Los Grupos Beta, la ayuda humanitaria de México en la que ya no confían los migrantes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Los Grupos Beta, la ayuda humanitaria de México en la que ya no confían los migrantes

Según el informe '20 temas actuales y relevantes sobre la Migración en México', elaborado por el Colegio de la Frontera (Colef), de 7 mil 058 migrantes que recibieron algún tipo de ayuda en el camino, sólo 640 refirieron que fueron asistidos por el Grupo Beta, la unidad de ayuda humanitaria del Instituto Nacional de Migración (INM).
Manu Ureste
Por Manu Ureste
17 de febrero, 2016
Comparte
Migrante camina por las vías del tren, en el estado de Veracruz. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Migrante camina por las vías del tren, en el estado de Veracruz. //Foto: Manu Ureste (@ManuVPC)

Los migrantes centroamericanos ya no confían en los Grupos Beta, la unidad creada en 1990 por el Instituto Nacional de Migración (INM) cuya única función es salvaguardar los derechos humanos de los migrantes y su integridad física, proporcionándoles en el trayecto hacia la frontera con Estados Unidos agua, alimento y atención sanitaria, sin que por ninguna circunstancia puedan realizar detenciones.

De acuerdo con el informe 20 temas actuales y relevantes sobre la Migración en México, elaborado por el Colegio de la Frontera (Colef) a partir de los resultados de la Encuesta sobre Migración en las Fronteras Norte y Sur de México (Emif Norte y Sur), el número de migrantes que dijeron haber buscado ayuda en los Grupos Beta se redujo en 2015.

Así, mientras en los años 2013 y 2014, el 52 y 50% de los migrantes centroamericanas dijeron en la encuesta que sí recibieron algún tipo de ayuda de los Grupos Beta, de enero a septiembre del año pasado la cifra se desplomó hasta el 9%.

Esto es, en una muestra de 97 mil 223 migrantes encuestados de enero a septiembre de 2015, 7 mil 058 dijeron que sí recibieron algún tipo de ayuda en el camino, de los cuales sólo 640 (el 9%) refirieron que fueron asistidos por los Beta.

“Es muy llamativo que haya bajado tanto el porcentaje, y de las pocas explicaciones que encuentro es el miedo de los migrantes a los Grupos Beta. Es decir, no es que los Beta hayan dejado de ofrecer ayuda, sino que los migrantes por alguna razón los están evitando”, expone en entrevista con Animal Político Melissa Ley, investigadora del Departamento de Estudios de Población del Colegio de la Frontera Norte, y coautora del informe junto al investigador Jesús Peña.

Ante este dato que arroja la Encuesta sobre Migración, Melissa Ley enfatiza que se debe realizar “un análisis” de la actividad de los Grupos Beta sobre el terreno, para encontrar una respuesta de por qué los migrantes ya no están buscando su ayuda.

“Los Grupos Beta surgieron como una iniciativa que, en un principio, sonaba muy bien, y que además ya estaba muy consolidada entre los migrantes. Y francamente, sí es muy preocupante que esa confianza se esté yendo al traste en menos de un año”, recalca la investigadora, quien en contraste expone que los migrantes, cada vez más, están buscando refugio en los albergues que hay en las rutas que van hacia el norte de México.

En este sentido, el informe indica que tras la entrada en vigor en julio de 2014 del llamado Plan Frontera Sur –un programa gubernamental que promete proteger a los migrantes, pero que sobre el terreno ha supuesto una cacería de migrantes para su detención y deportación-, el número de indocumentados que buscan ayuda en albergues aumentó notablemente: de un 48% en 2014, se pasó a un 75.9% en 2015.

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

“Los Betas son el aparato de inteligencia del INM”

Esta encuesta que da a conocer el Colegio de la Frontera traduce en datos las denuncias expuestas por múltiples testimonios de migrantes que Animal Político recabó en los estados de Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Puebla, Veracruz y Tlaxcala, para el reportaje publicado en abril de 2015 Programa Frontera Sur: Una Cacería de Migrantes.

En ese trabajo periodístico, las personas indocumentadas acusaron a los elementos del Grupo Beta de trabajar como “espías de migración” para facilitar su captura y posterior deportación del país.

“La primera vez que me los encontré llevaba tres días caminando por el monte antes de llegar a Ixtepec (estado de Oaxaca). Tuve que arrimarme a ellos porque no había comido en todo el día. Y sí, me dieron una lata de atún y estuvieron un rato conmigo. Sin embargo, al ratito de que se fueron los betas, ni cinco minutos después, ya estaba montado un poco más adelante el operativo de Migración que nos estaba esperando”, relató el migrante hondureño Óscar, para el reportaje Grupo Beta: La ‘cara amable’ del INM que traiciona al migrante, que forma parte de la investigación periodística Programa Frontera Sur: Una cacería de migrantes. 

