close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial
El Manglar Tajamar: una década de devastación vista desde el cielo (Video)
Imágenes satelitales dejan ver que en 2005 (cuando empezó la venta de terrenos) Tajamar aún estaba cubierto de mangles y humedales, sin que pudiera observarse nada que lo distinguiera del resto del Sistema Lagunar Nichupté, zona protegida por las leyes mexicanas.
Especial
Por Paris Martínez
2 de febrero, 2016
Comparte
Imágenes satelitales tomadas en la zona dejan ver que en 2005 (cuando empezó la venta de terrenos) Tajamar aún estaba completamente cubierta de mangles y humedales. // Foto: Especial.

Imágenes satelitales tomadas en la zona dejan ver que en 2005 (cuando empezó la venta de terrenos) Tajamar aún estaba completamente cubierta de mangles y humedales. // Foto: Especial.

El pasado 29 de enero, Guillermo Haro, titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, determinó que la tala del manglar Tajamar, en Quintana Roo, no representó un “ecocidio” ni una “devastación”, debido a que esta zona no forma parte de la reserva natural de Nichupté, la cual está protegida por leyes nacionales e internacionales, y que flanquea a Tajamar por ambos costados.

Sin embargo, esto es así debido a una decisión de las autoridades estatales y federales, y no porque Tajamar no sea un manglar. Se trata, en todo caso, de un manglar que fue excluido de las medidas de protección decretadas para las zonas aledañas.

Tal como consta en el Programa de Manejo del Área Natural Protegida Manglares de Nichupté (creada en 2008 por decreto del entonces presidente Felipe Calderón), el perímetro que hoy se conoce como Tajamar sí fue parte de la Zona de Preservación Ecológica de Cancún desde 1971, cuando se emprendió el desarrollo “planeado” de este centro turístico.

De hecho, todo el Sistema Lagunar Nichupté estuvo bajo ese rango de preservación ecológica hasta el 30 de noviembre de 1994, fecha en la que el gobierno estatal (entonces encabezado por el priista Mario Villanueva Madrid) determinó que Tajamar debía ser separado de la zona protegida, aunque esto dividiera en dos la cubierta de manglares, para aplicar ahí una “política de Aprovechamiento”.

Luego, en 2005, esta “política de Aprovechamiento” en Tajamar fue ratificada por el gobierno estatal, mediante la “actualización” del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de la Ciudad de Cancún, y también por el municipal, a través de su Programa de Ordenamiento Ecológico Local.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (organismo federal que ostentaba la propiedad de Tajamar) inició la venta de los terrenos en esta zona a partir de 2005, tal como denunció públicamente el mismo obispo de Cancún, cuya arquidiósesis adquirió un terreno ahí, para construir una basílica con cupo para 2 mil personas.

Proyecto arquitectónico de la Basílica de Cancún, que autoridades eclesiásticas planean construir en Tajamar. // Foto: tajamarcancun.com.

Proyecto arquitectónico de la Basílica de Cancún, que autoridades eclesiásticas planean construir en Tajamar. // Foto: tajamarcancun.com.

No fue sino hasta 2008, una vez que había concluido la venta de los terrenos de Tajamar, que Fonatur donó el resto del manglar (3 mil 512 hectáreas) para que fueran declaradas como la reserva natural Manglares de Nichupté.

Pero, aún cuando Tajamar no gozara de la misma protección que el resto del manglar, sí seguía formando parte de este cuerpo natural, y una parte viva.

Imágenes satelitales tomadas en la zona dejan ver que en 2005 (cuando empezó la venta de terrenos) Tajamar aún estaba completamente cubierta de mangles y humedales, sin que pudiera distinguirse nada que lo distinguiera del resto del Sistema Lagunar Nichupté, en el cual, habitan al menos cinco tipos de flora y cinco de fauna amenazadas o en peligro de extinción, y protegidas por leyes ambientales.

No obstante, para el año siguiente (2006) comenzó la fragmentación física del manglar, mediante la construcción de tres carreteras, que llevan a la orilla de la laguna (donde se planea construir un malecón), así como un andador turístico, que será, según las proyecciones arquitectónicas, la columna vertebral del Malecón Tajamar, que albergará cinco mil habitaciones de hotel, dos mil 600 residencias privadas, centros comerciales e, incluso, un “área verde” que, paradójicamente, se planea crear rellenando el humedal.

A continuación, te presentamos la zona de Tajamar, vista desde el cielo, desde 2005 y hasta 2015.

Cabe destacar que, según los mismos estudios de la Conanp, “la fragmentación de los humedales de manglar, ocasionada por bordos carreteros, afecta la integridad del régimen hidrológico de estos ambientes (…) Esta fragmentación resta capacidad a los ecosistemas para su recuperación, posterior a los eventos hidrometeorológicos, como tormentas tropicales y huracanes”.

Aún así, los Manglares de Nichupté fueron fragmentados con las carreteras que delimitan el Malecón Tajamar, dando como resultado que el Área Natural Protegida quede partida en dos, con lo que será el complejo turístico de Tajamar en medio.

