El penal de Ciudad Juárez que se deshizo de criminales para evitar violencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

El penal de Ciudad Juárez que se deshizo de criminales para evitar violencia

La estrategia del Centro de Readaptación Social 3 de Ciudad Juárez para evitar la violencia y el autogobierno fue mover continuamente a los reos para que no crean lazos entre ellos mismos.
Especial
Por Nayeli Roldán
17 de febrero, 2016
Comparte
Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

El Centro de Readaptación Social 3 de Ciudad Juárez, que visitará el papa este miércoles 17 de febrero, fue considerado el más violento de Latinoamérica hasta hace seis años. Sólo en el último motín, ocurrido en 2011, murieron 17 internos como parte de la lucha frontal entre dos bandas rivales por tomar el control del lugar.

A partir de ese hecho, una estrategia parece haber contenido la violencia extrema del lugar: 9 mil 600 presos fueron reubicados en otras cárceles del país o en distintas secciones dentro del penal en los últimos cinco años.

La pelea entre las bandas “Los aztecas” y “Los mexicles”, brazos armados de los cárteles de La línea y de Sinaloa, respectivamente, obligó al gobierno estatal a “deshacer” el vínculo entre ellos, explica a Animal Político la vocera del penal, Alejandrina Saucedo Hernández.

Sólo en 2015, ocurrieron 2 mil 537 movimientos. “Hoy los reos pueden estar un día en Ciudad Juárez y mañana en Parral o Casas Grandes, lo que se busca es deslindarse, que no crean lazos entre ellos mismos”, insiste la funcionaria.

Los cambios no sólo de penal, sino al interior del penal de Juárez para crear una dinámica “de continuo movimiento”, evitar el “autogobierno y retomar el control del centro penitenciario”.

El fiscal general de Chihuahua, Jorge Enrique González Nicolás, advierte que “las cosas han cambiado al día de hoy, ya que hace seis años era inimaginable un acto de esta índole”, según declaró a medios luego del anuncio de que el papa Francisco visitaría ese penal.

Sin embargo, pese al optimismo gubernamental, el penal vive los mismos problemas que el resto de penales: hacinamiento y autogobierno, según documentó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el Diagnóstico de Supervisión Penitenciaria 2014.

Chihuahua, tuvo picos de violencia, como en 2010 cuando registró 310 asesinatos y hasta 2015 se ubicó como la quinta entidad más violenta, con una tasa de 25 asesinatos por cada 100 mil habitantes. La violencia obviamente se refleja al interior de sus cárceles.

La CNDH advirtió que existía hacinamiento y “autogobierno” al interior, es decir, “los internos participan o realizan actividades propias de la autoridad”. La evidencia es la existencia de “áreas de privilegios, de objetos y sustancias prohibidas y de internos que ejercen violencia o control sobre el resto de la población y presencia de cobros por parte de los custodios e internos”.

En el análisis de cinco rubros, la Comisión detectó que, aunque el traslado de reos haya sido una constante en los últimos años, no existe un manual de procedimientos “para traslado de internos, motín, solicitar audiencia con las autoridades, presentar quejas, visita familiar ni íntima”.

También hay deficiencias en el proceso de imposición de sanciones disciplinarias y deficiencias en el ejercicio de las funciones de autoridad por parte de los servidores públicos del Centro.

Otro de los rubros peor evaluados fue el “garantizar la integridad física y moral del preso”, toda vez que existe “sobrepoblación y hacinamiento, deficiencias en la supervisión del funcionamiento del Centro por parte del titular e inexistente prevención y deficiencias en las acciones para atender incidentes violentos”.

Son deficientes los procesos para mantener la salud de los internos pues no hay instrumental ni medicamentos y tampoco existen mecanismo para la prevención de violación a derechos humanos o para interponer quejas cuando hayan sucedido.

La visita papal

Antes de ser elegido papa, Francisco visitaba cárceles en Argentina como parte de su ejercicio evangélico, por eso pidió ir un penal como parte de la visita a México. Lo hará este miércoles en Ciudad Juárez, la ciudad que por años fue considerada la más violenta del país, marcada por los feminicidios y el crimen organizado.

