Mensaje del papa Francisco ante religiosos en Morelia, Michoacán
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Mensaje del papa Francisco ante religiosos en Morelia, Michoacán

El papa pidió a cientos de monjas, curas y seminaristas no caer en la tentación de la resignación ante la violencia, pues ésta paraliza.
AP
Por Redacción Animal Político
16 de febrero, 2016
Comparte
El papa Francisco ofició una misa en el estadio Venustiano Carranza en Morelia. // Foto: AP.

El papa Francisco ofició una misa en el estadio Venustiano Carranza en Morelia. // Foto: AP.

Hay un dicho entre nosotros que dice así: “Dime cómo rezas y te diré cómo vives, dime cómo vives y te diré cómo rezas”, porque mostrándome cómo rezas, aprenderé a descubrir el Dios que vives y, mostrándome cómo vives, aprenderé a creer en el Dios al que rezas; porque nuestra vida habla de la oración y la oración habla de nuestra vida. A rezar se aprende, como aprendemos a caminar, a hablar, a escuchar. La escuela de la oración es la escuela de la vida y en la escuela de la vida es donde vamos haciendo la escuela de la oración.

Y Pablo a su discípulo predilecto Timoteo, cuando le enseñaba o le exhortaba a vivir la fe, le decía acuérdate de tu madre y de tu abuela. Y a los seminaristas cuando entran al seminario muchas veces me preguntaban Padre pero yo quisiera tener una oración más profunda, más mental. Mira sigue rezando como te enseñaron en tu casa y después poco a poco tu oración irá creciendo como tu vida fue creciendo. A rezar se aprende como en la vida.

Jesús quiso introducir a los suyos en el misterio de la Vida, en el misterio de su vida. Les mostró comiendo, durmiendo, curando, predicando, rezando, qué significa ser Hijo de Dios. Los invitó a compartir su vida, su intimidad y estando con Él, los hizo tocar en su carne la vida del Padre. Los hace experimentar en su mirada, en su andar la fuerza, la novedad de decir: “Padre nuestro”. En Jesús, esta expresión no tiene el “gustillo” de la rutina o de la repetición, al contrario, tiene sabor a vida, a experiencia, a autenticidad. Él supo vivir rezando y rezar viviendo, diciendo: Padre nuestro.

Y nos ha invitado a nosotros a lo mismo. Nuestra primera llamada es a hacer experiencia de ese amor misericordioso del Padre en nuestra vida, en nuestra historia. Su primera llamada es introducirnos en esa nueva dinámica de amor, de filiación. Nuestra primera llamada es aprender a decir “Padre nuestro”, como Pablo insiste, Abba.

¡Ay de mí sino evangelizara!, dice Pablo. ¡Ay de mí! porque evangelizar -prosigue- no es motivo de gloria sino de necesidad (cf. 1 Co9,16).

Nos ha invitado a participar de su vida, de la vida divina, ay de nosotros si no la compartimos, ay de nosotros consagrados, consagradas, seminaristas, obispos, ay de nosotros si no la compartimos, ay de nosotros si no somos testigos de lo que hemos visto y oído, ay de nosotros. No queremos ser funcionarios de lo divino, no somos ni queremos ser nunca empleados de la empresa de Dios, porque somos invitados a participar de su vida, somos invitados a introducirnos en su corazón, un corazón que reza y vive diciendo: “Padre nuestro”. ¿Y qué es la misión sino decir con nuestra vida, desde el principio hasta el final como nuestro hermano obispo que murió anoche, que es la misión sino decir con nuestra vida: “Padre nuestro”?

A este Padre nuestro es a quien rezamos con insistencia todos los días: y que le decimos en una de esas cosas no nos dejes caer en la tentación. El mismo Jesús lo hizo. Él rezó para que sus discípulos -de ayer y de hoy- no cayéramos en la tentación. ¿Cuál puede ser una de las tentaciones que nos pueden asediar? ¿Cuál puede ser una de las tentaciones que brota no sólo de contemplar la realidad sino de caminarla? ¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad? ¿Qué tentación podemos tener nosotros una y otra vez, nosotros llamados a la vida consagrada, al presbiterado, al episcopado, que tentación podemos tener frente a todo esto, frente a esta realidad que parece haberse convertido en un sistema inamovible?

