#SemáforoEconómico: Mexicanos producen menos y trabajan el mismo número de horas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

#SemáforoEconómico: Mexicanos producen menos y trabajan el mismo número de horas

La productividad laboral en México debe crecer a 4.8% anual; sin embargo, este indicador cerró el año pasado con un decrecimiento de 0.3%, alerta el #SemáforoEconómico.
AP
16 de marzo, 2016
Comparte

México cerró 2015 en rojo en productividad laboral. Las últimas cifras del #SemáforoEconómico muestran que, en el último trimestre de 2015, la productividad laboral decreció 0.4%; mientras que en todo el año pasado decreció 0.3% a tasa anual.

Con la misma cantidad de horas trabajadas, los empleados mexicanos produjeron 0.003 veces menos de lo que habían producido en 2014, es decir, nuestra productividad se encuentra estancada.

Para poder lograr un crecimiento económico sostenido, México, ¿Cómo Vamos? señala que la productividad laboral tiene que crecer a un ritmo de 4.8% anual. Claramente, estamos lejos de este objetivo.

La productividad laboral es uno de los principales indicadores de desarrollo económico. Un aumento en la productividad laboral es un incremento en la capacidad de un trabajador de producir más con los mismos factores. No se trata de trabajar más horas o de tener mejores herramientas, la productividad captura qué tan eficiente se es produciendo con los recursos que se tienen. En la medida en la que la productividad de los trabajadores mejore, sus ingresos laborales aumentarán.

En la última década, la productividad laboral del país solo ha crecido 0.6% promedio anual. La tasa más alta se alcanzó en 2010, tras el rebote de la crisis, con una tasa de 3.4%. Hasta el momento, el semáforo de México, ¿Cómo Vamos? no ha estado nunca en verde.

El ingreso laboral per cápita, en términos reales, no ha recuperado los niveles previos a la crisis de 2008. Incluso, desde 2006, los ingresos laborales per cápita han decrecido 0.9% anual y en los últimos años han permanecido estancados, al pasar de mil 679 pesos mensuales en promedio en 2013 a mil 644, en 2015.

En la última década, la productividad laboral del país solo ha crecido 0.6% promedio anual.

En la última década, la productividad laboral del país solo ha crecido 0.6% promedio anual.

Es de esperarse que los países cuyos trabajadores son más productivos sean también los de mayor PIB per cápita. Dentro de los países miembros de la OCDE, México es el menos productivo y su PIB per cápita es también el menor. En el mismo grupo, los mexicanos son los que más trabajan, 2 mil 139 horas anuales por trabajador. Pero no es la cantidad de horas, es la calidad del trabajo realizado en esas horas.

De acuerdo con los datos del The Conference Board de 2015, el PIB per cápita de México es de 17 mil 931 dólares (ajustado por PPP) y su productividad laboral, de 20 dólares por hora trabajada. Chile tiene un ingreso per cápita de 23 mil 794 dólares y una hora trabajada vale 28 dólares. El PIB per cápita de Estados Unidos es 55 mil 310 dólares y la productividad es de 67 dólares por hora.

Gráfica2 - copia

El camino para incrementar la productividad está en la formación de capital humano. Se llega a una mayor productividad al invertir en investigación y desarrollo, en innovación, en tecnologías de la información. Para que las personas sean más productivas, se necesita educación y capacitación. Es un camino largo, pero se tienen que dar pasos para llegar. Algunos estados del país lo están haciendo: Nuevo León y Querétaro, por ejemplo. Otros lo pueden hacer.

Si bien hay que ir sentando las bases para mejorar la productividad de forma sostenida, hay cosas que se pueden hacer en el corto plazo. Hay que pensar en eficiencia, en mejorar procesos, en eliminar trámites innecesarios, en uso efectivo del tiempo. Parecen pequeñas cosas, pero pueden cambiar radicalmente la forma en la que se produce.

Para que México pueda entrar eventualmente en una senda de crecimiento sostenido es indispensable no solo lograr mejorar la productividad, sino lograr incrementos continuos en la misma. En una época de integración económica y de cambio tecnológico, hay que formar capital humano capaz de adaptarse, de generar, a su vez, mayor productividad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Ucrania: qué son y cómo funcionan los drones kamikaze (y qué papel están jugando en la guerra)

Se cree que Moscú comenzó a usar estos mortíferos drones en septiembre en ataques contra la región de Járkiv.
18 de octubre, 2022
Comparte

Rusia lanzó una nueva ola de ataques con drones en el centro de la capital, Kyiv, en un nuevo impulso de la campaña de Moscú contra la infraestructura de Ucrania.

Según informó el alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, en el ataque usó los llamados drones kamikaze de fabricación iraní.

No es la primera vez que Rusia usa estos drones, llamados Shahed-136.

En septiembre el ejército ucraniano informó de varios ataques “devastadores” en la región de Járkiv con estas mismas armas.