Antes de su llegada, 150 internos remodelaron la capilla donde oficiará misa como una muestra de “fe y agradecimiento” por su visita, asegura, la vocera Alejandrina Saucedo.

De entre los sentenciados por cometer por homicidio, robo, estafa, secuestro, crimen organizado y otros delitos menores, sólo 600 hombres y 100 mujeres del penal femenil fueron elegidos para escuchar al Papa, igual que 200 familiares.

El principal requisito para ser seleccionado fue tener un expediente de buena conducta y realizar actividades de reintegración, es decir, estudiar o ejercer algún oficio, además de ser católico.

La vocera del penal informó que 600 elementos del Estado Mayor Presidencial y policías federales y estatales se encargarán de la seguridad del papa en esta actividad.

Confía en que no habrá ningún percance porque la situación del penal ha cambiado y así lo demuestra la certificación de la Asociación Americana de Correccionales (ACA) que el penal alcanzó en 2014.

Supuestamente se acreditó el cumplimiento de estándares en las operaciones diarias del penal, seguridad, limpieza, orden, alimentación, educación y salud.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Familia Chebrolu

Anika Chebrolu, la estudiante de 14 años que descubrió una molécula que ayuda a combatir la COVID

La estadounidense Anika Chebrolu acaba de ganar el premio de "mejor científica joven de Estados Unidos" otorgado por 3M tras hallar una molécula que podría impedir que el nuevo coronavirus penetre en nuestras células.
Familia Chebrolu
29 de octubre, 2020
Comparte

Tan solo tiene 14 años y ya trabaja en la carrera por encontrar una cura para el COVID-19.

Anika Chebrolu, una estudiante de secundaria de Frisco, Texas, descubrió una molécula que podría unirse al nuevo coronavirus e inhibir su capacidad para infectar a las personas.

Y este hallazgo científico le valió a la joven ganarse el título de mejor científica joven de Estados Unidos” en la competencia Young Scientist Challenge 2020, galardón dotado con US$25.000 y que entrega la multinacional 3M.

Se trata de un evento anual que cuenta con prestigio nacional y es recomendado por varias universidades para que los estudiantes de entre 10 y 14 años -y potenciales científicos- presenten un video corto que explique su solución a un problema cotidiano.

¿De qué se trata exactamente este descubriendo? ¿Y cómo lo logró?

Proteína clave

El SARS-CoV-2, el virus causante del COVID-19, posee un halo, una especie de corona que lo rodea y de donde le viene el nombre de coronavirus.

En esta corona existe una proteína con forma de espiga, la proteína S, que se une a los receptores de nuestras células para infectarlas.

Anika Chebrolu con su proyecto.

Gentileza 3M
Anika Chebrolu ganó US$25.000 por su descubrimiento.

Por eso, muchos laboratorios que trabajan en la vacuna contra la COVID-19 han elegido atacar esta proteína con el objetivo de impedir que el virus penetre nuestras células.

La investigación de Anika Chebrolu también se basó en esta proteína clave del virus.

“Descubrí una molécula que puede unirse a la proteína S en el virus y potencialmente cambiar su forma y función“, explica la joven en un correo electrónico a BBC Mundo.

Y esto es importante por su potencial para “evitar que el virus pueda adherirse a las células humanas y, por lo tanto, reducir o tratar una mayor infección en el cuerpo de una persona”, agrega.

La joven descubrió esta molécula con un método in-silico, es decir de simulaciones por computadora utilizando numerosas herramientas de software.

Para ello examinó millones de moléculas pequeñas en busca de propiedades como las de un fármaco de absorción, distribución, metabolismo y excreción (ADME).

Coronavirus.

Getty Images
Muchos laboratorios han elegido una proteína que se encuentra en la corona de virus como blanco para neutralizar sus efectos.

Tras ese estudio, Anika Chebrolu seleccionó la molécula con la mejor actividad farmacológica y biológica hacia la proteína S del virus SARS-CoV-2 que puede transformarse en un potencial fármaco para el tratamiento eficaz de la enfermedad.

Investigación previa

Anika Chebrolu comenzó su investigación en la escuela Nelson en Frisco cuando todavía no había noticias sobre la pandemia del nuevo coronavirus.

