Torturas y omisiones “ponen de cabeza” la investigación sobre Ayotzinapa: The Wall Street Journal

El diario estadounidense reproduce la declaración de uno de los testigos clave de la PGR, quien denuncia haber sido torturado por policías federales.

Torturas y omisiones “ponen de cabeza” la investigación sobre Ayotzinapa: The Wall Street Journal
A poco más de un año de la desaparición de los estudiantes, los padres rechazan al "verdad histórica" de la PGR. // Foto: Manu Ureste. Manu Ureste
A poco más de un año de la desaparición de los estudiantes, los padres rechazan al "verdad histórica" de la PGR. // Foto: Manu Ureste.
A poco más de un año de la desaparición de los estudiantes, los padres rechazan al “verdad histórica” de la PGR. // Foto: Manu Ureste.
Declaraciones obtenidas mediante tortura y otros problemas de procedimiento periciales, revelan fallas en la investigación de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, señala el diario estadounidense The Wall Street Journal.

Los periodistas, Laurence Iliff e Ileana Najarro realizaron entrevistas con los sobrevivientes e hicieron una revisión del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y del expediente oficial del la PGR para la realización del artículo.

El diario reproduce la declaración de un testigo clave en la investigación realizada por la Procuraduría General de la República (PGR), Patricio Reyes Landa, quien dice haber sido torturado tras ser detenido por policías federales.

“Me llevaron a un vehículo, me vendaron los ojos, me ataron de pies y manos, y comenzaron a golpearme otra vez y darme descargas eléctricas, me pusieron un trapo en la nariz y me echaron agua”, dijo Reyes Landa, en declaraciones hechas públicas un año después de su detención en octubre de 2015.

Las declaraciones de Reyes y otras cinco personas sirvieron a la PGR para sustentar su “verdad histórica” sobre lo ocurrido a los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, estuvieron arraigados casi 80 días antes de ser consignados.

The Walls Street Journal señala que las denuncias de tortura son parte de una “serie de revelaciones que han puesto de cabeza la investigación del gobierno mexicano sobre uno de los crímenes que más ha llamado la atención en décadas en el país”.

La publicación destaca que ante las inconsistencias, el presidente Enrique Peña Nieto pidió la ayuda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras lo que se formó el GIEI, lo que, dice el artículo deja ver “cómo las instituciones de México parecen incapaces de resolver uno de los mayores crímenes en un país donde el 98% de los delitos graves quedan sin castigo”.

Close
Comentarios