El narcotráfico es una mezcla entre crimen y guerra: Ioan Grillo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El narcotráfico es una mezcla entre crimen y guerra: Ioan Grillo

'Gangster warlords', un nuevo libro del corresponsal veterano en México Ioan Grillo, ofrece una perspectiva innovadora sobre la evolución de la actividad criminal en América Latina y el Caribe.
Por Nathaniel Parish Flannery / El Daily Post
23 de abril, 2016
Comparte

Banner-EDP

Tras la publicación en 2012 de su reconocida obra “El Narco”, el libro “Gangster warlords”, del corresponsal veterano en México Ioan Grillo, nos lleva al corazón de imperios criminales en cuatro países del hemisferio. Gracias al acceso irrestricto a altos jefes mafiosos, Grillo traza un recorrido sobrecogedor a través de las cárceles de América Central, las favelas de Brasil, los guetos de Jamaica y el territorio de un cártel mexicano.

Nathaniel Parish FlanneryHan pasado muchas cosas en México desde que publicaste “El Narco”. ¿Por qué no centrar tu nueva investigación en México otra vez, por qué buscaste un análisis más regional?

Ioan Grillo: A muchos de quienes cubrimos la violencia en México nos quedó claro que no es un fenómeno aislado en la región. Es claro que la violencia presenta dinámicas similares en muchos países de América Latina. La mayoría de los reportajes sobre violencia tienen un carácter nacional o local, así que tienes un buen acercamiento a ciertas situaciones, se trate de El Salvador, Michoacán, o Jamaica, pero no ha habido mucho trabajo para vincular estos diferentes campos de batalla y entender el escenario más amplio.

Yo, que he estado cubriendo la violencia criminal en América Latina desde 2001, tengo esta inquietud de tratar de entender lo que esta violencia es en realidad; siempre me han impulsado las grandes preguntas. Yo estaba tratando de entender este panorama más amplio. Pero para hacerlo tienes que hacer un zoom out, alejarte de las situaciones hiper-locales: ¿qué pasa en Parácuaro, Michoacán? ¿Cuáles son las dinámicas del gueto de Tivoli Gardens en Kingston (Jamaica)?

Esta investigación de cuatro organizaciones criminales permite encontrar similitudes o patrones claros. Una de ellas es que todos estos grupos han pagado y entrenado a asesinos o grupos paramilitares que se estructuran en torno a comandantes y, muchas veces, con soldados o sicarios.

Son historias muy similares: hombres jóvenes de los guetos que son reclutados para matar y que impulsan así la violencia. Tienen la idea de que hacen lo que hacen porque siguen órdenes y eso les quita responsabilidad. Cuando estos sicarios hablan de los crímenes que cometieron, ellos asumen que lo hicieron como parte de una institución.  Eso cancela en sus mentes a la razón (a la culpa).

Otras similitudes son el control del territorio y el uso de espías que informan quien entra o sale de sus zonas de control. Otra cosa que he visto en varias áreas es a grupos criminales que desplazan por la fuerza a la gente para tener más control del territorio. Al vaciar las casas cercanas a su territorio les resulta más fácil ver quién entra o sale de la zona. Te deshaces de los civiles y entonces cualquiera que se arriesgue a entrar a tu territorio será un enemigo, en teoría.

Lee: Siete presidentes, pocos resultados: 40 años de expansión del crimen organizado

Otro fenómeno que vemos muy claramente es cómo los grupos criminales tienen sistemas de justicia internos en los feudos que controlan. Así, en Kingston, en Michoacán, en las favelas de Río personas que son acusadas de crímenes antisociales como violaciones o robos a casas pueden ser sometidos a una especie de juicios en los que un jefe mafioso local escuchará la evidencia y luego ordenará la ejecución o la golpiza del acusado.

El establecimiento de estos tribunales paralelos despoja al Estado de varios de sus atributos esenciales: del monopolio de la violencia, del monopolio de hacer la guerra, y del monopolio de la administración de justicia.

Pude ver también las diferencias que existen en las relaciones de las bandas criminales y los políticos. Varían de un lugar a otro. En Jamaica los vínculos son muy fuertes. Hay prácticas muy similares en América Central y México. Uno puede ver que los carteles pueden controlar a los gobiernos locales y estatales de manera muy clara.

