close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La Cruzada Nacional contra el Hambre no sirve para eliminar la pobreza alimentaria

La Auditoría Superior de la Federación determinó que las deficiencias en el diseño de la estrategia impiden verificar si cumple con el objetivo de abatir el hambre.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
18 de febrero, 2016
Comparte

cintillo-gobierno-a-revision

// Foto: Cuartoscuro.

La Cruzada Nacional contra el Hambre no cumple con su objetivo debido a las fallas en el diseño de la estrategia, concluyó la Auditoria Superior de la Federación (ASF) tras una revisión de desempeño.

Según el órgano fiscalizador, las deficiencias de la Cruzada impiden verificar si ayuda a que los mexicanos en pobreza alimentaria —la incapacidad para obtener una canasta básica—tengan más y mejor acceso a la alimentación.

En las recomendaciones de la ASF se incluye la necesidad de perfeccionar el objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, pues de la forma en la que se plantea actualmente no hay forma de medir su desempeño para disminuir el hambre.

El presidente Enrique Peña Nieto presentó, en enero de 2013, a la Cruzada Nacional contra el Hambre como la principal estrategia de política social de su gestión. La describió como una estrategia de “política social, integral y participativa” que deja atrás las medidas asistencialistas de sólo “repartir alimentos entre quienes carecen de el”.

Tres años después, la ASF concluye que: “las deficiencias en la implementación, focalización y coordinación de acciones en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre no permitieron verificar en qué proporción se garantizó el acceso a la alimentación y a los demás derechos sociales de los 7.0 millones de personas en pobreza extrema alimentaria, lo cual no garantizó que se contribuyó en la erradicación de la prevalencia del número de personas en esa condición”.

En el análisis de la Cuenta Pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación dijo que la Cruzada también falla en la focalización, es decir, a quién va dirigida; así como en la coordinación de los programas que la integran.

Sobre ese último punto, la Comisión Intersecretarial de la Cruzada informó en 2014 que la estrategia funcionaría con 90 programas federales, pero en la revisión de la ASF se determinó que sólo había 61 operando.

Sin embargo, aún en estos 61 se encontró que funcionan en beneficio de su propia población objetivo, lo que implica que sus acciones no necesariamente inciden en la población con pobreza alimentaria, la que supuestamente es atendida por la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Durante el ejercicio fiscal 2014, ninguna dependencia ni entidad de gobierno, que se supone están coordinadas en torno a la Cruzada, reportó los recursos asignados y ejercidos a estos programas presupuestarios que se incluyen en la estrategia.

La ASF recomienda que cada uno de los programas tengan indicadores para evaluar de qué forma contribuyen a combatir la pobreza alimentaria y para identificar cómo se utilizan los recursos que pudieran utilizar para este fin en el contexto de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En cuanto a la focalización de la estrategia, la ASF encontró que el concepto que utiliza el gobierno federal para determinar quiénes son los beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre no se establece en la Ley General de Desarrollo Social ni responde a variables de la política social, lo que provoca que sea imposible identificar el funcionamiento de la estrategia.

“La ASF identificó que el problema del hambre se asocia únicamente con la carencia por acceso a la alimentación, conforme a la metodología utilizada por el CONEVAL (Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social), conceptualizada en términos de la seguridad alimentaria asociada a las experiencias de hambre, y no con las demás carencias sociales que se refieren al acceso a la salud, a la seguridad social, a la educación, a los servicios básicos y a la calidad en la vivienda, así como al mejoramiento del ingreso, como lo señala el gobierno federal”.

El gobierno federal definió a mexicanos con hambre como aquellos que cuentan con un ingreso que no les permite adquirir la canasta básica y además, presentan tres o más carencias sociales: acceso a seguridad social, servicios de salud, educación, vivienda y alimentación.

Pero esta diferencia de conceptos implica fallas en el diseño e implementación de la estrategia, según el órgano fiscalizador. De los 61 programas federales que operan con la Cruzada sólo 9 se asocian directamente con el combate a la pobreza alimentaria y el resto puede atender alguna otras carencia, pero no abatir el hambre, que es el objetivo principal.

