Finanzas públicas, en riesgo por aumento de la deuda nacional: #SemáforoEconómico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Finanzas públicas, en riesgo por aumento de la deuda nacional: #SemáforoEconómico

El PIB nominal, es decir, el que contempla los precios del periodo en cuestión, creció a 4.9% al cierre de 2015, menos de la mitad de lo que lo hizo la deuda, por lo que el #SemáforoEconómico está en rojo en este rubro.
Cuartoscuro
13 de abril, 2016
Comparte

Al cierre de 2015, la deuda pública fue 17.5% mayor que al cierre de 2014, con lo que alcanzó su nivel más alto como porcentaje del PIB desde 1990, cuando fue de 43.2%.

De acuerdo con las cifras de México, ¿Cómo Vamos?, en diciembre 2015, la deuda era de 8,160,590 millones de pesos y al cierre de 2014 era 6,947,446 millones de pesos, lo que representa un incremento anual de 17.5%.

Mantener una razón estable de deuda en función del PIB es deseable para mantener las finanzas públicas sanas. En este sentido, la meta de México, ¿Cómo Vamos? es que la deuda crezca al mismo ritmo que el PIB nominal.

El PIB nominal, es decir, el que contempla los precios del periodo en cuestión, creció a 4.9% al cierre de 2015, menos de la mitad de lo que lo hizo la deuda. Por lo que el #SemáforoEconómico está en rojo en este rubro.

Hay países con una razón de deuda sustancialmente mayor, como Japón cuya deuda representa 234% de su PIB. En este sentido, podríamos pensar que 43.2% no es demasiado. Sin embargo, no es esta razón lo único relevante. El ritmo de crecimiento de la deuda ha sido importante y aunque los ingresos del gobierno estén aumentando, el gasto también lo está haciendo.

La deuda pública que México ¿Cómo Vamos? utiliza para sus cálculos incluye los pasivos del gobierno federal, de las entidades públicas de control presupuestario directo (IMSS e ISSSTE) y de la banca de desarrollo. En 2010, representaba 30.1% del PIB y para 2015, 43.2%: un aumento de más de 10 puntos porcentuales. Cabe mencionar que esta deuda no incluye la deuda de los estados.

Gráfico: Omar Bobadilla.

Gráfico: Omar Bobadilla.

Existen tres puntos claves para entender la coyuntura de la deuda pública y su presión sobre las finanzas públicas:

Primero, de 2010 a 2015 la deuda pública ha crecido 12.9% promedio anual. La deuda externa en pesos es la que más ha contribuido a este crecimiento; la deuda externa son los créditos contratados por el sector público con entidades financieras del exterior y pagaderos en el extranjero en moneda diferente a la moneda nacional.

En este periodo, la deuda externa creció 15.6% promedio anual, como consecuencia tanto de un aumento en la contratación de obligaciones en el exterior como por el aumento de su valor a raíz de la depreciación del peso. La deuda externa representa, hoy en día, 36% de la deuda total.

Segundo, en ese mismo periodo los ingresos del sector público crecieron 7.6%. En la trayectoria de los ingresos actúan dos fuerzas contrarias: por una parte, los ingresos petroleros han venido disminuyendo —en el último año cayeron 31.1%— y, por otro lado, los ingresos no petroleros han aumentado —en 2015 crecieron 23.9%—. Los ingresos petroleros representan 19.7% del total y los no petroleros 80.3%.

La principal fuente de aumento de los ingresos no petroleros fue el aumento en la recaudación del ISR y el IEPS. Las finanzas públicas se han despetrolizado dado el bajo precio del petróleo y el incremento en la recaudación vía impuestos directos e impuestos indirectos al consumo de ciertos bienes.

Tercero, este aumento de los ingresos y del endeudamiento financió una expansión del gasto público. En el mismo periodo, de 2010 a 2015, el gasto creció 46.7%. Al calcular el balance primario se observa que, desde 2009, gastamos más de los que ingresemos aún antes de pagar el servicio de la deuda.

Gráfico: Omar Bobadilla.

Gráfico: Omar Bobadilla.

Ante este contexto, México, ¿Cómo Vamos? recalca la importancia de contar con finanzas públicas sanas para mantener la estabilidad macroeconómica del país. Para ello se debe de fortalecer la recaudación de ingresos recurrentes y ajustar el gasto público, de tal forma que se logre revertir el déficit primario hasta alcanzar un superávit primario, que permita hacerle frente a los gastos del gobierno sin necesidad de seguirse endeudando.

