Así viven los cubanos a 56 años del bloqueo norteamericano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Nayeli Roldán @nayaroldan)

Así viven los cubanos a 56 años del bloqueo norteamericano

Libretas de racionamiento, escasez, y sueldos bajos, pese a todo, los cubanos ven en servicios de salud gratuitos y la seguridad pública las fortalezas del régimen en la isla.
Nayeli Roldán @nayaroldan)
Por Nayeli Roldán
21 de marzo, 2016
Comparte

Reynaldo Hernández trabaja como maquinista en la Unión de Ferrocarriles de Cuba. Es un mulato delgado y de sonrisa amable que vive en Santa Clara, la provincia que alberga los restos del Che Guevara. Nació en 1960, el año en que el gobierno de Estados Unidos canceló las relaciones económicas con Cuba. Tiene la edad del embargo.

Ha trabajado la mayor parte de su vida, pero los 56 años apenas le han dejado algunas canas y su condición física es envidiable. Para desplazarse sólo usa su bicicleta de fierro macizo y si las llantas fallan, camina con ella; de paso, se ahorra 40 centavos cubanos (poco más de un peso mexicano) del transporte público.

Él, como el resto de los cubanos, cuida cada centavo porque ningún salario alcanza para sobrevivir. Como técnico gana 150 pesos al mes (106 pesos mexicanos), poco menos de la mitad del sueldo de un profesor, que es de 340 pesos (240 pesos mexicanos).

Para hacer rendir el salario es fundamental la “libreta de abastecimiento”, una medida gubernamental impuesta en 1962 para que cada uno de los 11 millones de habitantes accedan a una ración de alimentos por 34 pesos mexicanos cada mes. Pero la comida sólo alcanza para unos 10 días, el resto del tiempo tienen que comprarle a distribuidores ajenos al Estado.

“El particular te dice ‘10 pesos por una calabaza’. ¡Cómo 10 pesos por una calabaza!” (ocho pesos mexicanos), comenta Reynaldo. La escasez convierte en un lujo tener suficiente comida y productos. Un champú de las marcas que se anuncian en cualquier país latino cuesta 200 pesos mexicanos, por ejemplo.

Para miles de cubanos, la principal ayuda para subsanar las carencias son las remesas que reciben de sus familiares que viven en otros países, principalmente en Estados Unidos. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) calculó que la isla recibiría mil 800 millones de dólares por remesas en 2015.

Pero Reynaldo no tiene familiares en el exterior y en casos como el suyo queda la solidaridad. Cuando necesitan “una cabeza de ajo, una bolsita de arroz”, lo piden prestado entre los vecinos. “Así nos apoyamos y vamos saliendo”, dice.

Cuando se le pregunta si pensó en emigrar a otro país en su juventud o si le gustaría hacerlo ahora, sonríe. “Solamente trabajar, una visita, no sé, pero no. Mucha gente me pregunta eso, pero no. Esto es bonito, tiene su magia”.

La Revolución cubana trajo beneficios, dice Reynaldo. “Tener hijos que puedan jugar solos hasta altas horas de la noche es un privilegio; hay mucha libertad, tranquilidad. O caerte de la bicicleta y fracturarte una pierna y (te atiendan) no te cueste nada”, como parte de la gratuidad en los servicios de salud, dice.

La educación, como derecho humano, garantizado por el Estado en todos los niveles de manera gratuita es otro de los logros del socialismo cubano. Reynaldo pudo ser un técnico gracias a este modelo. “Cuando estudiaba el Estado hasta me pagaba”, dice.

Ernesto González, por ejemplo, estudió la licenciatura en Historia y comenzó la carrera de Psicología, pero se gana la vida como taxista en la Habana. “Estudié porque me gusta, porque es un derechos que tenemos todos los cubanos, pero uno no puedo vivir de mi conocimiento”, dice.

¿Por qué no busca trabajo cómo maestro?, se le pregunta. “Porque en Cuba quien más sabe, menos gana. Sólo aquí pasa eso. Un maestro gana 20 dólares al mes, yo me gano eso aquí en un día. ¿Quién vive con 20 dólares al mes?”, refuta.

Mientras conduce la motoneta sujetada a una estructura ovalada donde lleva a turistas, cuenta que la Revolución cubana es un importante suceso histórico para toda América Latina, pero “esto no es lo que imaginó el Che”, sentencia. “No puedes vivir mal económicamente y pensar que todo está bien. Eso no te lo crees ni tu mismo”.