NPF: Cuál es la esencia del libro? ¿Cuál es la tesis principal que planteas? 

IG: Una de las batallas que hemos enfrentado como periodistas o como cualquier persona que trata de encontrar el sentido de todo esto es tener un vocabulario adecuado. Decimos contrabandistas de drogas, pero son claramente más que eso.  ¿Es una guerra o se trata simplemente de delincuencia? Algunas personas se refieren a esto como una guerra; otros dicen que es simplemente delincuencia. Hay razones políticas para que la gente diga que es simple delincuencia. Si se dice que es una guerra eso es malo para el turismo, para las inversiones… Creo que es una mezcla entre crimen y guerra. Está en algún lugar en medio. No es una guerra tradicional. Es una guerra criminal.

Cuando ves a los jefes de estas organizaciones te das cuenta que son una extraña mezcla de CEO criminal, líder paramilitar y estrella de rock al que rinden culto en canciones y películas. La idea es señores de la guerra gángsters. Por un lado ejercen control como un señor de la guerra (warlord), pero también controlan grupos del crimen organizado como gángsteres y como tales tienen el estatus de estrella de rock en el imaginario colectivo. Los soldados de estos grupos son más que pandilleros, son milicias criminales que a veces pueden enfrentarse a soldados o a policías fuertemente armados. Si ganan entonces pueden ejercer control sobre el territorio.

NPF¿Qué fue lo más interesante o sorprendente que encontraste en tu investigación?

IG: Ves una enorme cantidad de dolor. Hay cosa que se quedó conmigo es el dolor de las madres que han perdido a sus hijos. Puedes ver cadáveres y cabezas cercenadas, pero es difícil de apreciar la pérdida hasta que ves las caras de las madres que han perdido a sus hijos. Es una pérdida enormemente traumática, sobre todo en los casos de desapariciones. Una madre en Monterrey… su hijo fue secuestrado por hombres armados y nunca lo volvió a ver. Un estadounidense desapareció en México, más tarde se encontró su cuerpo. Hablar con su madre es una de las cosas que más me ha afectado.

Lee: De narcos a mafiosos, del tráfico de drogas al saqueo ciudadano

Además del dolor, es muy interesante hablar con la gente dentro del mundo del crimen organizado. Conocer sus vidas, sus historias. William da Silva, el fundador del Comando Rojo , es una de las personas más fascinantes que he entrevistado. Es muy interesante conocer sus valores. A menudo se trata de personas que son víctimas y victimarios. Son personas que hacen cosas terribles, pero pueden mostrar un lado bueno. Eso siempre estará conmigo, la sensación de estar con ellos.

Pasé mucho tiempo con estos personajes en sus casas, en bares, tratando de darle sentido a lo que los motiva. Hubo también escenas surrealistas … como estar en una fiesta de funk en Río y ver bailar a la gente con rifles de asalto. Parecen escenas de una película, pero pasan realmente.

NPF:  ¿Qué te motivó a involucrarte en este tipo de investigación?

Grillo: Cuando llegué por primera vez a México en el año 2000 yo no estaba pensando en el crimen organizado. Tenía la idea romántica de que estaría cubriendo guerrilleros luchando contra dictaduras. Pero llegué a México un día antes de que Vicente Fox llegó al poder. Me di cuenta de que había llegado a lugar en el que las guerrillas casi se habían disuelto, la dictadura estaba terminando, y donde los carteles se habían mudado al negocio de la cocaína.

La cuestión del tráfico de drogas atrapó mi atención. Hice la conexión con Brighton, Inglaterra, donde nací. Conocía a muchas personas que consumían drogas. Me llamó la atención el vínculo entre los países que consumen drogas y los países que las producen. Después de años de cubrir el tema, me di cuenta que todo esto del crimen se había transformado en una crisis humanitaria y yo la estaba cubriendo. Ya en 2008 era evidente que estaba sacudiendo el corazón del país. Era un asunto de suma importancia.

NPF: ¿Cómo van las cosas? Se está ganando la lucha contra los barones de la guerra en América Latina? ¿Qué tenemos que ver para saber que la batalla se va ganando?

