close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Defensores de la tierra, criminalizados por autoridades estatales: Informe

Los casos documentados en ocho países de América Latina demuestran que policías y actores gubernamentales suelen unirse a particulares para ejercer acción penal contra defensores.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
25 de febrero, 2016
Comparte

En América Latina, los defensores de derecho a la tierra son perseguidos por la justicia gracias a la complicidad de actores estatales con empresas que impulsan proyectos industriales, alertó la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

Tras analizar casos de defensores criminalizados en ocho países latinoamericanos —Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Perú— la FIDH concluyó que la acción penal que se ejerce en contra de los activistas proviene de autoridades locales, policías y operadores de justicia que trabajan con empresas privadas y terratenientes.

“La falta de independencia y de imparcialidad de la justicia tiene un impacto determinante en el fenómeno de la criminalización de defensores y defensoras, en particular, la actividad del Ministerio Público que lidera la acción penal. Además de decidir criminalizar indebidamente a un defensor o defensora, en la mayoría de nuestros ejemplos, el Ministerio Público solicita la prisión preventiva y en muchos casos se empeña en perseguir penalmente una, dos y más veces a los defensores y defensoras”, cita el informe ‘Criminalización de defensores de derechos humanos en el Contexto de proyectos industriales: un fenómeno regional en América Latina’ que la FIDH presenta este jueves 25 de febrero con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

El informe destaca casos de los ocho países de América Latina para mostrar cómo la criminalización de los defensores de derechos a la tierra suele seguir el mismo perfil con el rol de agentes estatales directamente involucrados en el uso indebido del derecho penal para perseguirlos y frenar sus acciones en contra de grandes proyectos industriales.

// Gráfico: Especial.

// Gráfico: Especial.

En el caso específico de México, da seguimiento al caso de Juan Carlos Flores Solís, estudiante de derecho y defensor de derechos humanos de los pueblos originarios del país.

Juan Carlos es vocero del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala. Desde el 2006, el grupo se opone a la construcción del gasoducto Morelos en el que participan empresas españolas e italianas como Abengoa, Elecnor Anagas y Bonatti.

El defensor argumenta que el proyecto viola el derecho de las comunidades locales a participar en los procesos de consulta y decisión, pues éste afectaría sus derechos a la vida, la salud y el agua.

En abril de 2014 fue detenido por hombres vestidos de civil que se identificaron como policías ministeriales sólo después de una queja interpuesta ante la Comisión de Derechos Humanos de Puebla. Se le acusó de los delitos de despojo, motín, extorsión y ataques a obras públicas, tras su “probable participación” en un motín ocurrido dos años antes. Aunque más tarde se confirmó que no estuvo en el evento, el defensor fue a prisión y apenas el 23 de enero de 2015 ganó un amparo para recuperar su libertad.

La FIDH destaca que de ese caso “no deja de sorprender que el poder judicial haya validado un proceso que inició con una detención completamente ilegal y luego haya emitido una orden de detención a pesar que las pruebas demostraban que aquél no había participado en el evento donde estos delitos fueron supuestamente cometidos”.

Se violan las garantías mínimas del debido proceso y el derecho a la libertad personal. Pero además, se estigmatiza y aísla al defensor.

“Si bien los jueces no siempre condenan a los defensores y defensoras, casi sistemáticamente acceden a las solicitudes de medidas cautelares tales como la detención preventiva. Además resulta sorprendente y paradójica la gran celeridad en los procesos que llevan a la detención de defensores y defensoras, cuando contrariamente, los procesos para investigar el hostigamiento o asesinato son siempre muy lentos”, agrega el informe.

En octubre de 2015, expertas independientes de América y Europa, que analizaron la situación de defensores en México, concluyeron que las denuncias que dan pie a criminalizarlos avanzan velozmente en el sistema penal, lo cuál contrasta con la “ausencia de apoyo” de autoridades de los tres niveles de gobierno cuando es necesario investigar la misma labor de defensa derechos humanos o amenazas en su contra.

Es decir, el sistema de justicia no es útil para investigar y perseguir las violaciones que denuncian los defensores de derechos humanos, pues sus casos se quedan encarpetados por años. En cambio, ese sistema sí es eficaz cuando se trata de criminalizarlos e iniciar procesos penales en su contra.

Esta práctica, que se repite en América Latina, implica diferentes violaciones a derechos humanos como al principio de legalidad y no retroactividad de la ley penal, a la libertad personal, a las garantías judiciales, a la libertad de expresión y el derecho a la honra y a la buena reputación.

De enero de 2011 a agosto de 2014, la FIDH documentó 32 casos de hostigamiento judicial contra 123 defensoras y defensores del derecho a la tierra y denunció que 95% de los casos permanecen en total impunidad debido a la “incapacidad de los Estados para obligar a los autores a rendir cuentas por sus acciones o por negligencia”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Área 51: Facebook retira 'por accidente' la controvertida invitación para 'tomar por asalto' la misteriosa base militar de EU

Facebook dijo que retiró “por error” la invitación para tomar la misteriosa base militar estadounidense ubicada en el desierto de Nevada que se dice que oculta extraterrestres, pero ya está en línea nuevamente. Unas dos millones de personas indicaron que participarán del evento.
7 de agosto, 2019
Comparte
Ilustración de un extraterrestre y un ovni.

