close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
ICIJ

¿Cómo y cuándo se inventaron los paraísos fiscales?

Algunos historiadores mencionan la existencia de islas aisladas que eran especies de paraísos fiscales desde la Grecia antigua.
ICIJ
Por BBC Mundo
10 de abril, 2016
Comparte

El secreto mundo de los paraísos fiscales mueve miles de millones de dólares y es clave para la evasión fiscal en la economía moderna, pero sus raíces se remontan a la antigüedad.

Aunque el término está en boca de todos en estos días debido al escándalo de los Panamá Papers, el concepto ha estado presente en la historia de la humanidad por miles de años.

Charles Adams, en su libro “Relatos de los paraísos fiscales: chiflados, bandidos y estafadores”, señala que los paraísos fiscales no son nada nuevo.

Algunos historiadores mencionan la existencia de islas aisladas que eran especies de paraísos fiscales desde la Grecia antigua.

Sin embargo, el más increíble paraíso fiscal en el mundo antiguo fue establecido por los romanos en el siglo II A.C. en la isla de Delos, en el mar Egeo.

Adams explica que los paraísos fiscales jugaron un papel muy importante en el crecimiento y estabilidad del Imperio romano.

“El gobierno romano premiaba a ciudades que le eran fieles dándoles el estatuto de puertos libres de impuestos o Libertas”, explicó.

Libertad en el mundo antiguo significaba libertad de impuestos, nada más“.

El tributo en cambio, según el historiador Cícero, era más bien un castigo para todos los que se rebelaban contra Roma.

Por ello muchas ciudades apoyaron de forma entusiasta la expansión del Imperio romano a cambio de este estatus, una política que fue particularmente popular en los tiempos del emperador Julio César.

Fenómeno moderno

El término paraíso fiscal comenzó a acuñarse desde los años 50, aunque no es claro por qué y cómo se acuñó.

Sin embargo, los paraísos fiscales tal como los conocemos hoy en día, es decir, territorios cuya ley fiscal permite cero o muy bajos impuestos a fin de atraer clientes del extranjero, emergió en el siglo XIX.

Según explicó el profesor Ronen Palan en su libro “Historia de los paraísos fiscales”, uno de los primeros ejemplos de estos territorios no eran naciones independientes, sino los estados de EU, Nueva Jersey y Delaware.

A fines del siglo XIX, ambos implementaron la política de “incorporación fácil”, que es utilizada por todos los paraísos fiscales hoy en día.

Esta política permite que alguien “compre cualquier compañía prefabricada y comience comercializar en menos de 24 horas“.

Es decir, que la compañía ya está estructura y sólo hay que poner los nombres de los dueños.

Al mismo tiempo, estos estados crearon condiciones altamente favorables.

Palan cuenta que Nueva Jersey atraía mucho a las corporaciones debido a sus leyes liberales “de incorporación de empresas” y por sus bajos niveles de impuestos.

De vuelta a Europa

El modelo fue tan exitoso que fue traído a posteriormente a Europa a inicios del siglo XX. Varios cantones suizos, particularmente el empobrecido cantón de Zug, no lejos de Zúrich, copió esta práctica, según el historiador.

El triángulo Zúrich-Zug–Liechtenstein surgió como un verdadero centro de paraísos fiscales en Europa en los años 20, explica Palan.

Otra pieza clave del concepto moderno de paraísos fiscales fue creado por los británicos.

Se trata del concepto de residencia virtual de una empresa.

“Debemos darle crédito a los tribunales británicos por la creación de la técnica de residencia virtuales que le permite a compañías incorporarse en Reino Unido sin pagar impuesto, un desarrollo que algunos creen es la pieza clave del fenómeno de los paraísos fiscales”.

Y la pieza final de los paraísos actuales es la ley bancaria suiza de 1934, que efectivamente creó el secreto bancario.

Shhhh!

A fin de evitar los efectos de la depresión de 1929, los legisladores suizos comenzaron a debatir una modificación de la ley para proteger el sistema bancario de su país.

La nueva ley fortaleció el principio del secreto bancario garantizando “absoluto silencio, respetando el secreto profesional“.

En otras palabras, absoluto silencio en relación a cualquier cuenta creada con un banco suizo. Absoluto, en ese sentido, significaba protección contra cualquier gobierno, incluyendo el suizo.

Hoy en día, los paraísos fiscales conforman una parte importante de la economía mundial.

Según un artículo publicado por Bloomberg, una tercera parte de las 200 personas más ricas del mundo, con una riqueza estimada en 2.9 trillones de dólares, controlan parte de su fortuna personal a través de una compañía ubicada en estos paraísos.

Y es por eso que también son tan controvertidos.

En opinión de muchos, estos son también una pieza clave en la inequidad del mundo, ya que facilitan que el llamado 1% evada sus responsabilidades sociales, mientras que la clase media y los más pobres tienen cumple con sus impuestos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Policías que antes protegían a jueces ahora cuidarán a periodistas y activistas amenazados

El Mecanismo de Protección firmará la próxima semana un convenio con el gobierno de la Ciudad de México para que periodistas y activistas que huyeron de sus estados por la violencia puedan acceder a programas de empleo, salud y educación.
Cuartoscuro Archivo
Por Manu Ureste y Francisco Sandoval
3 de octubre, 2019
Comparte

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública, que antes protegían a jueces y a empresarios privados, serán ahora escoltas de periodistas y defensores de derechos humanos amenazados y agredidos por su labor en México.

