¿Por qué es tan baja la cifra de mexicanos que se naturalizan en Estados Unidos?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué es tan baja la cifra de mexicanos que se naturalizan en Estados Unidos?

Alrededor de 3.5 millones de mexicanos podrían adquirir la ciudadanía estadounidense y votar en las próximas elecciones pero no lo hacen. ¿Por qué?
Cuartoscuro
Por BBC Mundo
9 de marzo, 2016
Comparte

Son aproximadamente 5,4 millones de mexicanos los que viven de forma legal en Estados Unidos y podrían votar en las próximas elecciones, sin embargo, casi dos tercios no podrán hacerlo porque todavía no han solicitado la nacionalidad.

El derecho al voto es uno de los beneficios de conseguir la nacionalidad estadounidense siendo extranjero, pero no el único.

“Ser ciudadano tiene beneficios como mayor acceso a mejores trabajos, libertad para viajar (al país de origen), pueden dar la ciudadanía a los hijos menores de 18 años y están protegidos de la deportación”, destacó a BBC Mundo Meredith Brandt portavoz de la iniciativa New Americans Campaign.

Sin embargo del total de 8,8 millones de inmigrantes que viven legalmente en EU y cumplen las condiciones para obtener la nacionalidad no todos optan por hacerlo, en particular de origen mexicano ¿por qué?.

Falta de información

Brandt señala que en un reciente estudio reveló que el 16% de los que cumplen con los requisitos nunca han recibido información al respecto.

La falta de habilidad con el idioma, el temor a suspender el examen de ciudadanía que hay que aprobar como parte del proceso y el dinero que se debe pagar son las principales dificultades que afrontan los inmigrantes.

Pero es el caso de los mexicanos el que llama la atención puesto que siendo el grupo más grande de inmigrantes en Estados Unidos, son los que tienen la tasa más baja de naturalización.

Y es que sólo el 36% de los mexicanos que pueden optar a la nacionalidad lo hacen, mientras que el promedio general es del 68% y en el caso de otros grupos, como los cubanos, llega al 72%.

Miedo al inglés

Ana González-Barerra investigadora del Centro de Investigaciones Pew explicó a BBC Mundo que “sobre todo para los mexicanos la principal barrera es la del lenguaje”.

La investigadora está actualizando un estudio que analizó este fenómeno y en el que reveló que un tercio de los mexicanos consultados alegó el poco conocimiento de inglés para no optar a la ciudadanía.

El motivo más común fue la falta de interés, seguido del financiero, puesto que el costo estimado del proceso asciende a $US680 dólares.

Después de México, quienes menos adquieren la ciudadanía son loscentroamericanos con una tasa del 42%, sobre todo los del llamado Triángulo del Norte (Salvador, Honduras y Guatemala). Los inmigrantes de Costa Rica y Panamá se naturalizan más.

En conjunto en América las tasas más altas las tienen los países del Caribe de habla inglesa, como Jamaica, con el 80% y entre los de habla hispana Cuba, con 72%.

En el año fiscal 2015 casi 730.000 inmigrantes se hicieron ciudadanos, 11% más respecto a los 654.949 del año anterior, según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, en inglés).

Según The New York Times, se espera que cerca de un millón de personas adquiera la ciudanía en 2016, lo que es 200.000 más que el promedio de años anteriores. Este aumento es normal en años electorales, aunque el diario sugiere que entre hispanos puede deberse al efecto de la candidatura de Donald Trump.

“Los beneficios de la ciudadanía son importantes tanto para el individuo como para la nación”, indicó a BBC Mundo un portavoz del USCIS que señaló que “crea un sentimiento de pertenencia y proporciona un trato completamente igual ante la ley”.

Año electoral

Desde hace años, iniciativas como New Americans Campaign y National Partnership for New Americans realizan campañas informativas y tienen servicios gratuítos para compañar a los inmigrantes en el proceso.

“Votar es una de las principales razones por las que las personas que vienen a nuestros eventos se hacen ciudadanos”, explica a BBC Mundo Tara Raghuveer, subdirectora de la coalición National Partnership for New Americans.

Raghuveer señala que este año electoral han detectado un aumento en el interés de los inmigrantes por hacerse ciudadanos.

“Es innegable que en el clima político actual lleno de odio y racismo, que no solo viene de un candidato concreto, hay mucho odio antiinmigrante en este ciclo electoral, (el voto) es un gran motivador”, señala Raghuveer, que subraya que la organización no es partidista.

“Independientemente de lo que voten los nuevos estadounidenses” para Raghuveer además de los beneficios que implica ser ciudadano “se trata de aumentar la participación en nuestro proceso democrático”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La Federación Internacional de Natación refuerza restricciones para las nadadoras transgénero en torneos de élite femeninos

Las nadadoras transgénero no podrán participar en competiciones femeninas de élite si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.
19 de junio, 2022
Comparte

La Federación Internacional de Natación (FINA) prohibió que nadadoras transgénero compitan en las pruebas élite de mujeres si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina.

