Dan prisión preventiva a Benjamín Solís, exalcalde de Silao, por golpiza a la reportera Karla Silva
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Dan prisión preventiva a Benjamín Solís, exalcalde de Silao, por golpiza a la reportera Karla Silva

En la audiencia se determinó que existen elementos suficientes para presumir la participación del exalcalde en la golpiza que recibió la reportera de El Heraldo, en septiembre del 2014.
Cuartoscuro
Por ZonaFranca.mx
14 de marzo, 2016
Comparte

La jueza Gloria Esther Hernández Valtierra vinculó a proceso al exalcalde Benjamín Solís Arzola por ser el presunto autor intelectual de los ataques ocurridos a la periodista Karla Silva.

Durante la audiencia celebrada el domingo 14 de marzo, la cual se prolongó por más de 13 horas, se determinó que existen elementos suficientes para presumir la participación del priista en la golpiza que recibió la reportera de El Heraldo, en septiembre del 2014.

Además, a pesar de que los abogados de Solís Arzola pidieron que el exalacalde pudiera continuar el proceso judicial en libertad, con la retención de documentos como su visa y pasaporte, la Jueza negó tal petición, por lo que el priista estará en prisión preventiva.

“Auto de vinculación a proceso en contra de Enrique Benjamín Solís Arzola por encontrase acreditada su probable intervención en el carácter de instigador de lesiones calificadas en contra de Karla Silva Guerrero, robo calificado en agravio de Karla y Adriana Elizabeth Palacios”, señaló la jueza.

Además concedió un plazo de dos meses para que la fiscalía del Ministerio Público recabe las pruebas que requiera, por lo que la audiencia será reanudada el próximo 14 de mayo.

El fallo más reciente en este caso

El 4 de septiembre de 2014, Karla Janeth Silva, fue atacada a golpes e internada en un hospital, luego de que tres hombres ingresaron a las oficinas de la corresponsalía dl diario El Heraldo para agredir a la reportera. Durante el ataque, una asistente también resultó herida.

La prisión preventiva en contra del exalcalde de Silao ocurre luego de que un juez otorgó la condena condicional a un agresor de la periodista, en enero del año pasado, lo que significa que Luis Gerardo Hernández Valdenegro quedó en libertad, tras pagar una multa de mil 466 pesos.

De acuerdo con su propia confesión, Hernández Valdenegro contrató a Joaquín Osvaldo Valero Garnica y a Samuel Ornelas Martínez para golpear a Karla Silva.

El joven realizó esta acción para obedecer las órdenes de Nicasio Aguirre Guerrero, quien se desempeñaba como secretario de Seguridad Pública de Silao.

Hernández Valdenegro fue quien confesó que el “señor alcalde” fue quien dio la orden de golpear a Karla Silva porque la periodista incomodaba a “los de arriba”.

De acuerdo con una recomendación de la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG), el ataque sufrido por la reportera fue provocado por su labor periodística.

“Existen elementos de prueba suficientes que permiten establecer cuando menos de manera indiciaria, que las lesiones, robo y amenazas en cuestión son parte de una acción con participación de agentes municipales y que no tenía como fin un ataque simple al derecho humano a la integridad de Karla Janeth Silva Guerrero, sino como represalia y amedrentamiento por la labor periodística que desempeñaba”, señala la recomendación.

Amenazas a otros reporteros

Dentro de la audiencia, salieron nuevas presuntas amenazas de otros periodistas, a quienes Solís amenazaba con mandarlos golpear o simplemente recibían malos tratos de su parte.

Como el reportero del Periódico el Correo, Cayetano Ramírez, quien en su declaración ante el Ministerio Público (MP) expuso en los datos de prueba, los malos tratos e inclusive la amenaza de mandarlo golpear porque al entonces alcalde no les gustaban sus notas.

“Usted (Enrique Benjamín Solís) como presidente municipal se quejó con los directivos del Correo y el Heraldo porque las notas que publicaban no les favorecían”, aseguró el periodista.

