Los estados más violentos malgastan (o se guardan) el presupuesto para seguridad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Los estados más violentos malgastan (o se guardan) el presupuesto para seguridad

Los cinco estados que tienen la mayor tasa de homicidios del país fueron reprobados por la Auditoría en el manejo de los recursos del fondo de seguridad pública. Carecen de controles y lo que gastan no ayuda a mejorar la seguridad.
Cuartoscuro
Por Arturo Angel
8 de marzo, 2016
Comparte

cintillo-gobierno-a-revision

Guerrero, Sinaloa, Morelos, Chihuahua y Baja California cerraron 2015 con la mayor tasa de homicidios violentos del país. Un año  antes, cuando también ocuparon esa posición, dichas entidades recibieron más de mil 200 millones de pesos para mejorar sus condiciones generales de seguridad.

¿Qué sucedió? Que la mayor parte del dinero, o no se gastó, o cuando se hizo fue sin la mínima gestión de evaluación, equidad y control, que permitiera que la inversión se reflejara en cumplir las metas de prevención e investigación del delito.

En su análisis de la cuenta pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación (FASP), evaluó el uso del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) en cada estado. Animal Político revisó las auditorías financieras y de desempeño en las cinco entidades líderes en tasa de homicidios, y en todas el resultado fue el mismo: negativo.

La revisión en el uso de los fondos del FASP en estos cinco estados arrojó 87 observaciones de los auditores por el posible uso inadecuado del dinero, y más de 20 promociones de responsabilidad para que se indague a funcionarios que habrían incurrido en posibles hechos irregulares en el manejo del dinero.

Incluso, los auditores alertaron por la posible desviación u opacidad en el gasto de 567 millones de pesos, más del 40 por ciento de los fondos de seguridad repartidos.

“En conclusión, el estado no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del FASP, apegada a la normativa que regula su ejercicio y no se cumplieron cabalmente sus objetivos y metas” señalaron los auditores en cada uno de los casos.

De acuerdo con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de 2014 a 2015 los homicidios dolosos se incrementaron en estas entidades hasta 30 por ciento, con excepción de Chihuahua en donde hubo una reducción del 13 por ciento.

Se trata de los cinco estados que registran las mayores tasas de homicidios. Guerrero ocupa el primer sitio con 53 crímenes por cada cien mil habitantes, mientras que Baja California se ubica en la quinta posición con 23 homicidios. La media nacional, es de 14 crímenes por cien mil habitantes.

El FASP es un fondo de recursos que el gobierno federal reparte cada año a las entidades federativas para que se utilicen exclusivamente en acciones de seguridad. Dicho dinero puede invertirse, según sus lineamientos, tanto en capacitación y profesionalización de agentes de seguridad pública o de las procuradurías, así como en infraestructura y equipos.

grafico-fasp-homicidios

Caso Guerrero

Guerrero es la entidad con el mayor nivel de homicidios dolosos del país desde hace varios años, y de las cinco que encabezan la incidencia de este delito, es la que acumula el mayor número de irregularidades en el manejo de los fondos del FASP, según las auditorías.

En total el estado recibió en 2014 poco más de 236 millones de pesos, de los que los auditores revisaron 181 millones. Se identificaron por lo menos 20 irregularidades en el manejo de ese dinero, que derivaron en denuncias en contra de 17 servidores públicos.

De entrada el dictamen establece que al cierre de 2014 Guerrero no había gastado más del 40 por ciento del dinero del fondo, y hasta agosto de 2015 le faltaba por invertir todavía el 33 por ciento Es decir tenía el dinero pero no lo usó.

“Esto impactó en los objetivos y líneas de acción de los ejes en materia de seguridad pública y generó retraso en las acciones de los Programas con Prioridad Nacional” dijeron los auditores.

Entre lo que si fue gastado se encontraron diversas anomalías. Por ejemplo, se pagaron 373 mil pesos para supuestas “evaluaciones de habilidades” de los agentes, sin embargo los documentos comprobatorios no tenían el aval del FASP y ni siquiera hay acreditación fehaciente de que se aplicaron esas evaluaciones.

También se detectó el pago de más de medio millón de pesos en artículos de papelería, oficina y alimentos, rubros que no están incluidos en los gastos autorizados del FASP. A lo anterior se suman múltiples irregularidades en adjudicaciones de contratos fuera de procesos de licitación.

En Guerrero, al igual que en las otras cuatro entidades con mayor nivel de homicidios, la auditoría concluyó que las metas pactadas no se cumplieron.

Caso Sinaloa

Sinaloa es la segunda entidad con mayor tasa de homicidios del país y en el último año dicho nivel de violencia se mantuvo, incluso con un repunte de uno por ciento.

