de higiene de los adultos ayudaron a protegerlos.

“La gente siempre dice que los niños infectan a los adultos, pero si lo piensas, ese no fue el caso en absoluto aquí, fue al revés”, apunta Berger.

“Cuando los adultos y los niños mayores usan mascarillas, mantienen el distanciamiento social y se lavan las manos, no vemos ni gripe ni VRS. Y cuando relajan esas medidas, el virus circula nuevamente y más niños pequeños terminan en el hospital”.

Incluso después de la oleada de verano, su hospital permanece en guardia. “No tengo idea de cómo continuará esto, y si esos fueron todos los casos, o si veremos otra ola en invierno, no lo sé”, dice Berger.

Lavarse las manos y mantener a los bebés vulnerables alejados de las personas con secreción nasal y tos puede ayudar a evitar la propagar de la infección.

También puede aplanar el punto álgido de una epidemia de VRS, garantizando que los hospitales tengan la capacidad de cuidar a todos los niños que necesiten ayuda.

“Para la mayoría de los niños será una enfermedad leve, podrán ser atendidos por sus padres, solo necesitan cuidado, alimentarse de manera más frecuente, reposo, algo de paracetamol si tienen fiebre, y eso es todo”, dice Varadkar.

Pero si el bebé tiene dificultades para respirar o alimentarse, o si los padres sienten que algo no está bien, deben buscar ayuda, aclara la experta.

Lección para el futuro

En el Hospital Infantil Maimónides en Brooklyn, ha pasado el punto álgido de VRS.

Pero Agha extrae una lección para los hospitales que se adaptan al mundo post covid-19.

“Lo que nos enseñó fue que hay que estar preparados“, destaca. “Estos no son los mismos tiempos que hace dos años: la vida ha cambiado, el mundo ha cambiado y estos virus están evolucionando y comportándose de formas inesperadas”.


Puedes leer la versión original de este artículo en inglés en BBC Future.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.