close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Están conectados los terremotos de Ecuador y Japón?

La proximidad en el tiempo del terremoto que azotó a la isla japonesa de Kyushu el viernes 15 de abril y el que causó al menos 350 muertos en Ecuador un día después tiene preocupados a muchos.
BBC Mundo
Por BBC Mundo
18 de abril, 2016
Comparte

La proximidad en el tiempo del terremoto que azotó a la isla japonesa de Kyushu el viernes 15 de abril y el que causó al menos 350 muertos en Ecuador un día después tiene preocupados a muchos.

Y esa preocupación ciertamente se ha visto alimentada porque la coincidencia ha llevado a muchos medios a informar sobre otros sismos que en diferentes circunstancias no habrían reportado.

Un ejemplo es el temblor de 5,8 que se sintió cerca de Tonga el domingo 17 por la mañana, cuando la mayor parte del mundo apenas empezaba a tomar conciencia de lo sucedido en tierras ecuatorianas.

Y pronto, con la ayuda de las redes sociales, muchos también terminaron descubriendo que en días anteriores había temblado en lugares tan lejanos comoBirmania, Indonesia y Vanuatu. Así las cosas, las preguntas no se han hecho esperar.

¿Nos están diciendo algo todos esos movimientos telúricos?

¿Es la cercanía temporal de sismos mortales en Japón y Ecuador algo más queuna simple coincidencia?

En el Cinturón de Fuego

La respuesta en ambos casos es un categórico no. Es decir, no hay conexión alguna entre los sismos.

Y lo único que tienen en común los Japón y Ecuador es que ambos tuvieron lugar en abril y los dos causaron víctimas mortales.

Terremoto en Japón                            El sismo de 7,0 en la isla japonesa de Kyushu provocó 42 víctimas fatales

“Japón y Ecuador están tan separados uno del otro como es posible estarlo en este planeta”, explica Roger Musson, sismólogo del British Geological Survey.

“Y sus placas tectónicas son diferentes”, le dice a BBC Mundo.

Efectivamente, ambos países están ubicados sobre el llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, pero el terremoto de Ecuador fue causado por la subducción de laplaca Nazca debajo de la Sudaméricana.

Mientras que el sismo de Kyushu –que produjo al menos 42 muertos– fue producido por una falla superficial ubicada sobre una placa completamente diferente: la placa Euroasiática.

Y eso también hizo que desde el punto de vista sismológico los dos terremotos también fueran completamente diferentes.

Así, la cercanía temporal entre uno y otro sismo fue completamente accidental.

Y las estadísticas indican además que la coincidencia no fue ni siquiera extraordinaria.

16 al año

Efectivamente, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), los datos recopilados desde 1900 a la fecha muestran que hay, en promedio, 16 grandes terremotos al año.

Eso significa necesariamente más de uno al mes, aunque el número de terremotos con magnitud 7,0 o más puede variar significativamente respecto al promedio.

En 2013, por ejemplo, se produjeron 19 movimientos telúricos con una magnitud de 7,0 o superior.

“Y en 2013 pasó dos veces que tuviéramos dos terremotos de gran magnitud con sólo un día de diferencia en dos lugares muy distantes”, le cuenta Musson a BBC Mundo.

“Parece raro, pero si uno va a una fiesta y hay otras 22 personas en el lugar, la probabilidad de encontrase a dos que compartan fecha de cumpleaños es 50%”, dice el sismólogo.

“Y la posibilidad de que dos terremotos grandes se produzcan en el mismo día es30%“, agrega.

¿Demasiada información?

Sin embargo, como sugiere el USGS en su página web, la forma en la que actualmente circula la información puede hacer que mucha gente salte aconclusiones equivocadas.

“El Centro Nacional de Información sobre Terremotos localiza aproximadamente20.000 terremotos al año, aproximadamente 55 diarios. Y como resultado de las mejoras en comunicación y el mayor interés en desastres naturales, el público ahora se entera de los terremotos más rápido que nunca antes”, se lee ahí.