IG: En general ha sido un mala década en América Latina por la violencia. Hay muy poco de lo que podamos hablar en términos de victorias, en términos de mejoramiento de la vida de las personas. Mientras la violencia ha disminuido en muchas partes del mundo, en América Latina ha aumentado. En una década ha habido más de un millón de homicidios en América Latina y el Caribe.

Veo tres áreas que debemos atender para aliviar la situación que amenaza a las democracias de América Latina. En primer lugar, creo que tenemos que reformar la política antidrogas, legalizando algunas drogas, y alejándose de un enfoque prohibicionista que nos permita atender la adicción como un problema médico. Así se reducirían los efectos nocivos del mercado negro. Es una conversación difícil.

Tenemos que cambiar la infraestructura que fue construida para la guerra contra las drogas, incluyendo la DEA, la oficina del fiscal antidrogas de Estados Unidos, la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD)… En algunos casos esas instituciones tienen que cambiar su misión. La ONUDD tiene que cambiar su enfoque.

Pero también hay otras dos zonas esenciales. Existe una verdadera necesidad de construir fuerzas policiacas y sistemas de justicia en América Latina y el Caribe que de verdad funcionen…

  • Esta historia se publicó originalmente en inglés en El Daily Post. Si quieres leer el resto del artículo haz click aquí.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los gráficos que muestran la caída global de casos y muertes por COVID-19 (y que hay detrás)

Los datos de la OMS que revelan una tendencia a la baja en cuanto al número contagios y de muertos por covid-19, son una noticia alentadora. No obstante, debemos tomar la noticia con cautela.
26 de febrero, 2021
Comparte

Es, sin duda, la noticia más esperada de todas: después de un año en que el SARS-CoV-2 mantuvo al mundo en vilo, el número global de casos ha bajado por sexta semana consecutiva y el número de muertes va en su tercera semana de descenso.

De 836.463 casos de covid-19 el 10 de enero, a 314.816 el 22 de febrero. Y de 16.667 muertes el 28 de enero, a 7.658 el 22 de febrero, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo a un informe de la OMS del 23 de febrero, un total de cuatro de las seis regiones reportadas por la OMS mostró una reducción del número de casos Américas, Europa, África, Pacífico Occidental (que incluye entre otros países a China, Australia, Nueva Zelanda y Japón)- mientras que solo dos -Sudeste asiático y el Mediterráneo Oriental (que incluye entre otros a Afganistán, Egipto, Líbano, EUA e Irán)- mostraron un leve aumento del 2% y el 7% respectivamente).

Gráfico casos y muertes globales

BBC

Las cifras, por supuesto, reflejan el número de casos reportados, que no necesariamente coinciden con el número de casos reales.

Las Américas, entre tanto, continúa siendo la región con el descenso más marcado en el número absoluto de casos.

La OMS destacó que, basándonos en estas cifras, el descenso de casos y muertes en los últimos dos meses es tangible.

“Esto muestra que simples medidas de salud pública funcionan, incluso ante la presencia de variantes”, señaló recientemente en conferencia de prensa Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

“Lo que importa ahora es cómo respondemos a esta tendencia. El fuego no está apagado, pero hemos reducido su tamaño. Si dejamos de luchar contra él en cualquier frente, volverá a rugir otra vez”.

¿Pero qué hay exactamente detrás de este descenso? ¿La implementación de los programas de vacunación? ¿El uso de mascarillas? ¿Algo inherente al virus mismo?

Simples, pero efectivas

La mayoría de expertos sanitarios coincide en que esta caída se debe en gran medida al éxito de las restricciones impuestas por los distintos gobiernos para frenar el alcance de la pandemia desde finales de 2020 y comienzos de 2021, más que a las campañas de vacunación, dado que la tendencia también puede verse en países donde esta no ha avanzado de forma significativa.

Casos confirmados Reino Unido

BBC

Para Adam Kamradt-Scott, profesor de la Universidad de Sídney, quien escribió un artículo sobre el tema en The Conversation, estas alentadoras noticias muestran el poder de las políticas públicas sanitarias, pero debemos mantenernos alerta”.

