Cómo la depreciación del peso le dejó 5 mil millones de dólares en ganancias a México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cómo la depreciación del peso le dejó 5 mil millones de dólares en ganancias a México

El Banco de México subastó más de 20 mil millones de dólares de sus reservas internacionales para disminuir la depreciación del peso y de paso registró ganancias con esa medida.
Cuartoscuro
1 de marzo, 2016
Comparte

La moneda mexicana, el peso, ha sufrido una devaluación constante desde hace más de un año.

Y, para estabilizar el mercado cambiario, desde 2014 a la fecha el Banco de México ha subastado más de US$20.000 millones de sus reservas internacionales, con lo que ha ingresado ganancias por 91.000 millones de pesos (que equivaldrían a US$5.000 millones al cambio actual).

Sin embargo, lo que para algunos puede ser una mala noticia es un buen negocio para otros, dicen especialistas.

Y eso incluye al propio gobierno de México.

Efectivamente, según estimaciones de autoridades financieras, con la venta de divisas del año pasado se obtuvieron ganancias de más de 61.000 millones de pesos.

Y a esa cantidad se suman otros 30.000 millones de pesos como ganancia por la venta de dólares en 2014.

Como destacó el diario El País, eso equivale a una ganancia de más de US$5.000 millones al cambio actual (o unos US$7.000 millones al tipo de cambio vigente antes de 2014).

Pero la Secretaría de Hacienda sólo puede usarlo para un propósito: pagar deuda.

“La secretaría ya no tiene libertad de usar el dinero, hay una resolución legal para que ese remanente se utilice para amortización de deuda pública, directamente bonos de capital del saldo”, le explica a BBC Mundo Raymundo Tenorio Aguilar, director de la carrera de economía del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi), el monto del pasivo supera los ocho billones de pesos. Es decir, unos US$432.000 millones.

Reservas históricas

Para las transacciones, el Banco de México echó mano de unas reservas internacionales que a inicios de 2014 habían alcanzado sumáximo histórico: más de US$194.000 millones.

Y la institución también contrató una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$70.000 millones.

Buena parte de las reservas fueron acumuladas gracias a la venta de petróleo mexicano, que durante una década se cotizó a un promedio de más de US$100 por barril.

Y durante esos años la cotización del dólar en México era inferior al precio que ahora tiene, le recuerda a BBC Mundo Fausto Hernández, académico del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

“En aquel entonces el tipo de cambio promedio, de 2004 hasta 2014 fue de alrededor de 12,80 o 13 pesos”.

“Así los compró el Banco de México y ahora los vende a 17, 18 incluso 19 pesos. Efectivamente, hay una ganancia“, reconoce el catedrático.

Aunque según los especialistas consultados por BBC Mundo, ese no era el principal objetivo de las autoridades financieras mexicanas, más interesadas en contener la depreciación del peso frente al dólar.

Política cambiaria

La divisa estadounidense empezó a fortalecerse con los rumores de que la Reserva Federal de Estados Unidos (conocida como la Fed) modificaría su política cambiaria.

Esto afectó a las monedas se varios países, especialmente en América Latina, pero en el caso de México el impacto fue mayor.

Y según el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, el peso sufrió ataques de especuladores.

El investigador del CIDE, coincide en que los resultados económicos del país no justifican una depreciación como la que sufre la moneda mexicana.

Uno de los factores centrales en la crisis es el desempeño de Petróleos Mexicanos (Pemex), la principal empresa productiva de México que ha registrado pérdidas en los últimos años por el bajo valor del crudo.

“Pero si el peso nada más se depreciara por la variación del precio del petróleo y las tasas de interés, deberíamos andar en 17,50 o 17,60 pesos por dólar y no en 18,40 o 19 como está ahora“, le dice Hernández a BBC Mundo.

Pero no es el caso, porque el resto de los indicadores del desempeño económico del país advierten un buen comportamiento, ajeno a la depreciación de la moneda mexicana.

“Buena jugada”

Algunos, sin embargo, no creen que las subastas de dólares del Banco de México fueron completamente adecuadas.

El banco central empezó a subastar la divisa estadunidense de manera cotidiana desde 2014 y el monto de su oferta aumentó hasta llegar a US$200 millones por jornada en el mercado abierto, es decir que se vendieron divisas a quien las quiso o pudo comprar.

Y esa decisión pudo alentar a los especuladores, le dice a BBC Mundo Sergio Negrete, investigador del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

“En algunos momentos se puso a vender dólares sin precio mínimo en subasta todos los días, hubiera tranquilidad o no en el mercado”, explica Negrete, para quien uno de los objetivos de esa operación “fue lograr un remanente de ganancia”.

“Pero lo sigo viendo legítimo, de hecho es una muy buena jugada financiera“, aclara.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué implica que García Luna se declarara 'no culpable' de narcotráfico en EU

El otrora hombre fuerte de la policía en México apareció en una corte de Nueva York acusado de conspiración para el narcotráfico y otros cargos que rechazó. Permanecerá detenido mientras se define si va a juicio.
5 de enero, 2020
Comparte
Genaro García Luna

Getty Images
Genaro García Luna fue secretario de Seguridad Pública de México.

