close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro.
Estados reciben mil mdp para educación, pero no se sabe en qué los gastaron
La Auditoría Superior de la Federación concluyó que “se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 1,170 millones de pesos”.
Cuartoscuro.
Por Nayeli Roldán
19 de febrero, 2016
Comparte

Cintillo

Los recursos debían destinarse a elevar la calidad educativa en preescolares, primarias y secundarias durante 2014. // Foto: Cuartoscuro.

Los recursos debían destinarse a elevar la calidad educativa en preescolares, primarias y secundarias durante 2014. // Foto: Cuartoscuro.

La buena: las 31 entidades del país recibieron mil 255 millones de pesos etiquetados para elevar la calidad educativa en preescolares, primarias y secundarias durante 2014. La mala: los gobiernos estatales lo gastaron todo, pero no se sabe en qué.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, los estados gastaron 92% de los recursos (mil 170 millones de pesos) sin presentar documentación comprobatoria. Sólo entregaron facturas de 8% de los recursos, pero por gastos como compra de vales de gasolina, artículos deportivos; pago a asesores y organización de eventos.

De acuerdo con el Informe de la Cuenta Pública 2014, los gobiernos estatales deberán entregar la documentación fiscal que compruebe que los recursos realmente se ocuparon en educación, o de lo contrario, deberán regresar el dinero a la Tesorería de la Federación.

Estos recursos fueron etiquetados para el Programa de Fortalecimiento de la Calidad en Educación Básica, cuya finalidad es apoyar a las entidades federativas, y las 229 mil escuelas del país, y personal docente para que mejoraran el logro educativo de los alumnos de educación básica, sobre todo en lectura, escritura y matemáticas.

Los gobiernos estatales debían distribuir el dinero entre las secretarías de Educación y estas a su vez, invertir en las escuelas para que generaran materiales educativos complementarios, recursos y estrategias; para el apoyo para el desarrollo curricular; instrumentación de una segunda lengua (inglés) en escuelas públicas de educación básica y crear esquemas de financiamiento de proyectos locales.

Hasta el momento no se sabe si alguno de estos aspectos se haya aplicado. Si bien las cuentas bancarias ya estaban vacías, hasta el 31 de diciembre de 2014, los gobiernos no entregaron documentos que comprobaran en qué lo gastaron.

Tamaulipas, gobernado por Egidio Torre Cantú, y cuyo secretario de Educación es Diódoro Guerra, fue la entidad con el mayor monto recibido: 159 millones 349 mil pesos. Sólo comprobó el gasto de 29 millones (23% del total), por lo que no se sabe dónde están 129 millones de pesos.

Aunque recibió el mayor monto, la entidad no tiene el sistema educativo más grande, pues sólo hay 5 mil 600 escuelas de educación básica, la mitad que Puebla y una tercera parte de las que hay en el Estado de México, uno de los estados con mayor población en el país.

En Aguascalientes, la administración del gobernador Carlos Lozano Torre recibió 116 millones de pesos, pero no comprobó ni un peso. Ahí, sólo hay mil 700 escuelas de preescolar, primaria y secundaria.

De las 31 entidades, sólo ocho mostraron comprobación del gasto por 80 millones de pesos, pero se trata sólo de una mínima parte de los recursos que recibieron. Por ejemplo, Baja California recibió 21 millones de pesos y comprobó el gasto de 318 mil pesos (1.8%). Coahuila gastó 51 millones de pesos, pero sólo entregó facturas por 5 millones de pesos (11%). En tanto, Sonora recibió 46 millones de pesos y sólo comprobó 7 millones de pesos (15%).

Por lo tanto, la Auditoría concluyó que “se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de mil ciento setenta millones de pesos por la falta de documentación comprobatoria que demuestre que el gasto se erogó para el cumplimiento del programa presupuestario”.

// Foto: Especial.

// Foto: Especial.

