close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Cuartoscuro
El emotivo abrazo en la frontera con EU entre madre e hija separadas desde hace 6 años
Por tercera vez, la puerta de emergencia de la valla entre San Diego y Tijuana se abrió brevemente para que varias familias se reunieran.
Foto: Cuartoscuro
Por Katy Watson // BBC Mundo
1 de mayo, 2016
Comparte

Durante seis años sólo pudieron rozarse las yemas de los dedos de vez en cuando a través de la verja que separa México de Estados Unidos.

Este sábado 30 de abril, Gabriela Esparza y su madre, María del Carmen, por fin se abrazaron. Aunque fuera por sólo tres minutos con motivo de la celebración del Día del Niño.

Ese es el tiempo que tuvo cada una de las seis familias para encontrarse físicamente tras años separados a un lado y otro de la frontera.

Por tercera vez, la puerta de emergencia de la valla entre San Diego y Tijuana se abrió brevemente para que varias familias se reunieran.

Ni los guardias fronterizos pudieron reprimir sus lágrimas. Una de esas familias es la de Gabriela, de 25 años.

Y es que Gabriela o Gabi, como llama su madre, vive en San Diego, en Estados Unidos. María del Carmen, en Tijuana, México.

Es el tercer año que la puerta de emergencia de la valla se abre por unos minutos para el reencuentro de varias familias.

Es el tercer año que la puerta de emergencia de la valla se abre por unos minutos para el reencuentro de varias familias.

En busca de algo mejor

“Todo es bueno, me encanta esto”, dice a la BBC Gabriela, en un perfecto inglés y satisfecha con el país que la acogió.

Llegó a Estados Unidos en 2001. Primero, en 1976, se trasladó su padre. Luego fue llegando el resto de la familia. Todos entraron de manera ilegal.

“Mis padres vinieron buscando algo mejor para nosotros”, afirma Gabriela, cuyo padre es residente estadounidense y atraviesa la frontera cada día para trabajar en San Diego.

Y aunque Gabriela, que tiene un hijo, encontró ese algo mejor, no fue fácil. Su hermano mayor fue deportado, sus padres se separaron, su madre regresó a México para ayudar a otra hija enferma.

Y Gabriela se quedó sola.

En 2012 se benefició del programa DACA, que permite a ciertas personas que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños continuar en el país durante un período de dos años, sujeto a renovación.

Gabriela pudo así estudiar y trabajar. “Fue una bendición increíble. Me dio la oportunidad de trabajar legalmente”.

Sin embargo, no puede viajar a México.

“Queremos tocarnos”

Por ello, la relación con su madre, sus hermanos y sus sobrinos es a través de llamadas y mensajes de texto.

De vez en cuando se ven a través de la verja en el llamado Parque de la Amistad.

“Hablamos por tres horas, metemos el dedo pequeño por el agujero y la puedo tocar”, cuenta.

“Es triste porque podemos vernos, pero queremos tocarnos”, dijo a BBC María del Carmen, de 54 años, antes del encuentro con su hija.

“Sólo tocamos lo que son las yemas del dedo. Un dedo completo no entra en el área de las rejas“.

María del Carmen no sólo atravesó una vez el desierto, sino dos. Recuerda especialmente el paso de 2001. “Por el cerro, sin zapatos, con las uñas todas que se me cayeron de tropiezos y tropiezos”.

Aún tuvo que volver a hacerlo en 2004 tras haber regresado a México por el fallecimiento de su padre.

En 2009 se rompió su matrimonio y tuvo que elegir entre acompañar a una de sus hijas, que estaba enferma, de vuelta a México o quedarse con Gabriela, que decidió continuar en Estados Unidos.

Durante unos minutos, la puerta de emergencia se transforma en "Puerta de la Esperanza".

Durante unos minutos, la puerta de emergencia se transforma en “Puerta de la Esperanza”.

Una “droga”

María del Carmen considera Estados Unidos como una “droga”, pese a que su hijo mayor pasó por muchos problemas y estuvo año y medio en prisión antes de ser deportado.