Getty Images
Algunas personas creen que el Área 51 oculta naves extraterrestres estrelladas en la Tierra.

El Área 51 suma un nuevo misterio.

La invitación publicada en Facebook para “tomar por asalto” la base militar estadounidense ubicada en el desierto de Nevada desapareció por un par de días de la red social.

El creador de la página recibió un mensaje el sábado diciendo que su evento iba contra los estándares de la comunidad de Facebook.

Aunque un vocero de la red social salió a aclarar que el retiro del evento de la plataforma fue “por accidentey la convocatoria volvió a estar en línea.

“¿Qué pasó con el evento? Desapareció hace un par de días y ahora regresó”, escribió un usuario de Facebook en la página del Área 51 restablecida.

¿De qué se trata la convocatoria?

La iniciativa publicada en Facebook propone que una multitud intente ingresar a estas instalaciones, donde los fanáticos de la vida extraterrestre creen que las autoridades mantienen confinados a seres de otros planetas así como sus “platillos voladores”.

“Todos nos encontraremos en el centro turístico del Área 51 y coordinaremos nuestra entrada. Si corremos como Naruto (un personaje de series japonesas que corre muy deprisa), podemos movernos más rápido que sus balas. Vamos a ver a los extraterrestres”, dice el mensaje.

Dos millones de personas han expresado su intención de asistir al evento previsto para el 20 de septiembre próximo a las 3 de la mañana, pero la Fuerza Aérea de EE.UU. advirtió a las personas que no se acerquen a la base.

La convocatoria también generó un sinnúmero de memes y de comentarios.

Una gran cantidad de estos son mensajes jocosos, mientras otros se toman la convocatoria más en serio y optan por advertir sobre los riesgos evidentes de intentar entrar por la fuerza en una base militar.

“A todos les van a disparar. No está bien violar la ley. Actúa como un delincuente y serás tratado como tal. ¿No hay algo más importante en tu vida en lo que puedas enfocar tu energía?”, comentó una usuaria de Facebook.

Rachel, un pequeño pueblo cercano al Área 51, está lleno de referencias a la vida extraterrestre.

Getty Images
Rachel, un pequeño pueblo cercano al Área 51, está lleno de referencias a la vida extraterrestre.

¿Qué es el Área 51?

Aunque hasta hace pocos años ni siquiera aparecía en los mapas oficiales, este sitio estaba firmemente anclado en la mente de quienes creen en la vida extraterrestre. ¿La razón? En los alrededores del Área 51 se produjeron numerosos avistamientos de objetos voladores no identificados (ovnis).

Conscientes de que se trata de un potencial atractivo turístico, en 1996 las autoridades de la zona rebautizaron la cercana ruta estatal 375 como “La carretera de los extraterrestres”.

El Little A'Le'Inn.

Getty Images
El Little A’Le’Inn es un bar, restaurante y motel que lleva décadas recibiendo a turistas llegados de todas partes.

Según los responsables de turismo de Nevada, en ningún otro sitio de EE.UU. se producen anualmente más avistamientos de ovnis que en esta vía de unos 160 kilómetros, situada en las cercanías del Área 51 y que está a unas dos horas y media al norte de Las Vegas.

Para decepción de algunos, en 2013 la CIA admitió oficialmente la existencia del Área 51 pero dijo que se trata de una base aérea militar que fue utilizada durante la Guerra Fría para realizar pruebas secretas de los aviones espía U-2.

En unos documentos obtenidos por la Universidad George Washington se afirmaba que el sitio fue creado a mediados de la década de 1950 por una orden del entonces presidente Dwight Eisenhower.

Aunque la existencia de la base no era un secreto, el hecho de que el gobierno no la reconociera dio lugar a diversas teorías de conspiración a lo largo de los años.

Área 51

Getty Images
Esta imagen satelital muestra el Área 51.

Aeronaves

La presencia de la base militar y las aeronaves que operan desde allí son la explicación más plausible de los numerosos avistamientos de ovnis que se producen en esta zona del desierto de Nevada y en “La carretera de los extraterrestres”.

Pese a ello, algunos siguen creyendo que en realidad se trata de un centro de investigación de alienígenas, al que habrían sido llevados los restos de una supuesta nave espacial hallada en 1947 cerca de la localidad de Roswell, en Nuevo México.

Los peligros de intentar acercarse a esta instalación militar son numerosos, como se advierte en los carteles colocados cerca en las entradas de la misma.

“Advertencia: instalación militar. Prohibida la entrada a personal no autorizado. Pena de hasta un año de cárcel y multa de US$5.000“, se lee en uno de accesos a la base, que se encuentra oculta tras las montañas y situada junto al lecho del antiguo lago de Groom.

“Tomar fotos de esta área está prohibido”, dice otro cartel junto a una barrera flanqueada por varios postes sobre los que hay colocadas cámaras de seguridad.

El peligro de no respetar estas advertencias lo conocieron bien los integrantes de un equipo de la BBC que en 2012 se adentraron unos metros en la base y acabaron tumbados en el suelo boca abajo, con varios soldados apuntándoles con sus armas.

Area 51

Getty Images
El Área 51 se convirtió en un lugar de atracción para turistas y ufólogos.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CDhpgl99TW8&t=12s

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY

https://www.youtube.com/watch?v=Vx5mgjdE9Rc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.