Los auditores revisaron como se invirtieron los 223 millones de pesos que recibió la entidad de parte del FASP. El  2014 terminó y el estado no había ejercido el 38 por ciento del dinero y en agosto de 2015 seguía sin gastarse el 25 por ciento del dinero.

Respecto a lo que si se invirtió, los auditores concluyeron que existieron “inobservancias de la normativa, principalmente en materia de adquisiciones, obra pública, registros contables, así como del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2014, la Ley de Coordinación Fiscal” entro otros.

Entre las 14 irregularidades en el gasto identificadas por los auditores, destaca por ejemplo la inversión de 442 mil pesos en conceptos que no se realizaron  como parte de la construcción de un edificio del Servicio Médico Forense; o la falta total de evaluación de la inversión de los recursos en distintos rubros.

Caso Morelos

Morelos ya se encontraba en 2014 entre las entidades con mayor cantidad de homicidios dolosos. En 2015, los crímenes subieron un 17 por ciento más, llevando al estado al tercer sitio con la tasa más alta de asesinatos, incluso por encima de Chihuahua.

Morelos recibió poco más de 176 millones de pesos del FASP en 2014, de los que no invirtió al cierre de ese año el 48 por ciento, es decir, casi la mitad del dinero que se le asignó para mejorar las condiciones de seguridad.

Entre lo que si se gastó, los auditores encontraron 23 distintas irregularidades. Por ejemplo, se identificaron adjudicaciones directas en vez de licitaciones para la adquisición de vehículos blindados, aparatos de revisión, construcción de salas de juicios orales, compra de refacciones y equipos de cómputo, entre otros.

En Morelos, como en las otras entidades, los auditores establecieron que existen falta de controles y autoevaluación para garantizar que los recursos mejores las condiciones de seguridad.

“El estado de Morelos no dispone de un sistema de control interno adecuado que le permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo, la observancia de su normativa y el manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las irregularidades determinadas en la auditoría” indica la auditoría.

Caso Chihuahua

Chihuahua es la cuarta entidad con la mayor tasa de homicidios del país, pese a que hubo una reducción de aproximadamente el 14 por ciento de este delito en el último año. En 2014 recibieron más de 272 millones de pesos por parte del FASP.

Los auditores identificaron una decena de anomalías en el gasto del dinero, así como la posible desviación y falta de transparencia en la inversión de más de 223 millones de pesos, una de las cifras más altas de opacidad en el manejo de estos recursos, solo detrás de estados como Veracruz.

Las notas negativas de los auditores se repiten: no hay controles adecuados en el manejo del dinero, no hay transparencia suficiente, la inversión del dinero que se gasta es incoherente respecto a las metas pactadas, hay presuntas violaciones a códigos fiscales, entre otros.

Uno de los aspectos más preocupantes identificados por los auditores es que Chihuahua no ejerció el 75 por ciento de todo el dinero que recibió de parte del fondo, por lo que se emitió una solicitud de aclaración al gobierno de Cesar Duarte para que explique que se ha hecho con el dinero.

Caso Baja California

Baja California es la quinta entidad con la mayor tasa de homicidios dolosos del país. Dicho delito registró un incremento superior al 16 por ciento  en el último año. Esto, pese a que recibió más de 318 millones de pesos como parte del FASP en 2014, una de los montos más elevados a nivel nacional.

Además de las deficiencias comunes con otros estados, entre ellas el no haber ejercido en el año que correspondía casi la mitad de todo el dinero del fondo, los auditores encontraron irregularidades graves, que llevaron a solicitar que se inicien cuatro procesos de investigación en contra de funcionarios que resulten responsables.

Por ejemplo, se identificó la inversión de más de tres millones 700 mil pesos en sueldos para supuestos becarios, sin que dicho gasto estuviera autorizado por el FASP; se descubrieron irregularidades en múltiples facturas que respaldan el gasto de 19 millones de pesos en instalaciones del sistema penitenciario local.

Incluso, se descubrió que se gastaron más de 700 mil pesos en un equipo de ultrasonido también para el sistema penitenciario, cuya factura no fue certificada ante el FASP y que además presenta un número de serie distinto al del equipo entregado.

En Baja California como en las otras entidades, la Auditoría concluyó que el fondo de recursos destinado a la entidad para mejorar las condiciones de seguridad, no cumplió con su cometido por la mala gestión local.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: qué es la 'COVID-19 crónica' y por qué a algunos les cuesta tanto recuperarse

Para la mayoría de las personas que enferman de COVID el proceso es breve y leve. Sin embargo algunos experimentan durante meses síntomas que incluyen fatiga duradera, dolor persistente y falta de aire.
7 de octubre, 2020
Comparte
Mujer cansada

Getty Images
Para alguno pacientes los síntomas del Covid persisten mucho después de superada la infección.