Terremoto en Ecuador                            El sismo afectó las vías de transporte en ambos países. Aquí una carretera cerca de Chone, en Ecuador.
Terremoto en Japón
A pesar de la distancia, las imágenes de desolación que llegan de las zonas afectadas tienen muchas similitudes.

“(Pero) un aumento o reducción temporal en la sismicidad es parte de la fluctuación natural de la frecuencia. Y ni un aumento ni una reducción a nivel global es una indicación tajante de que un gran terremoto es inminente“, advierte la institución.

Musson, por su parte, destaca que el terremoto de Tonga, por ejemplo, que hizo que muchos pensaran que algo fuera de lo común podía estar pasando en el Cinturón de Fuego del Pacífico, fue, en realidad, bastante ordinario.

“No alcanzó siquiera los 6,0 de magnitud, es el tipo de movimiento que se registra una vez cada tres días”, le dijo a BBC Mundo.

“Las noticias sólo lo mencionaron por lo que estaba pasando (en Japón y Ecuador)”, opinó el experto.

Esperando el siguiente

Todo eso, sin embargo, no significa que un terremoto no pueda ayudar a anticipar, en cierta forma, otros movimientos telúricos.

En primer lugar están las llamadas réplicas, bastante comunes después de un evento sísmico de gran magnitud e indicativas de la liberación de energía de la falla activada.

En el caso de Ecuador, por ejemplo, más de 135 ya habían sido reportadas por el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional el domingo a media mañana.

Terremoto de Ecuador                          Las réplicas hacen que muchos prefieran pasar las noches a la intemperie.

Y, según Musson, en algunos casos la energía liberada por los terremotos tambiénpuede ayudar a adelantar la ocurrencia de sismos en otras fallas cercanas.

“Pero sólo se puede ‘desencadenar’ algo que ya iba a ocurrir”, aclara el sismólogo.

“Es decir que si hay una falla muy cargada a punto de activarse, puede que un terremoto cercano termine dándole el impulso final. Pero el segundo terremoto igual iba a producirse eventualmente”, agrega.

Por lo demás, de lo que sí pueden estar seguros los ecuatorianos es que el terremoto del sábado predice, sin ninguna duda, que otros grandes terremotos volverán a sacudir la zona dentro de años.

Como explica Musson, los últimos grandes terremotos que se han producido en la zona costera de Ecuador simplemente han ido transfiriendo el estrés a diferentes zonas de esa falla.

Y todo indica que el estrés ahora hará el camino de regreso.

Terremoto de Ecuador
Los equipos de rescate trabajan contra el reloj.

“En 1906 hubo un gran terremoto en Ecuador, que rompió unos 1.000 kilómetros de la falla que afecta la zona costera. Unos 40 años después se produjo otro, en la misma falla, pero sólo rompió el tercio sur. En 1958 hubo otro muy parecido, que afectó el tercio central. Y en 1979 hubo uno más que golpeó el tercio norte”, explica Musson.

“Y el terremoto del sábado que es como una repetición del de 79, en la zona norte de la falla, por lo que puede que la secuencia ahora empiece a repetirse en dirección sur”, destaca el experto.

“Aunque eso es algo que va a necesitar décadas. No va a pasar de la noche a la mañana“, aclara.

Y que eventualmente habrá otro gran terremoto es algo que saben todos aquellos que viven en zonas sísmicas que han sufrido sismos importantes.

La pregunta, que todavía no tiene respuesta, sigue siendo: cuándo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Migrante de Haití no recibió ayuda y murió en estación migratoria de Chiapas, denuncian ONG

El hombre de Haití murió dentro de la celda en la que estaba en aislamiento; llevaba horas quejándose y pidiendo atención médica, acusaron ONG.
Cuartoscuro
7 de agosto, 2019
Comparte

Un inmigrante de Haití murió la madrugada del 6 de agosto dentro de la celda en la que estaba en aislamiento, al interior de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula; llevaba horas quejándose y pidiendo atención médica, pero no recibió ayuda, denunciaron este miércoles el Grupo Impulsor contra la Detención Migratoria y la Tortura, y el Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano.