Es importante hacer ajustes al gasto corriente, sin comprometer el gasto en inversión productiva, que no está contribuyendo al crecimiento de la economía. El aumento en los ingresos del sector público debe permitir finanzas públicas sanas, sin necesidad de continuar una trayectoria de endeudamiento.

En esta misma línea, se debe de evaluar la posibilidad de disminuir las transferencias a municipios y estados para impulsarlos a buscar fuentes adicionales de ingresos. Adicionalmente, en aras de fomentar la transparencia en el uso de los recursos públicos, los estados y municipios deberían de rendir cuentas claras del uso que se le da a los recursos que reciben de la federación y el uso que le dan a los recursos obtenidos por la deuda estatal en la que están incurriendo.

La estimación del presupuesto anual debe reflejar la realidad petrolera del país, considerando los precios del mercado y las expectativas internacionales del precio de este insumo. Si bien siempre se pueden adquirir coberturas, no debemos olvidar que éstas funcionan como un seguro y su precio estará en función de la volatilidad del precio del bien de que se trate.

La deuda puede ser positiva sí logra estimular la demanda agregada y el crecimiento económico. Si un aumento en el endeudamiento se da a la par de una eficiente selección y ejecución de proyectos que aumenten la capacidad productiva del país se observará, en el mediano plazo, una disminución en la deuda como porcentaje del PIB, debido al crecimiento de éste. De la misma forma, se ha argumentado que la deuda debe de usarse para proyectos con una tasa de retorno social mayor a la tasa de interés de mercado.

México, ¿Cómo Vamos? asegura que no se debe de perder de vista que para crecer a tasas de 5% es necesario controlar el crecimiento de la deuda pública y el uso que se le da a los recursos así obtenidos. La sostenibilidad de las finanzas públicas debe ser un objetivo ineludible del país si queremos mantener la estabilidad macroeconómica que tantos años costó alcanzar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El extraordinario caso de Lucy Lintott: pese a tener enfermedad de la motoneurona, pudo tener dos hijos

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos. La mayoría de los enfermos no viven más allá de tres años tras el diagnóstico. Lucy Lintott vive desde hace ocho años con la enfermedad y ha dado a luz dos niños.
4 de mayo, 2022
Comparte

Lucy Lintott siempre soñó con tener hijos, pero cuando le diagnosticaron la enfermedad de la motoneurona (EMN), con solo 19 años, los médicos le dijeron que nunca podría tener una familia.

La mayoría de las personas que sufren esa enfermedad no sobreviven más allá de los tres años siguientes al diagnóstico, pero ocho años después, Lucy tiene dos hijos pequeños y planea casarse con su pareja, Tommy, a finales de este mes.

Se cree que es la segunda persona en el mundo con EMN en dar a luz dos veces.

La EMN es una enfermedad terminal que progresa rápidamente y que impide que los mensajes del cerebro lleguen a los músculos.

La enfermedad hace que gradualmente movimientos como agarrar, caminar, hablar y tragar sean extremadamente difíciles y finalmente imposibles.

Dificultades en la movilidad y el habla

Lucy, quien creció en la ciudad de Garmouth, en el noreste de Escocia, fue diagnosticada con esta condición a fines de 2013.

Fue la persona más joven en ser diagnosticada en Escocia con esta enfermedad, que normalmente afecta a las personas de más de 40 años.

Tres años después, con 22, Lucy le dijo a la BBC que sentía como si se estuviera quedando “lentamente paralizada” y que su preocupación era ir perdiendo poco a poco su “personalidad divertida”.

La enfermedad hizo que necesitara utilizar una silla de ruedas, ya que le resultaba imposible caminar sin ayuda. Su capacidad de hablar también se vio afectada.

Lucy Lintott

BBC
A Lucy le diagnosticaron EMN a los 19 años.

Lucy grabó su voz para que pudiera usarse en caso de perder completamente el habla y comenzó a recaudar fondos para que se investigue su condición.

Pero como comentó en un nuevo documental de la BBC (Ser mamá con EMN), el futuro la aterraba.

