Roosh V., el polémico bloguero "ultramachista" que quiere acabar con la igualdad entre hombres y mujeres
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

Roosh V., el polémico bloguero "ultramachista" que quiere acabar con la igualdad entre hombres y mujeres

Daryush Valizadeh dice ser un "neomasculinista", pero sus críticos insisten en que es "ultramachista". Sus comentarios generan rechazo, pero su blog tiene un millón de visitas mensuales y llena salas con sus charlas.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
5 de febrero, 2016
Comparte
Daryush Valizadeh es un estadounidense de Maryland de 36 años. // Foto: BBC Mundo.

Daryush Valizadeh es un estadounidense de Maryland de 36 años. // Foto: BBC Mundo.

“Esto es lo que ocurre cuando les das a las mujeres la opción de elegir”, dice Daryush Valizadeh, más conocido como Roosh V., mientras señala un video de YouTube.

En la pantalla de su computadora portátil se ve a dos mujeres vaciarle el contenido de unas copas en la cabeza.

“Escogen hacer esto”, le explica al actor británico Reggie Yates, quien lo visita en su casa de Polonia para el reportaje de la BBC “Extreme UK: Men at War” (Reino Unido extremo: hombres en guerra).

Una de las mujeres lo insulta y le grita que se vaya de Canadá.

Mujer
Algunos han acusado a Roosh V. de promover la violencia contra las mujeres.

Esa es una de las reacciones que provocó en agosto del año pasado su artículo How to stop rape (Cómo parar las violaciones).

Ocurrió en Montreal, ciudad canadiense a la que había acudido para dar una conferencia.

En el texto, publicado en su blog en febrero, Valizadeh pedía legalizar la violación cuando tuviera lugar en una propiedad privada, como una manera de “terminar con la cultura de la violación”.

“Era una sátira”, asegura a la BBC.

“Fue escrita para concienciar a las mujeres deque se cuiden más, tal como cuidan sus teléfonos celulares y sus bolsos”.

Pero, ¿quién es este polémico personaje que se autodenomina un “neomasculinista” pero que sus críticos tachan de “ultramachista”?

De microbiólogo a gurú machista

Daryush Valizadeh es un estadounidense de Maryland de 36 años, pero es más conocido por su alias, Roosh V.

Según él mismo cuenta, tras graduarse en microbiología por la Universidad de Maryland comenzó su carrera como microbiólogo industrial.

Asistir a una conferencia de Roosh V. cuesta entre US$47 y US$99.

“Dos años después creé un blog local llamado DC Bachelor y vivía en una constante paranoia de que mi jefe me iba a echar por su contenido machista”, reconoce.

Ese fue el germen de Roosh V., el blog desde el que hoy defiende que los hombres son superiores a las mujeres y que están siendo oprimidos por el feminismo.

Y también el de Return of Kings (El regreso de los reyes), un grupo que creó después con el mismo fin y que tiene, a su vez, una página web.

Según él, ambos sitios tienen un millón de visitas al mes.

Seis años después de crear DC Bachelor dejó su trabajo de microbiólogo y publicóBang.

Fue la primera de una serie de guías destinadas sobre todo a turistas estadounidenses que quieran conseguir sexo fácil en una variedad de países de Europa y América del Sur.

Además de textos sobre Ucrania, Estonia, Lituania, Polonia, Dinamarca e Islandia, también publicó Bang Colombia, El compendio sobre Brasil de Roosh0., y El compendio sobre Argentina de Roosh.

En sus propias palabras, la última por ejemplo es “un intento de decodificar a las histéricas chicas de Argentina, conocidas por ser las más duras (para ligarse) del mundo”.

Escribió “guías para ligar” en varios países, entre otros en Argentina.

Estos libros son el principal ingreso que se le conoce, además de las conferencias que ha ofrecido ya en varias ciudades europeas, como Berlín y Londres; en EE.UU., en Washington DC y Nueva York, y en Canadá, en Montreal y Toronto.

A través de todos estos canales Roosh V. trata de extender la ideología de lo que él llama la “neomasculinidad”.

Y pertenece así a la red de blogueros que se conoce como “manosphere”, una combinación de man (hombre en inglés) y blogosphere (blogosfera, conjunto de blogs).

Él es una de sus figuras más prominentes y polémicas.

Dice que es un nómada, y que pasa la mayor parte de su tiempo en Ucrania, Polonia y EE.UU..

¿”Neomasculinidad” o “ultramachismo”?

“Mis ideas y mis creencias están basadas en la neomasculinidad”, escribe en su blog, acuñando un nuevo término.