Creo que la podríamos resumir con una sola palabra: resignación. Y frente a esta realidad nos puede ganar una de las armas preferidas del demonio, la resignación. ¿Y qué le vas a hacer?, la vida es así. Una resignación que nos paraliza y nos impide no sólo caminar, sino también hacer camino; una resignación que no sólo nos atemoriza, sino que nos atrinchera en nuestras «sacristías» y aparentes seguridades; una resignación que no sólo nos impide anunciar, sino que nos impide alabar. Nos quita la alegría, el gozo de la alabanza. Una resignación que no sólo nos impide proyectar, sino que nos frena para arriesgar y transformar.

Por eso, Padre nuestro, no nos dejes caer en la tentación.

Qué bien nos hace apelar en los momentos de tentación a nuestra memoria. Cuánto nos ayuda el mirar la “madera” de la que fuimos hechos. No todo ha comenzado con nosotros, y tampoco todo terminará con nosotros, por eso cuánto bien nos hace recuperar la historia que nos ha traído hasta acá.

Y, en este hacer memoria, no podemos saltearnos a alguien que amó tanto este lugar que se hizo hijo de esta tierra. A alguien que supo decir de sí mismo: “Me arrancaron de la magistratura y me pusieron en el timón del sacerdocio, por mérito de mis pecados. A mí, inútil y enteramente inhábil para la ejecución de tan grande empresa; a mí, que no sabía manejar el remo, me eligieron primer Obispo de Michoacán” (Vasco Vázquez de Quiroga, Carta pastoral, 1554).

Agradezco, paréntesis, al Señor Cardenal Arzobispo que haya querido que se celebrase esta Eucaristía con el báculo de este hombre y el cáliz de él. Con ustedes quiero hacer memoria de este evangelizador, conocido también como Tata Vasco, como “el español que se hizo indio”. La realidad que vivían los indios Purhépechas descritos por él como “vendidos, vejados y vagabundos por los mercados, recogiendo las arrebañaduras tiradas por los suelos”, lejos de llevarlo a la tentación y de la acedia de la resignación, movió su fe, movió su vida, movió su compasión y lo impulsó a realizar diversas propuestas que fuesen de «respiro» ante esta realidad tan paralizante e injusta.

El dolor del sufrimiento de sus hermanos se hizo oración y la oración se hizo respuesta. Y eso le ganó el nombre entre los indios del “Tata Vasco”, que en lengua purhépecha significa:

Papá. Padre, papá, tata, abba. Esa es la oración, esa es la expresión a la que Jesús nos invitó.

Padre, papá, abba, no nos dejes caer en la tentación de la resignación, no nos dejes caer en la tentación de la asedia, no nos dejes caer en la tentación de la pérdida de la memoria, no nos dejes caer en la tentación de olvidarnos de nuestros mayores que nos enseñaron con su vida a decir: Padre Nuestro.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Por qué esta vez la OPEP no baja los precios del petróleo si están en su nivel más alto en 8 años?

Los precios del petróleo están en un máximo de 8 años. ¿Por qué los países exportadores de petróleo no los bajan?
5 de mayo, 2022
Comparte

No se espera que esta vez atiendan los reclamos de abrir los grifos del petróleo para bajar los precios.

Los principales exportadores de petróleo del mundo se reúnen este 5 de mayo ante los reclamos globales para reducir el costo del crudo.

Los precios se han disparado a los niveles más altos en 8 años y las naciones importadoras están pidiendo a los miembros del grupo de productores de petróleo, OPEP+, que aumenten sus suministros.

Sin embargo, los países líderes en la OPEP+ no están muy apurados en ayudar en esta ocasión.

¿Qué es la OPEP+?

OPEP+ es un grupo de 23 países exportadores de petróleo que se reúne todos los meses en Viena para decidir cuántos barriles de crudo inyectan en el mercado mundial.

En el centro de este grupo se encuentran los 13 miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que son principalmente naciones de Oriente Medio y África, además de Venezuela.

Se formó en 1960 como un cartel, con el objetivo de fijar el suministro mundial de petróleo y así controlar su precio.

En la actualidad, los países de la OPEP producen alrededor del 30% del petróleo crudo del mundo, unos 28 millones de barriles por día.

Una plataforma petrolera rusa en el Ártico

Getty Images
Rusia produce más de 10 millones de barriles de petróleo al día y ayuda a la OPEP a mantener altos los precios.

El mayor productor individual de petróleo dentro de la OPEP es Arabia Saudita, que produce más de 10 millones de barriles de crudo al día.

En 2016, cuando los precios del petróleo eran particularmente bajos, la OPEP unió fuerzas con 10 productores de petróleo que no pertenecen a la OPEP para crear OPEP+.

El mayor productor individual de este segundo grupo es Rusia, que bombea un poco más que Arabia Saudita.

Juntas, estas naciones producen alrededor del 40% de todo el petróleo crudo del mundo.