Para la mayoría de las personas que se infectan con el nuevo coronavirus, la covid-19 es una enfermedad breve y leve, pero algunas experimentan síntomas que incluyen fatiga duradera, dolor persistente y falta de aliento durante meses.

La condición, conocida como covid crónica, está afectando negativamente la vida de muchas personas y las historias de agotamiento, incluso después de una caminata corta, se han vuelto bastante comunes.

Aunque en medio de la pandemia la atención se ha centrado en salvar vidas, hay cada vez una mayor conciencia de las consecuencias de la enfermedad a largo plazo.

Sin embargo, incluso las preguntas básicas —como por qué algunos desarrollan la variante crónica o si se recuperarán del todo en algún momento— están plagadas de incertidumbre.

¿Qué es la “covid crónica”?

No existe una definición médica ni una lista de síntomas comunes a todos los pacientes: dos personas con covid-19 crónica pueden tener experiencias muy diferentes.

Sin embargo, la característica más común es la fatiga paralizante.

Mujer cansada

Getty Images
La fatiga es un cansancio que no desaparece con el descanso ni el sueño.

Otros síntomas incluyen la dificultad para respirar, una tos que no desaparece, dolor en las articulaciones y musculares, problemas de audición y vista, dolores de cabeza, pérdida del olfato y del gusto, así como daños en el corazón, los pulmones, los riñones y el intestino.

También se han reportado problemas de salud mental como depresión, ansiedad y dificultad para pensar con claridad entre los que la padecen.

La afección puede llegar a destruir por completo la calidad de vida de las personas.

“Mi fatiga no se parecía a nada que hubiera experimentado antes”, contó una persona afectada por la misma, Jade Gray.

La covid-19 crónica no implica solo una larga recuperación para alguien que haya pasado un periodo en cuidados intensivos por el coronavirus.

Incluso personas con infecciones relativamente leves de covid-19 pueden sufrir problemas de salud graves y duraderos.

“No tenemos ninguna duda de que existe la covid-19 crónica”, le dijo a la BBC el profesor David Strain, quien ya lleva tiempo atendiendo a pacientes con ese perfil en la clínica de Síndrome de Fatiga Crónica de la Universidad de Exeter.

¿Cuánta gente lo padece?

Un estudio publicado en la revista especializada Journal of the American Medical Association siguió los casos de 143 pacientes con covid-19 atendidos en el hospital más grande de Roma después de que fueran dados de alta.

Y concluyó que el 87% sufría al menos un síntoma casi dos meses después y más de la mitad todavía tenía fatiga.

Paciente con covid

Getty Images
Para algunos pacientes que han estado internados, la recuperación puede ser muy lenta.

Sin embargo, estos estudios se centran solo en una minoría de los que contraen covid-19: en aquellos que acaban necesitando tratamiento hospitalario.

Mientras, con la información recabada con la aplicación Covid Symptom Tracker, utilizada por alrededor de cuatro millones de personas en Reino Unido, se descubrió que el 12% de las personas aún presentaban síntomas después de 30 días.

Y sus datos más recientes, aún no publicados, sugieren que un 2% de todas las personas infectadas (dos de cada 50) tienen síntomas de covid-19 crónica después de 90 días.

¿Tienes que haber estado grave para desarrollar covid-19 crónico?

Aparentemente no.

Un estudio realizado en Dublín encontró que la mitad de las personas a las que se les dio seguimiento todavía experimentaban fatiga 10 semanas después de haber sido infectadas con coronavirus. Un tercio no pudo regresar al trabajo.

Y los médicos no encontraron ningún vínculo entre la fatiga y la gravedad de la infección.

Sin embargo, el agotamiento extremo es solo un síntoma de la covid-19 crónica.

Pulmón con coronavirus

SPL
El coronavirus puede provocar neumonía.

El profesor Chris Brightling, de la Universidad de Leicester e investigador principal del proyecto PHOSP-Covid, que realiza un seguimiento de la recuperación de las personas, cree que las personas que desarrollaron neumonía pueden tener más problemas debido al daño en los pulmones.

¿Cómo es el virus que causa la covid-19 crónica?

Hay muchas ideas, pero no hay respuestas definitivas.

Una posibilidad es que el virus se haya eliminado de la mayor parte del cuerpo pero se mantenga en pequeños focos.

Coronavirus MERS

Getty Images
Una posibilidad es que permanezcan pequeños focos con el virus.

“Si hay diarrea prolongada, el virus se encuentra en el intestino, si hay pérdida del olfato, es en los nervios, y eso es lo que podría estar causando el problema”, dice el profesor Tim Spector, del King’s College de Londres.