Aquí puedes ver un video elaborado por Fonatur, en el que se muestran los planes de explotación turística y comercial de Tajamar:

Insultos a la inteligencia

El mismo Guillermo Haro, procurador Federal de Protección al Ambiente, tildó de falsas las imágenes que muestra las afectaciones a la flora y fauna de Tajamar, y que comenzaron a difundirse a través de redes sociales desde el 16 de enero pasado, cuando una nueva fase de tala se emprendió en este manglar.

En respuesta, el movimiento ciudadano Salvemos el Manglar Tajamar (creado en junio de 2015) facilitó a Animal Político la serie de imágenes que sus integrantes han difundido a través de internet, y que no sólo pueden verse las afectaciones a la fauna y la flora, sino también edificaciones que permiten identificar que están tomadas en Tajamar.

Cocodrilos en la zona talada de Tajamar. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

Cocodrilos en la zona talada de Tajamar. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

Con estas imágenes como prueba de las afectaciones ambientales en la zona, Samantha Leal, representante de la agrupación ciudadana, consideró que lo afirmado por el titular de Profepa “es un insulto a la inteligencia de los cancunenses, porque no somos uno o dos los que atestiguamos lo que pasó, somos miles de ciudadanos las que han entrado a Tajamar, han visto, han olido la peste a descomposición animal, no puede él venir, después de diez días, a decir que no había pasado nada”.

Al fondo se observan las construcciones en Tajamar. En el circulo rojo se puede ver la cola de un reptil, entre los árboles talados. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

Al fondo se observan las construcciones en Tajamar. En el circulo rojo se puede ver la cola de un reptil, entre los árboles talados. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

Estas imágenes, añadió, son también prueba de que la supuesta reubicación de especies silvestres, supuestamente realizada por las autoridades, nunca se realizó. “Y, ¿cómo iban a reubicar a los animales? –se pregunta Samantha–: Si entraron (el 16 de enero) como ladrones, de madrugada: llegaron con 40 camiones y máquinas, resguardados con un contingente de granaderos tan grande que parecía que ‘el Chapo’ estaba escondido en el manglar. Y su instrucción era clara: acabar con todo, no dejar ni una rama sin romper, y así se hizo.”

Las labores de desmonte del manglar, asegura Samantha, quien junto a otro grupo de vecinos permaneció en protesta en la zona, duraron 30 horas, y para cuando terminaron “había una peste impresionante, un olor a animal muerto que no se podía confundir, y el cielo estaba lleno de zopilotes”.

En esta región hay cinco especies vegetales amenazadas o en peligro de extinción, cuatro de ellas son variedades de mangle. Los manglares talados fueron amontonados para su posterior retiro. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

En esta región hay cinco especies vegetales amenazadas o en peligro de extinción, cuatro de ellas son variedades de mangle. Los manglares talados fueron amontonados para su posterior retiro. // Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

Por ello, remató, “es un tanto ilógico lo que dijo el procurador Federal de Protección al Ambiente, porque en primera él mismo estuvo aquí, él vio los animales en la zona. Dice que no vio animales muertos, pero hay que recordar que cuando él asistió a la zona ya habían pasado 10 días, y la zona ya había sido limpiada”.

Las imágenes tomadas por los vecinos, sin embargo, siguen ahí.

// Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

// Foto: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

A la izquierda, una perspectiva de Tajamar, a la derecha, un acercamiento del fotógrafo. // Fotos: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

A la izquierda, una perspectiva de Tajamar, a la derecha, un acercamiento del fotógrafo. // Fotos: Movimiento ciudadano Salvemos el Malecón Tajamar.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
¿Cuál sería el impacto económico si desapareciera la mitad de la población como quiere Thanos?
¿Cuál sería el impacto económico si desaparece la mitad de la población como en la película Avengers? Dos investigadores analizan este panorama.
10 de mayo, 2019
Comparte

AVISO DE SPOILERS: Esta nota contiene algunos detalles de las películas de Avengers.

Es interesante darle una mirada a las ideas de quien es quizás, uno de los más famosos economistas del universo: Thanos Mad Titan, el villano de la película Avengers: Infinity War.

Como sabrán los que han visto el film, Thanos, como cualquier buen economista, está muy interesado en la disponibilidad de los recursos escasos en un universo sobrepoblado.

Entonces se propone aniquilar a la mitad de la población. Y, ya advertimos que aquí había spoilers, lo consigue.

En la siguiente película, Avengers Endgame, se desarrolla el tema de cómo revertir el daño y los 4.000 millones de sobrevivientes están de luto por los caídos.

¿Pero queremos realmente regresar a una población de 8.000 millones?

Avengers

Disney/Marvel
Los Avengers tienen la misión de revivir a la mitad de la humanidad.

Lee a continuación dos entrevistas realizadas por el periodista Tim Harford sobre los potenciales efectos económicos de las ideas del supermalvado Thanos.


