En la pobreza, más de la mitad de los niños mexicanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

En la pobreza, más de la mitad de los niños mexicanos

El Coneval y Unicef presentaron un nuevo informe en el que alertan que más de 21 millones de menores de 18 años mexicanos enfrentan alguna situación de pobreza.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
27 de abril, 2016
Comparte

Más de la mitad de la población menor de 18 años en México vive algún tipo de situación de pobreza.

Esta es una de las preocupaciones que plantea el Estudio pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México 2012-2014, que presentaron de manera conjunta este miércoles 27 de abril el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef), sección México.

En el informe, que cita datos oficiales del gobierno mexicano relativos al año 2014, el Coneval y Unicef especifican que el 53.9% de la población de 0 a 17 años en el país (21.4 millones de 40) carecía de las condiciones mínimas para garantizar el ejercicio de uno o más de sus derechos sociales, ya sea la educación, el acceso a la salud, acceso a la seguridad social, a una vivienda de calidad con servicios básicos, o a la alimentación.

O en otras palabras: 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes en México era pobre ese 2014.

Además, Unicef advierte que 4.6 millones de niños y adolescentes (11.5% del total de menores) enfrentaban condiciones de pobreza extrema en 2014, al presentar carencias en el ejercicio de tres o más de sus derechos sociales (acceso a seguridad social, vivienda digna, educación, etcétera) y ser parte de un hogar con un ingreso insuficiente para adquirir alimentos necesario a fin de tener una alimentación básica.

Por el contrario, de los aproximadamente 40 millones de menores de edad, sólo 6.8 millones (17%) no era pobre, ni enfrentaba ninguna condición de vulnerabilidad.

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Gráfica: Omar Bobadilla (@obobadilla)

En cuanto a cómo ha evolucionado la pobreza infantil en México, el Coneval y Unicef advierten que en el periodo 2010-2014, si bien la pobreza extrema disminuyó 2.5 puntos, la pobreza moderada –es decir, cuando presentan no más de tres carencias sociales- se ha mantenido.

Sobre cuál o cuáles son las carencias más comunes en los jóvenes mexicanos, el documento subraya que el 62.6% de los menores (24.9 millones) presentaban problemas por falta de acceso a la seguridad social.

El 27.6% (11 millones de menores) tenía carencias por acceso a la alimentación; el 24.8% (9.8 millones) por falta de acceso a los servicios básicos en la vivienda; 16.7% (6.6 millones) por carencia de calidad y espacios en la vivienda; 16.2% (6.5 millones) por carencia por acceso a los servicios de salud; y 8% (3.2 millones) por rezago educativo.

Otro punto que preocupa de manera especial a Unicef, es que la población infantil y adolescente sufre con más frecuencia las experiencias de pobreza que otros grupos mayores de 18 años.

Al respecto, Unicef explica que, en 2014, la proporción de personas de 0 a 17 años que vivían situaciones de pobreza fue 12 puntos porcentuales más alto que la población de 18 a 64 años (53.9% de los menores frente al 41.9%), y 8 puntos mayor que la población de 65 años o más (53.9 frente al 45.9%).

Además, el porcentaje de la población infantil en pobreza extrema (11.5%) fue aproximadamente 3 puntos porcentuales superior al de otros grupos de edad (8.6% entre 18 y 54 años y 8.5% de más de 65 años).

Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Gráfico: Omar Bobadilla (@obobadilla)

Otra preocupación “central” que muestra Unicef en el estudio, es que de la población menor de 18 años, la proporción de niños en pobreza moderada y pobreza extrema es mayor entre quienes tienen de 2 a 5 años de edad.

“Las carencias en los primeros cinco años dejan huellas irreversibles”

“Las carencias vividas en los primeros cinco años de vida dejan huella, muchas veces irreversibles, por lo que los niños que las padecen deben recibir una atención urgente y prioritaria que favorezca su desarrollo y crecimiento”, hace hincapié Unicef, que insta al gobierno mexicano a invertir en el desarrollo de la infancia.

“Un punto central para erradicar la pobreza es la inversión en la infancia –recalca el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas-. Es necesario invertir oportuna, eficaz y sostenidamente en los niños, niñas y adolescentes, para minimizar, e incluso prevenir otros problemas económicos y sociales; problemas que van desde la delincuencia juvenil, hasta la maternidad adolescente y la violencia doméstica y social”.

En cuanto a la distribución por zonas geográficas, el informe detalla que Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla, concentran la mayor proporción de población infantil y adolescentes en pobreza, con incidencias superiores al 70% en 2014.

Nuevo León, Baja California, Coahuila y Sonora, presentaron los menores porcentajes.

Aquí puedes leer y descargar el estudio completo de Coneval y Unicef México:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Día Mundial de la Salud Mental 2020: cómo evitar el agotamiento emocional

¿Sientes estrés y una sensación de que todo te supera? Hay luz al final de túnel. Una médica británica comparte algunos consejos que podrían salvarte de caer en la total extenuación física y mental.
10 de octubre, 2020
Comparte

¿Sientes un gran nerviosismo? ¿Cansancio? ¿Estrés? ¿Fatiga?

¿Sientes que el trabajo te agobia y esto no te sucedía antes?