Es una ideología con siete principios básicos, explica:

  • Las mujeres y los hombres son genéticamente distintos, tanto física como mentalmente. Todos los mamíferos desarrollaron roles sexuales. Los humanos no son una excepción.
  • Los hombres dejarán la monogamia y la reproducción si no hay incentivos para comprometerse con ellas.
  • Las tradiciones y los rituales que desarrolló la humanidad sirven como una red de beneficios para la unidad familiar.
  • La testosterona es la causa biológica de la masculinidad. Los cambios ambientales que reducen la concentración de esa hormona en los hombres los hace más débiles y femeninos.
  • El valor de una mujer depende significativamente de su belleza y su fertilidad. El valor de un hombre depende significativamente de sus recursos, su intelecto y su carácter.
  • Eliminar los roles sexuales tradicionales y promover la elección de apareamiento ilimitada para las mujeres desata su promiscuidad y otros comportamientos negativos que bloquean la formación de una familia.
  • El socialismo, el feminismo, el marxismo cultural y los guerreros de la justicia social pretenden destruir la unidad familiar, disminuir la tasa de fertilidad y empobrecer el estado a través de grandes prestaciones sociales.

En base a estas ideas, Roosh V. propone, por ejemplo, retirar el voto a las mujeres.

El artículo sobre la legalización de la violación en una propiedad privada era “una sátira”, le dijo Roosh V. (izquierda) a Reggie Yates.

Y así lo dice en las conferencias que ofrece, y por las que cobra a cada asistente entre US$47 y US$99.

“Algo pasó en los últimos 20 años para que la mujer ya no esté siendo educada para la sumisión”, comenzó diciendo en Londres, donde el 4 de julio del año pasado habló ante una sala llena de espectadores.

“Toda idea de la belleza y la estética ha sido demolida, y a las mujeres se las anima para que parezcan gordas cyborgs extraterrestres”.

Uno de 60 espectadores le preguntó si creía que esa tendencia terminaría encarnando un movimiento político, y si así fuera, se mostró dispuesto a trabajar para él.

Otro le pidió consejo para que su hija no se convierta “en lo peor que vemos hoy en la sociedad”.

“Deberías darle un hombre para que se case joven, a los 18. Así, para cuando tenga 30 años tú ya tendrás tres o cuatro nietos”, le contestó.

“Porque si no, ¿qué? Trabajará, tendrá un novio tras otro… De hecho, muchos de vosotros la usaréis”, dijo, dirigiéndose a los espectadores.

“No, sinceramente no creo que debieras darle libertad de elección”.

“Tribus de hombres”

Ahora, para extender aún más sus ideas, hizo un llamamiento a los hombres de164 ciudades en 44 países, entre ellos Chile, Colombia, México y España, para que se reúnan el 6 de febrero.

Los llamó a unos encuentros a los que solo podrían acceder con una frase clave y cuyo lugar les sería revelado la víspera.

Su intención era crear “tribus de hombres”, espacios para compartir ellos solos, sin la “interferencia femenina”.

Y es que Valizadeh cree que “gracias al feminismo, y la envidia por el pene que tienen las mujeres, los hombres ya no tienen espacios en los que las mujeres no estén presentes”, según escribe en su web.

Varias organizaciones se han manifestado en contra de la iniciativa de Roosh V.

“Porque los sexos ya no están segregados, las mujeres se están masculinizando y los hombres se están feminizando. Esto está dañando seriamente el desarrollo masculino, y está creando una generación de hombres feminizados que están confundidos con su identidad y masculinidad”.

Por ello cree necesario que los hombres pasen tiempo juntos, sin ellas, “para que su masculinidad se mantenga fuerte y firme”.

Pero este miércoles canceló la convocatoria.

“Ya no puedo garantizar la seguridad o la privacidad de los hombres que quieren acudir (al evento del) 6 de febrero (…)”, explica en la página web de Return of Kings.

“Aunque no puedo detener a los hombres que quieren seguir reuniéndose y organizar reuniones privadas, no habrá reuniones oficiales de Return of Kings”.

Decenas de movimientos feministas convocaron protestas contra la iniciativa.

Las policías de Granada y Barcelona, dos ciudades de España en las que organizó reuniones, confirmaron a los medios locales que estaban al tanto y que actuarían “si había delito”.

“Caldo de cultivo para la violencia”

La Diputación Provincial de Granada (el gobierno regional) pidió que se tomen medidas contra esta convocatoria “peligrosa” en tanto que “promueve la desigualdad”.

“Este tipo de actos resultan despreciables porque se promueve sin ningún pudor la misoginia y la desigualdad entre hombres y mujeres, y porque pretenden una involución de todos los derechos que tanto han costado conquistar a las mujeres”, declaró la diputada provincial de Igualdad, Irene Justo.

Y añadió que con actos como éste “se está creando un caldo de cultivo para que las actitudes machistas acaben en episodios de violencia de género”.

Activistas acusan a Roosh V. de “abogar por la violencia contra las mujeres”.

