El auditorio Che Guevara de la UNAM: una historia de tomas y confrontaciones
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El auditorio Che Guevara de la UNAM: una historia de tomas y confrontaciones

Los sucesos de colocación de barricadas y algunas quemas este jueves tienen el antecedente de otros sucesos violentos en la zona del Auditorio Che Guevara, controlado por diferentes colectivos desde 1999.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
25 de febrero, 2016
Comparte
// Foto: Cuartoscuro

// Foto: Cuartoscuro

Las barricadas colocadas en uno de los accesos a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y diferentes quemas y destrozos reportados tras la detención de una persona, se suman a otros conflictos relacionados con el Auditorio Justo Sierra, conocido como Che Guevara, que ha estado bajo control de diferentes grupos.

Los incidentes de este jueves en Ciudad Universitaria se registraron como respuesta a la detención de Jorge Emilio Yorch Esquivel Muñoz, que según las autoridades vendía tacos afuera del auditorio Justo Sierra para encubrir su actividad de venta de drogas.

La Procuraduría General de la República (PGR) detalló que al momento de detenerlo en Avenida Universidad le encontraron  50 envoltorios de cocaína en piedra, 26 pastillas psicotrópicas “Ribotril”, y una bolsa con 300 gramos de marihuana.

Al respecto, la UNAM informó que Esquivel Muñoz es una persona ajena a la universidad, y que los disturbios tras su detención fueron obra de “provocadores”, que se refugian en el auditorio Che Guevara.

Medios y usuarios de redes sociales mostraron la mañana de este jueves imágenes de personas con el rostro cubierto, colocando barricadas en el circuito universitario por el que se accede a la Facultad de Filosofía y Letras, y al auditorio Che Guevara. También se observó que quemaron un vehículo de vigilancia UNAM, y contenedores de basura.

Desde 1999, cuando concluyó la huelga estudiantil en la UNAM y salieron los integrantes del Consejo General de Huelga, diferentes colectivos han mantenido el control del Auditorio Che Guevara, como la Coordinación de Colectivos Auditorio Che Guevara, y el grupo Okupache u Okupas.

Uno de los conflictos más recientes y con hechos de violencia, previo a las barricadas y las quemas reportadas este jueves, se dio el 3 de marzo  de 2014 —en aquel entonces el rector de la UNAM era José Narro—.

Aquel día un grupo de personas con el rostro cubierto trató de expulsar a otro colectivo para tomar el control del Auditorio Che Guevara. Las personas en el interior acusaron que los habían golpeado con toletes, además de atacarlos con pistolas eléctricas y pistolas de diávolos.

Según los ocupantes del Auditorio (Okupache), pudo tratarse de una revancha, ya que en diciembre de 2013 habían desalojado a otro colectivo, con violencia, según la UNAM.

Las televisoras mostraron a jóvenes lanzando botellas, y a otros respondiendo activando extintores. La UNAM indicó entonces que “resultaron algunos lesionados” del choque violento, y que exigía la entrega inmediata “del auditorio ocupado en forma ilegal”.

Grupos de exalumnos, académicos y trabajadores hicieron pronunciamientos para sumarse a la exigencia de recuperar el espacio, e incluso se desarrollaron debates de universitarios en las propias instalaciones del Che Guevara. Sin embargo pasaron los días, y no se dio la liberación del Auditorio, aunque autoridades universitarias hayan informado sobre la presentación de denuncias ante la PGR, para responder a la ocupación.

En noviembre de 2014, se dio otro hecho violento en Ciudad Universitaria.

Un oficial secretario del Ministerio Público, un elemento de la Policía de Investigación y dos peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) acudieron para hacer una diligencia, por la denuncia del robo de un teléfono celular a una estudiante.

Unas 20 personas, según la PGJDF, los agredió y en el altercado un elemento de la Procuraduría detonó su arma de fuego, por lo que resultó lesionado un estudiante en la pierna.

“El elemento de la Policía de Investigación dijo haber realizado disparos al aire para evitar el ataque, resultando lesionada en el muslo izquierdo, una persona de sexo masculino que se encontraba en el sitio”, indicó la Procuraduría.

Según la UNAM, “el grupo que se encontraba en el auditorio Justo Sierra persiguió al funcionario (que disparó) y algunos de sus integrantes lo lesionaron”. Tras esos hechos, personas con el rostro cubierto prendieron fuego a un vehículo de la PGJDF, y lanzaron objetos a elementos de la policía capitalina.