Cuando Cayetano lo quiso entrevistar sobre Gerardo Vallejo –quien en ese momento era director de Seguridad Pública y no pasó los exámenes de control y confianza– el exalcalde se molestó; y en una segunda entrevista por un caso de acoso sexual, el primer edil tapó el micrófono y la cámara para evitarlo.

“Cuando llegaba Enrique Benjamin Solís Arzola mostraba un disgusto de su parte por nuestra presencia (por Karla y por él), se negaba a dar entrevistas, siempre decía que iba de prisa, pero para otros reporteros les daba el paso a su oficina, como a los del Sol, quienes se metían a sus oficinas sin pedir permiso, al igual que la revista El Reporte de Silao”, señaló.

“Un susto”

En la audiencia, también se evidenció que Solís Arzola estaba inconforme con la regidora del Partido Verde, Claudia Veles de Alba.

Lo anterior, debido a que en una declaración ante el MP, la exasistente de Nicasio Aguirre (entonces director de policía municipal), aseguró que ella escuchó cuando su jefe recibió una llamada del primer edil, en el 2014, para decirle que quería meterle “un susto” a la regidora.

A consecuencia, la exasistente Lucero Elizabeth,renunció de su cargo, debido a que se sintió presionada.

Después de la imputación de los hechos, se dio a conocer que Nicasio salió en su camioneta y visitó la casa de los agresores confesos; al igual que el coordinador operativo de preventiva, Jorge Alejandro Fonseca Durán, quien les enseño las oficinas de El Heraldo, donde labora Karla Silva.

En horario laboral y en unidades oficiales recogieron a quienes golpearían a la reportera , planearon el ataque y los recogieron al terminar la agresión.

Niegan libertad provisional

El abogado Jaime Guerreo Ramos, defensor de Benjamin Solis Arzola, pidió que el exalcalde no siguiera el proceso en prisión preventiva oficiosa.

“Ello con la idea de ver si se pueden validar los acuses procesales en virtud de que se tiene conocimiento que la orden de aprehensión de giro en contra de posible evasión de la acción de la justicia, no por delitos de prisión preventiva oficiosa y la suspensión se había concedido en esos mismos términos”, argumentó el abogado.

Además sostuvo que Enrique Benjamín Solís no debería ser vinculado a proceso ya que, según dijo, el instigador de la agresión a Karla Silva fue Nicasio Guerrero.

En el caso de Cayetano Ramírez pide que no fuera tomado  en cuenta porque el entonces alcalde de Silao le pidió disculpas, además aseguró que las 14 lesiones que le resultaron a Karla no ponían en peligro la vida de la periodista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué es normal tener algún efecto secundario leve tras la vacunación contra la COVID

Es posible experimentar dolor de cabeza, fiebre o malestar. Los expertos dicen que esto es un proceso normal del sistema inmune.
Getty Images
15 de marzo, 2021
Comparte

Experimentar algún efecto secundario leve tras vacunarse contra el coronavirus es normal y hasta puede ser un signo de que la vacuna está funcionando.

Tras la inmunización, es posible que aparezca algo de fiebre, malestar, dolor o cansancio. Cada individuo puede experimentar uno de estos síntomas, una combinación de los mismos o ninguno.

Pero estos efectos secundarios desaparecen generalmente a las pocas horas o días.

La enfermedad es muchísimo peor que la inmensa mayoría de efectos secundarios de la vacuna. Las vacunas salvan vidas con un alto grado de protección”, le dice a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Los expertos recomiendan estar alerta tras recibir la vacuna ya que, en caso de producirse una una reacción alérgica grave, esta ocurre a los pocos minutos y horas de la inoculación.

Esto último, sin embargo, está demostrando ser bastante poco probable.

De acuerdo a un estudio liderado por especialistas del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, la prevalencia de una reacción anafiláctica es de entre 2,5 y 11,1 casos por millón de dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo.

Y la mayoría de esos casos se da en pacientes con historial de alergias.