“La OPEP+ adapta la oferta y la demanda para equilibrar el mercado”, dice Kate Dourian, miembro del Instituto de Energía, una organización global de ingenieros y otros profesionales en campos relacionados con la energía.

“Mantiene los precios altos al reducir los suministros cuando la demanda de petróleo se desploma”, añade.

Por el contrario, OPEP+ también tiene el poder de bajar los precios poniendo más petróleo en el mercado, que es lo que los principales importadores, como Estados Unidos y Reino Unido, le han pedido que haga.

Gigantes del petróleo. Mayores productores de la OPEP+. Gráfico que muestra la producción diaria de crudo de los principales productores de la OPEP+ .


¿Cómo los precios del petróleo llegaron a estar tan altos?

En la primavera de 2020, cuando la covid se extendió por todo el mundo y los países implementaron cuarentenas cerrando sus economías, el precio del petróleo crudo se desplomó debido a la falta de compradores.

“Los productores pagaban a la gente para que les quitara el crudo de las manos, porque no tenían suficiente espacio para almacenarlo todo”, describe Dourian.

Después de esto, los países de la Opep+ acordaron colectivamente recortar la producción en 10 millones de barriles por día, para hacer que el precio volviera a subir.

En junio de 2021, cuando la demanda de crudo comenzó a recuperarse, OPEP+ comenzó a aumentar gradualmente la oferta mes a mes, poniendo 400.000 barriles adicionales por día en los mercados mundiales.

Ahora está suministrando unos dos millones y medio de barriles de petróleo al día, menos que en la primavera de 2020.

Sin embargo, cuando Rusia invadió Ucrania, el precio del crudo se disparó a más de US$100 el barril.

Esto ha provocado subidas importantes en el precio de la gasolina.

Gasolinera en Maryland.

EPA

“Cuando la OPEP+ recortó los suministros en 10 millones de barriles por día en mayo de 2020, redujeron demasiado”, opina David Fyfe, economista jefe de Argus Media.

“Ahora están aumentando la oferta a un ritmo lento que no tiene en cuenta los efectos de la crisis entre Rusia y Ucrania”, agrega.

Existe el temor entre los compradores de petróleo de que la Unión Europea siga a EE.UU. e imponga un embargo a las importaciones de petróleo de Rusia, dice Fyfe.

Europa importa actualmente más de dos millones y medio de barriles de crudo al día desde Rusia.

“La amenaza de un embargo sobre el petróleo ruso ha asustado a los mercados”, afirma, “porque podría conducir a una fuerte reducción de la oferta”.

¿Por qué la OPEP+ no aumentará la producción de petróleo?

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió repetidamente a Arabia Saudita que aumente su producción de petróleo, pero fue en vano.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, también solicitó a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos que aumenten la producción, como parte de una visita a ambos países. También fue rechazado.

El primer ministro británico, Boris Johnston, pronuncia un discurso en Arabia Saudí, con representantes saudíes de fondo.

Gertty Images
Boris Johnston no pudo persuadir a Arabia Saudita y otros para que aumentaran su producción de petróleo.

“Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos tienen capacidad de sobra, pero se niegan a aumentar la producción”, dice Kate Dourian. “No quieren que Occidente les dicte lo que deben hacer”.

“Están diciendo que la brecha entre la oferta y la demanda se está reduciendo y que los altos precios de hoy simplemente reflejan el pánico por parte de los compradores de petróleo”, añade.

A otras naciones de la OPEP+ les resulta difícil aumentar su producción de petróleo.

“Países como Nigeria y Angola han estado rebasando sus cuotas de producción en un millón de barriles diarios colectivamente durante el año pasado”, informa David Fyfe.

“La inversión cayó durante la pandemia y las instalaciones petroleras, en algunos casos, no recibieron mantenimiento. Ahora se están dando cuenta de que en realidad no pueden aumentar la producción”.

Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

Getty Images
Vladimir Putin y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo.

¿Cuál es la postura de Rusia?

OPEP+ también tiene que respetar los deseos de Rusia, ya que es uno de los dos mayores socios de la alianza.

“Los rusos están contentos con los precios a este nivel”, asegura Carole Nakhle, directora ejecutiva de Crystol Energy. “No tienen nada que ganar al verlos bajar más”.

“La OPEP quiere mantener buenas relaciones con Rusia, por lo que es muy probable que continúen con el acuerdo que todos hicieron el año pasado. Eso significa aumentar los suministros de crudo muy gradualmente desde ahora hasta septiembre”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=r-a-BXQAkJY&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.