7 sorprendentes cifras de la hazaña que llevó al Leicester City a ganar la Liga Premier
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AP

7 sorprendentes cifras de la hazaña que llevó al Leicester City a ganar la Liga Premier

El club inglés consiguió el título con unos números que han dejado con la boca abierta a expertos y a los aficionados.
AP
Por Alejandro Millán Valencia de BBC Mundo
2 de mayo, 2016
Comparte

Ganaron 22 veces, perdieron tres, les expulsaron a tres jugadores, recibieron 48 tarjetas amarillas, dispararon 361 veces al arco, 64 entraron.

Los dirigió Claudio Ranieri, un afamado técnico italiano durante un año, pero el Leicester City había esperado 132 para festejar esta hazaña: coronarse campeón por primera vez de la Liga Premier.

La gesta fue conseguida este lunes y, para muchos, parece un milagro. Fue un título logrado con un puñado de jugadores que nadie quería y por un club en el que nadie –ni sus hinchas, ni sus rivales, ni el país entero– creía.

Y fue a lo grande; el equipo que valía al principio de la temporada US$70 millonesempató este domingo con el gigante Manchester United, que cotiza actualmente en US$450 millones.

El Tottenham Hotspur, su inmediato seguidor, fue incapaz de doblegar al Chelsea este lunes. El partido terminó empatado a dos goles y las matemáticas le dieron la razón a los de Leicester: tienen siete puntos de ventaja y quedan seis en disputa.

Ellos son los campeones.Ahora, mirando cómo celebraban con locura en las calles de la plácida Leicester City, uno piensa que solo le falta la música de John Williams a este largometraje épico que protagonizaron el técnico italiano y la banda de hermanos azules durante más de un año.

Pero más allá de la epopeya, son los números de esta campaña los que asombran al mirar el alcance del título de Leicester City, una proeza, tal vez una de las más notables en la historia del fútbol reciente.

El baile de los que sobran

En los últimos años, el Leicester City se hizo a punta de jugadores que nadie quería.

Leicester

Como cualquier equipo con el agua al cuello debido a los flojos resultados de las últimas temporadas y con poco presupuesto, apostó lo poco que tenía a buscar el talento que podía comprar.

Para eso, casi desde 2012, tuvo que aceptar en su plantilla a seis jugadores con agente libre: esto es, desempleados.

Christian Fuchs, el exportero del Chelsea Mark Schwarzer, el exlateral del Aston Villa Marc Albrighton así como Marcin Wasilewski llegaron al club sin costo por sus traspasos.

Mientras Andy King y Jeffrey Schlupp son producto de sus divisiones inferiores, por lo que no hubo tampoco que pagar por su incorporación al equipo.

Aún más, por sus máximas estrellas, el mediocampista Riyad Mahrez y el delantero Jamie Vardy, el club pagó cerca de US$2,1 millones por ambos.

Es, sin duda, el equipo más barato que ha ganado la liga más lucrativa del planeta.

El primer título para Ranieri

Cuando en julio de 2015 el italiano Claudio Ranieri fue presentado como el nuevo técnico del Leicester City, Gary Lineker, leyenda del club y de la selección inglesa, escribió en su cuenta de Twitter: “¿Claudio Ranieri?, ¿De verdad?”

Ranieri

Razones no le faltaban. A pesar de su extensa trayectoria con equipos importantes, sólo ganó una Copa del Rey con el Valencia de España en 1998 y, en su segunda etapa en Mestalla, una Supercopa de Europa. De resto, el italiano no acumulaba sino segundos puestos (Chelsea 2004, Mónaco 2015).

Poco más, ni siquiera como jugador –fue defensa- levantó un título en primera.

Aunque estuvo al frente de equipos de quilates como el Chelsea, Juventus, Valencia y el Inter de Milán, nunca pudo concretar un título como éste, como el de la Liga Premier.

Ahora sonríe quien tanto esperó. Y quien será el último en enterarse de la fiesta, pues cuando terminó el encuentro entre los Spurs y el Chelsea estaba en el vuelo de regreso, después de visitar a su madre de 92 años en Italia.