Amigos de la escuela

A pesar de que necesitaba cuidadores profesionales para ayudarla con la mayoría de las tareas, Lucy estaba decidida a mudarse de la casa de sus padres a su propio apartamento en Elgin, una ciudad no muy lejos de donde vive su familia.

“Eso realmente cambió muchas cosas”, dice. “Empecé a ser independiente, así que podía invitar a un chico sin que mi mamá me hiciera pasar vergüenza”.

En 2018, Lucy se reconectó con su antiguo amigo de la escuela Tommy Smith, con quien compartía la clase de estudios modernos.

Tommy cuenta que él era muy tímido, pero Lucy era muy extrovertida y su risa se podía escuchar desde tres clases más lejos.

Él dice que no pudo resisitirse a su sonrisa radiante y a sus ojos enormes. A Lucy le atraían sus camisetas y pantalones ajustados.

Los amigos se convirtieron en pareja.

“Yo no tenía que protegerme a mí misma”, dice Lucy. “Él sabía en qué se estaba metiendo. Él tuvo que lidiar con gente que le decía que yo tenía EMN”.

Ayuda

Tommy le propuso matrimonio en 2019 y posteriormente la pareja anunció que Lucy estaba embarazada.

Su padre, Robert, dice que temían por la salud de Lucy, así como por la del bebé. El riesgo para Lucy era grande porque no se sabía cómo sus músculos irían a reaccionar.

Tommy, Lucy y sus dos hjijos

BBC
La recompensa de ser padres supera los riesgos, dice Lucy.

“Pero la recompensa de ser padres superaba los riesgos”, explica Lucy.

El 13 de febrero de 2020, Lucy dio a luz a un niño, a quien en público llaman LJ.

Tommy dice que Lucy asumió el rol de madre con gran facilidad, aunque tenía que trabajar de cerca con un equipo de asistentes para cuidar a LJ.

“Trabajar con cuidadores consiste en que yo les explique y les describa cómo quiero que se hagan las cosas”, dice Lucy. “Básicamente, ellos son como mis brazos“.

“Aunque usa a otra persona para atenderlos, es ella quien da las instrucciones”, agrega Tommy.

“Muchos le decían ‘no puedes hacer esto’. Lucy está haciendo un trabajo fantástico. Hace un trabajo mucho mejor que el mío”.

Nuevo embarazo

Poco después de que naciera LJ llegó la pandemia. Lucy tuvo que resguardarse y la pareja pospuso la boda.

En el peor momento de la pandemia tuvo que mudarse a la casa de sus padres para proteger su salud y continuar recibiendo los cuidados que necesitaba.

Y, en mayo del año pasado, Lucy y Tommy anunciaron que estaban esperando una niña.

La madre de Lucy, Lydia, cuenta que su hija siempre quiso tener hijos y que fue hermoso cuando llegó LJ.

Lucy, Tommy, y su bebé

BBC
La pareja planea casarse pronto.

“Pero cuando anunciaron que iban a tener otro, pensamos: ‘¡Oh, mi Dios, qué has hecho!”, recuerda Lydia.

La niña, llamada AR, nació justo después de Navidad.

“El parto fue muy duro y aterrador, pero las dos estamos bien y eso es lo más importante”, asegura Lucy.

“Ella es definitivamente la última. No creo que mi cuerpo pueda tolerarlo de nuevo”.

Matrimonio

Lucy cuenta que depende en gran medida de sus cuidadores para que la ayuden con sus niños, pero dice que está constantemente involucrada en sus vidas y ellos saben que es su madre.

“Estoy orgullosa de que la maternidad se me dio bastante fácil pese a ser persona con discapacidad”, señala.

“Si pudiese hacerlo todo físicamente, lo haría. No disfruto mirando a otra gente con mis niños”.

Lucy Lintott

Cortesía Lucy Lintott
Lucy cuenta que de pequeña era muy deportista.

Lucy tiene planeado casarse con Tommy este mes y luego quiere pasar la mayor cantidad de tiempo posible con su familia.

“No soy materialista”, dice. “A mí lo que más me interesa es mi familia y pasar tiempo con la gente que amo, porque no sé cuánto tiempo me queda por delante”.

“Estoy muy agradecida. Sé que soy una de las muy pocas personas con EMN que pudo tener un hijo, menos aún dos. No doy nada por sentado”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4SuK4Nr2-s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.