Reynaldo en cambio, no asoma ni un mínimo reproche. Nació junto con el triunfo de la Revolución y las penurias económicas son menos importantes que su emoción de saber que los restos del Che reposan en Santa Clara, en un mausoleo bajo una estatua gigante de bronce del guerrillero argentino.

En estos años, mientras el resto del continente Americano se entregó de al modelo económico neoliberal, Cuba ha mantenido el socialismo que privilegió la política social y que ha impedido la competencia en aras de que todos tengan lo mismo.

En Cuba, a diferencia de otros países, no se encuentra ni una sola tienda trasnacional. No existen franquicias en cada esquina. El único refresco de cola que se comercializa en es de la marca nacional Ciego Montenegro y los anaqueles de las tiendas de autoservicio están semivacíos.

Tras la aprobación de reformas económicas que iniciaron en 2010 para “actualizar” el modelo socialista, según dijo Raúl Castro, el gobierno cubano permite a sus ciudadanos realizar viajes de turismo al extranjero, la compraventa de autos, viviendas y el establecimiento de pequeños negocios.

En 2008 la economía cubana alcanzó 4% de crecimiento, pero en 2014 cayó a 1.3%. Mientras que el sector de trabajadores por cuenta propia está en aumento. En diciembre de 2014 había 483 mil trabajadores en esta modalidad y en abril de 2015, la cifra ascendió a 499 trabajadores, de acuerdo con cálculos de la Cepal.

De acuerdo con la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas, los avances de Cuba son significativos pero “el bloqueo sigue aumentando los costos financieros”. El organismo internacional calculó que el costo del bloqueo a Cuba ascendía a 117 mil millones de dólares hasta 2014.

Obama el segundo presidente de EU que visita Cuba

Las calles de la Habana están repletas de mensajes alusivos al triunfo de Revolución liderada por Fidel Castro y Ernesto El che Guevara en 1959. En dos casonas hay enormes letreros: “La patria está hecha del mérito de sus hijos”. “Revolución. Proeza cotidiana ayer y hoy”.

Las banderas cubanas flanquean los mensajes: “La Revolución es invencible”. “Viva Cuba libre”. Los retratos del Che Guevara, con el icónico gesto registrado por el fotógrafo Alberto Kord en 1960, y de Fidel Castro están en las escuelas, las oficinas del Partido Socialdemócrata de Cuba, en comercios sencillos y hasta en terminales de autobuses en provincias.

José Martí, el apóstol de la Independencia, es un pilar del ideario cubano. En cada una de las 15 provincias cubanas hay un monumento en su honor que se llena de flores cada 28 de enero, su natalicio. Aunque la estatua más representativa está en la Plaza de la Revolución, en la Habana, donde Fidel Castro y el Che Guevara pronunciaron discursos frente a la multitud después de la Revolución.

La histórica plaza rodeada por edificios de gobierno, en cuyas fachadas se observan las imágenes del Che Guevara y Camilo Cienfuegos, será uno de los puntos que visitará el presidente de Estados Unidos, Barack Obama este lunes 21 de marzo. Antes de encontrarse con el presidente cubano Raúl Castro, depositará una ofrenda en el Memorial de José Martí.

La visita de Obama a Cuba es un hecho histórico después del embargo impuesto en 1960 en respuesta a las expropiaciones de propiedades y compañías norteamericanas por el gobierno cubano y  abre la esperanza para el levantamiento del embargo al que la Asamblea General de la ONU ha llamado a Estados Unidos en los últimos 24 años.

Obama llegó a la Habana este domingo 20 de marzo. Es el segundo presidente norteamericano en visitar Cuba; primero lo hizo Calvin Coolidge, en 1928. Según reportaron medios internacionales, el mandatario se encontró con personal de la embajada estadunidense en la Habana, reabierta apenas en julio del año pasado como parte del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Luego visitó la catedral de la Habana para encontrase con el cardenal Jaime Ortega, un interlocutor relevante en el régimen castrista y Estados Unidos, que, junto con el papa Francisco –quien visitó Cuba en 2015– impulsó el acercamiento humanitario y pacífico entre ambas naciones.