Dicha estadística puede variar ligeramente según el tipo de población o de vacuna, pero da una medida de lo poco probable que es desarrollar una reacción alérgica.

¿Qué tan común es desarrollar efectos secundarios y por qué los expertos lo consideran algo normal que no debe preocupar?

Reacción natural del organismo

Vacunación en Uganda.

Getty Images
Experimentar efectos secundarios es común y muchas veces es una señal de que el sistema inmune está respondiendo bien.

“Es difícil dar números concretos sobre qué tan probable será desarrollar un efecto secundario leve porque cada población o individuo responde de manera distinta”, aclara Julian Tang.

En Reino Unido, uno de los países más avanzados en la campaña de vacunación, una de cada 10 personas experimenta algún efecto adverso leve.

Pero esto, insisten los expertos, es algo “completamente normal”.

“La vacuna, al igual que un virus, no deja de ser un agente extraño que provoca que el organismo reaccione y produzca anticuerpos“, explica a BBC Mundo la doctora Josefina López, quien participa en la campaña de vacunación en Madrid, España.

“Para protegerse, el cuerpo genera una respuesta inflamatoria. Y eso puede hacer subir la temperatura y que aparezcan dolores y malestares. Es un proceso normal que puede ocurrir con cualquier vacuna, no solo con las del coronavirus”, agrega la especialista.

Para hacerse una idea, una respuesta inflamatoria también puede aparecer ante algo tan común como un golpe o herida.

“La inflamación es algo que el cuerpo también experimenta durante un impacto severo en la rodilla tras caerse. Entonces sientes dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona”, le explica a BBC Mundo el profesor Wilbur Chen, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Persona vacunándose.

Getty Images
Uno de los efectos secundarios posibles es sentir incomodidad en el brazo vacunado.

En ese sentido, es normal “esperar que haya posibles efectos adversos no solo a una vacuna, sino también a un medicamento o incluso alimento. Hay que pensar en que estas reacciones como el indicio común de que la vacuna funciona. Cualquier síntoma se resolverá generalmente a los 2 o 3 días”, señala Chen.

¿Cuándo pueden desarrollarse los efectos secundarios?

Llevamos pocos meses de vacunación y eso implica que los estudios se actualizan constantemente.

Los efectos adversos en personas jóvenes pueden ser más notorios, lo cual no implica gravedad”, dice López.

Esto es porque “habitualmente las personas mayores experimentan un deterioro de la respuesta inmune que es normal al envejecer”, apunta Wilbur Chen.

En las vacunas que requieren dos dosis, como la de Pfizer, Moderna o Sputnik V, parece haber cierta inclinación a experimentar algún efecto secundario tras recibir la segunda dosis.

“La primera dosis genera una respuesta inmune media y la segunda la refuerza. Es por ello que la segunda genera una respuesta más robusta y se asocia más a experimentar algún efecto secundario”, explica a BBC Mundo el doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Jualian Tang también alerta que el tipo de síntomas puede ser magnificado por la percepción de los pacientes.

“Muchos pacientes, nerviosos o ansiosos por vacunarse, pueden experimentar algún dolor leve y luego reportarlo mayor de lo que es. La psique también influye”, dice el experto.

Centro de vacunación contra la covid-19 en Chile.

Getty Images
Los ancianos suelen experimentar menos efectos secundarios que personas más jóvenes.

¿Qué hacer entonces si se experimenta algún síntoma?

“En mi caso, cuando me vacuné con el compuesto AstraZeneca/Oxford, me dio un poco de fiebre y malestar y simplemente tomé paracetamol”, revela Julian Tang.

Antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios de las vacunas, aunque se recomienda consultar con un médico antes de tomarlos.

No es recomendable tomar estos medicamentos antes de vacunarse a modo preventivo.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en EE.UU. aconsejan aplicar una toalla limpia y húmeda y mover y ejercitar el brazo vacunado para aliviar cualquier posible incomodad.

En el caso de tener algo de fiebre, ayuda beber mucho líquido y vestir ligero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.