Los conductores de la CDMX: rápidos, furiosos y dispuestos a violar las normas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los conductores de la CDMX: rápidos, furiosos y dispuestos a violar las normas

En una encuesta que estuvo a cargo de la empresa de investigación GDV Group, en conjunto con la Comisión de Movilidad de la Coparmex Ciudad de México, el 26% de las personas en la capital mexicana dijo que piensa seguir hablando por teléfono celular mientras maneja.
Cuartoscuro
Por Redacción Animal Político
13 de marzo, 2016
Comparte

Aunque haya un nuevo reglamento de tránsito desde hace tres meses y multas más severas, los conductores de la Ciudad de México aún dicen: vamos a desafiar las normas.

En una encuesta que estuvo a cargo de la empresa de investigación GDV Group, en conjunto con la Comisión de Movilidad de la Coparmex Ciudad de México, el 26% de las personas en la capital mexicana dijo que piensa seguir hablando por teléfono celular mientras maneja.

Otros datos similares: 18% dijo que invadirá ocasionalmente vías de los ciclistas; 13% que no respetará siempre los pasos de cebra, y 13% que conducirá eventualmente en sentido contrario.

Y aún más: 1 de cada 10 dijo que manejará en estado de ebriedad; 15% que invadirá eventualmente los carriles confinados del transporte público; 19%  que no se pondrá el cinturón de seguridad, y 13% que llevará niños en los asientos delanteros del auto.

“Los conductores de transporte público ( microbús, autobús y combis) son los actores que menos respetarán el reglamento, hasta 36% hablará por teléfono mientras maneja, uno de cada 3 considera circular en reversa más de 30 metros, 20% circulará eventualmente en sentido contrario y 25% invadirá vías ciclistas”, indican los autores del estudio.

Micas y pintura, los productos ‘mañosos’ para evitar fotomultas

“23% de los motociclistas circulará sobre banquetas y 20% de ellos invadirá pasos peatonales”, agregan.

Si pudieran,  3 de cada 10 conductores disminuiría las multas de tránsito establecidas en la Ciudad de México, y 1 de cada 10 aumentaría las velocidades permitidas.

Cuatro de cada 10 conductores consideró la recaudación como la principal razón de que exista un nuevo reglamento de tránsito; sin embargo una tercera parte considera que el nuevo reglamento surgió para evitar accidentes.

Otro punto del estudio indica que hasta un 80% de los conductores desconoce las velocidades máximas en diferentes tipos de vialidades, “principalmente la velocidad máxima en carriles centrales de vías primarias”.

“Los conductores estiman 5 mil muertes al año por incidentes de tránsito en la Ciudad de México, cuando en realidad mueren alrededor de 1500”, menciona el reporte.

“Sin embargo, cuando les preguntamos cuántas muertes por incidentes de tránsito serían aceptables como una meta para la ciudad, el promedio menciona 900. Sólo 2 de cada 10 conductores considera que 0 muertes es una meta aceptable”, agrega.

Las cinco razones del GDF para privatizar los radares de velocidad

El nuevo reglamento de Tránsito en la capital mexicana comenzó a funcionar el 15 de diciembre de 2015.

En cuanto a la metodología de la encuesta, se realizaron 353 entrevistas cara a cara en la Ciudad de México a peatones y conductores habituales de vehículos automotores. Los cuestionarios se aplicaron del 21 de diciembre de 2015 al 5 de enero de 2016. El margen de error es de +-5%.

Se aplicaron 109 cuestionarios a conductores de autos particulares; 82 a taxistas, 82 a conductores de transporte público; 50 a conductores de transporte de carga, y 30 a motociclistas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Elecciones en Colombia: Gustavo Petro se impone a Rodolfo Hernández y será el primer presidente de izquierda del país

Los resultados preliminares dan ventaja al candidato de izquierda Gustavo Petro sobre el independiente Rodolfo Hernández.
19 de junio, 2022
Comparte

El candidato de izquierda Gustavo Petro se impuso sobre el independiente Rodolfo Hernández en la segunda vuelta de las elecciones de Colombia y se convertirá en el primer presidente de izquierda del país, según los resultados entregados por la Registraduría.

Con más del 99,25% de mesas informadas, Petro tiene un 50,47% de los votos contra el 47,27% de Hernández. Este era su tercer intento de llegar a la presidencia.

Petro, de 62 años, es economista especializado en medio ambiente, exguerrillero que hasta ahora ejerce como senador y fue alcalde de Bogotá.

Su triunfo confirma el cambio en un país que tras la firma de los acuerdos de paz empezó a expresar otras demandas sociales no atendidas y que explotaron con los estallidos sociales de 2019 y 2021.

“Hoy es dia de fiesta para el pueblo. Que festeje la primera victoria popular. Que tantos sufrimientos se amortiguen en la alegría que hoy inunda el corazón de la Patria. Esta victoria para Dios y para el Pueblo y su historia. Hoy es el dia de las calles y las plazas”, expresó Petro en twitter.

En la primera vuelta fue el más votado con 8,5 millones de apoyos, una cifra histórica para un candidato de izquierda.

Petro aprovechó el descontento social de un país que estalló en protestas y que salió de la pandemia más consciente de la tremenda desigualdad del país, una de las mayores del mundo.

Petro no sólo quiere ser el primer presidente de izquierda del país, sino ser el primer presidente costeño, y de la mano de la primera vicepresidenta negra, Francia Márquez, reflejar el país multicultural que es Colombia.


Las claves del triunfo de Petro

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo

Gustavo Petro rompe la historia de Colombia al convertirse en el primer presidente de izquierda pura y dura. El proyecto de paz y reconciliación le ganó, esta vez, al del pragmatismo y el crecimiento económico. Le tomó 40 años de carrera política.

Cuatro razones por las que ganó:

Primero, su carrera. La empezó como guerrillero, luego, como congresista, denunció lo peor de la corrupción y la violación de derechos humanos.

Después usó la alcaldía de Bogotá como plataforma para la presidencia. Y en su tercera postulación, venció.

Segundo, la coyuntura. Un proceso de paz que abrió ventanas para un futuro distinto, dos estallidos sociales, una pandemia que profundizó la pobreza y un gobierno de Iván Duque impopular generaron el momento propicio para una presidencia de Petro.

Tercero, la crisis de la clase política. Como nunca, los colombianos se pusieron de acuerdo en que había que echar a “los mismos de siempre” del poder, ahora en manos del impopular Duque. Con Álvaro Uribe cuestionado legalmente, la centroderecha se dividió y desprestigió.

Y cuarto, el país de los 60 años de guerra eligió a un exguerrillero. Y eso se debe a un cambio generacional que dejó atrás la dicotomía de la Guerra Fría y se puso a hablar de desigualdad, medio ambiente y derechos sociales. Petro supo representar a esa nueva Colombia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Mm5r7WdRWIE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.