La nueva política requiere que las competidoras transgénero hayan completado su transición antes de los 12 años para poder participar en competencias femeninas.

Además, la organización buscará establecer una categoría “abierta” para las competencias de natación de participantes cuyas identidades de género son diferentes a las que se les asignó al nacer.

La medida, que fue aprobada por un 71% de los votos de los 152 miembros de FINA, fue descrita como “solo un primer paso hacia la completa inclusión” de atletas transgénero.

La decisión se tomó durante un congreso general extraordinario en el marco del Campeonato Mundial en Budapest, Hungría.

Con anterioridad, los miembros de FINA escucharon el informe de un grupo de trabajo compuesto por figuras del mundo de la medicina, la ley y el deporte.

“La testosterona durante la pubertad masculina altera los factores fisiológicos determinantes del rendimiento humano y explica las diferencias de rendimiento humano basadas en el sexo, que se consideran claramente evidentes a la edad de 12 años”, dijo el doctor Michael Joyner, fisiólogo y experto en rendimiento humano y miembro del panel.

“Aun si la testosterona se suprime, los efectos que alteran el rendimiento se retienen”.

La doctora Sandra Hunter, una especialista en las diferencias de sexo y edad en el rendimiento atlético, coincidió, indicando que esas ventajas son de origen estructural, como la altura, longitud de extremidades, tamaño del corazón, tamaño de los pulmones y son retenidos.

“El enfoque de FINA en la formulación de esta política fue amplio, basado en la ciencia e inclusivo, y, muy importante, el enfoque de FINA hizo énfasis en competitividad justa”, alegó Brent Nowicki, director ejecutivo del ente regulador.

La decisión de FINA viene después de la medida tomada en jueves por la UCI, que regula el ciclismo, de duplicar el período de tiempo antes de que una ciclista haciendo su transición pueda competir en carreras femeninas.

Lia Thomas compitiendo para la Universidad de Pennsylvania

Getty Images
La nadadora Lia Thomas compitió como hombre durante tres temporadas antes de iniciar su transición. Su caso ha sido central en el debate del derecho de mujeres transgénero de competir.

El tema en la natación se convirtió en el centro de atención por las experiencias de la nadadora estadounidense Lia Thomas.

En marzo, Thomas se convirtió en la primera nadadora transgénero -de quien se sabe- en ganar el principal título universitario nacional en EE.UU. con su victoria en las 500 yardas (457,2 metros) femeninas estilo libre.

Thomas había nadado para el equipo masculino de Pennsylvania durante tres temporadas antes de iniciar un tratamiento de reemplazo de hormonas en la primavera de 2019.

Desde entonces ha roto varios récords para su equipo universitario de natación.

Más de 300 nadadores universitarios, del equipo nacional y de equipos olímpicos firmaron una carta abierta en apoyo a Thomas y todas las nadadoras y nadadores transgénero y no binarios, pero otros atletas y organizaciones han manifestado dudas sobre la inclusión trans.

Algunas de las compañeras de equipo de Thomas y sus padres escribieron cartas anónimas apoyando su derecho a la transición, pero señalaron que era injusto que compitiera en las categorías femeninas.

La federación de natación de Estados Unidos actualizó su política para nadadores élite en febrero, para permitir a atletas transgénero competir en eventos élite pero con miras a reducir cualquier ventaja injusta, incluyendo la imposición de pruebas de testosterona 36 meses antes de competencia.

Uno de los debates más acalorados en el deporte

La discusión sobre la inclusión de mujeres transgénero en los deportes femeninos ha dividido las opiniones tanto dentro como por fuera de los círculos deportivos.

Muchos alegan que las mujeres transgénero no deberían competir en deportes femeninos por las supuestas ventajas que podrían retener -pero otros insisten en que el deporte debería ser más inclusivo.

El presidente de World Athletics (el ente de atletismo internacional) Sebastian Coe dijo que la “integridad” y el “futuro” de los deportes femeninos quedarían muy “frágiles” si las organizaciones deportivas no atinan bien con sus regulaciones para atletas transgénero.

El meollo del debate sobre si las atletas transgénero deberían o no competir en deportes femeninos involucra un complejo equilibrio de inclusión, justicia deportiva y seguridad -en esencia, si las mujeres trans pueden competir en categorías femeninas sin tener una ventaja injusta o presentando una amenaza de lesión a sus competidoras.

Las mujeres trans tienen que seguir una serie de reglas para competir en deportes específicos, incluyendo en muchos casos bajar sus niveles de testosterona por cierta cantidad, durante un período establecido de tiempo, antes de competir.

Hay preocupación, sin embargo, como lo resalta la decisión de FINA, que las atletas retienen una ventaja al pasar por la pubertad masculina sin que se hayan bajado los niveles de testosterona.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bjntTyBEu24

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.