No es la única que opina así. De hecho, Australia ya le advirtió que no le permitirán la entrada.

“Las personas que abogan por la violencia contra las mujeres no son bienvenidas en Australia”, anunció el ministro de Inmigración de ese país, Peter Dutton.

Pero Valizadeh lo niega tajante.

“He sido falsamente acusado de crímenes como violación y acoso por mis enemigos en un intento de hacerme callar, pero son demasiado débiles para derrotarme”.

Y prefiere seguir proclamando sus ideas en su blog, en sus charlas y a través de sus libros.

“Hicieron falta cuatro horas de juego y al menos 30 repeticiones de ‘No Roosh, no’ hasta que ella dejó que mi pene entrara en su vagina”, escribió por ejemplo en Bang Ucrania.

“No significa no hasta que significa sí”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 nuevos fraudes y estafas surgidos por la pandemia del coronavirus

El miedo y la desinformación desatados por la crisis sanitaria mundial han permitido a grupos delictivos crear nuevas formas de engaño para obtener dinero y datos de identidad. Te contamos algunas de las estafas más utilizadas en tiempos de covid.
9 de febrero, 2021
Comparte

Mientras las economías del mundo sufren y millones de negocios han tenido que cerrar sus puertas debido a la crisis sanitaria mundial generada por el covid-19, hay quienes han aprovechado la pandemia para sacar un beneficio económico.

Se trata de grupos de delincuentes en varios rincones del globo que han encontrado nuevas formas ilegales de hacer dinero.

Algunos de estos criminales engañan a sus víctimas aprovechando la confusión, desinformación y desesperación de muchos en medio de la pandemia.

Otros, ofrecen falsificaciones que permiten violar algunas de las restricciones impuestas por las autoridades en muchos países.

Aquí te contamos tres de los principales fraudes y estafas que han surgido en los últimos tiempos en torno al coronavirus.

1. Resultados de tests falsos

Muchos países exigen a toda persona que quiera viajar allí que se realice una prueba de laboratorio para comprobar que no está infectado con el virus que causa el covid-19.

La exigencia de mostrar un certificado con resultado negativo ha propiciado un lucrativo negocio que consiste en vender resultados falsificados.

Las dificultades o retrasos para acceder a las pruebas, su alto costo en algunos lados y la urgencia o pereza de algunas personas que quieren viajar, han llevado a que el negocio de los tests falsos florezca.

Un hombre se realiza una prueba de coronavirus en el aeropuerto de Los Ángeles, en EE.UU.

Getty Images
Algunos viajeros buscan evitar realizarse los tests de coronavirus y compran certificados falsos.

Agencias de seguridad han desbaratado redes de falsificadores de certificados en el aeropuerto Charles de Gaulle, en la capital de Francia, y en el aeropuerto de Luton, en Reino Unido.

También la Policía Nacional de España arrestó al menos a una persona que ofrecía resultados de tests falsos.

En Países Bajos se identificaron varias cuentas en redes sociales como Whatsapp y Snapchat con nombres como Vliegtuig Arts (el médico del avión) o Digitale Dokter (el médico digital) que ofrecían certificados falsos.

El diario El País de España denunció recientemente que este negocio también prolifera en algunas zonas turísticas de México, donde tests apócrifos son vendidos por menos de US$40.

Y en Chile, las autoridades sanitarias clausuraron en enero un centro médico ubicado en la acomodada comuna de Las Condes, en Santiago, que falsificaba resultados de exámenes supuestamente realizados a cambio de US$85.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) reconoció que se trata de “un problema cada vez mayor en todo el mundo”.

El organismo señaló que parte del problema es que los certificados en papel se pueden manipular fácilmente porque vienen en diferentes formatos e idiomas, lo que “conduce a ineficiencias en los controles de salud, errores y fraude”.

Por su parte, la Oficina Europea de Policía, Europol, indicó que “la proliferación de medios tecnológicos de gran precisión, ya sea impresoras o distintos programas de software, facilita la circulación de documentos fraudulentos”.

Europol, que esta semana alertó a la Unión Europea sobre una banda de falsificadores de certificados llamada Rathkeale Rovers Mobile Organised Crime Group, presuntamente de origen irlandés, admitió que el problema es difícil de combatir.

“Mientras haya limitaciones para viajar debido a la covid-19, es probable que se mantenga la producción y venta de certificados falsos”, señalaron portavoces de la institución.

Una persona con guantes sostiene una vacuna y un modelo de un coronavirus

iStock
La llegada de las vacunas contra el covid ha desatado una nueva serie de estafas.

2. El engaño de las vacunas

Desde que comenzó la pandemia, ha habido timadores que buscaron lucrar con el miedo que genera la enfermedad, ofreciendo remedios y curas falsas.