El coronavirus también puede infectar directamente una amplia variedad de células en el cuerpo y desencadenar una respuesta inmune hiperactiva que cause daño en todo el cuerpo.

Otra posibilidad es que el sistema inmunológico no vuelva a la normalidad después de la covid-19 y esto sea la causa de los problemas de salud.

Síntomas covid-19 crónica

BBC

La infección también puede alterar el funcionamiento de los órganos. Esto se hace obvio en el caso de los pumones, cuando cicatrizan. Se han observado problemas a largo plazo después de la infección con SARS o MERS, que también son producidos por coronavirus.

Asimismo, la covid-19 puede modificar el metabolismo: ha habido casos de personas que luchan por controlar sus niveles de azúcar en sangre después de desarrollar diabetes como resultado de la covid-19, y el SARS provocó cambios en la forma en que el cuerpo procesa las grasas durante al menos 12 años.

También hay indicios de cambios en la estructura del cerebro, pero aún se están investigando.

Y la covid-19 también hace cosas extrañas en la sangre, incluyendo una coagulación anormal, y daña la red de venas y arterias.

“La teoría en la que estoy trabajando es un envejecimiento prematuro de los pequeños vasos sanguíneos que transportan oxígeno y nutrientes a los tejidos”, le dijo el profesor Strain a la BBC.

Y, como destaca Strain, hasta que no averigüemos qué está causando la covid-19 crónica “será difícil encontrar los tratamientos“.

¿Es algo inusual?

La fatiga y la tos posviral están bien documentadas y son comunes; probablemente todos hemos tenido una infección de la que nos ha tomado años recuperarnos por completo.

Aproximadamente una de cada 10 personas con fiebre glandular tiene fatiga que dura meses.

E incluso ha habido sugerencias de que la gripe, particularmente después de la pandemia de 1918, puede estar relacionada con síntomas similares al Parkinson.

“Con la covid-19 parece haber síntomas de mayor alcance y el número de personas parece ser mucho mayor”, dice sin embargo el profesor Brightling.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Sin embargo, el énfasis está en la palabra “parece”, ya que hasta que tengamos una imagen real de cuántas personas han sido infectadas no sabremos exactamente qué tan comunes son estos síntomas, destaca.

“La forma singular en la que el virus ataca al huésped y las diferentes formas en las que luego altera la forma en que se comportan las células parecen estar dando a las personas una infección más grave que otros virus y síntomas más persistentes”, le dijo a la BBC.

¿Se recuperará la gente completamente?

El número de personas con Covid crónico parece estar disminuyendo con el tiempo.

Sin embargo, el virus surgió solo a fines de 2019 antes de globalizarse a principios de este año, por lo que faltan datos a largo plazo.

Una enfermera verifica los síntomas de una mujer en México

Getty Images
Según los datos recopilados por los investigadores, las personas pueden experimentar una amplia gama de síntomas diferentes.

“Hemos pedido, deliberadamente, seguir a las personas durante 25 años. Ciertamente espero que sólo un número muy pequeño tenga problemas más allá de un año, pero podría estar equivocado”, dijo el profesor Brightling.

También existe la preocupación de que incluso si las personas parecen recuperarse ahora, podrían enfrentar riesgos de por vida.

Las personas que han tenido el síndrome de fatiga crónica tienen más probabilidades de volver a tenerlo y la preocupación es que futuras infecciones puedan causar más brotes.

“Si el Covid sigue el mismo patrón durante mucho tiempo, esperaría algo de recuperación, pero si solo se necesita otra infección de coronavirus para reaccionar, esto podría pasar cada invierno“, dijo el profesor Strain.

Y todavía es posible que surjan más problemas en el futuro: la Organización Mundial de la Salud advirtió que la inflamación generalizada causada por el coronavirus podría provocar que las personas tengan problemas cardíacos a una edad mucho más temprana.

¿Qué debo hacer si creo tener Covid crónico?

El sistema de salud pública de Reino Unido, NHS, ofrece una serie de consejos para las personas afectadas por Covid-19, especialmente las que requirieron atención hospitalaria.

Concretamente recomienda“tres P” para conservar energía:

  • Pausa: controla el ritmo para no esforzarte demasiado y asegúrate de descansar lo suficiente
  • Planificación: planifica los días para que las actividades más agotadoras se distribuyan a lo largo de la semana.
  • Priorización: piensa en lo que se debe hacer y en lo que se puede posponer.

También aconseja hablar con el hospital o con el médico de cabecera si uno no se está recuperando tan rápidamente como cabría esperar.

Pero tanto en Reino Unido como en otras partes del mundo algunos han expresado su preocupación de que no hay suficiente apoyo para las personas con Covid crónico.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.