La Cruzada Nacional contra el Hambre no sirve para eliminar la pobreza alimentaria
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

La Cruzada Nacional contra el Hambre no sirve para eliminar la pobreza alimentaria

La Auditoría Superior de la Federación determinó que las deficiencias en el diseño de la estrategia impiden verificar si cumple con el objetivo de abatir el hambre.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
18 de febrero, 2016
Comparte

cintillo-gobierno-a-revision

// Foto: Cuartoscuro.

La Cruzada Nacional contra el Hambre no cumple con su objetivo debido a las fallas en el diseño de la estrategia, concluyó la Auditoria Superior de la Federación (ASF) tras una revisión de desempeño.

Según el órgano fiscalizador, las deficiencias de la Cruzada impiden verificar si ayuda a que los mexicanos en pobreza alimentaria —la incapacidad para obtener una canasta básica—tengan más y mejor acceso a la alimentación.

En las recomendaciones de la ASF se incluye la necesidad de perfeccionar el objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre, pues de la forma en la que se plantea actualmente no hay forma de medir su desempeño para disminuir el hambre.

El presidente Enrique Peña Nieto presentó, en enero de 2013, a la Cruzada Nacional contra el Hambre como la principal estrategia de política social de su gestión. La describió como una estrategia de “política social, integral y participativa” que deja atrás las medidas asistencialistas de sólo “repartir alimentos entre quienes carecen de el”.

Tres años después, la ASF concluye que: “las deficiencias en la implementación, focalización y coordinación de acciones en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre no permitieron verificar en qué proporción se garantizó el acceso a la alimentación y a los demás derechos sociales de los 7.0 millones de personas en pobreza extrema alimentaria, lo cual no garantizó que se contribuyó en la erradicación de la prevalencia del número de personas en esa condición”.

En el análisis de la Cuenta Pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación dijo que la Cruzada también falla en la focalización, es decir, a quién va dirigida; así como en la coordinación de los programas que la integran.

Sobre ese último punto, la Comisión Intersecretarial de la Cruzada informó en 2014 que la estrategia funcionaría con 90 programas federales, pero en la revisión de la ASF se determinó que sólo había 61 operando.

Sin embargo, aún en estos 61 se encontró que funcionan en beneficio de su propia población objetivo, lo que implica que sus acciones no necesariamente inciden en la población con pobreza alimentaria, la que supuestamente es atendida por la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Durante el ejercicio fiscal 2014, ninguna dependencia ni entidad de gobierno, que se supone están coordinadas en torno a la Cruzada, reportó los recursos asignados y ejercidos a estos programas presupuestarios que se incluyen en la estrategia.

La ASF recomienda que cada uno de los programas tengan indicadores para evaluar de qué forma contribuyen a combatir la pobreza alimentaria y para identificar cómo se utilizan los recursos que pudieran utilizar para este fin en el contexto de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En cuanto a la focalización de la estrategia, la ASF encontró que el concepto que utiliza el gobierno federal para determinar quiénes son los beneficiarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre no se establece en la Ley General de Desarrollo Social ni responde a variables de la política social, lo que provoca que sea imposible identificar el funcionamiento de la estrategia.

“La ASF identificó que el problema del hambre se asocia únicamente con la carencia por acceso a la alimentación, conforme a la metodología utilizada por el CONEVAL (Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social), conceptualizada en términos de la seguridad alimentaria asociada a las experiencias de hambre, y no con las demás carencias sociales que se refieren al acceso a la salud, a la seguridad social, a la educación, a los servicios básicos y a la calidad en la vivienda, así como al mejoramiento del ingreso, como lo señala el gobierno federal”.

El gobierno federal definió a mexicanos con hambre como aquellos que cuentan con un ingreso que no les permite adquirir la canasta básica y además, presentan tres o más carencias sociales: acceso a seguridad social, servicios de salud, educación, vivienda y alimentación.

Pero esta diferencia de conceptos implica fallas en el diseño e implementación de la estrategia, según el órgano fiscalizador. De los 61 programas federales que operan con la Cruzada sólo 9 se asocian directamente con el combate a la pobreza alimentaria y el resto puede atender alguna otras carencia, pero no abatir el hambre, que es el objetivo principal.

La ASF concluye que no hay forma de identificar si las acciones de esos programas se dirigen a la población en condición de pobreza alimentaria y por lo tanto, a alcanzar el objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Fallas en política social

El órgano fiscalizador revisó el desempeño de otros programas de la política social del gobierno federal, en los que también encontró fallas:

-Programa de Apoyo Alimentario. No cumplió con criterios de transparencia para determinar la operación del mismo. Este programa no establece qué mecanismos se utilizan para conocer los resultados en las familias beneficiarias y tampoco para conocer cómo se aplican los recursos que se le destinan.

-Seguro de vida para jefas de familia. No existen elementos para evaluar si con este programa la Secretaría de Desarrollo Social contribuye a ampliar la seguridad social de los beneficiarios.

No fue posible verificar que 5 mil 479 mujeres que se registraron en 2014 realmente estuvieran en condición de vulnerabilidad, cuánto se pagó a quienes recibieron recursos o si los hijos de las mujeres que fallecieron permanecieron en el sistema escolar gracias al programa.

-Seguro Popular. No existe información para evaluar si los servicios otorgados por el seguro popular son efectivos, oportunos, de calidad, no implicaron que los beneficiarios pagaran algo o si gozaron de los servicios médico-quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios sin problema y discriminación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas contra el coronavirus: por qué en Austria es obligatorio el uso del tapabocas FFP2

A partir del 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de la efectiva mascarilla FFP2 en tiendas y transporte público. Una medida que otros países están considerando.
23 de enero, 2021
Comparte

A partir del lunes 25 de enero, en Austria será obligatorio el uso de las cubrebocas FFP2 en tiendas, supermercados y transporte público.