La ASF concluye que no hay forma de identificar si las acciones de esos programas se dirigen a la población en condición de pobreza alimentaria y por lo tanto, a alcanzar el objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Fallas en política social

El órgano fiscalizador revisó el desempeño de otros programas de la política social del gobierno federal, en los que también encontró fallas:

-Programa de Apoyo Alimentario. No cumplió con criterios de transparencia para determinar la operación del mismo. Este programa no establece qué mecanismos se utilizan para conocer los resultados en las familias beneficiarias y tampoco para conocer cómo se aplican los recursos que se le destinan.

-Seguro de vida para jefas de familia. No existen elementos para evaluar si con este programa la Secretaría de Desarrollo Social contribuye a ampliar la seguridad social de los beneficiarios.

No fue posible verificar que 5 mil 479 mujeres que se registraron en 2014 realmente estuvieran en condición de vulnerabilidad, cuánto se pagó a quienes recibieron recursos o si los hijos de las mujeres que fallecieron permanecieron en el sistema escolar gracias al programa.

-Seguro Popular. No existe información para evaluar si los servicios otorgados por el seguro popular son efectivos, oportunos, de calidad, no implicaron que los beneficiarios pagaran algo o si gozaron de los servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios sin problema y discriminación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Facebook, Instagram y WhatsApp dejarán de instalarse en los teléfonos de Huawei

Este viernes Facebook anunció que no permitirá que sus aplicaciones sean preinstaladas en los smartphones de la compañía china.
Getty Images
8 de junio, 2019
Comparte

Las malas noticias para los dueños de teléfonos Huawei no terminan.

Este viernes Facebook anunció que no permitirá que sus aplicaciones -entre las que se encuentran Instagram y Whatsapp- sean preinstaladas en los smartphones de la compañía china.

La decisión de Facebook se debe al veto impuesto por varios países, liderados por Estados Unidos, a Huawei, alegando que supone un riesgo para la seguridad nacional.

Pero no entres en pánico, aún podrás revisar tu cuenta de Facebook y actualizar la aplicación. Te explicamos cómo afectará la nueva medida a los usuarios.

Logo de Huawei y persona caminando

Getty Images
La empresa china está bajo una prohibición económica en Estados Unidos

¿Qué aplicaciones incluye?

Facebook, Instagram y WhatsApp son las tres aplicaciones que Huawei ya no podrá preinstalar en sus teléfonos inteligentes.

Anteriormente todos los dispositivos salían de fábrica con estas aplicaciones descargadas en el dispositivo.

¿A quiénes afecta?

Todos los dispositivos Huawei vendidos aún podrán seguir usando y actualizando la aplicación.

https://twitter.com/HuaweiMobileUK/status/1137004644440379392

La prohibición de Facebook aplica a todos los teléfonos que aún no hayan salido de la fábrica, de acuerdo con información que dio a Reuters una persona involucrada en la decisión.

¿Se podrá descargar después?

Sí, las personas que compren un nuevo teléfono Huawei podrán descargar por su cuenta la aplicación en Google Playstore.

Peeeero… en el futuro los teléfonos de Huawei no tendrán acceso a Google Playstore y sus aplicaciones a menos que el gobierno de los Estados Unidos levante el veto a la tecnológica China.

Logo de Android y celular Huawei

Getty Images
Google Playstore no estará disponible para los teléfonos Huawei después de agosto.

Google anunció en mayo que ya no proporciona software de Android para teléfonos Huawei después de que finalice una moratoria de 90 días otorgada por el gobierno de los Estados Unidos que expira en agosto.

Por lo que los smartphones que se construyan o se vendan después de esa fecha ya no podrán descargas aplicaciones del Playstore de Google.

¿Cuándo entrará en vigor?

Facebook no indicó a partir de qué día aplicará la nueva medida.

Niño usando un teléfono inteligente

Getty Images
El gigante tecnológico niega las acusaciones de espionaje que ha lanzado Estados Unidos

Estados Unidos alega que Huawei está demasiado cerca del gobierno chino y que a través de su equipo de red de telecomunicaciones y otros productos podrían operar una red de espionaje.

La empresa China ha negado las acusaciones.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.