Tlaxcala tarda 21 días en emitir alerta por niña raptada en corredor de la trata
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Tlaxcala tarda 21 días en emitir alerta por niña raptada en corredor de la trata

Karla Romero Tezmol fue raptada el 13 de enero pasado, cuando regresaba de la escuela en el municipio de San Pablo del Monte, en Tlaxcala, de acuerdo con su madre.
Especial
Por Paris Martínez
5 de febrero, 2016
Comparte
La menor Karla Romero Tezmol, de 11 años, desapareció el pasado 13 de enero. // Foto: Especial.

La menor Karla Romero Tezmol, de 11 años, desapareció el pasado 13 de enero. // Foto: Especial.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Tlaxcala emitió la Alerta Amber para la búsqueda a nivel nacional de la niña Karla Romer Tezmol, de 11 años de edad, quien fue raptada en el camino de la casa a su escuela, el pasado 13 de enero.

La Alerta Amber fue emitida durante la tarde del jueves 4 de febrero, 21 días después de que la desaparición de la niña fue reportada por sus familiares.

Esta niña desapareció en el municipio de San Pablo del Monte, identificado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos como parte del corredor de la trata, desde donde niñas y mujeres son traficadas hacia Puebla, Veracruz, Guanajuato, Morelos, DF e, incluso, Arizona y Nueva York, sólo por citar algunos puntos geográficos en donde han sido rescatadas víctimas.

Tal como narró Olga Tezmol, madre de Karla, al día siguiente de su desaparición recibieron una llamada telefónica anónima, en la que les exigían pagar una suma de dinero por su recuperación o, de lo contrario, la niña sería trasladada a Estados Unidos.

Aún cuando la desaparición y la posterior llamada fueron reportados de manera inmediata a las autoridades, la Procuraduría de Justicia del Estado de Tlaxcala se negó a iniciar una averiguación formal, así como a emitir la Alerta Amber, para la búsqueda nacional de la pequeña Karla.

En la Procuraduría estatal, narró la señora Olga, “me dicen que mi hija va a regresar, que se fue con el novio, o que se fue por mi culpa, porque era víctima de violencia. Y ambas cosas son falsas”.

Desde la desaparición de la menor, su familia ha recibido seis llamadas anónimas, en una de las cuales se les informó que Karla estaba siendo prostituida en la “zona de hoteles de Puebla”, particularmente los ubicados en la calle 14 Poniente (dentro de la zona de tolerancia ubicada en el centro de la capital poblana).

Sin embargo, abundó la madre, la Procuraduría de Justicia de Tlaxcala se negó a investigar el origen o la veracidad de estas llamadas: tanto de aquellas en las que les exigían el pago de un rescate, como la llamada en la que se recomendaba enfocar la búsqueda en Puebla.

Acompañada de Norma Andrade –activista y mamá de Alejandra García, una joven raptada y asesinada en Ciudad Juárez, en 2001–, la señora Olga Tezmol denunció también que, en reunión con la titular de la Procuraduría estatal, Alicia Fragoso, ésta la advirtió que no debía dar a conocer públicamente la desaparición de su hija. “Me dijo que supiera yo manejar esto, y que si yo quería periodistas, que la Procuraduría no iba a atender nada de esto, porque la prensa amrillista entorpece su averiguación”.

Siguiendo esta indicación, la familia de Karla decidió no difundir la desaparición de su hija, silencio que mantuvieron durante 20 días, durante los cuales, subrayaron, las autoridades tlaxcaltecas no realizaron ninguna acción concreta para la búsqueda de la menor.

Por esa razón, la familia de Karla decidió rompieron este silencio el pasado jueves 4 de febrero, fecha en la que convocaron a una conferencia de prensa en la que denunciaron su situación.

Sólo después de que la familia hizo pública la respuesta omisa de la Procuraduría de Tlaxcala, esta institución aceptó emitir la Alerta Amber, aunque han pasado ya 21 días desde que Karla fue raptada.

Miriam Pascual, integrante del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia AC –que brinda acompañamiento a la señora Olga Tezmol–, explicó que la negativa inicial de las autoridades de Tlaxcala a emitir la Alerta Amber trajo como consecuencia un retraso injustificable en el inicio de la búsqueda.

Asimismo, destacó que la resistencia a emitir la Alerta Amber es una forma común de las autoridades tlaxcaltecas de responder ante casos de desaparición de menores, con el objetivo de ocultar la grave problemática de trata de personas que sufre esta entidad.

Si posees información que ayude a localizar a Karla Romero Tezmol, puedes comunicarte al teléfono 01800 -008-5400.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2021
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.