Además, de los múltiples testimonios de migrantes, activistas como el sacerdote Alejandro Solalinde y Alberto Donis, del albergue Hermanos en el Camino, en Ixtepec, y Fray Tomás, director de La 72, en Tenosique, han denunciado públicamente la intervención de elementos del Grupo Beta en operativos del INM para capturar migrantes en las vías del tren, por lo que exigieron a la Secretaría de Gobernación que esta unidad deje de depender del INM para garantizar su autonomía.

“El Grupo Beta se ha convertido en el aparato de inteligencia del INM, y así lo hemos constatado en La 72 y lo hemos denunciado ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y en varios comunicados públicos”, recalcó el activista religioso Fray Tomás.

Ante estas denuncias, Ardelio Vargas, comisionado del INM, subrayó para el reportaje Programa Frontera Sur: Una cacería de migrantes que el Grupo Beta “no hace aseguramientos” de migrantes, y que su cometido exclusivo es auxiliarlos en su camino hacia Estados Unidos.

Las 10 claves de la migración en la Frontera Sur

Además del descenso del número de migrantes que buscan ayuda en los Grupos Beta, el Colef plantea en su informe 10 temas clave para entender el presente de la migración en la frontera sur de México:

1.- México aumenta las deportaciones de personas migrantes centroamericanas. En este sentido, el documento destaca que en los primeros nueve meses de 2015 se realizaron 189 mil 817 deportaciones. (Lee aquí En 8 meses, México ya rebasó la cifra de migrantes detenidos de 2014 y bate récord desde 2006).

2.- Estados Unidos disminuye las deportaciones de personas migrantes centroamericanas que llegaron al país vía México.

3.- México supera a Estados Unidos en las deportaciones de personas migrantes centroamericanas que transitaron por México.

4.- Los más afectados por el endurecimiento de la frontera sur de México son las y los migrantes guatemaltecos.

5.- México no sólo es un país de tránsito, crece el número de casos en los que es declarado como país de destino.

6.- Cada vez es mayor el número de deportaciones de mujeres migrantes.

7.- Aunque priman las razones económicas, cada vez hay más emigración por razones de seguridad. En este apartado, destaca el caso de los migrantes salvadoreños, quienes el 28% dijeron en 2015 que migraron por la violencia o la inseguridad, frente al 8.6% y al 0.1% de los hondureños y guatemaltecos, respectivamente, que adujeron este motivo para abandonar sus países.

8.- Aumentó la asistencia consular proporcionada por los gobiernos de los países de origen (Guatemala, Honduras y El Salvador)

9.-Hubo un ligero aumento en la ayuda proporcionada a los migrantes en tránsito por México, pero la cobertura no es suficiente.

10.- Quienes más ayuda proporcionan son las casas de migrantes y los albergues.

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Las 10 claves de la Frontera Norte

En cuanto a la frontera Norte, las 10 claves para entender la migración son estas:

1.- Menos mexicanos están emigrando a Estados Unidos. Según explica el doctor Jesús Peña, investigador del Departamento de Estudios de Población en El Colegio de la Frontera Norte, el flujo total de migrantes registrados por la Emif Norte “es el más bajo desde 2004”. Y algo similar está sucediendo con la migración que viene del sur de México para establecerse en las ciudades de la frontera norte.

2.- Las deportaciones de migrantes mexicanos también han descendido notablemente. Del pico de 573 mil deportaciones en 2007 se pasó a 214 mil en 2014.

3.- Los tiempos de estancia en Estados Unidos de los migrantes deportados han aumentado y en su mayoría superan los tres años.

4.- La separación familiar aumenta como uno de los retos que deben afrontar las personas deportadas.

5.- Los destinos declarados en los Estados Unidos por los migrantes mexicanos son muy diversos y muchos intentan el cruce sin tener un lugar especial de llegada. Los últimos datos de 2015 arrojan que Texas y Nuevo México son el destino del 29.1% de los migrantes. El 31.3% no tiene un lugar específico de llegada.

6.- El porcentaje de migrantes mexicanos con documentos para ingresar en Estados Unidos se ha equilibrado en relación a los que intentaban el crucen sin algún documento migratorio.

7.- El sector terciario o servicios se ha convertido en uno de los principales sectores de empleo para los migrantes mexicanos que llegan a alguna ciudad de la frontera norte de México.

8.- Los puntos para el cruce no autorizado a Estados Unidos están en constante cambio. En los primeros meses de 2015, los tres principales puntos de cruce fueron: Tijuana (11.4% de los cruces), estado de Baja California; Nuevo Laredo (11.3%), en Tamaulipas; y Nogales (10.4%), en Sonora.

9.- Aumenta la presencia de mujeres en los flujos migratorios que van al norte de México y a Estados Unidos.

10.- Los abusos a los derechos humanos de los migrantes deportados por parte de autoridades estadounidenses ha disminuido. El único que ha aumentado recientemente es el decomiso de pertenencias.

Aquí puedes leer el informe íntegro 20 temas actuales y relevantes sobre la migración en México:

El-Colef-_-20-TEMAS-ACTUALES-Y-RELEVANTES-SOBRE-LA-MIGRACIÓN-EN-MÉXICO-1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.