Don Quijote cabalga en un reclusorio de la CDMX; reos presentan la obra Un Grito de Libertad
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Fundación Voz de Libertad

Don Quijote cabalga en un reclusorio de la CDMX; reos presentan la obra Un Grito de Libertad

Alrededor de 280 reos presentarán la obra en el interior del Reclusorio Varonil Oriente para conmemorar los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra.
Fundación Voz de Libertad
Por Jardiel Palomec
24 de abril, 2016
Comparte

Don Quijote volverá a cabalgar, pero no lo hará en la Mancha sino en el Reclusorio Varonil Oriente. Alrededor de 280 reos del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México montarán la obra “Un Grito de Libertad”, para conmemorar los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra.

La función especial de “Un Grito de Libertad” (Versión libre del musical “El Hombre de la Mancha”) se presentará este lunes 25 de abril a las 17:00 horas.

“Más que una obra de teatro es una experiencia de vida por el hecho de que la gente entre al reclusorio y perciba una realidad distinta a la que estamos acostumbrados”, indica el director de la obra, Arturo Morell, quien ha trabajado durante 35 sesiones con los internos para lograr la puesta en escena.

Antes de la tercera llamada, los asistentes participarán en “una sesión de concentración, de relajación, de manejo de energía y de meditación” para después disfrutar de la actuación de los 280 internos, quienes también cantan, bailan y musicalizan la obra.

Al ser cuestionado sobre los motivos para montar una versión de Don Quijote de la Mancha en un reclusorio, el director explica: “nos ayuda a hablar de justicia, de sueños, de luchar por tus ideales, de combatir lo que no te parece que sea justo.

Lee: “Prison Art: la moda que llega desde las cárceles de México”

“Nos ayuda a decirles (a los internos) que este paréntesis en su vida, sean culpables o inocentes, tienen que afrontarlo con dignidad y luchar por transformarse, por no cometer los errores que han cometido y a darles las herramientas para vivir en el encierro”.

La función de este lunes no será la primera, puesto que ya se ha presentado en siete cárceles diferentes, pero las presentaciones previas han logrado reunir familias, ya que las autoridades penitenciarias permiten la entrada de hijos y familiares que no están registrados como visitantes autorizados de los internos.

“Ha habido rencuentros de internos que no veían a sus hijos desde hace 10 años, porque no ingresan al reclusorio normalmente en los días de visita, ha sido bastante emotivo”, agregó Morell.

Los 280 internos actúan, cantan, bailan y musicalizan la obra.

Los 280 internos actúan, cantan, bailan y musicalizan la obra.

Las reglas

Las personas que asistirán este lunes a la presentación deben cumplir con ciertas reglas de seguridad para poder ingresar al penal.

Para empezar deben llegar una hora antes de que inicie la función, solo pueden llevar una identificación oficial con fotografía, es decir la credencial de elector o el pasaporte, y no pueden portar celulares o cualquier aparato de comunicación.

Además, “no pueden vestir de color beige, amarillo, blanco, negro o azul marino” y está prohibido portar gorras, ropa deportiva, botas o zapatos de tacón alto.

En caso de que lleguen en automóvil propio, los espectadores deberán dejarlo en un estacionamiento público.

Si te interesa asistir a una función como estas, debes ponerte en contacto con la Fundación Voz de Libertad y enviarles una carta en la que justifiques los motivos por los que quieres disfrutar de la presentación e incluir tus datos, como: nombre, teléfono y dirección.

La obra se presentará en el auditorio del Reclusorio Varonil Oriente. “Nosotros hemos llevado todo el equipo de sonido, de luces, para hacerlo mucho más rico teatralmente”, señala Morell, quien agrega que hay reos “de todos los dormitorios, sentenciados y no sentenciados y de todos los delitos”.

La experiencia dura alrededor de tres horas y media.

La experiencia dura alrededor de tres horas y media.

¿Cómo surgió la idea?

“Un Grito de Libertad” inició en 2004 en la cárcel de Atlacholoaya, en Morelos, con un grupo de 60 internos y como resultado de la falta de “actividades para poder transformar la realidad de los internos culturalmente”, señala el director.

Tras el éxito del taller en Morelos, la Fundación Voz de Libertad emprendió el proyecto en cárceles de Tlaxcala y Querétaro en 2005 y un año después lo llevaron al Tutelar de Menores Infractores de San Fernando.

Fue a partir de 2007, que el programa comenzó a funcionar en el Reclusorio Oriente con la participación de alrededor de 180 internos.

Lee: “¿Cuánto pagan los presos mexicanos por sobrevivir en las cárceles?”

