Estos son los argumentos del GIEI para decir que la verdad histórica se construyó con tortura
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estos son los argumentos del GIEI para decir que la verdad histórica se construyó con tortura

El grupo de expertos denunció que los cinco detenidos que fue la base para la hipótesis de que en el basurero de Cocula fueron torturados.
Cuartoscuro
Por Tania L. Montalvo
25 de abril, 2016
Comparte

La declaración de cinco detenidos que fue la base para la hipótesis de que en el basurero de Cocula fueron asesinados y quemados los 43 normalistas desaparecidos pudo construirse con tortura, denunció el grupo de expertos independiente designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Estos son los hallazgos del GIEI en los informes médicos de cinco detenidos que declararon sobre la muerte de los 43 estudiantes.

En la presentación de su último informe antes de abandonar el país, los expertos hicieron este señalamiento a la vez que dieron a conocer irregularidades en el actuar del Gobierno mexicano. Entre ellas el bloqueo de información, la presentación de pruebas falsas y “las conductas omisivas” de funcionarios de todos niveles.

El documento señala: “La investigación tuvo dificultades que no son imputadas de manera exclusiva a la simple complejidad del caso. La lentitud en las respuestas a las solicitudes del GIEI, la demora en la práctica de muchas pruebas, las respuestas formales y no sustanciales a muchas de las inquietudes, la no investigación de otras líneas de investigación, no pueden leerse como simples obstáculos improvisados o parciales. Muestran barreras estructurales”. También, afirma que “los reportes de inteligencia, las bitácoras, las fotografías y los vídeos vinculados a los hechos no han sido incorporados a la investigación”.

Sobre la declaración de cinco de los detenidos y la posible tortura que habrían sufrido, estas son las pruebas que presentaron:

  1. Jonathan Osorio Cortez, “Jona” o “Jonas”. Detenido el 27 de octubre de 2014.

En el primer informe de lesiones tras su detención se reportan cero lesiones. Un día después, los reportes indican que ya presenta quince lesiones.

“En la Puesta a Disposición de la Policía Federal del día 27 de octubre de 2014 a las 16:20 h se señala que las lesiones que presentaba Jonathan Osorio se habrían ocasionado por golpes al caer, tras intentar huir en el momento de la detención. (…) Pero según el acta ministerial, el detenido ingresa a la SEIDO el 27 de octubre de 2014 a las 22:30 h, es decir seis horas después. En el informe médico que se le realiza el 28 de octubre de 2014 a las 00:50 h, dos horas después, presenta 14 lesiones y un área de lesiones que no tenía al momento de ser revisado por el médico naval. Dichas lesiones se tuvieron que haber producido entre la realización del primer informe médico de la Marina y el segundo, realizado 8 horas después de ser detenido, o sea que se produjeron mientras se encontraba bajo custodia de las fuerzas de seguridad”.

Aunque se presentan las lesiones tras la detención, Jonathan Osorio dice que las lesiones fueron ocasionadas al momento de ser detenido, lo cual no tiene soporte en los informes médicos emitidos, señala el GIEI.

“En los informes médicos del 29 de octubre de 2014 a las 19:00 y 20:30 h, es decir 38 horas después de la Declaración Ministerial del día anterior, presenta 5 lesiones nuevas”.

El 3 de noviembre, Osorio presenta nuevas lesiones. Los expertos del GIEI insisten en que no existe justificación.

  1. Agustín García Reyes, “Cheje” o “Chereje”. Detenido el 27 de octubre de 2014.

En el primer informe no hay lesiones, en el segundo hay 30. En otros informes se suman ocho nuevas heridas.

“El informe médico del 28 de octubre de 2014 a las 00:50 horas, dos horas después de su ingreso (a la SIEDO) y siete horas después del primer informe médico realizado posteriormente a su detención, refiere la existencia de 30 lesiones que no tenía al momento de ser revisado por el médico naval”.

García Reyes señaló que las lesiones se las ocasionó antes de la detención haciendo trabajos pesados, pero en los registros médicos no existen registros.

Sin embargo, los expertos tuvieron acceso a la una de sus evaluaciones psicológicas y en ésta el detenido señala que fue torturado “le pusieron una bolsa en la cabeza, lo golpearon y le dieron toques con la chicharra”.

  1. Patricio Reyes Landa, “Pato”. Detenido el 27 de octubre de 2014.

En el primer informe médico tras la detención tuvo cinco lesiones, en el siguiente presentó veinte y en más adelante se registraron quince más.