Después del encuentro con el presidente Castro, se prevé que Obama se reúna con representantes del emergente sector privado; en tanto, el miércoles, dará un discurso en el Gran Teatro de La Habana, en el centro de la ciudad y concluirá la visita con su asistencia al partido amistoso de béisbol entre el equipo de los Tampa Bay Rays, de Florida, y la selección nacional cubana.

De acuerdo con el editorial del periódico oficialista Granma, se espera que la visita del presidente Obama “consolide su voluntad de involucrarse activamente en un debate a fondo con el Congreso para el levantamiento del bloqueo que provoca privaciones al pueblo cubano y es el principal obstáculo para el desarrollo de la economía”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El 'agujero negro' en el océano Pacífico detectado por Google Maps

Una imagen satelital publicada en Reddit se volvió viral y desató todo tipo de especulaciones en redes sociales.
20 de octubre, 2021
Comparte

Una imagen satelital tomada con la herramienta Google Maps se volvió viral tras ser publicada en la red social Reddit y desató todo tipo de especulaciones por su misteriosa apariencia.

La imagen original fue publicada sin coordenadas y los usuarios curiosos no tardaron en empezar a especular, ya que el accidente geográfico parece un “agujero negro”.

Posteriormente, gracias a la más rigurosa investigación de otros usuarios que identificaron la localidad en un mapa, se supo que en realidad su apariencia es solo un “efecto óptico”.

Pero la discusión en las redes sociales había generado ya un sinnúmero de teorías descabelladas.

Qué se ve

La foto muestra una formación geológica moldeada como un triángulo isósceles y rodeada del azul índigo del océano.

La periferia está enmarcada por el blanco de lo que parece ser la espuma del agua marina que es “tragada” por el oscuro centro de la formación.

Muchos no descartaron que se trataba de un agujero negro oceánico, pero también se ofreció la explicación de que podría ser un volcán subterráneo, cuyas rocas ígneas eran la causa de la profunda negrura.

“Es obviamente la entrada a la Tierra hueca”, escribió un usuario en Reddit, aludiendo a la teoría de que dentro de nuestro planeta hay civilizaciones subterráneas.

Una interpretación fue que se trataba de una gran laguna en el centro de una isla, mientras otra usuaria estaba convencida de que era el verdadero Triángulo de las Bermudas.

La idea de que era una isla fue tomando forma en la discusión online, y alguien comentó jocosamente que se había encontrado el escenario de la serie de televisión Lost (“Perdidos”), en la que unos sobrevivientes de un accidente de avión se ven forzados a convivir en una isla misteriosa.

Los adeptos a las teorías de la conspiración señalaron que la oscuridad de la isla se debía a la distorsión computerizada que Google aplica cuando no quiere mostrarte algo.

La isla de Vostok, Kiribati

Finalmente, alguien simplemente explicó que era una mala imagen satelital de una isla deshabitada en el Pacífico e incluyó un vínculo al sitio GeoEye que la muestra con claridad.

Se trata de la isla Vostok, parte de la República de Kiribati que está formada por una serie de atolones e islas coralinas.

Nombrada así por el barco del explorador ruso Fabian Gottlieb von Bellingshausen que la descubrió en 1820, la isla está protegida como un santuario que alberga importantes colonias de aves marinas.

Uno de los usuarios que la identificó escribe que no hay evidencia de que estuviera colonizada por humanos en algún momento de la historia. “Hasta los polinesios la pasaron por alto”, afirmó.

Parece ser también que los británicos la utilizaron únicamente para extraer copra -la pulpa seca del coco- y científicos estadounidenses estudiaron brevemente la fauna y flora del lugar.

Kiribati y sus islas han cobrado interés dentro de la comunidad científica que investiga el cambio climático.

La isla de Abaiang, Kiribati

Getty Images
Las islas de Kiribati no se elevan más de unos metros por encima del nivel del mar.

Se considera que será el primer país del mundo que desaparecerá a medida que suba el nivel del mar, como resultado del calentamiento global que derrite los glaciares.

Según los últimos datos, el nivel del mar ha subido 3,2 milímetros al año desde 1993, un aumento que, de mantenerse, será catastrófico para estas islas y otras regiones costeras con el paso de las décadas.

De alguna manera, la imagen apocalíptica que creó tanta especulación en las redes sociales podría no estar muy lejos la realidad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZfhoPrrOp20&t=65s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.