¿Cómo se originó la superstición del viernes 13?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
BBC Mundo

¿Cómo se originó la superstición del viernes 13?

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13. Pero qué historia podría estar detrás de la combinación de ambos elementos: la de un accidente desafortunado de un club de alegres caballeros.
BBC Mundo
Por Trevor Timpson, BBC Mundo
13 de mayo, 2016
Comparte

Hoy es viernes 13, y si eso nos preocupa, quizás podemos echar la culpa a un grupo de caballeros estadounidenses que eran enemigos jurado las supersticiones.

Desde tiempos inmemoriales muchos han temido los viernes y los días 13.

Pero, ¿por qué se juntaron ambos temores para generar una creencia con vida propia en el mundo angloparlante?

En Hispanoamérica, en cambio, la superstición se aplica a los martes 13.

En cuanto a los países de habla inglesa, las razones no parecen ser místicas.

“Desde el punto de vista astrológico, no hay necesidad de preocuparse por el viernes 13”, dice Robert Currey, de Equinox Astrology.

Las fechas y días de la semana solían estar estrechamente relacionados con los movimientos planetarios y las fases de la Luna en un sistema que se remonta a los babilonios, explica, pero ya no es el caso.

Sonia Ducie es una consultora de numerología que cree firmemente en la energía innata de los números. El 13 “tiene que ver con la transformación y el cambio”, señala.

Ducie considera al viernes el quinto día de la semana que se asocia con el movimiento.

“Uno puede ver cómo con esos dos números juntos podrían ser muy inquietos”, pero aclara: “Depende de nosotros. La energía es neutral”.

¿Por qué surgió esta superstición combinada?

En 1907, un libro llamado “Viernes, el XIII” fue publicado por un corredor de bolsa llamado Thomas Lawson. Fue la inspiración para la mitología del viernes 13 que culminó con las películas y las series de televisión en los 80.

El libro de Lawson es una fábula oscura de Wall Street cuyo personaje central genera bonanzas y caídas en el mercado para vengarse de sus enemigos, dejando a muchos en la miseria y la ruina.

Y se aprovecha de los temores que la fecha viernes 13 podía generar en los negociantes.

Viernes 13
En 1907 el miedo del viernes 13 ya era una superstición establecida.

“Cada hombre en la bolsa y en Wall Street tiene su ojo puesto en él. En viernes 13 rompería el mejor mercado alcista (bull market) de la historia que estaba en marcha”, dice uno de los personajes.

Así que en 1907 el miedo de esa fecha ya era una superstición establecida. No lo era un cuarto de siglo antes.

The Thirteen Club (El club del trece), una reunión de caballeros alegres decididos a desafiar todas las supersticiones, se reunió por primera vez el 13 de septiembre 1881 (un miércoles) a pesar de que se organizó formalmente el viernes 13 de enero de 1882.

Se reunían el día 13 de cada mes, se sentaban en la mesa 13, rompían espejos, derramaban sal con exuberancia y llegaban a la cena caminando bajo escaleras cruzadas.

Los informes anuales del club especificaban cuidadosamente cuántos de sus miembros habían muerto y cuántos habían fallecido durante el año siguiente tras asistir a una cena en el club.

Fue fundado por el capitán William Fowler en su restaurante Cottage Knickerbocker en la Sexta Avenida de Manhattan, en Nueva York.

A Fowler se lo asociaba con “la buena camaradería, un gran corazón y una caridad sencilla y sin ostentación”.

Como mariscal del club, “siempre lideró el camino valientemente y sin temor hacia la sala del banquete”, aseguró el “gobernante jefe” del club, Daniel Wolff.

Espejo roto
El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y se realicen ejecuciones otros días también.

El diario estadounidense The New York Times informó que en la primera reunión, el comensal número 13 estaba retrasado, y Fowler presionó a uno de los camareros para que compensara la ausencia del comensal que completaría el número de mala suerte.

“A pesar de sus gritos estaba siendo empujado por debajo de las escaleras cuando llegó el invitado que faltaba”, narró el diario.

El primer objetivo del club era el temor de que si 13 personas cenaban juntas una podría morir pronto. Pero una segunda superstición surgió poco después.

En abril de 1882, se adoptó una resolución que deploraba el hecho de que el viernes había sido “considerado durante muchos siglos un día de mala suerte… por motivos sin sentido”.

El club hizo un llamado al presidente de Estados Unidos, a gobernadores y jueces para dejar de elegir al viernes como el día de “colgar” gente y que se realizasen ejecuciones otros días también.

Pero no hay ninguna señal en el club de la mezcla de la superstición del viernes con el 13.

Debió aparecer en algún momento entre 1882 y la publicación del libro de Lawson en 1907.

¿Responsabilidad de los enemigos de la superstición?

¿Podría ser culpa del propio club?

Allí aprovechaban cada oportunidad para ridiculizar ambos temores.

El diario Los Angeles Herald informó en 1895: “Cada vez que durante los últimos 13 años el viernes ha caído el 13 del mes, esta peculiar organización nunca ha dejado de celebrar una reunión especial para regocijarse”.

El club se enorgullecía de que había puesto la superstición en el centro de atención. Su fama era grande: de los 13 miembros originales se había pasado a cientos a comienzos del siglo XX. Y se habían fundado clubes similares en otras ciudades de Estados Unidos y en Londres.

“Dos de estas supersticiones vulgares que han combatido con decisión y sin inmutarse”, escribió el integrante Charles Sotheran a otros miembros del club en Nueva York en 1883, “es decir, la creencia en que el 13 es un número de mala suerte y el viernes un día de mala suerte. Han creado un sentimiento popular a favor de ambos”.