“Durante su evaluación psicológica, el detenido vuelve a referirse a la caída en moto 15 días antes de la detención como origen de su herida. Sin embargo, tras haberdicho que la herida era anterior a su detención, posteriormente refiere al psicólogo haber sido torturado”.

El reporte del GIEI indica que Reyes Landa declaró que fue torturado con un trapo en la nariz como maniobra de asfixia, que le dieron toques dentro de la boca y testículos, y que le pusieron una bolsa en la cabeza, también como maniobra de asfixia.

  1. Felipe Rodríguez Salgado, “Cepillo” o “Terco”. Detenido el 15 de enero de 2015.

El expediente de Rodríguez Salgado indica que al momento de la detención “fue necesario hacer uso legítimo de la fuerza de manera proporcional, mediante forcejeo”.

“16 horas después del último informe médico, el MP registra que las lesiones se provocaron al momento de la detención pero el detenido declara que los Policías Federales lo metieron a un cuarto y lo golpearon en el piso”.

El expediente destaca que el uso de la fuerza fue proporcional y necesario, pero el grupo de expertos indica que “no hay base para sacar esa categórica conclusión. El patrón de lesiones es masivo y no podría ser congruente más que con una detención extremadamente violenta y con una enorme resistencia de un detenido. Unas lesiones de ese tipo en el detenido hubieran llevado un correlato de lesiones en los agentes que habrían tratado de detenerlo, circunstancia no referida en el expediente. Además, el número de lesiones aumenta mientras permanece detenido, lo que muestra que otras lesiones se hicieron mientras estaba bajo custodia”.

  1. Miguel Ángel Landa Bahena, “Duva”, “Duvalín” o “Chequel”. Detenido el 9 de abril de 2015.

El detenido dijo al GIEI que su aprehensión ocurrió en un hotel, donde fue golpeado. Sin embargo, la versión oficial indica que fue detenido en las instalaciones de la SEIDO y de “manera pacífica”.

Sus lesiones desde la detención a otros informes médicos aumentan de 1 a 3, según los registros oficiales.

“El Duva declara que los Policías Federales lo golpearon cuando se negaba a responder sus preguntas”. Los expertos del GIEI concluyen que la detención de Miguel Landa Bahena está registrada en dos momentos diferentes, en días y circunstancias distintos, “lo cual no es coherente entre sí”.

El análisis del GIEI sobre tortura fue revisado por un panel que estuvo compuesto por una experta del Grupo Internacional de Expertos Forenses Independientes (IFEG, por sus siglas en inglés), Dra. María Cristina de Mendonça; la investigadora Nieves Molina-Clemente y el Secretario General del IRCT (International Rehabilitation Council for Torture Victims), Víctor Madrigal-Borloz.

Las conclusiones del GIEI sobre la tortura cometida contra los detenidos indica que “existen diferencias significativas en las versiones sobre el origen de las lesiones, que se atribuyen oficialmente a ser anteriores o producidas durante la detención, y el relato de los detenidos que en algunos momentos señalan que sufrieron torturas”.

Los expertos insisten en que los informes médicos realizados al momento de la detención no indican que existen lesiones, sin embargo, los reportes posteriores ante la SEIDO “muestran numerosas lesiones”.

En la versión de PGR, la declaración de los detenidos citados por el grupo de los expertos indica que los 43 estudiantes fueron quemados en el basurero de Cocula. Sin embargo, los reportes médicos muestran que su declaración pudo haber sido tomada tras tortura de parte de fuerzas federales mexicanas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Las teorías de por qué el COVID-19 puede llegar a causar la muerte de pacientes jóvenes y sanos

El nuevo coronavirus no solo afecta a las personas mayores y con condiciones de salud previa. También se han registrado casos severos y muertes en personas jóvenes y sanas.
21 de abril, 2020
Comparte

La severidad de los síntomas de la covi-19, la enfermedad que causa el coronavirus SARS-CoV-2, varía enormemente de caso en caso.

Mientras que el 80% de los contagiados experimenta síntomas leves similares a los de una gripe común o no presenta sínmtomas, en el otro extremo del espectro, hay quienes acaban con neumonía y conectados a un respirador en la unidad de cuidados intensivos, donde el pronóstico no siempre es optimista.

Los casos más críticos se dan generalmente en personas mayores o con condiciones de salud previas, como hipertensión, diabetes o enfermedades coronarias, entre otras.