A 12 años del inicio del programa, los resultados son satisfactorios, señala Morell, ya que “conocemos muchas historias de gente que ha salido libre que sí ha cambiado su actitud y se ha reinsertado en la sociedad de una manera armónica”.

“Hace dos lunes hicimos una función con exinternos que han participado en la función y fue verdaderamente emotivo porque les llevaron el mensaje (a los otros internos) ‘nosotros ya estamos libres y esto nos ayudó a cambiar nuestra relación con la sociedad’”, abundó.

¿Quién es Arturo Morell?

Luego de vivir ocho años fuera de México y desempeñarse como consul cultural en Miami, como director de las relaciones Iberoamericanas de Miami Book Fair International y director del Koubek Center, Morell regresó al país para retomar las actividades de la Fundación Voz de Libertad, encargada del análisis de problemas sociales y del diseño de estrategias culturales para resolverlas.

Fue hasta que Hazael Ruiz Ortega, subsecretario de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, lo invitó a impartir una conferencia en un reclusorio que Morell se dio a la tarea de poner en marcha el 7º proyecto de “Un Grito de Libertad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sentencian a pena de muerte a hombre que prendió fuego a bloguera en 'live' en redes

La popular creadora de videos Lamu murió en 2020 luego de haber sufrido un ataque calificado como "extremadamente cruel" por el tribunal que ordenó la pena de muerte para su exmarido.
14 de octubre, 2021
Comparte

La manera en que la videobloguera china Lamu fue asesinada fue calificada por un tribunal como “extremadamente cruel”.

La mujer tibetana tenía cientos de miles de seguidores en Douyin, la versión china de TikTok, por sus populares videos sobre la vida rural.

Mientras estaba transmitiendo en vivo, su exesposo, Tang Lu, le roció gasolina y le prendió fuego. Murió el 30 de septiembre de 2020, luego de pasar semanas hospitalizada por las quemaduras en el 90% de su cuerpo.

Por este crimen, un tribunal emitió una sentencia de muerte contra Tang y calificó el crimen como “extremadamente cruel y con impacto social extremadamente malo”.

El caso causó indignación en China y desató un renovado debate sobre la violencia que sufren muchas mujeres en sus matrimonios.

¿Quién era Lamu?

Conocida solo como Lamu, la mujer falleció a los 30 años.

Atrajo a casi 800.000 seguidores por sus publicaciones optimistas sobre el estilo simple de la vida rural que compartía en la plataforma Douyin.

Sus videos la mostraban buscando comida en las montañas, cocinando y haciendo divertidas parodias de canciones vestida con ropa tradicional tibetana.

Sus publicaciones llegaron a acumular más de 6,3 millones de “me gusta”.

Video de Lamu en Douyin

Douyin/Lamu

Estaba casada con Tang, quien según el tribunal tenía un historial de violencia contra ella.

El ataque

Varios reportes indican que Lamu se acercó a la policía en repetidas ocasiones para denunciar la violencia que sufría por parte de su esposo, pero los agentes le decían que la violencia era un “asunto familiar”.

La pareja se divorció en junio de 2020.

Sin embargo, la joven regresó con él después de que Tang amenazara con matar a uno de sus hijos. La violencia no paró, así que se separó por segunda vez y obtuvo la custodia de ambos niños.

Luego de casi tres meses desde la separación, ocurrió el ataque con gasolina y fuego mientras la joven hacía una transmisión en la casa de su padre.

Las demandas de justicia

Después de su muerte, decenas de miles de sus seguidores dejaron mensajes en su página de Douyin, mientras que millones de usuarios de la plataforma Weibo pidieron justicia utilizando hashtags que luego fueron censurados.

El tribunal de la prefectura de Aba, una zona rural remota en el suroeste de la provincia de Sichuan donde vive un gran número de tibetanos, dijo que Tang merecía un “castigo severo” de acuerdo con la ley.

El hombre fue detenido, juzgado y sentenciado a la pena capital.

Un cartel sobre violencia doméstica en Pekín

Getty Images
La violencia doméstica ha sido un tema de debate en años recientes en China.

China tipificó como delito la violencia doméstica en 2016, pero es una problemática que sigue estando muy extendida, sobre todo en las zonas rurales.

Aproximadamente una cuarta parte de las mujeres casadas han sufrido abuso doméstico, según un estudio de 2013 de la Federación de Mujeres de China.

Algunos activistas temen que un período de “reflexión” obligatorio de 30 días recientemente introducido para las parejas que desean divorciarse pueda dificultar que las mujeres abandonen las relaciones abusivas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8kErwjPKwjY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.