 

La SEP y su responsabilidad

Lo que permitió que los estados recibieran el dinero y no reportaran en qué lo gastaban tiene que ver con las “omisiones” de la Secretaría de Educación Pública e, incluso, con el propio diseño de las reglas de operación del programa, publicadas por la dependencia el 28 de diciembre de 2013 en el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con la Auditoría, en las reglas de operación “no se establece un mecanismo para constatar que los importes reportados en los informes de avance físico-financieros se soporten en los comprobantes fiscales que amparen el ejercicio del gasto en el periodo correspondiente”.

Tampoco se obliga a los estados a cumplir un plazo para que las secretarías de Finanzas de los estados transfieran los recursos a las secretarías de Educación, ni para emitir recibos de comprobación.

Por ello, entre las irregularidades encontradas está que la Secretaría de Finanzas de San Luis Potosí recibió recursos del programa por 22 millones de pesos, pero los transfirió a su similar de educación hasta enero de 2015. Además, de los recursos entregados por la SEP en diciembre de 2014 a las secretarías de finanzas de Chihuahua y Durango por 4 millones de pesos; de Guanajuato por 7 millones y de Puebla por 6millones de pesos, no se identificó que éstas las hubieran entregado a sus similares de educación.

Aunque el programa obliga a los beneficiados a entregar reportes de los avances financieros cada tres meses, “la falta de controles implementados por la SEB propició que incumpliera con su obligación”.

Por ejemplo, Jalisco, Morelos, Querétaro y Tabasco entregaron los informes entre 20 y 84 días hábiles posteriores a la fecha establecida en la normativa. Chihuahua, Durango, Nayarit, Puebla y Quintana Roo no los proporcionaron. Y de las 20 entidades federativas restantes, la SEP no acreditó su recepción en tiempo, 
ya que no proporcionó los oficios con los que los recibió. 
Sólo Aguascalientes y Querétaro fueron entregaron los estados de cuenta bancarios relativos al periodo de manera adjunta al informe trimestral.

Por lo tanto, la Auditoría inició una promoción de responsabilidades ante el Órgano Interno de Control de la SEP para que investigue y, en su caso, “inicie el procedimiento administrativo correspondiente por los actos u omisiones de los servidores públicos que, en su gestión, no vigilaron el cumplimiento de las autoridades educativas locales”.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Quentin Tarantino: 6 claves de su nueva película "Érase una vez en Hollywood"
"Érase una vez en Hollywood", la nueva película de Quentin Tarantino, recibió muy buenas críticas en el Festival de Cannes. El largometraje, que junta a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, se estrena en América Latina en agosto.
Getty Images
23 de mayo, 2019
Comparte

¡Luces, cámara, acción! Quentin Tarantino ya recibió las primeras críticas de “Érase una vez en Hollywood” (“Once Upon a Time in Hollywood”), su última película, que se presentó el martes en el Festival de Cannes.

El largometraje es una recreación extravagante de Hollywood en 1969, antes de los asesinatos cometidos por los seguidores de Charles Manson, el líder y cerebro de la llamada familia Manson, en agosto de 1969 en Los Ángeles, California.

Hasta el momento, los críticos de cine han elogiado la cinta, que se estrena en agosto en América Latina.

Peter Bradshaw, de The Guardian, la considera “totalmente indignante, desorientadora, irresponsable y también brillante”.

También la han comparado con Pulp Fiction, hito de Tarantino en la cultura pop, 25 años después de su lanzamiento en el festival.

Aquí recogemos seis puntos que las reseñas discuten sobre el nuevo filme.

1. Pitt y DiCaprio son los nuevos Redford y Newman

Leonardo DiCaprio interpreta a Rick Dalton, un actor alcohólico que recibe papeles de vaqueros; y Brad Pitt da vida a Cliff Boon, un doble de películas y mejor amigo del personaje anterior.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, ambos entregan actuaciones “matadoras”, “llenas de ironía y agradable química”.

“Es difícil no recordar la energía que tenía la mejor pareja anterior en una película de Tarantino, John Travolta y Samuel L. Jackson en ‘Pulp Fiction'”, agrega la revista Time Out.