El levantamiento de los dioses

Para sobrevivir jugando fútbol, Jamie Vardy, el estelar delantero de los Zorros, tuvo que trabajar en una fábrica de férulas, esas vendas especiales que se usan para inmovilizar las manos.

Leicester

Por él, por su ficha, el Leicester pagó cerca de US$1,4 millones en 2012, después de una asombrosa temporada en la tercera división inglesa con el Fleetwood Town.

Ahora, cuando celebra el título con una férula en su mano derecha y se convierte en el goleador de la Liga Premier con 22 anotaciones y en el ídolo irrompible de esta hinchada, el equipo que quiera llevárselo tendrá que pagar US$13 millones.

Pero no es el único con semejante ascenso: el mediocampista Riyad Mahrez, quien acaba de ser elegido el jugador del año, fue comprado a Le Havre AC(de la segunda división francesa) en US$700.000.

Con sus 13 goles y 11 asistencias, su valor se fue a los cielos: se habla de US$22 millones

El negocio que cambió para siempre: las apuestas

Creer. Apostar. Ilusionarse. Cobrar.

Con tres temporadas desastrosas y al borde del descenso en la 2014-2015, el Leicester inició la presente temporada con la ilusión de quedarse en la categoría.

Apuestas

No con adueñarse del título. Por eso la mayoría de las casas de apuestas británicas tenía, en aquel agosto de 2015, una probabilidad de 5.000 a 1 de que los Zorros ganaran la Liga Premier.

Algunos hinchas y otros incautos decidieron apostar. “Estaba ebrio y algo dentro de mí me dijo que esta temporada iba a estar bien. Así que decidí apostar cinco libras (US$7)”, le dijo a BBC Mundo Leigh Herbert, un hincha del Leicester City.

“Pero cuando me desperté al otro día, me dije que había sido un error. Pero ahora voy a cobrar US$30.000 por esto. Es surreal”, agregó.

Y los casos así abundan. Tanto, que las casas de apuestas deberán pagar cerca de US$14 millones a esas personas que creyeron lo imposible.

“Vamos a perder una pequeña fortuna con el título del Leicester. 5.000 a 1 es el mayor precio pagado en la historia de las apuestas”, explicó en días previos el vocero de la casa de apuestas William Hill, Joe Crilly.

Niño rico, niño pobre

No es el triunfo de David y de Goliat. Es EL triunfo de David sobre Goliat.

Desde que se creó la Liga Premier en 1992 solo cinco equipos se habían quedado con los títulos.

Leicester

A excepción de una memorable temporada del Blackburn Rovers en 1995 –que no en vano tenía jugadores como Alan Shearer, el máximo goleador en la historia de la competición–, la liga inglesa se la habían repartido entre el Arsenal, el Manchester United, el Manchester City y el Chelsea.

Y para tener la dimensión de la brecha entre grandes y chicos, basta comparar nóminas actuales. De acuerdo al portal Transfer Market la de los Zorros costaba al inicio de la temporada US$70 millones.

El Manchester United (13 veces campeón): US$450 millones.

Chelsea (4 veces campeón): US$541 millones.

Arsenal (3 veces campeón): US$481 millones.

Manchester City (2 veces campeón): US$548 millones.

De nuevo, las cifras ahogan las palabras: casi seis o siete veces lo que cotiza el flamante campeón del centro de Reino Unido.

Solo los maniquíes tienen camisetas

Hace un mes, la tienda de mercaderías que está ubicada dentro del estadio King Power, donde juega de local el Leicester City, anunció que se había quedado sin stock de camisetas del equipo.

Camisetas

Solo nos quedan las que tienen los maniquíes en las vitrinas“, le dijeron a un medio local.

Desde Tailandia, sede del principal patrocinador del equipo –el gigante de las tiendas Duty Free de los aeropuertos, King Power–, también anunciaron que el fenómeno los había dejado sin camisetas para celebrar.

Y por esa razón ya algunas personas comenzaron a subastar por internet lo que ahora son consideradas “joyas”, especialmente por su escasez: camisetas de esta temporada histórica.