“Solo hacen revueltas y generan caos, y ni siquiera son alumnos”, opina vía telefónica sobre los grupos que ocupan el Auditorio, y sobre los hechos de este jueves, el estudiante de Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras, José Luis Canela.

Francisco Burgoa, catedrático de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de la UNAM, dijo vía telefónica que ha faltado voluntad “para hacer valer la ley”, en el caso del Auditorio Che Guevara, ya que no se ha dado seguimiento puntual a las denuncias presentadas, para que en verdad tengan repercusiones.

“No se trata de inventarles algún delito. Que se aplique la legislación”, expresó.

En esto coincide el catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras, Alberto Paredes, quien considera que ningún grupo de profesores, estudiantes, o exestudiantes tiene el derecho de administrar por su propia cuenta el auditorio.

“El hecho de no recuperarlo significa sensibilidad política excesiva para no provocar problemas con esos grupos que se han apropiado de ese auditorio”, señaló el profesor.

Paredes añade que muchos profesores e investigadores de la UNAM esperan que el nuevo rector, Enrique Graue, tome medidas legales y recupere el Che Guevara.

En mayo de 2015, la UNAM indicó en un comunicado que otra preocupación constante en cuanto a su seguridad es la de que exista consumo, venta y distribución de drogas en las instalaciones universitarias. En 2014, detalló, detectó a 46 personas vinculadas con esas actividades, presentó la acusación correspondiente y se abrieron seis averiguaciones previas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Muertes por COVID-19 en Chile, Perú y México tienen altos niveles de subregistro: ONU

Según el director del PNUD en América Latina y el Caribe, Luis Felipe López-Calva, la pandemia de covid-19 en la región es "una tragedia peor de lo que creemos"
20 de julio, 2020
Comparte

“Una tragedia peor de lo que creemos”: así describe a la pandemia de covid-19 en América Latina y el Caribe el director del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para la región, el mexicano Luis Felipe López-Calva.

La covid-19 ha causado en la región más de 155.000 muertes al 16 de julio, convirtiéndola en el centro actual de la pandemia.

No obstante, en una reciente publicación de su blog técnico Graph for Thought, el también subsecretario general adjunto de Naciones Unidas (ONU) escribe que “el número de muertes confirmadas por covid-19 subestima enormemente el número real de muertes por la pandemia”, en referencia concretamente a Chile, Perú y Ciudad de México.

“Los formuladores de políticas de todo el mundo están tomando decisiones críticas sobre qué acciones tomar a raíz de covid-19”, dice López-Calva a BBC Mundo.

“¿Cuándo pueden las personas regresar a su lugar de trabajo de manera segura? ¿Cuándo pueden las escuelas reabrir de manera segura? Estas decisiones de políticas conllevan graves consecuencias para la vida de las personas”, continúa.

Sin embargo, explica, “debido a la información limitada e imperfecta disponible, basar estas decisiones en buena evidencia se vuelve bastante difícil”.

Un ejemplo de ello es justamente la cantidad de personas que han fallecido por infectarse con el nuevo coronavirus.

Exceso de mortalidad

“Es importante comprender la posible magnitud en que se subestiman las muertes por covid-19 porque ofrece una imagen más precisa de la escala de la pandemia“, dice.

Luego agrega: “Entender, por ejemplo, que la pandemia puede haber matado hasta 5 veces el número de personas registradas oficialmente en un lugar específico puede significar que son necesarias medidas de contención de covid-19 más extensas de lo que se pensaba anteriormente, así más pérdidas de vidas pueden ser prevenidas”.

Según López-Calva, este es el caso de Perú y Ciudad de México, donde al 6 de julio se pudo constatar una tasa de subregistro de muertes del 79% y 78% respectivamente.

Otro caso destacado por el director regional del PNUD es el de Chile, donde la tasa de dicho subreporte es del 61%.

El cálculo se basa en el concepto de exceso de mortalidad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el exceso de mortalidad es una “mortalidad superior a la esperada en función de la tasa de mortalidad sin crisis en la población de interés. El exceso de mortalidad es, por lo tanto, la mortalidad atribuible a las condiciones de crisis”.

