La tenista rusa Maria Sharapova anuncia que dio positivo por dopaje en Australia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

La tenista rusa Maria Sharapova anuncia que dio positivo por dopaje en Australia

La tenista rusa de 28 años, exnúmero 1 de la WTA, dio positivo por una sustancia que consume desde 2006 pero que se incluyó este año en la lista de dopaje.
AP
Por BBC Mundo
7 de marzo, 2016
Comparte

La tenista rusa Maria Sharapova, de 28 años y ex número 1 de la Asociación del Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés), comunicó este lunes que dio positivo por dopaje en el primer Grand Slam del año.

Sharapova dio positivo por el uso de meldonium, una sustancia que comentó toma desde 2006 y que sólo este año fue prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

La tenista aseguró no haber revisado la lista actualizada que le mandó la AMA el pasado 22 de diciembre.

Como consecuencia, Sharapova ha sido provisionalmente suspendida a partir del 12 de marzo, a la espera de otras acciones que se puedan tomar en su contra.

En una rueda de prensa convocada la víspera y cuyo anuncio desató todo tipo de especulaciones, Sharapova reconoció que dio positivo por drogas en el Abierto de Australia.

“He decepcionado a mis aficionados”, dijo Sharapova.

La tenista detalló que fue informada del positivo en una carta que le envió la Federacón Internacional de Tenis hace unos días.

“Sé que muchos pensaron que anunciaría mi retiro pero no lo haría de esta manera en un hotel de Los Ángeles con esta alfombra bastante fea”.

Efectivamente, al conocerse la convocatoria de la rueda de prensa, muchos creyeron que Sharapova iba a anunciar su retiro del circuito profesional de tenis debido a las lesiones padecidas en los últimos años.

Hace cinco días, su equipo comunicó la baja de la tenista en el torneo de Indian Wells, California, que comienza esta semana.

Su último partido lo disputó contra Serena Williams en los cuartos de final del citado Abierto de Australia, donde perdió una vez más contra su eterna rival estadounidense.

Medicina ahora prohibida

La tenista señaló que tomaba meldonium por cuestiones de salud.

“Empecé a tomar esta sustancia en 2006. Tenía varios problemas de salud en aquel momento“, precisó durante la rueda de prensa celebrada en Los Ángeles, California.

“Enfermaba muy a menudo y tenía falta de magnesio, un historial familiar de diabetes y señales de que podía tener esta enfermedad. Esta fue una de las medicinas que me dieron, junto a otras”.

Sin embargo, Sharapova no quiso eludir responsabilidades: “Más allá de los médicos y todo el equipo que me rodea, yo soy la responsable“.

Talento precoz

Maria Sharapova, conocida cariñosamente como Masha, nació en Rusia el 19 de abril de 1987 y actualmente tiene su residencia en Florida, Estados Unidos.

Debutó en el tenis profesional en 2001, con apenas 14 años, y pronto dejó ver su talento con la raqueta.

Es la número 7 de la clasificación de la WTA, pero llegó a ser número 1 en distintas ocasiones, en total durante 21 semanas.

Ganó cinco títulos individuales de Grand Slam: Wimbledon 2004, Abierto de Estados Unidos 2006, Abierto de Australia 2008 y el francés Roland Garros en 2012 y 2014. También se impuso en la Copa de Maestras de la WTA en 2004 y fue finalista en 2007 y 2012.

En total ha conseguido 33 títulos individuales de la WTA. Por otra parte, fue medallista de plata en la prueba individual de tenis en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Wimbledon 2004

Su victoria más emblemática fue la que obtuvo en junio de 2004, cuando logró su primer Grand Slam al imponerse a Serena Wiliams en Wimbledon por 6-1, 6-4.

Sólo tenía 17 años y se convirtió en la primera jugadora rusa en ganar el prestigioso campeonato británico.

Ese mismo año, Sharapova derrotó una vez más en una competición importante a la estadounidense Serena Williams: fue en la final de la Copa de Maestras de la WTA el 15 de noviembre de 2004.

Estas destacadas victorias ante la menor de las Williams son los únicos dos triunfos que conseguiría Sharapova frente a la estadounidense.

En la histírca rivalidad entre ambas, Williams se ha impuesto en 19 ocasiones.

De no haber coincidido en el tiempo con Serena Williams, posiblemente Sharapova tendría más trofeos en su vitrina.

Grand Slam de carrera

En 2006, Sharapova ganó su segundo al derrotar en la final del Abierto de Estados Unidos por 6-4, 6-4 a la belga y entonces número 2 del mundo Justine Henin.

En 2008, ganó el primer Grand Slam del año tras vencer en la final del Abierto de Australia por 7-5, 6-3 a la serbia Ana Ivanovic.

En 2012, obtuvo el título de Roland Garros al vencer a la italiana Sara Errani por 6-3, 6-2.

Con esta victoria, Sharapova consiguió el llamado Grand Slam de Carrera, siendo junto a Serena Williams las únicas jugadoras en activo que lo han conseguido.

En 2014, se adjudicó su segundo título de Roland Garros, y el quinto Grand Slam de su carrera al vencer en la definición a la rumana Simona Halep en tres sets por 6-4, 6-7, 6-4.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: qué se sabe de la variante mu, detectada en varios países de Sudamérica y que la OMS vigila

La OMS añadió la variante mu a su lista de vigilancia. Presenta varios cambios genéticos con respecto a la variante de coronavirus original.
13 de septiembre, 2021
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido otra variante del coronavirus a su lista para vigilar. Se llama mu y ha sido designada como variante de interés (VOI).

Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Es posible que los cambios genéticos de mu la hagan más transmisible, le permitan causar una enfermedad más grave y la hagan más capaz de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores.

Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos. Nótese la palabra podría.

Una VOI no es una variante preocupante (VOC), que es una variante que se ha demostrado que adquiere una de esas características, lo que la hace más peligrosa y, por tanto, más importante.

Mu está siendo vigilada de cerca para ver si debe ser designada como VOC. Esperemos que no lo sea.

Hay otras cuatro VOI que están siendo vigiladas por la OMS —eta, iota, kappa y lambda— pero ninguna de ellas ha sido reclasificada como VOC.

Ese podría ser el caso de mu también, pero tenemos que esperar a tener más datos.

Lo que hace que mu sea particularmente interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de poder eludir la protección vacunal existente.

¿Dónde se está propagando?

Mu fue vista por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621. Desde entonces se ha detectado en 40 países, pero se cree que actualmente es responsable de solo el 0,1 % de las infecciones a nivel mundial.

Vacunación en Medellín, Colombia.

Getty Images
Mu fue descubierta en Colombia en enero de 2021 y ha sido más prevalente en este país que en cualquier otro lugar.

Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

Si se observan las muestras de coronavirus que han sido secuenciadas genéticamente, el 39 % de las analizadas en Colombia han sido de mu —aunque no se han registrado muestras allí en las últimas cuatro semanas—.

Por el contrario, el 13 % de las muestras analizadas en Ecuador han sido mu, y esta variante representa el 9 % de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile algo menos del 40 % de las muestras secuenciadas han resultado serlo en el último mes.

Esto sugiere que el virus ya no circula en Colombia, sino que se transmite en otros países sudamericanos cercanos.

Hasta ahora, se han identificado 45 casos en el Reino Unido mediante análisis genéticos, y parece que proceden del extranjero.

Sin embargo, como no todos los casos de covid-19 acaban siendo secuenciados para ver qué variante son, es posible que la prevalencia de mu en el Reino Unido sea mayor.

Hombre recogiendo muestras de tests de coronavirus.

Getty Images
La variante Mu no circula solo en Colombia. También se han detectado casos en países como Reino Unido.

¿Cuán peligrosa es?

Las preguntas clave son si mu es más transmisible que la variante actualmente dominante, delta, y si puede causar una enfermedad más grave.

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida.

Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Todavía no podemos estar seguros de los efectos de la P681H en el comportamiento del virus.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas.

Click here to see the BBC interactive

Estas mutaciones también se dan en la variante beta, por lo que es posible que mu se comporte como beta, contra la que algunas vacunas son menos eficaces.

Mu también tiene otras mutaciones, como R346K e Y144T, cuyas consecuencias se desconocen, de ahí la necesidad de realizar más análisis.

Pero ¿puede la mu evadir realmente la inmunidad preexistente?

Hasta el momento solo hay información limitada sobre esto, con un estudio de un laboratorio en Roma que muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra mu en comparación con otras variantes cuando se probó en un experimento de laboratorio.

A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la mu por la vacuna era sólida. Realmente, aún no sabemos si las mutaciones de mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

Sin embargo, han aparecido informes sorprendentes sobre mu.

A finales de julio, un canal de noticias de Florida informó de que el 10 % de las muestras secuenciadas en la Universidad de Miami eran mu.

A principios de agosto, Reuters informó de que siete residentes totalmente vacunados de una residencia de ancianos en Bélgica habían muerto por un brote de mu.

Sin embargo, estas son instantáneas limitadas del comportamiento de la variante.

¿Qué pasará después?

Mu es la primera variante nueva que se añade a la lista de la OMS desde junio.

Cuando se designa una variante de interés, la OMS lleva a cabo un análisis comparativo de las características de la nueva variante, evaluando cómo se compara con otras que también están siendo vigiladas, pidiendo a sus estados miembros que recopilen información sobre la incidencia y los efectos de la variante.

Revisión de temperatura de mujer en India.

Getty Images
La variante delta, descubierta por primera vez en India, ha sido responsable de graves rebrotes de coronavirus por todo el mundo.

Esto se está llevando a cabo en la actualidad.

La designación de mu como VOI refleja la preocupación generalizada por la posibilidad de que surjan nuevas variantes que puedan resultar problemáticas.

La variante delta, más transmisible, que se está afianzando en muchos países, especialmente entre los no vacunados, muestra la rapidez y la importancia con que las variantes víricas pueden cambiar el curso de la pandemia.

Cada vez que el virus se reproduce en el interior de una persona existe la posibilidad de que mute y surja una nueva variante.

Es un juego de números. Es un proceso aleatorio, un poco como tirar los dados.

Cuantas más tiradas haya, mayor será la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes. La principal forma de detener las variantes es la vacunación global.

La aparición de la mu nos recuerda lo importante que sigue siendo ese objetivo.

Muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, siguen sin vacunarse.

Debemos hacer llegar las vacunas a estos países lo antes posible, tanto para ayudar a las personas allí vulnerables como para impedir que surjan nuevas variantes.

De lo contrario, nuestra salida de la pandemia se retrasará, posiblemente durante meses.

Luke O’Neill es profesor de bioquímica en el Trinity College de Dublín, Irlanda.

Este artículo fue publicado en The Conversation. Haga clic aquí para acceder al original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.