“Llevaba más de 20 días en detención, 15 de ellos muy enfermo y además sometido a régimen de aislamiento en una celda. Algunas personas escucharon durante toda la noche del 5 hasta la mañana del 6 de agosto los gritos y llantos de la persona. Sin embargo, los guardias mantuvieron bajo candado tanto al señor como al resto de hombres en sus celdas sin ningún tipo de asistencia y sin oportunidad de acompañarlo, hasta avanzada la madrugada en que dejaron de escucharlo”, refirieron las organizaciones, citando testimonios de personas ingresadas en la Estación.

“Hacia las 6:00 horas, como cada mañana que abren las celdas, fueron a visitarlo, pero se encontraron con un grupo de policías federales y otras personas con uniformes oficiales tomando fotografías, quienes les ordenaron que se retiraran, hasta que minutos más tarde se llevaron el cuerpo sin dar ninguna explicación”, agregaron.

Hasta las 20:00 horas, el Instituto Nacional de Migración no había emitido algún comunicado, con su postura sobre este hecho.

“Los testimonios refieren que la persona fallecida llegó en buen estado de salud, pero que desde hace
15 días hablaban con él y les manifestaba que sufría mucho dolor de cabeza y pecho, fiebre y
agitaciones. La autoridad responsable en ningún momento le ofreció externalizarlo para atención
médica.

En una ocasión llegó un médico y al parecer sin realizar análisis previos ni una entrevista, le
inyectó una sustancia en el brazo sin explicarle su contenido. Los testimonios refieren de forma
unánime que los guardias ‘lo dejaron agonizar hasta morir durante toda la noche, por los gritos que
escuchamos durante casi toda la noche'”, refirieron las organizaciones, además de exigir el “desmantelamiento” de los centros de detención migratoria en México, y que se adopten políticas públicas que no repriman a los migrantes.

“Fue una agonía de muchas horas”

Enrique Vidal Olascoaga, coordinador de procesos en el Centro de Derechos Humanos Fray Matías, visitó la estación migratoria después del fallecimiento. Su organización es una de las que firma el comunicado. El activista, que pudo hablar con los compañeros de la víctima, dice que sus testimonios “expresan dos cosas”. “La primera, que fue una agonía de muchas horas. La segunda, que hubo una negativa para atenderlo y para que el resto de compañeros saliese con él”.

Vidal alerta sobre los posibles intentos de las autoridades para dar una versión sobre un hipotético “infarto fulminante”. “No fue situación imprevisible, sino que fue tolerada y casi provocada”, dice.

Animal Político trató, sin éxito, de recabar la versión del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Secretaría de Relaciones Exteriores (que es quien debería coordinar la repatriación) y del gobierno de Chiapas.

Según lo recabado por Fray Matías, otras dos personas en el interior de la Siglo XXI muestran síntomas de estar “gravemente enfermos”.

La primera, una mujer de unos 35 años, con parálisis en brazo y pierna, fiebre y dolor de cabeza. Según  dijo a los visitadores, una agente del ministerio público le acusó de fingir sus síntomas para tratar de abandonar el centro de detención, aunque solo fuese para la visita al hospital.

El segundo es un hombre de unos 50 años con quien ni siquiera pudieron hablar, según explicó Vidal. Durante la visita se acercó su esposa, quien relató que se encontraba en la celda, con imposibilidad de moverse y síntomas parecidos a los del fallecido.

Vidal denunció que muchos de los ciudadanos haitianos entrevistados llevan en la Siglo XXI entre 45 y 60 días de encierro. “Es totalmente ilegal”, dijo Vidal. 

Con información de Alberto Pradilla

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.