close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

Qué fue del cardenal Bernard Law, "figura central" del escándalo de pederastia que relata Spotlight

Bernard Law era arzobispo cuando se destapó el escándalo de pederastia que lo obligó a renunciar en medio de acusaciones de encubrimiento.
AP
29 de febrero, 2016
Comparte

“La Iglesia permitió los abusos de un cura durante años”.

Este fue el demoledor titular con el que el equipo de investigación del diario The Boston Globe acusó en el año 2002 a la Arquidiócesis de Boston y a su máxima autoridad, el arzobispo Bernard Law, de encubrir los abusos sexuales a niños por parte de uno de sus curas.

Aunque en un principio el diario apuntaba a un solo responsable, la investigación culminó en una serie de historias que acusaban a la iglesia de Boston de encubrir los abusos de decenas de sacerdotes pedófilos entre 1984 y 2002.

Law, al que The Globe calificó como “una figura central” en el escándalo, acabó presentando su renuncia.

La historia se cuenta en “Spotlight”, galardonada este domingo con el Óscar a la mejor película.

Pero la carrera eclesiástica de Law no se terminó entonces, a pesar de la presión que sufrió el que había sido el prelado católico más influyente de Estados Unidos.

SpotlightImage copyrightAP
Image captionUna escena de “Spotlight”, la película sobre el escándalo de abusos sexuales a manos de curas en Boston que ganó el Oscar a la mejor película.

La dimisión fue aceptada por el entonces Papa Juan Pablo II, quien le había nombrado cardenal de Santa Susana en 1985, y Law emprendió camino hacia la ciudad en la sigue hoy en día.

“Vive en Roma”, le confirmó a BBC Mundo la oficina de prensa del Vaticano.

Santa Maria Maggiore

En efecto, tras el escándalo, el cardenal fue nombrado en mayo de 2004arcipreste de la Iglesia de Santa Maria Maggiore, una de las cuatro basílicas más simbólicas de Roma, construida entre los años 432 y 440.

Y en abril de 2005, celebró una misa en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

El cargo en Santa Maria Maggiore no es particularmente importante dentro de la jerarquía católica, es más bien honorífico.

Pero Law no solo mantuvo su influencia sino que, lejos de esconderse, se dejaba ver con frecuencia en actos eclesiásticos o diplomáticos.

“No perdió su influencia. Fue miembro de más congregaciones que cualquier otro obispo”, le dijo al diario The Guardian Robert Mickens, periodista en el Vaticano durante años y editor de la revista Global Pulse, en 2015.

En Roma, Law se volvió más influyente incluso de lo que había sido en Boston, según explicó en un largo artículo en septiembre del año pasado David Boeri, periodista de la radio pública estadounidense (NPR) en Boston.

Law mantuvo su puesto en el Colegio Cardenalicio y en la Congregación para los Obispos.

“Lo que la gente no entendió entonces es que como arcipreste no tenía ningún poder, pero el cargo en la Congregación de los Obispos era enormemente importante”, le dijo a BBC Mundo John Allen, analista de cuestiones vaticanas y reportero de The Boston Globe desde 2014.

Desde ahí pudo influir en el nombramiento de los obispos estadounidenses a lo largo de los años.

Law nunca fue acusado de nada ni invitado a declarar por los casos de pederastia.

“Alguna gente dijo que se fue a Roma para evitar ser juzgado”, dice Allen, “pero el Vaticano siempre dijo que si hubiera sido citado, habría declarado”.

Sin embargo, el periodista cree que en realidad Law se fue porque se volvió imposible para él “funcionar en ese ambiente”.

Tras la renuncia, quiso seguir jugando un papel en Estados Unidos.

“Pero cada vez que aparecía en público en Estados Unidos, se formaba un lío de protestas”, dice.

“Emérito”

Preguntado por la trayectoria de Law, el Vaticano simplemente remitió a la página web de la oficina de prensa de la Santa Sede, donde se puede consultar su biografía.

Pero se sabe que participó en el cónclave en el que se eligió Papa a Benedicto XVI, aunque no en el que eligió al Papa Francisco, pues entonces ya había sobrepasado los 80 años, edad en la que los cardenales pierden el derecho a elegir al Papa.

Y sobre su relación con Francisco nada más se conoce una anécdota reportada por el diario italiano Il Fatto Quotidiano.

Según este diario, Francisco se encontró con Law en su primera visita a Santa Maria Maggiore, cuando este ya no ocupaba un cargo en la iglesia.

Francisco se alejó inmediatamente y, según este medio, dijo que no quería que Law siguiera yendo a esa basílica.

Pero el Vaticano negó repetidamente la información, que Allen califica como una de las “leyendas urbanas” publicadas tras el nombramiento del papa Francisco.

Allen se encontró en repetidas ocasiones a Law en recepciones diplomáticas y eventos públicos y, aunque fue siempre “muy amable”, nunca le concedió una entrevista.