Fue una escena con ribetes surrealistas: Genaro García Luna, arquitecto de la guerra contra el narco en México, entró a una corte de Nueva York este viernes acusado de conspiración para traficar cocaína.

En una audiencia que duró menos de media hora, García Luna se declaró “no culpable” de los cargos que enfrenta, que podrían costarle entre 10 años de prisión y cadena perpetua.

Vestía un jersey gris de algodón, pantalones beige y, tras casi un mes detenido, lucía algo demacrado respecto a su imagen de secretario de Seguridad Pública del gobierno mexicano de Felipe Calderón (2006-2012).

Al ingresar y retirarse de la sala custodiado por guardias, buscó con su mirada a su esposa e hijos presentes entre el público, que lo despidieron con gestos de fuerza con sus puños.

La audiencia transcurrió en la misma corte federal de Brooklyn donde el año pasado fue juzgado y sentenciado a cadena perpetua Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa que según la acusación entregó millones de dólares en sobornos a García Luna para “operar con impunidad” en México.

Después que la fiscalía advirtiera que hay un “riesgo inaceptable de fuga” si fuera liberado, la jueza Peggy Kuo decidió que García Luna, de 51 años, permanezca preso mientras su defensa trabaja en un pedido de fianza.

La próxima audiencia quedó fijada para el 21 de enero y se abren distintos escenarios para el otrora hombre fuerte de la policía mexicana.

¿Habrá juicio?

Además de los cargos por conspiración para el narcotráfico, García Luna también está acusado de formular declaraciones falsas en 2018, al pedir su naturalización para obtener la ciudadanía de EE.UU.

El exfuncionario mexicano se mudó en 2012 a Florida, donde obtuvo estatus de residente y fundó una empresa de seguridad con sus iniciales.

García Luna y Felipe Calderón

Getty Images
García Luna fue pieza clave en la estrategia contra el narcotráfico del presidente Felipe Calderón (derecha).

Fue detenido el mes pasado en Dallas, Texas, después que la justicia de EE.UU. emitiera una orden de arresto en su contra, una noticia que causó asombro a ambos lados de la frontera.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, señaló esta semana el arresto de García Luna como la “prueba” de que el narcotráfico convivía con el poder en su país.

“Nada más esa prueba o sea, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha (de Calderón) está acusado de proteger a una organización delictiva”, sostuvo AMLO en el Palacio Nacional de México.

Además de su cargo como secretario de Seguridad Pública, desde el que trazó la estrategia de la guerra contra los carteles de la droga, García Luna dirigió entre 2001 y 2005 la desaparecida Agencia Federal de Investigación, que combatía el crimen organizado y la corrupción en México.

Aunque se declaró “no culpable”, García Luna aún podría evitar ir a juicio si llegase a algún tipo de acuerdo con el gobierno estadounidense.

De hecho, la jueza y la fiscalía sugirieron esa posibilidad en la audiencia de este viernes.

“Una pregunta es si el gobierno estaría dispuesto a retirar esos cargos” para alcanzar un acuerdo, dice Rob Heroy, un abogado que ha defendido a acusados de narcotráfico en EE.UU. y antes fue asistente de fiscal de distrito en Carolina del Norte.

“Estoy seguro de que (García Luna) tiene mucha información que al gobierno le encantaría conocer”, añade Heroy en diálogo con BBC Mundo.

¿Habrá acuerdo?

Parte de las pruebas de la fiscalía de EE.UU. contra García Luna provienen del juicio a “El Chapo” Guzmán, y en particular del testimonio del hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, otro líder del cartel de Sinaloa.

Jesús Zambada aseguró en el juicio que se reunió personalmente en dos ocasiones con García Luna en un restaurante para entregarle carteras con entre tres y cinco millones de dólares en efectivo.

Y especificó que esos sobornos eran para asegurarle a su hermano que García Luna no iba a arrestarlo ni interferir con las operaciones del cartel.

En ese momento García Luna respondió en un largo comunicado que esas afirmaciones eran “mentira, difamación y perjurio” en su contra y negó haber tenido contacto “con personas vinculadas con actividad delictiva”.

Zambada

Reuters
Jesús Zambada acusó a Garcia Luna de recibir dinero del narco.

Pero la fiscalía de EE.UU. insiste ahora en que García Luna ha “amasado una fortuna personal” de millones de dólares inconsistente con el salario de un servidor público en México.

La propuesta de fianza que haría su defensa en los próximos días podría servir como indicación de su situación financiera, aunque no revele de dónde proviene el dinero.

Heroy advierte que aún faltan conocerse todas las pruebas con que contarían los fiscales y que García Luna podría evitar un acuerdo de cooperación por razones de seguridad.

Proporcionar información sería muy peligroso para su familia. Incluso si toma protección de testigos, tendrá familia en México, así que creo que es poco probable que coopere con el gobierno”, dice el abogado.

“Si negociara un trato, sería uno que no implique cooperación”, agrega. Es decir, aceptar pasar un tiempo en prisión sin proporcionar información al gobierno.

Esto podría comenzar a despejarse a partir de la próxima audiencia de García Luna en la corte de Brooklyn, que estará a cargo del juez Brian Cogan, el mismo que dirigió el juicio a “El Chapo” y limitó los testimonios sobre presunta corrupción en México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=FvlCP0Jjg-c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.