Perú

BBC
Chile

BBC
Ciudad de México

BBC

En otras palabras, el exceso de mortalidad es la diferencia entre el número real de muertes y el número esperado de muertes para el mismo período dentro de un país o ciudad, basándose en datos históricos recientes.

Viendo los gráficos, es la diferencia entre la zona roja y la celeste: si la cantidad real real de muertes de este 2020 se explicara por completo por la covid-19, entonces ambas curvas serían similares.

Y, como se puede ver, en los tres casos son muy diferentes.

Casos en la región

En su publicación, López-Calva ejemplifica el nivel de la problemática regional del subregistro de muertes con los dos países antes mencionados (Chile y Perú) y Ciudad de México, además de otras tres ciudades brasileñas: Manaos, Río de Janeiro y Sao Paulo.

“Si bien todas las localidades en la publicación son lugares de la región que han sido particularmente afectadas por covid-19, no son necesariamente lugares donde el subregistro es excepcionalmente alto“, aclara.

La razón se debe a la disponibilidad de tres datos, dice, al tiempo que destaca que todos fueron tomados de la revista The Economist: las tasas de mortalidad históricas, las tasas de mortalidad actuales y las muertes confirmadas por covid-19.

Hombre junto a un cajón fúnebre.

Getty Images
Para López-Calva, los datos que muestran el impacto real de la pandemia son “un llamado a la acción, para evitar más pérdidas innecesarias”.

No obstante, dentro de los países o ciudades que publican estos datos de forma regular, el ranking de exceso de muertes por cada 100.000 habitantes del propio The Economist, con datos al 15 de julio, sí está encabezado por América Latina.

El listado tiene a Ciudad de México (254) a la cabeza, seguido por Río de Janeiro (148), Ecuador (133) y Perú (110). Chile está en el puesto 15 con un número total de exceso de muertes de 39 cada 100.000.

Razones detrás del subregistro

“Debemos ser cautelosos al interpretar los datos presentados en la publicación como la verdadera magnitud de la cifra de muertos por la pandemia”, aclara López-Calva.

“El exceso de tasas de mortalidad puede ayudarnos a obtener una mejor aproximación de lo que está sucediendo”, agrega, pero “solo cuentan una parte de la historia“.

Entre las múltiples razones para el subregistro, el director regional del PNUD menciona en su publicación la limitada capacidad de muchos países para realizar pruebas.

“Por ejemplo, a pesar de tener las tasas más altas de pruebas de covid-19 per cápita en América Latina y el Caribe, más del 60% del exceso de muertes siguen sin contabilizarse en Chile y Perú”, escribe.

Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD para América Latina y el Caribe

PNUD
El mexicano Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD para América Latina y el Caribe, así como subsecretario general adjunto de la ONU.

Podemos pensar que, en el caso de Chile, esto se debe a la metodología de notificación de muertes de covid-19, que durante el período indicado no tuvo en cuenta a las personas que murieron fuera del hospital (por ejemplo, las que murieron en su hogar) o aquellos que murieron sin una prueba confirmada”, continúa.

En el caso de Perú -agrega-, podemos pensar que la calidad de las pruebas es una barrera para la presentación de informes más precisos, ya que la expansión de las ‘pruebas rápidas’ de menor calidad puede haber reducido la probabilidad de que las muertes debidas al covid-19 se diagnosticaran correctamente”.

Datos confiables

Para López-Calva, reflejar con los datos la verdadera escala de la pandemia “es un reconocimiento de la gran pérdida que ya hemos sufrido, de tantas vidas invaluables perdidas y seres queridos que quedan atrás“, dice a BBC Mundo.

“Pero también es un llamado a la acción, para evitar más pérdidas innecesarias”, sostiene.

Los gobiernos precisan contar con estadísticas oficiales confiables y aumentar su transparencia y rendición de cuentas.

La información creíble es una parte esencial de nuestro conjunto de herramientas en la lucha contra este virus, ya que los responsables políticos y los ciudadanos continúan tomando decisiones diarias sobre las acciones que deben tomar”, opina.

En palabras de López-Calva, contar con “datos confiables es lo que nos permite ver el peligro invisible que enfrentamos y trazar caminos claros hacia una realidad más segura”.

Click here to see the BBC interactive

Click here to see the BBC interactive

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

https://www.youtube.com/watch?v=gELP0JQrllg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.