Sin embargo, día a día, se reportan casos fatales donde las víctimas son hombres y mujeres jóvenes aparentemente sanos e incluso niños.

¿Por qué? ¿Cómo se explica que estas personas que no están dentro de la categoría de las más vulnerables se enfermen gravemente o mueran por covid-19?

“Esa es la pregunta del millón de dólares”, le dice a BBC Mundo Michael Snyder, profesor y director del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, por lo difícil que es hallar una respuesta.

Pero aunque resolver este enigma no sea una tarea fácil, científicos sospechan por dónde puede venir la respuesta (multifactorial, según dicen), y han comenzado a seguir distintas líneas de investigación para arrojar luz sobre este misterio.

Entender por qué personas que no son evidentemente vulnerables sucumben a la enfermedad, aseguran, permitirá identificar a aquellos que corren más riesgos, diseñar nuevos y efectivos tratamientos —incluida una vacuna— y aprovechar fármacos ya existentes

La hipótesis genética

Una de las teorías que se ha propuesto y que está ganando peso es la de la predisposición genética.

Esta se basa en la idea de que nuestras propias particularidades genéticas podrían influir en la virulencia con la que el virus afecta nuestro cuerpo.

Coronavirus

Getty Images
Un gen que puede tener impacto en el desarrollo de la enfermedad es el que codifica al receptor ACE2, que le permite al virus ingresar a la célula para replicarse.

“No se trata de una idea nueva. Por estudios en los que se comparan mellizos y gemelos, sabemos que la susceptibilidad a las grandes enfermedades infecciosas en el mundo como la tuberculosis, la hepatitis o la malaria, varía en parte según las características genéticas”, le explica a BBC Mundo Stephen Chapman, especialista en enfermedades respiratorias e investigador de Genética Humana del Wellcome Trust Centre de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Un ejemplo que varios científicos, incluido Chapman, utilizan para explicar el peso de la genética, es el del virus herpes simple.

Este es un virus muy distribuido en la población que puede causar infecciones en forma de ampollas en la boca o en la cara, si es de un tipo, o llagas en los genitales, si es de otro.

“La gran mayoría de las personas expuestas al virus no se se enferman de gravedad, pero una pequeña minoría con una única mutación genética, desarrolla encefalitis herpética (inflamación del cerebro), que puede ser fatal”, señala Chapman.

Una mutación similar, dice, podría explicar los casos severos de covid-19 en gente joven.

Un gen de particular interés es el que codifica al receptor ACE2 (la enzima convertidora de angiotensina 2 de la proteína de superficie celular).

Ilustración de ADN

Getty Images
Es posible que las variaciones genéticas que hacen a las personas más vulnerables a la covid-19 se encuentren en los genes vinculados al sistema inmunitario.

Este receptor se encuentra en la superficie de las células del pulmón y otras partes del cuerpo, y es la puerta de entrada que el virus utiliza para invadir las células de las vías respiratorias y empezar a replicarse.

El gen que codifica este receptor es polimórfico: es decir, tiene una serie de variantes comunes distribuidas en la población.

“La hipótesis es que si tienes tienes una variante en particular, eso puede hacer que al virus le resulte más fácil o más difícil entrar a la célula, por tanto puede hacerte más vulnerable o más resistente a la enfermedad”, explica el experto.

En opinión de Jean-Laurent Casanova, profesor e investigador de la Universidad Rockefeller en Nueva York, EE.UU., estas variaciones genéticas (o, como las llama, errores congénitos), “pueden estar latentes por décadas, hasta que se produce una infección por un microbio en particular”.

Por ello, su laboratorio está investigando ahora si esto es lo que está ocurriendo con el nuevo coronavirus.

Chapman cree que la vulnerabilidad dependerá probablemente no de la variedad de un gen sino de varios genes, sumada a factores adquiridos a lo largo de la vida.

Estas variaciones, acota, podrían estar localizadas sobre todo en genes vinculados a la respuesta inmunológica.

El cromosoma X

Otro aspecto interesante, dice el investigador, es si hay genes dentro del cromosoma X que influyen en la respuesta a la enfermedad, en virtud de que los hombres parecen más afectados por el nuevo coronavirus que las mujeres.

Hombres en cuarentena en Wuhan

Getty Images
De acuerdo a un estudio llevado a cabo en China, los hombres son más vulnerables que las mujeres al SARS-CoV-2.

Una de las explicaciones que se han dado en un estudio llevado a cabo en China, es que esto puede deberse a que tienen hábitos de vida más riesgosos vinculados al tabaco y el alcohol.