Algunos, como el usuario de eBay jahayr6, venden sus camisetas firmadas por el delantero estrella Jamie Vardy en US$1.400. Otros se acercan a los US$500.

Aunque Puma, quien produce las camisetas del club, no respondió sobre este tema cuando fue consultada por BBC Mundo, sí informó sobre un nuevo suministro de equipamiento a las tiendas del club.

Pero eso parece que podría cambiar cuando sea lanzada este 7 de mayo la nueva camiseta… y el sueño de los Zorros ahora sea la Liga de Campeones.

Y lo más importante: la espera

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Secuestros, tortura y violencia sexual, la histórica imputación a la antigua cúpula de las FARC en Colombia

La acusación de este jueves supone la primera vez desde la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016, que se atribuye responsabilidad criminal a los antiguos líderes de las FARC.
Reuters
29 de enero, 2021
Comparte

En una resolución esperada por miles de víctimas del conflicto armado interno de Colombia, este jueves se produjo la primera acusación del tribunal especial para la paz contra antiguos líderes de las FARC por una de sus prácticas más temidas, el secuestro.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia acusó a ochos miembros del Secretariado de las desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de crímenes de guerra y de lesa humanidad por los secuestros cometidos durante décadas.

Es la primera vez desde la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016 que la JEP, un tribunal especial creado a raíz de ese acuerdo, atribuye responsabilidad criminal a los antiguos líderes de las FARC.

La JEP determinó que los ocho miembros del máximo órgano de decisión de la guerrilla tienen “responsabilidad de mando” por los abusos y horrores que sufrieron los secuestrados.

En concreto, los acusados son Rodrigo Londoño, alias Timochenko, último jefe de la antigua guerrilla y actual presidente del partido Comunes, surgido de la desmovilización de las FARC; los senadores Julián Gallo y Pablo Catatumbo; y los también exjefes guerrilleros Jaime Alberto Parra, Milton de Jesús Toncel, Juan Hermildo Cabrera, Pastor Alape y Rodrigo Granda.

Qué dice la acusación

La JEP atribuye a los líderes de la guerrilla delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra por graves conductas vinculadas al secuestro como homicidio, tortura, atentados a la dignidad personal, violencia sexual y desplazamiento forzado.

El excomandate guerrillero Rodrigo Londoño, alias Timochenko

EPA
Rodrigo Londoño, alias Timochenko, es uno de los acusados por la JEP.

El tribunal consideró que los secuestros no fueron errores de guerra de los excombatientes o necesidades o excesos de la guerra, como han pretendido justificar los antiguos jefes de las FARC, “sino que son crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad“.

La Sala de Reconocimiento de la JEP determinó que las víctimas sufrieron por “saberse definidos como un objeto para canje”, por la separación de sus familias, por la intimidación constante que rompió vínculos afectivos y por la incertidumbre y terror causado, principalmente en los secuestros de larga duración.

“Se evidencia de manera consistente el sufrimiento causado a las familias por el ocultamiento de la suerte de los secuestrados, la venta del cadáver, el doble pago del rescate, cambiar un familiar que pagó por otro y cobrar de nuevo, burlas, amenazas e insultos y otras formas de vulneración emocional sin consideración del sufrimiento”, expresó este jueves la magistrada de la JEP Julieta Lemaitre Ripoll.

Eduardo Cifuentes y Julieta Lemaitre, magistrados de la JEP

EPA
La Jurisdicción Especial para la Paz es una instancia creada a partir de los acuerdos de paz de noviembre de 2016 en Colombia.

A partir de este jueves, los acusados tienen 30 días para aceptar o no su responsabilidad en los hechos imputados.

Si lo hacen, recibirán sanciones especiales que comprenden restricciones efectivas de la libertad, aunque no en prisión.

En caso de que no la acepten, se exponen a la apertura de un juicio criminal que puede conducir a la imposición de penas de prisión hasta de 20 años.


Un importante paso

Análisis de Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo en Colombia

De los crímenes ejecutados por las FARC, el secuestro fue probablemente el que más heridas generó entre los colombianos, que siguieron el cautiverio de políticos, militares y ciudadanos durante años y, a veces, décadas.