Sotheran debe haber querido decir que “hicieron los viernes y el 13 menos impopulares”, pero su frase es ambigua y podría haber significado “hicieron las supersticiones populares”. ¿Fue esta interpretación la que estableció la superstición en la opinión pública?

La doctrina del The Thirteen Club era “que la superstición debía ser atacada y combatida y expulsada de la Tierra”.

Si por el contrario generó una de las supersticiones más comunes y persistentes, fue de hecho un accidente desafortunado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Científicos investigados por FGR usarán sentencia de la Corte como prueba de defensa

Una de las pruebas más importantes será la sentencia de la Suprema Corte en la que reconoce la legalidad del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A. C., y su relación jurídica con el Conacyt.
Cuartoscuro
7 de octubre, 2021
Comparte

Un mes después de enterarse de la existencia de un proceso judicial y dos solicitudes fallidas de aprehensión en su contra, científicos y académicos del Conacyt comenzaron a tener acceso a la carpeta de investigación del proceso judicial integrada por 10 tomos, y con ello, comenzarán a reunir las pruebas para su defensa en las próximas semanas. 

Una de las pruebas más importantes será la sentencia de la Suprema Corte de la Nación (SCJN), emitida en agosto pasado, en la que reconoce la legalidad del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A. C., y su relación jurídica con el Conacyt, lo que contradice el argumento central de la denuncia de la Fiscalía, afirma Gabriela Dutrénit, excoordinadora de la asociación una de las acusadas. 

Según la Fiscalía, el Foro Consultivo recibió más de 200 millones de pesos de recursos públicos para realizar una actividad que ya hacía el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), por lo que considera que se trató de un desvío de recursos y acusó a los investigadores de los delitos de lavado de dinero, delincuencia organizada, peculado y uso ilícito de atribuciones y facultades.

Sin embargo, la existencia del Foro Consultivo estaba prevista en la Ley General de Ciencia y Tecnología de 2002, en la que mandató la existencia de un organismo autónomo de consulta y representatividad de la comunidad científica en la toma de decisiones públicas, mientras que en el estatuto orgánico del Conacyt establecía que dicho Foro debía conformarse como una asociación civil. 

Debido a ello es que el Conacyt  administraba recursos al Foro Consultivo cada año. Sin embargo, en  2019, el Consejo dejó de hacerlo, por lo que la asociación civil interpuso un amparo para el restablecimiento. Lograron que el Juez Décimo Sexto de Distrito en materia administrativa, Gabriel Regis, dictara una sentencia en primera instancia reconociendo el derecho del Foro Consultivo a recibir recursos que les permitiera operar.  

El Conacyt debía restablecer la entrega de recursos y de no hacerlo cometería desacato, pero inició otro procedimiento al inconformarse en segunda instancia. Finalmente el caso fue atraído por la Suprema Corte de Justicia con el Amparo de Revisión 76/202. 

En diciembre de 2019, el Consejo reformó su estatuto orgánico para modificar la personalidad jurídica del Foro Consultivo y dejarlos sin personalidad ni patrimonio jurídico propio. Por eso es que en julio, la Corte resolvió sobreseer el caso, al considerar que con el cambio de situación jurídica del Foro ya no era posible entrar al estudio de fondo.

Pero en el análisis del caso, previo a la reforma de estatutos, la Corte había reconocido al Foro Consultivo como “colaboración institucional” entre el Conacyt y el Foro, como estaba previsto en la normatividad. 

Por eso es que “esa sentencia es fundamental porque es la defensa de que recibíamos recursos de Conacty porque teníamos que recibirlos para cumplir las funciones que la ley le había dado”, afirma Gabriela Dutrénit. 

El Conacyt, en cambio, interpuso una denuncia por presunto uso irregular de recursos que fue turnada a la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada (FEDO) y en la investigación se establece que la Ley de Ciencia y Tecnología no justificaba la constitución de una asociación privada sino solo la creación de un órgano colegiado que debió funcionar siempre desde el Conacyt. Por lo tanto, considera que todo lo desarrollado por esta asociación se convierte en una operación criminal

Leer más | FGR tendrá que rearmar acusación contra académicos de Conacyt

De ahí que la Fiscalía intentó en dos ocasiones la aprehensión de 31 académicos por dichos delitos y fueran recluidos en Almoloya de Juárez, Estado de México, un penal de alta seguridad, pero el juez lo negó debido a la falta de argumentos legales.

“Esto es tan injusto que debe haber gente muy maliciosa detrás de esto para hacer una acusación de esta naturaleza. Dimos todo lo que teníamos, todo nuestro conocimiento para apoyar al Foro, apoyar a la comunidad científica, apoyar al país y de pronto te llegan con estas acusaciones falsas, porque nosotros seguíamos la ley paso por paso, es inaudito”, sentencia Dutrénit. 

Pero al menos, dijo, el acceso a la carpeta de investigación es un avance en la confianza en el Poder Judicial. “Uno siente que empieza a operar la justicia, que el Poder Judicial esté tomando decisiones de forma independiente. A pesar que un poco tarde, pero finalmente nos dan acceso a las carpetas, vamos a poder probar que somos inocentes”.

Este 6 de octubre también acudió a declarar Patricia Zúñiga, fundadora del Foro Consultivo, quien se reservó su derecho a declarar ante la FGR y dijo que estará a la espera de que le envíen la carpeta de investigación para conocer su contenido; rendirá su declaración por escrito. Para este jueves están citados Julia Tagüeña y José de Jesús Franco. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.