Así lo dio a conocer en entrevista con Animal Político Aarón Mastache, titular del Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos, quien detalló que, desde el pasado miércoles y hasta el próximo mes de diciembre, harán la transición.

“Son policías que vienen de proteger a jueces, a gente del Poder Judicial, y también a empresarios privados”, explicó Mastache, quien calificó el cambio como “muy positivo”, puesto que los nuevos escoltas “están más capacitados” en labores de seguridad y tienen “mejor equipamiento” que los agentes privados.

“Este cambio va a aportar mucho al Mecanismo -subrayó el funcionario-. Los escoltas de Seguridad Pública están más entrenados y, además, en un caso de riesgo latente, tiene más posibilidad de contactar directamente a las autoridades locales, estatales o federales, para interactuar rápido y darle al beneficiario una mayor protección”.

Mastache señaló además que al interior del Mecanismo ya se está dando capacitación en respeto a los derechos humanos a los nuevos escoltas, con la colaboración de la Embajada de Suecia.

Buena medida… con condicionantes

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión, como Artículo 19, calificaron este cambio de escoltas en el Mecanismo como una buena medida, “siempre y cuando se cumplan varios condicionantes”.

Y esos condicionantes, planteó en entrevista Leopoldo Maldonado, subdirector regional de Artículo 19, son que el Servicio de Protección Federal cumpla con las promesas planteadas a la Junta de Gobierno del Mecanismo, como que va a fortalecer las medidas de admisión y las evaluaciones de control a sus escoltas, “para garantizar la confianza en quienes van a integrar este cuerpo de policía”, y el monitoreo constante de los nuevos elementos que sustituirán a los 70 escoltas privados que, entre 2012 y marzo de este año, el Mecanismo destinó para proteger a periodistas y activistas.

Maldonado planteó que los escoltas de la empresa privada que actualmente da servicios al Mecanismo de Protección, RCU Sistemas S. A. de C. V., han sido objeto de quejas por parte de algunos de los beneficiarios del programa.

Por lo que, “dada la mala experiencia”, dijo que no ven con malos ojos que el Estado mexicano asuma, “o más bien reasuma”, la función de garantizar la seguridad de los periodistas y defensores de derechos humanos.

No obstante, periodistas que son beneficiarios de medidas de protección mostraron su reticencia por el cambio de escoltas privados a agentes de seguridad pública.

“No me parece una medida acertada, sobre todo porque hay que tener en cuenta que el gobierno y las policías públicas son nuestros principales agresores”, dijo en entrevista Omar Bello, reportero guerrerense que lleva dos años en el Mecanismo y es vocero de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados.

Y las cifras de organizaciones como el Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), que hizo una encuesta a 220 periodistas y defensores de derechos humanos, y publicó este informe en septiembre del año pasado, le dan la razón.

El informe del Casede señaló que los principales agresores de periodistas, por encima incluso de grupo del crimen organizado y la delincuencia, son funcionarios públicos.

El 40% de los comunicadores encuestados dijo que sufrió al menos una agresión de funcionarios, principalmente de policías estatales o municipales. Les siguen, con el 37%, el crimen organizado; y el 16% la policía federal o el Ejército.

“Además, si con los escoltas privados ya nos sentíamos vigilados por el Gobierno, ahora con escoltas de Seguridad Pública pues mucho más”, añadió Omar Bello, quien dijo que el cambio de escoltas le parece una medida de austeridad del nuevo Ejecutivo federal para ahorrarse el dinero de contratar a guardias privados.

“Un nuevo proyecto de vida”

Aaron Mastache también adelantó en la entrevista con este medio que en la próxima semana firmará un convenio de colaboración con el gobierno de la Ciudad de México, con el objetivo de que el Mecanismo no solo sea una herramienta de “reacción” a las agresiones a periodistas y activistas, sino que también incluya otras medidas de atención integral; una de las demandas más insistentes de los beneficiarios y de organismos internacionales de derechos humanos, como la ONU, o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sobre este punto cabe señalar que actualmente en la Ciudad de México se refugian 50 periodistas y activistas de derechos humanos, que tuvieron que desplazarse desde diferentes puntos de la República porque fueron agredidos o amenazados.

Su situación, como expuso Animal Político en este reportaje, es complicada: sin empleo, desplazados de sus estados, y pendientes de un botón de pánico del que no se despegan. Por ello, Mastache dijo que para atender esta situación el convenio con el gobierno capitalino busca que los periodistas y activistas de derechos humanos desplazados puedan acceder a los programas sociales de la ciudad.

Los beneficiarios, por ejemplo, podrán acceder a las ofertas de trabajo que anuncia el gobierno de la ciudad; podrán tener atención médica y medicamentos gratuitos; y tendrán prioridad para inscribir a sus hijos en las escuelas cercanas a donde vivan, aunque el curso ya esté iniciado.

“Los beneficiarios del Mecanismo no tienen ahora mismo esa posibilidad: muchos de ellos salieron huyendo de sus estados porque son amenazados y cuando llegaron aquí de un día para otro pues no les dieron la oportunidad de inscribir a sus hijos en las escuelas, porque ya no había cupo con el curso empezado”, puntualizó Mastache, quien recalcó que con el nuevo convenio buscan ofrecer “un nuevo proyecto de vida” a los beneficiarios del Mecanismo de Protección.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.