Los Shahed-136, que Rusia llama Geranium-2, son sólo una clase de los miles de drones que ambas partes están usando en la guerra para detectar posiciones enemigas, lanzar misiles y disparar directamente la artillería.

Qué son los drones kamikaze

Los drones Shahed-136 están operativos desde el 2021 y fueron desarrollados por la empresa estatal iraní HESA.

Fueron diseñados esencialmente para neutralizar objetivos terrestres desde la distancia y su diseño les permite evadir las defensas aéreas.

Antes de ser utilizados por el ejército ruso en Ucrania, se les vio por primera vez desplegados activamente en áreas controladas por los hutiés en Yemen.

Aunque Irán no ha confirmado oficialmente haber enviado los Shahed-136 a Rusia, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, dijo que Moscú había comprado 2.400.

Se les describe como drones “kamikaze” o “suicidas”, pero los expertos afirman que es mejor definirlos como pequeños misiles de crucero.

Forman parte de las llamadas municiones “loitering” o merodeadoras, que vuelan pasivamente sobre el área objetivo y atacan solo cuando encuentran el blanco.

Pero la táctica de ataque de los drones kamikaze, como lo indica su nombre coloquial, es explotar y destruirse sobre el blanco enemigo para causar máximo daño.

El alcalde Klitschko compartió en Telegram una foto de lo que dijo eran fragmentos de un dron kamikaze.

Telegram
El alcalde Klitschko compartió en Telegram una foto de lo que dijo eran fragmentos de un dron kamikaze.

Cómo funcionan

Los drones tienen unos 2.500 km de alcance por lo que pueden ejecutar ataques a larga distancia.

Llevan un pequeño motor de hélices en la parte trasera del fuselaje y su aerodinámica emplea el formato de ala delta.

Miden 3,5 metros de largo, una envergadura de 2,5 metros y pesan casi 200 kilogramos.

En el extremo delantero llevan una ojiva explosiva y el sistema de guiado funciona a través de un sensor óptico.

Pero tienen una capacidad destructiva relativamente limitada ya que sólo pueden llevar una carga útil de 50 kilos.

Los drones son lanzados desde plataformas que emplean un sistema de cohetes para impulsarlos en las primeras fases de vuelo.

La plataforma de despegue puede colocarse tanto en vehículos militares como civiles y cada lanzador puede albergar hasta cinco drones a la vez.

“Vuelan bajo y puedes enviarlos en oleadas. Estos enjambres de drones son mucho más difíciles de contrarrestar con defensas aéreas”, le dijo a la BBC el experto militar Justin Crump.

El Shahed-136 también es relativamente barato, con un costo de alrededor de US$20.000.

BBC

BBC

Justin Bronk, especialista en poder aéreo del Royal United Services Institute (Rusi), un centro de estudios basado en Londres, le dijo al diario The Guardian que los drones “son difíciles de interceptar de forma consistente”.

El experto explica que estos drones tienen una velocidad aerodinámica lenta, comparados con los misiles de crucero, lo que significa que las defensas aéreas siempre tendrán una oportunidad para interceptarlos.

“En última instancia, ofrecen una forma para que Rusia cause más bajas civiles y militares en Ucrania, pero no cambiará el rumbo de la guerra”, indica el analista.

Los equipos de defensa aérea ucranianos alrededor de Kyiv han estado utilizando misiles antiaéreos para intentar derribarlos.

A principios de octubre, las fuerzas armadas de Ucrania dijeron que estaban interceptando el 60% de todos los drones Shahed-136 entrantes.

¿Ucrania también ha utilizado drones kamikaze?

Ucrania también tiene drones kamikaze, incluido el modelo Switchblade fabricado por Estados Unidos.

Recientemente ha realizado ataques con estos drones contra una base militar rusa en Saky, en el oeste de Crimea, contra una base aérea cerca de Sebastopol y contra barcos rusos en el puerto de Sebastopol.

La doctora Marina Miron, investigadora de estudios de defensa del King’s College de Londres, le dijo a la BBC: “Si observas las explosiones en los ataques, son bastante pequeñas”.

“Sospecho que se trata de drones kamikaze caseros, a los que se les han atado explosivos”.

BBC

BBC

¿Qué otros drones tienen Ucrania y Rusia?

El principal dron militar de Ucrania es el Bayraktar TB2 de fabricación turca. Tiene aproximadamente el tamaño de un avión pequeño, lleva cámaras a bordo y puede armarse con bombas guiadas por láser.

Al comienzo de la guerra, Ucrania tenía una flota de “menos de 50” de estos, dice el doctor Jack Watling del grupo de expertos del Royal United Services Institute.

Rusia también usa el Orlan-10 “más pequeño y básico”, que tiene cámaras y puede transportar bombas pequeñas.

BBC

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.