¿Tienes la sensación de estar atrapado en una rutina interminable y no ves una luz al final del túnel?

Podrías estar encaminándote hacia el agotamiento emocional.

Pero la buena noticia es que puedes hacer algo al respecto. La Dra. Radha Modgil, médica general y divulgadora británica, compartió algunos consejos para que podamos reconocer las señales de agotamiento emocional y tomar medidas antes de que nos arrolle por completo.

¿Qué es exactamente el agotamiento emocional?

El término “agotamiento emocional” fue usado por primera vez por el psicólogo germano-estadounidense Herbert Freudenberger en un estudio publicado en 1974.

Freudenberger describió un “estado de agotamiento mental y físico” causado por la vida profesional de un individuo.

El psicólogo señaló que ese estado tenía diferentes fases, incluyendo una etapa de “querer probar nuestro valor en forma compulsiva”.

Dra Radha Modgil

BBC
El estrés excesivo y prolongado hace que “nos sintamos incapaces de hacer frente a los desafíos de la vida”, explicó la Dra. Radha Modgil.

Actualmente se considera al agotamiento emocional como un estado de estrés excesivo y prolongado”, según Modgil.

Y ese estado hace “que nos sintamos incapaces de enfrentar los desafíos de la vida“.

A diferencia de Freudenberger, la doctora cree que los factores estresantes pueden provenir de muchas áreas de nuestra vida, no solo del trabajo.

¿Cómo se siente?

Modgil compara al agotamiento emocional con una batería de celular descargada.

Cuando sientes agotamiento o fatiga absoluta es como si se hubiera vaciado tu tanque de reserva.

Ilustración de un celular con la señal de batería descargada

BBC
El agotamiento emocional es como la batería descargada del celular. Sientes que no tienes nada para dar.

Tal vez eres una persona que suele encarar sin problema las situaciones estresantes y los desafíos en el trabajo.

Pero ahora todo te parece una lucha cuesta arriba. Y eso podría indicar que uno de tus “tanques emocionales” tiene reservas muy bajas.

Puedes pensarlo de esta forma: tienes un cubo o tanque de reserva para el trabajo y otro para tu vida en tu hogar“, afirmó Modgil.

“Si una de esas reservas es baja pero la otra está en buenas condiciones probablemente podrás hacer frente a tus desafíos”.

“Pero si ambos tanques están bajos y no tienes reservas a las que recurrir, allí pueden comenzar los problemas”.

“Debemos prestar atención a nuestra batería emocional”, afirmó la médica británica.

De la misma forma en que cargas tu celular cada día debes preguntarte: ‘¿cómo me recargo a mi mismo?’

¿Cuáles son las causas?

Modgil asegura que “cualquier cambio o evento significativo” en nuestra vida puede causar agotamiento emocional.

Ilustración de dos baldes o cubetas vacíos

BBC
La Dra. Modgil señala que cuando estamos estresados tanto en el trabajo como en el hogar podemos acabar emocionalmente agotados.

Algunos ejemplos, según la médica, son las preocupaciones financieras, los problemas de pareja, o las situaciones estresantes como perder el trabajo, mudarse de casa o prepararse para un examen.

¿Cómo podemos entonces protegernos del agotamiento emocional y evitar sentirnos agobiados?

Algunos consejos

Ilustración de un encuentro de amigas, de una mujere haciendo ejercicio y de una mujer cantando.

BBC
Ponerse al día con amigos que nos hacen sentir bien, hacer ejercicio y dedicar tiempo a cosas que disfrutamos nos ayudarán a sentirnos mejor.

Modgil compartió estas sugerencias:

  • Aprende a escucharte con compasión.

Detente, reflexiona y realmente intenta conectar con lo que estás sintiendo unos 20 minutos cada día. Y no seas tan duro y crítico contigo mismo.

  • Enfócate en las cosas que sí están funcionando bien.

Si tu vida personal está bien pero el trabajo es problemático, extrae todos los sentimientos de bienestar posibles de lo que sí va bien. Lo que funciona puede ayudarte a recargar las baterías.

  • Ponte al día con amigos que te hacen sentir bien.

Las relaciones fuertes son importantes para generar resiliencia.

  • Haz ejercicio regularmente.
  • Haz cosas que disfrutas y haz de esto una prioridad.

Aún si se trata simplemente de ver tu comedia favorita.

  • Escucha tus canciones preferidas

La música afecta nuestro sistema nervioso parasimpático, lo que nos ayuda a relajarnos.

  • ¡Duerme suficientes horas!

La Asociación Estadounidense del Sueño constató que los adultos que duermen menos de ocho horas cada noche reportan niveles más altos de estrés que aquellos que duermen ocho horas. La falta de sueño afecta nuestro humor y nuestra habilidad de lidiar con los desafíos.

  • Transforma gradualmente estos consejos en hábitos diarios.

Haz que sean parte de tu rutina.

Radha Modgil espera que sus sugerencias ayuden a prevenir el agotamiento emocional.

La médica cree que si damos prioridad a nuestras baterías emocionales, como solemos hacer con las de nuestros teléfonos, veremos una gran mejoría en nuestro bienestar físico y mental.

Esta nota fue adaptada de un video de BBC Ideas.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.