El cardenal, que no ha dado entrevistas a ningún medio, se jubiló en noviembre de 2011, aunque todavía es “arcipreste emérito” de la Basílica y arzobispo emérito de Boston, según la página de la oficina de prensa de la Santa Sede.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
COPERNICUS DATA/SENTINEL-1/@StefLhermitte

Antártica: las imágenes del desprendimiento de un iceberg de miles de millones de toneladas de hielo

La plataforma de hielo Amery, en la Antártica, produjo su iceberg más grande en más de 50 años. La gran masa de hielo tendrá que ser monitoreada porque puede suponer una amenaza para la navegación.
COPERNICUS DATA/SENTINEL-1/@StefLhermitte
1 de octubre, 2019
Comparte

La plataforma Amery, uno de los mayores bancos de hielo de la Antártica, produjo su iceberg más grande en más de 50 años.

El bloque desprendido cubre unos 1.580 kilómetros cuadrados, unas cinco veces el tamaño de la isla de Malta, y fue bautizado como D28.

El gran tamaño del iceberg implica que tendrá que ser monitoreado y rastreado porque en el futuro puede suponer una amenaza para la navegación.

La última vez que hubo un desprendimiento mayor en Amery fue a principios de los años 60. En esa ocasión, el área del iceberg comprendió unos 9.000 km cuadrados.

Amery es la tercera plataforma de hielo más grande en la Antártica y es un canal de drenaje fundamental para el este del continente.

Imágenes satelitales

El nuevo iceberg se desprendió totalmente de la plataforma el pasado 25 de septiembre, según informó este lunes en su cuenta de Twitter Copernicus, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

El tuit fue acompañado de dos imágenes capturadas y procesadas por el satélite Sentinel 1: en la primera, del 20 septiembre, se aprecia una grieta en Amery, mientras que en la segunda, obtenida cinco días después, el iceberg está completamente separado de la plataforma de hielo.

La plataforma de hielo es, en esencia, la extensión flotante de un número de glaciares que fluyen de la tierra al mar.

El desprendimiento de icebergs en el océano es la manera que tienen las corrientes de hielo de mantener el equilibrio. Por tanto, los científicos sabían que se iba a producir esta fractura.

Lo que es interesante es que gran parte de la atención se había puesto hacia el este de la sección que se desprendió, hacia un segmento de Amery que cariñosamente se conoce como “diente suelto” por su parecido, en imágenes satelitales, a los dientes de un niño.

Las dos áreas de hielo compartían la misma fisura.

"Diente suelto"

NASA
El “diente suelto” fotografiado en los años 2000. La formación del bloque D28 aparece a la izquierda.

Pero a pesar de estar tambaleante, el “diente suelto” sigue unido a la plataforma. El bloque desprendido es el D28.

“Es un molar en comparación con un diente de leche”, le dijo a la BBC la profesora Helen Fricker, de la Institución de Oceanografía Scripps.

“No es el cambio climático”

Fricker predijo en 2002 que el “diente suelto” se desprendería en algún momento entre 2010 y 2015.

“Estoy emocionada al ver este evento de fragmentación después de todos estos años. Sabíamos que algo pasaría, pero, solo para mantenernos en la realidad, no es exactamente lo que esperábamos que fuera”, añadió.

La investigadora subrayó que no hay un vínculo entre este fenómeno y el cambio climático.

Datos satelitales que se remontan a los años 90 muestran que Amery está en equilibrio con su entorno, pese al fuerte derretimiento de la superficie sufrido en verano.

“Si bien hay mucho de lo que preocuparse en la Antártida, todavía no hay razón para la alarma para esta plataforma de hielo en especial”, explicó Fricker.

La plataforma de hielo Amery en la Antártida

Richard Coleman/UTAS
Amery experimenta grandes derretimientos en verano, pero los datos indican que está en equilibrio.

No obstante, la División Australiana de la Antártica monitoreará Amery de cerca para ver si hay alguna reacción. Los científicos del organismo tienen equipamiento en la región.

Es posible que la pérdida de un iceberg tan grande pueda cambiar la geometría en el frente de la plataforma. Esto puede influir en el comportamiento de las grietas e incluso en la estabilidad del “diente suelto”.

Se calcula que D28 tiene 210 metros de grosor y contiene unos 315.000 millones de toneladas de hielo.

El nombre lo recibe de un sistema de clasificación utilizado por el Centro Nacional de Hielo de Estados Unidos, que divide la Antártica en cuadrantes.

Las corrientes cercanas a la orilla y los vientos impulsarán a D28 hacia el oeste. y probablemente tardará años en romperse y derretirse completamente.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bDSBMWM16Ss

https://www.youtube.com/watch?v=Apaj3Vm02iM

https://www.youtube.com/watch?v=-O7sw3Pe5TI&t=54s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.