“Bajar la guardia ahora, cuando están emergiendo nuevas variantes, podría fácilmente revertir la tendencia”.

Según le explica a BBC Mundo Elvis García, doctor en Salud Pública de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, “los países que en principio han dirigido este incremento han sido aquellos con muchos habitantes e infectados como el caso de Reino Unido y Estados Unidos”.

“Como en estos países ha empezado a bajar, porque durante los últimos dos meses han empezado a hacer las cosas bien, están de algún modo arrastrando la tendencia global”, agrega.

Y, por otro lado, “hay lugares como por ejemplo África, donde no sabemos bien lo que está ocurriendo. Aunque allí hubiera un pico, no lo sabríamos porque no registran los datos”, dice.

El doctor Julian Tang, virólogo de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, coincide en que la principal razón detrás de la caída es la imposición de medidas sanitarias, desde el distanciamiento social y el uso de mascarillas, hasta la delimitación de zonas, toques de queda y confinamientos.

Casos confirmados EE.UU.

BBC

“Hubo un pico en múltiples países, sociedades y culturas en Navidad y Año Nuevo alrededor de enero y ahora, un poco más tarde, un descenso por todas las medidas que se han implementado”, explica.

“El cierre de restaurantes, bares, escuelas, reduce de muchas maneras la transmisión”.

“No creo que haya algo más allá de eso. No creo que las vacunas hayan tenido aún un impacto global, excepto en unos pocos lugares como Israel y Reino Unido, donde están empezando a tener cierto impacto”, añade.

Cuestión de aprendizaje

Aunque no todos cumplen a rajatabla con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, García considerada que, en doce meses de pandemia, “la gente poco a poco ha ido aprendiendo bastante: a lavarse las manos, a usar mascarillas en espacios cerrados. Todo eso es algo que se nos ha quedado grabado y esto va notándose”.

“Aunque la gente esté un poco cansada, va adoptando las medidas y una gran parte de la población entiende ahora cómo se propaga el virus (no solo la comunidad científica) y qué es lo que puede y no puede hacerse”, dice el experto.

Casos confirmados América Latina

BBC

Si la punta de lanza son las medidas, cabe preguntarse entonces cómo se explica entonces el descenso en países de América Latina, por ejemplo, donde las medidas, por el contrario, se han flexibilizado.

“Ahora allí es verano. No es época de picos, eso vendrá más adelante”, señala García.

“El clima es muy importante, porque cuando más nos contagiamos es cuando estamos en lugares cerrados, a través de los aerosoles. Al aire libre hay muchas menos posibilidades de contagiarse”.

Cuando los casos aumenten en esa región del mundo, se compensará con la llegada del verano al hemisferio norte, dice.

“Creo que los niveles de antes no se van a recuperar. Puede que suban un poco, pero la tendencia será a la baja“.

No bajar la guardia

Si bien con la expansión de los programas de vacunación la inmunidad estará más extendida, esto afectará seguramente el número de muertes, ya que las vacunas evitan el desarrollo de la enfermedad, pero no necesariamente el número de casos, ya que aún no se ha investigado si sirven para limitar el contagio.

Por todas estas razones, los expertos coinciden en la necesidad de ser extremadamente cautelosos a la hora de aprovechar esta tendencia para flexibilizar las medidas.

“Relajarse ahora no es una buena idea: piensa en los dos confinamientos previos”, le dice a BBC Mundo Tang, en referencia a la situación crítica que atravesó Reino Unido. “Nos relajamos y volvimos al confinamiento otra vez”.

“El virus aún está presente. Hay mucho virus en circulación. No estamos hablando de unos pocos cientos de casos al día como en julio del año pasado. Estamos viendo entre 5.000 y 10.000 al día en Reino Unido”, recuerda Tang.

“Si flexibilizas todo, tendrás otro aumento marcado. Puede que no se vean tantas muertes y hospitalizaciones, porque las personas mayores y más vulnerables están ahora mejor protegidas, pero verás un aumento entre la gente joven y en los casos de covid de larga duración“.

Esa mentalidad, concluye Tang, “es la que nos llevó a estar en un problema tan grande en los últimos doce meses”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=snPpsQj8Wk4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.