Tés, aceites esenciales y terapias intravenosas con vitamina C son solo algunos de los supuestos tratamientos antivirales que se siguen vendiendo en clínicas, sitios online, redes sociales y programas de televisión.

Pero el desarrollo de vacunas contra el coronavirus, que ya empezaron a distribuirse y aplicarse en varias partes del mundo, ha generado una nueva forma de estafa.

Consiste en exigir dinero a cambio de estar en una presunta lista para recibir la preciada inmunización, cuyas dosis son limitadas.

También hay quienes afirman falsamente vender alguna de las vacunas desarrolladas.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) advirtió que este fraude se está extendiendo en ese país debido a las complejidades del sistema de distribución de las vacunas, que varía según el estado o territorio.

“Los estafadores, siempre listos para actuar, se están aprovechando de la confusión”, señaló Colleen Tressler, especialista en Educación del Consumidor de la FTC.

Para evitar el fraude, la agencia recuerda que no se puede pagar para inscribirse para recibir la vacuna.

“Todo aquel que te pida que pagues para colocar tu nombre en una lista, para hacer una cita para ti o reservarte un puesto en la fila es un estafador”, advierte.

Un hombre con guantes de latex, sosteniendo vacunas en una mano y dinero en la otra

iStock
Los estafadores fingen tener vacunas para vender o prometen un lugar en la lista de vacunación.

También recomienda ignorar los anuncios de venta de vacunas contra el coronavirus.

“No la puedes comprar en ningún lugar. La vacuna está disponible únicamente en lugares aprobados a nivel federal y estatal”, indica.

3. El corona-phishing

La creación de negocios falsos, que ofrecen productos inexistentes a través de sitios online, redes sociales, correos electrónicos y llamadas, con la intención de obtener los datos bancarios de quienes caen en la trampa, explotó desde que comenzó la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también debió emitir una advertencia en marzo pasado para alertar que cibercriminales se hacían pasar por representantes del organismo para obtener donaciones falsas y robar datos de identidad.

Pero mientras que al principio esta forma de delito, conocido como “phishing”, se enfocó en campañas de caridad falsas o la supuesta venta de productos muy en demanda, como mascarillas, alcohol en gel o desinfectantes, con el tiempo las estafas se hicieron más sofisticadas.

En Argentina, algunos bancos debieron cerrar sus perfiles en redes sociales luego de que delincuentes utilizaran información recabada allí para vaciar las cuentas de algunos clientes.

Los criminales se ponían en contacto con personas que habían utilizado las redes para denunciar algún problema con su cuenta, ante la imposibilidad de asistir a los bancos, que por muchos meses permanecieron cerrados al público durante la cuarentena.

Haciéndose pasar por representantes del banco, los delincuentes lograban obtener los datos de la cuenta de la víctima. Antes de vaciarla a través de la banca online, pedían un préstamo pre-acordado.

Así, las víctimas no solo perdían todo el dinero en sus cuentas. También quedaban endeudados, en algunos casos por cifras muy por encima de sus ingresos.

En realidad, pretenden robarlas. Ilustración de un hombre en traje sosteniendo una maleta llena de dinero

iStock
En varios países, estafadores pretenden ser funcionarios del gobierno que ayudan a gestionar las ayudas estatales.

Otra forma de estafa común en países donde se otorgan ayudas estatales es la de los llamados de personas que afirman ser gestores del gobierno. En realidad, se trata de timadores que buscar obtener información para robar esos pagos.

En enero pasado, la FTC de EE.UU. informó que había recibido más de 225.000 quejas de consumidores relacionados con este tipo de fraude. En total, se estima que más de US$309 millones de asistencia económica terminaron en manos de delincuentes.

El organismo también ha advertido sobre otra forma de estafa: la de los rastreadores de contactos falsos.

Son personas que llaman a sus víctimas y les dicen que estuvieron con alguien que dio positivo de covid.

Les recomiendan hacerse una prueba cuanto antes y les ofrecen un test casero gratuito, pero les dicen que, para recibirlo, deben darles su número de tarjeta de crédito para cubrir los gastos de envío.

Según las autoridades, estos estafadores suelen enfocarse en minorías y personas de la tercera edad.

Los expertos en seguridad afirman que la clave para evitar caer en estas trampas es recordar que ningún banco, agencia estatal o instituto de salud contacta a personas para pedirles información confidencial.

“Es posible que (los delincuentes) lo contacten por teléfono, correo electrónico, mensajes de texto, correo postal o redes sociales”, advierte la página del gobierno estadounidense dedicado a “Estafas y fraudes comunes”.

“Proteja su dinero y su identidad al no compartir información personal como el número de su cuenta de banco, número de Seguro Social o fecha de nacimiento”, aconseja.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9eUoEbUOy80

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.