Robert Redford y Paul Newman hicieron dos películas clásicas juntos, “El Golpe” (“The Sting”) y “Dos hombres y un destino” (“Butch Cassidy and the Sundance Kid”).

¿Deberíamos esperar una nueva versión de cualquiera de las dos cintas en el futuro con Pitt y DiCaprio?

2. Hollywood se representa a sí mismo en la pantalla

La película representa a varias personalidades de la industria cinematográfica, por lo que la revista Variety la califica como un “espectacular collage nostálgico” que rinde homenaje a la era perdida de Hollywood.

Rafal Zawierucha interpreta al director Roman Polanski, y Margot Robbie, a su esposa, Sharon Tate, en los meses previos a su trágico asesinato por la familia Manson.

Mike Moh y Damian Lewis interpretan a los actores Bruce Lee y Steve McQueen, entre otros intérpretes que dan vida a figuras conocidas de la época.

3. Los asesinatos de Manson son solo una parte de la película

Antes de la presentación en Cannes, se especuló que la película giraría en torno al impacto de los crímenes de Charles Manson en Hollywood.

En 1969, sus seguidores, conocidos como la Familia Manson, mataron a nueve personas, incluida Sharon Tate, que tenía ocho meses y medio de embarazo, mientras Polanski estaba filmando en el extranjero.

Una de las jóvenes seguidoras de Manson, Susan Atkins, apuñaló a la actriz y garabateó “PIG” (cerdo) en la puerta de la casa con su sangre.

Los asesinatos conmocionaron a la industria cinematográfica de EE.UU. de la época y se les atribuye el final sangriento de la generación del amor libre y la contracultura de los años 60.

Roman Polanski y Sharon State en su boda.

Getty Images
La actriz estadounidense Sharon Tate tenía ocho meses y medio de embarazo cuando fue asesinada.

Sin embargo, la película de Tarantino rechaza esta narrativa y comienza seis meses antes de los crímenes.

Una canción de Manson suena en la película, pero el derramamiento de sangre no es el foco principal.

Todavía es un misterio cómo se representan los crímenes en la cinta, pues Tarantino envió una carta al público de Cannes pidiéndoles que no revelaran nada de la trama.

4. DiCaprio prende fuego a los nazis

El tráiler muestra al personaje de DiCaprio, Dalton, quemando nazis en un set de grabación durante un flashback a sus aparentes días de gloria como actor.

Es un guiño irónico a “Bastardos sin gloria”, película de 2009 de Tarantino, y típico de la afición del director por la violencia exagerada.

5. Falta de diversidad

Cuando se anunció el lanzamiento de la película, usuarios en redes sociales criticaron el hecho de que el elenco fuera completamente blanco.

La participación de MikeMoh como Bruce Lee aporta un breve destello de diversidad racial, pero el tráiler sigue siendo abrumadoramente blanco.

Este blanqueo ha provocado un animado debate en redes sociales, especialmente por el apoyo de Tarantino para el talento negro en los años 90, mucho antes de #OscarsSoWhite.

Anteriormente, el director había recibido críticas por usar la palabra “nigger” (forma despectiva de referirse a una persona negra) en los guiones, pero actores como Samuel L. Jackson y Jamie Foxx lo han defendido ya que simplemente refleja de manera realista el habla de los personajes en cuestión.

6. Los pies siguen siendo la fascinación de Tarantino

Los seguidores de la trayectoria de Tarantino reconocen que los pies ocupan un lugar destacado en sus películas.

Por ejemplo, en la escena “Mueve tu dedo gordo” de “Kill Bill”, o cuando Hans Landa de “Bastardos sin gloria” confirma que un zapato encontrado en la escena de un tiroteo le pertenece a la actriz Bridget von Hammersmark.

¿Un aparente fetichismo de pies? ¿Una broma? La razón exacta no está clara.

Pero una cosa es segura, hay muchos pies descalzos en “Érase una vez en Hollywood”.

Como concluye la revista Sight & Sound, es el “elogio descalzo” de Tarantino para la industria que adora.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.