La medida forma parte de una estrategia más estricta en ese país europeo, que incluye la extensión del confinamiento hasta el 17 de febrero.

El canciller de Austria, Sebastián Kurz, declaró haber tomado la decisión en vista de la variante más contagiosa descubierta en Reino Unido a finales de 2020 y de la necesidad de frenar el aumento de casos de covid-19 en el país.

Hasta ahora Austria es el único país que aplica a nivel nacional el uso obligatorio de las FFP2 -en lugar de las mascarillas de tela o algodón- aunque en la región de Baviera, Alemania, también se exige a nivel local mientras que el gobierno en Berlín considera adoptarlo en todo el territorio.

Se informa además que en Francia las autoridades discuten si imponer el uso obligatorio de las FFP2 o las menos protectoras FFP1.

Las FFP2 se consideran más efectivas en la reducción de la propagación del coronavirus que los tapabocas de algodón o las mascarillas quirúrgicas desechables que son de uso común.

“Cualquier protección de boca y nariz es buena, pero la mascarilla FFP2 es tremendamente superior”, declaró el ministro de Salud de Austria, Rudolf Anschober, del Partido Verde.

¿Cuánto protegen las FFP2?

Los tapabocas comunes de algodón o tela actúan más como dispositivos para evitar la propagación de partículas de aerosol por exhalación, pero no protegen al usuario de inhalar aire contaminado.

Una boticaria en Austria sostiene una FFP2 en su mano derecha y otra mascarilla de algodón en su mano izquierda

Getty Images
La FFP2 (izq.) es mucho más efectiva que las mascarilla común y corriente que muchos usamos.

Por su parte, las FFP -o mascarillas filtrantes parciales- están hechas de varias capas de tejido y papel con filtros incorporados y se ajustan mejor, creando un sello alrededor de la cara que protegen al usuario del entorno.

Se dividen en categorías dependiendo del diámetro de partículas que dejan pasar. Las FFP2 filtran partículas hasta de 0,4 micrómetros de diámetro, o sea el 94% de las partículas en el aire.

No ofrecen una protección de 100%, de manera que los usuarios todavía deben observar el distanciamiento social y reglas de higiene.

Las FFP2 se pueden usar varias veces, pero no se deben lavar para no destruir la función del filtro.

Costo

Las mascarillas FFP2 son más costosas. Su precio unitario varía entre unos 2 euros (US$2,5) y 5 euros (US$6) dependiendo del distribuidor y de si se compran por unidad o decenas.

Una vitrina en Alemania que ofrece 10 mascarillas FFP2 a 10 euros

Getty Images
El precio depende de si se compran por unidad o por decenas.

El ministro de Salud, Rudolf Anschober, declaró en una rueda de prensa este jueves que grandes cantidades de las mascarillas obligatorias se estarían repartiendo gratis la próxima semana a personas de bajos ingresos.

No obstante, Anschober reconoció que el programa de distribución de mascarillas gratis a ciudadanos mayores de 65 iniciado en diciembre ha enfrentado graves retrasos.

Pero el ministro aseguró que la entrega de las FFP2 a esta población se resolverá la semana que viene.

El gobierno también instó a los vendedores a ofrecer la mascarilla a costo de producción.

El medio austríaco Vienna On Line informó que los supermercados tendrán las mascarillas en oferta a más tardar el próximo lunes a un precio de 0,59 euros (US$0,72).

Una noticia que el ministro Anschober recibió con beneplácito, diciendo que el precio está “bastante por debajo de lo que estimamos”.

Los distribuidores de ese dispositivo protector afirman que, a pesar de la alta demanda generada por la nueva ley, no habrá problemas con el suministro por lo que exhortan a los consumidores a no entrar en pánico.

Según medios locales, los supermercados tienen “millones” en inventario. El diario Kurier informó que la firma Hygiene Austria puede producir hasta diez millones de mascarillas FFP2 al mes.

Reacciones

Manifestantes con máscaras de corderos protestan la nueva ley del uso obligatorio de FFP2

Getty Images
Una protesta simbólica en Viena contra la orden del uso obligatorio de mascarillas FFP2.

En Viena, un grupo de manifestantes montó una protesta simbólica el miércoles contra lo que consideraron una imposición exagerada del gobierno.

El domingo anterior, unas 10.000 personas se movilizaron por la capital asutríaca protestando contra el confinamiento.

Aunque el cambio a una mascarilla más “profesional” es bienvenido, algunos virólogos en Alemania -donde la región de Baviera ya ordena el uso obligatorio de FFP2 y el gobierno considera hacer la medida efectiva en todo el país- advierten cautela.

Uno señalan que las mascarillas FFP2 no son efectivas si no se llevan ajustadas, siguiendo las guías de un profesional.

“La gente terminará respirando a través del espacio entre la cara y la mascarilla en lugar de a través del filtro”, declaró Jonas Schmidt-Chanasit, profesor de arbovirología de la Universidad de Hamburgo, al diario The Guardian.

Otros virólogos también indicaron que las barbas evitan que la mascarilla logre sellarse efectivamente alrededor de la cara.

Schmidt-Chanasit reconoció que la FFP2 podría ser útil en casos urgentes donde no hay suficiente garantía de ventilación pero manifestó su escepticismo para el uso en el transporte público donde hay otras maneras de evitar el riesgo de aerosoles y los pasajeros estarían obligados a usar la mascarilla más de los 75 minutos recomendados.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jNWIWsKQ-o0&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.