Sin embargo, “otra posibilidad es que haya un componente genético, ya que hay muchos genes de la inmunidad que están en el cromosoma X”, dice Chapman.

“Si hay muchos polimorfismos o una mutación rara en los genes del cromosoma X, como los hombres tienen uno, mientras que las mujeres dos, eso los haría más vulnerables”.

Tormenta de citocinas

En algunos pacientes con la forma más severa de covid-19 se produce lo que se conoce como “tormenta de citocinas”.

Las citocinas (o citoquinas) son sustancias muy agresivas que el sistema inmune excreta para atacar al virus.

Pero cuando el sistema inmune se activa en exceso, esta proliferación de citocinas acaba atacando múltiples órganos incluidos los pulmones y el riñón, y este daño puede resultar en la muerte del paciente.

De acuerdo a Randy Cron, experto de la Universidad de Alabama, en EE.UU., este descontrol ocurre al menos en el 15% de las personas que luchan contra cualquier infección severa.

No se sabe exactamente por qué el sistema inmune reacciona en algunas personas de esta forma, pero la respuesta podría también estar en los genes.

“Sabemos que hay muchos polimorfismos comunes y mutaciones raras en los genes que controlan el sistema inmunitario”, señala Chapman.

“Por eso algunos pacientes que mueren podrían tener polimorfismos o mutaciones que los predisponen a una respuesta inflamatoria más excesiva”.

Como genetista, Michael Snyder, no desestima en absoluto la importancia de los genes, pero cree que, en este caso, hay otro factor que podría tener más peso y que es ambiental: el contacto previo con otro coronavirus.

Exposición a otro coronavirus

“Es muy probable que en estos casos”, le dice Snyder a BBC Mundo, “haya algo que esté sensibilizando al sistema inmunitario”.

Mujer resfriada.

Getty Images
En opinión del genetista de Stanford, Michael Snyder, la exposición a otro coronavirus que provoca un resfriado común podría ser la causa de que seamos más o menos sensibles al nuevo coronavirus.

Su sospecha apunta a “otro coronavirus que está circulando y del que no se ha hablado mucho, llamado HCoV-229E, y que produce resfriado común”.

“No sabemos si el haberse infectado previamente con este resfriado común (que obviamente no es tan severo como la covid-19) puede hacerte más inmune o todo lo contrario, más hipersensible”, dice el experto.

“Pero creo que puede tener, para un lado o para otro, un efecto muy fuerte”, añade.

“Es posible que mucha gente haya sido infectada en años recientes (con ese coronavirus) y no lo sepa, porque lo desestimaron como un simple resfriado”.

Carga viral

Otra casusa de la severidad de algunos casos puede ser la carga viral en el momento de la exposición al virus.

“Sabemos, por estudios llevados a cabo en China, que quienes cuidan de pacientes con covid-19 son más susceptibles que otros porque, probablemente, están expuestos al virus todos los días, todo el día, durante sus horas de trabajo”, le explica a BBC Mundo Alice Sinclair, viróloga de la Universidad de Sussex, en Reino Unido.

Unidad de cuidados intensivos en Moscú, Rusia.

Getty Images
Cuanta más exposición al virus, más oportunidades para este de entrar y replicarse en nuestras células.

“Pero lo que no sabemos es si eso es por la cantidad absoluta de virus a la que están expuestos o el número de encuentros que han tenido con este”.

“En términos de carga viral, cuanta más exposición tengas, más oportunidad tendrá el virus de infectar tus células donde puede replicarse”, agrega.

La respuesta no es concluyente, entre otras cosas, por lo que se ha descubierto recientemente sobre la carga viral del nuevo coronavirus, como por ejemplo que una persona asintomática puede producir una gran cantidad de virus.

Es decir, uno puede tener una gran carga viral y no estar severamente enfermo o siquiera tener síntomas.

Por eso mantener la distancia social es una de las medidas que más enfatizan tanto gobiernos como profesionales de la salud para evitar la propagación del virus, dice la investigadora.

Por último, y más allá del huésped, la gravedad de la enfermedad podría depender no solo del huésped, sino también del virus mismo, señalan los expertos consultados por BBC Mundo.

Los virus están en mutación constante y es posible que haya una cepa más virulenta que otra, aunque aún no se ha podido determinar si este es el caso para el SARS-CoV-2.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ&t

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs&t=10s

https://www.youtube.com/watch?v=OkijKj0TIpM&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.