“Hace unos años, investigué la pandemia de la gripe española de 1918 para un proyecto escolar y me fascinaron los virus y el descubrimiento de fármacos”, cuenta.

Mientras realizaba su investigación descubrió la metodología in-silico.

“Me asombró que podíamos utilizar métodos computacionales para identificar y desarrollar posibles moléculas similares a fármacos para combatir enfermedades”, relata.

Anika Chebrolu estudiando

Gentileza familia Chebrolu
Para su investigación, Anika Chebrolu utilizó un simulador de computadora.

Ella cuenta que el año pasado estaba usando el mismo método para identificar un compuesto principal que pudiera unirse a la proteína hemaglutinina del virus de la influenza cuando llegó la pandemia de la COVID-19.

“Después de investigar pandemias, virus y fármacos durante tanto tiempo ¡era una locura pensar que en realidad estábamos atravesando una pandemia!“, asegura.

Así que por la gravedad de la pandemia y el fuerte impacto que causó en el mundo en menos de un año, Anika describe que con la ayuda de su mentora Mahfuza Ali, científica de 3M, cambió la dirección de su proyecto inicial y apuntó a la proteína S del virus SARS-CoV-2.

Al 26 de octubre, la enfermedad COVID-19 ya se cobró la vida de más de 1,1 millones de personas en todo el mundo desde que se comenzaron a reportar los primeros casos en diciembre de 2019 en la localidad china de Wuhan.

Estados Unidos es el país que más muertos registra con más de 225.000, según datos la Universidad Johns Hopkins.

Más estudios

Desde el ámbito científico celebran los logros de Anika Chebrolu pero dicen que todavía se necesitan más estudios para saber si esta molécula es efectiva para hallar una cura para la COVID-19.

“Creo que es maravilloso que Anika Chebrolu haya hecho este análisis y su trabajo es ciertamente impresionante y sofisticado para su nivel de educación. Sin duda, tiene potencial para ser una científica destacada“, opina Angela Rasmussen viróloga de Columbia Mailman School of Public Health, la escuela de posgrado en salud pública de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Gráfico mostrando cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

“Sin embargo, es importante tener en cuenta que si bien estas estrategias son buenas para identificar compuestos con potencial terapéutico, no hay datos experimentales que respalden que la molécula que identificó realmente tenga un impacto en la entrada o replicación viral, o que incluso se una a la proteína S en condiciones reales”, señala la especialista a BBC Mundo.

“Se requiere la realización de estudios de laboratorio para caracterizar mejor el potencial de la molécula como terapéutica antiviral”, añade.

Del mismo modo, otros especialistas consultados por BBC Mundo advierten que este descubrimiento necesita más pruebas de laboratorio para saber si la molécula identificada puede unirse de manera efectiva a la proteína S del virus.

Si esto se comprueba con validaciones in vitro -normalmente en tejidos, órganos o células aislados- y más tarde in vivo, que significa pruebas en organismos vivos, esta molécula podría prevenir el primer paso de la infección del virus en el cuerpo.

Planes para el futuro

Anika dice que tiene planes concretos en los que invertirá el dinero que ganó del premio como mejor científica joven de Estados Unidos.

“Planeo usar los US$25.000 para continuar mi investigación y financiar mi organización sin fines de lucro, AcademyAid, que proporciona material y equipamiento a niños que lo necesitan para ayudarlos a seguir las carreras y oportunidades que desean”, asegura.

“También planeo ahorrar el resto del dinero para la universidad”, dice.

Anika Chebrolu bailando Bharatanatyam, baile clásico indio.

Gentileza familia Chebrolu
Cuando Anika no está investigando disfruta del Bharatanatyam, un baile clásico indio.

Al ser consultada sobre qué les diría a otros jóvenes que podrían estar interesados en la ciencia sobre su experiencia, ella recomendó no dejar de preguntar.

Recuerda siempre no dejar de hacer preguntas y tener confianza y fe en ti mismo. Asegúrate de aprovechar cualquier oportunidad que veas con tus mejores habilidades, ya que nunca sabes dónde podrías terminar”, concluyó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.