Sharon DeWitte, antropóloga de la Universidad de Carolina del Sur.

Estamos frente a esta extraordinaria situación de perder a la mita de la población. ¿Hay algún precedente histórico?

Sí, a mediados del siglo XIV, se produjo la pandemia de la peste negra y mató entre un 30% a un 60% (o incluso más) de la población en Asia, el Medio Oriente, África y Europa.

Eso se acerca entonces a la mitad de la población. Esto nos da un punto de referencia histórico para evaluar la política de Thanos. ¿Cuáles fueron los efectos de la peste negra?

La mayor parte de mi investigación está focalizada en el análisis de los restos humanos de aquella época.

Al menos por algunas generaciones después de la muerte negra, hubo mejorías en las tasas de sobrevivencia, es decir una persona promedio llegó a vivir más tiempo que antes de la pandemia.

La salud entonces, mejoró, al menos temporalmente.

Esto no considera la salud mental u otros aspectos de la vida. Pero quizás incluso hasta 200 años después del evento, la gente vivió más años.

Restos de la época de la peste negra

Getty Images
La peste negra a mediados del siglo XIV hizo desaparecer a cerca de la mitad de la población mundial.

¿Por qué?

Hay muchas razones. La peste negra produjo una gran escasez de mano de obra y como resultado, los sobrevivientes tuvieron oportunidades económicas que no habían tenido anteriormente.

En Inglaterra, por ejemplo, los salarios se incrementaron enormemente.

Para los agricultores, el salario real aumentó 50%. La gente de todos los estratos sociales tuvo acceso a más y mejor comida.

¿Te simpatiza la política de Thanos?

Bueno… algunos días sí y otro no. Pero la mayor parte del tiempo diría que hay otros mecanismos para mejorar el bienestar de la mayor parte de las personas en el planeta, en vez de matar a la mitad.


Entrevista con Zachary Feinstein, profesor de ingeniería de la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, y autor del blog Fictionomics.

Usted tiene una postura controvertida, argumentando que hay efectos económicos negativos de perder a la mitad de la población mundial. ¿Cuáles serían esos efectos?

Pensemos primero en los efectos sobre una persona o una empresa en particular.

Hay una expresión conocida como el “factor bus”, que se refiere a cuántos de tus empleados podrían ser atropellados por un bus, antes de que tus proyectos se paralicen, antes de que pierdas el conocimiento institucional y la especialización que requieres para funcionar como una compañía.

Si perdiéramos a la mitad de la población de un segundo a otro, virtualmente cada empresa que requiere cierto nivel de especialización, excedería su “factor bus”.

Los gigantes como Google, Facebook, Amazon, tendrían problemas significativos.

Y en otros casos quizás nadie sabría las claves para entrar a los correos corporativos, por ejemplo. Me refiero a conocimiento básico que se perdió con los que ya no están…

Exacto.

Diseño de ciudad destruida

Getty Images
Si desaparece la mitad de la población, las empresas con mayor grado de especialización no podrían funcionar.

Tenemos el “factor bus”. Imaginemos que logramos lidiar con eso, es decir, se produce un shock, pero logramos ajustarnos. ¿Qué más podría ocurrir?

Mis estudios están focalizados en crisis financieras. La crisis de que vivimos en 2008 es la mayor que hemos tenido en nuestra historia reciente.

Comenzó en Estados Unidos por el colapso del mercado inmobiliario. Si miramos lo que pasó, en el contexto de perder la mitad de la población mundial, tendrías más oferta en el mercado.

Hoy tenemos a la mitad de la gente que necesita casas, pero en ese escenario, habría menos demanda por viviendas.

Habría menos personas interesadas en comprar. Los precios caerían al suelo.

Los millennials deben estar pensando que esto es una gran noticia…

Si vives en Nueva York o Londres, podrías comprar una vivienda. Pero esta crisis generaría masivos procesos de ejecución hipotecaria, incumplimientos en el pago de créditos hipotecarios. Como vimos en 2008, esto se expandió por todo el sistema financiero y provocó una gran recesión.

Thanos pareciera seguir las teorías del economista Thomas Malthus. ¿Cuáles son las similitudes de pensamiento entre Thanos y Malthus?

La economía malthusiana parte de la idea de que hay recursos limitados y por lo tanto, el crecimiento de la población siempre estará limitado por estos recursos, es decir, siempre estaremos en un nivel de subsistencia.

Como podemos ver en países como Estados Unidos o Reino Unido, esa no es la manera en que la economía de los países ricos funciona en estos tiempos.

Thanos estaba preocupado porque la sobrepoblación provocaría una catástrofe, mientras que Malthus pensaba que sin necesidad de una catástrofe, el sistema nos mantendría en este permanente nivel de subsistencia. Estaba equivocado…

Estaba equivocado y Thanos también está equivocado.

Este artículo fue adaptado a partir de un programa de radio de la BBC.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=53s

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.