En septiembre, exlíderes de las FARC pidieron perdón por la práctica en un gesto inédito que, sin embargo, fue recibido con escepticismo por millones de personas que exigen hechos más allá de las palabras.

La imputación de la JEP este jueves al antiguo secretariado de la guerrilla es precisamente eso: un procedimiento legal que aporta verdad y reparación a las víctimas.

Madre de secuestrado

AFP
De los 37.000 secuestros que se registraron durante la guerra en Colombia, casi 9.000 fueron perpetrados por las FARC.

Es probable que ahora, tras casi cinco años de la firma del acuerdo de paz, la JEP empiece a generar más imputaciones a exguerrilleros por delitos como la extorsión, los atentados a poblaciones, desplazamiento forzado y torturas.

La corte de justicia transicional adquiere así, por primera vez, argumentos concretos en contra de sus críticos del partido uribista de gobierno, el Centro Democrático, que la ven como un mecanismo de impunidad más que de justicia.

Se espera que este año se publique el informe de la Comisión de la Verdad, un ente adscrito a la JEP encargado de explicar las causas y consecuencias de la guerra de 60 años en Colombia.

Son las pautas de un polémico acuerdo de paz que lentamente, y no sin obstáculos, empieza a mostrar resultados.

Lo que sí parece lejano, sobre todo ante la oleada de violencia y producción de cocaína que vive actualmente le país, es que la mayoría de colombianos se pongan de acuerdo en que la guerra quedó atrás.


El primero de varios procesos

El enjuiciamiento de la práctica de los secuestros es el primero de siete grandes procesos de los que se encarga la JEP, que no juzga casos individuales.

Desde ahora, el Caso 01, conocido como “Retención ilegal de personas por parte de las FARC”, pasa a denominarse “Toma de rehenes y otras privaciones graves de la libertad”.

Vigilia de miembros del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

Reuters
Muchos de los desmovilizados de las FARC pasaron a formar parte del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

La decisión anunciada por la JEP causó gran impacto en Colombia, que durante los años 90 y comienzos de este siglo fue el país con más secuestros del mundo.

“Saludamos que en este momento ya haya un pronunciamiento, (aunque) un poco demorado, y esperamos que ahora se acelere un poco más la aplicación de esas penas”, le dijo a la Agencia Efe el general retirado de la Policía Luis Herlindo Mendieta, que cayó en manos de las FARC junto con 60 de sus hombres a finales de los años 90 y permaneció secuestrado durante casi 12 años.

“Que hoy la JEP esté dando este paso es un avance, ahora estaremos pendientes de si se aplica justicia. Se habla siempre de que esta Jurisdicción es restaurativa, pero como lo decía uno de los secuestrados recientemente: ‘Mientras no haya reparación no hay justicia'”, añadió Mendieta.

El pasado 15 de septiembre, los ocho miembros del Secretariado de las FARC pidieron perdón públicamente a sus víctimas de secuestro y a sus familias y reconocieron que ese delito “solo dejó una profunda herida en el alma de los afectados e hirió de muerte nuestra legitimidad y credibilidad”.

El secuestro como financiación

La guerra en Colombia, que para algunos no ha terminado, dejó un total de 262.000 muertos, 80.000 desaparecidos, 8 millones de desplazados y 37.000 secuestros entre 1958 y 2016, según datos del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Iván Márquez, junto a Santrich y "El Paísa"

Getty
Iván Márquez, junto a Santrich y “El Paisa”, anunció que retoma las armas. Son las denominadas disidencias de las FARC.

La mitad de las víctimas mortales son atribuidas a los paramilitares, grupos armados ilegales que luchaban contra las guerrillas.

Y un cuarto de los secuestros, 8.600, fueron cometidos por las FARC.

La guerrilla campesina utilizó el secuestro como arma de guerra desde sus inicios, pero con el tiempo la razón política fue remplazada por una forma de financiación y extorsión, además de ser un mecanismo de ordenamiento territorial dentro de su estructura militar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=d1kdOny_ufM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.