“El que prueba Estados Unidos ya no puede vivir bien en México”, dice, “agradecida” al país en el que su hija ha decidido de momento pasar su vida.

“Se ha superado”, dice orgullosa y sentada junto a su marido, al que ha perdonado y con el que ha vuelto tras años separados. “Si papá y mamá están bien, los hijos van a estar bien”, asegura.

Pese a los años, aún siente culpa por su ausencia.

“La dejé desamparada”, se repocha. “No logró lo que ella quería. Quería irse a una misión con la iglesia y se vino todo abajo. Ha logrado más que los demás en el lugar que está, pero no del todo”, lamenta.

No a Trump

Ellas han sufrido, como muchas familias, la separación.

Por ello, no quieren hablar de más muros, como el que promete Donald Trump si llega a ser presidente de Estados Unidos.

“Si ya se ven casos de separación familiar, pienso que con este señor se van a hacer más”, teme María del Carmen.

“Ya lo vivo con mis hijos y mis nietos y es muy triste. Si vienen a refugiarse (en Estados Unidos) es porque tienen mejor forma de vivir, mejores estudios”, justifica.

Coincide Gabriela al otro lado de la frontera. “Hay mucha gente deportada. Se llevarán muchas cosas. Sólo espero que no gane. Mejor que no. Es injusto lo que hace”.

“Espero que algo cambie, que toque su corazón y haga las cosas diferentes”

Enrique Morones, fundador de la ONG Border Angels (Ángeles de la Frontera), la organización detrás de la idea de abrir la verja por unos minutos, no menciona a Trump, pero también pide “construir puentes” en lugar de muros.

Gracias a su iniciativa, Gabriela y María del Carmen se reencontraron, se tocaron y se abrazaron. Aunque sólo fuera por tres minutos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Cuartoscuro
Maestros aprueban examen de ingreso para obtener una plaza y solo consiguen contratos eventuales
Maestros de Baja California Sur y Sinaloa reclaman una plaza docente tras presentar y aprobar el examen de ingreso, pero solo consiguen trabajo eventual. No saben cuál será su situación si eliminan la prueba docente.
Cuartoscuro
5 de abril, 2019
Comparte

Mientras la Reforma Educativa está congelada en la Cámara de Diputados, cientos de maestros de educación básica en Baja California Sur y Sinaloa reclaman una plaza docente tras presentar y aprobar el examen de ingreso durante los últimos cinco años.

En este tiempo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) en los estados solo les ha dado contratos eventuales, por lo que reclaman una plaza definitiva, sobre todo porque no saben qué pasará con sus casos en caso de eliminar la obligatoriedad del examen para obtener una plaza, como lo propone la iniciativa de reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Prueba de ello es que hasta 2018, un millón 791 mil 777 personas presentaron alguna evaluación para ingreso o promoción (ascenso) en el servicio docente, según información de la SEP. Del total, solo 187 mil consiguieron una plaza de nuevo ingreso o promoción en educación básica y media superior, lo que significa que 10 % de los concursantes fueron contratados de manera definitiva.

Lee también: Educación especial segrega y pone barreras; ONG y organismos proponen eliminar modelo de la Reforma educativa

Debido a que la demanda es mayor a la oferta, cada vez que un maestro presenta un examen y lo acredita es considerado como “idóneo” y la SEP lo ubica en una lista de “prelación”, y conforme al puntaje obtenido es ubicado de mayor o menor y así les asignan las plazas disponibles.

Sin embargo, en el caso de Baja California Sur, por ejemplo, en un año hubo apenas ocho plazas disponibles para entregar, mientras que en primaria, el máximo fue de 130.

Antonio Virgilio, uno de los maestros entrevistados, consiguió la posición 54 en el primer año que participó en el examen, en 2014, pero de las 130 plazas disponibles, la mayoría fueron entregadas para egresados de las normales y solo 24 para egresados de otras universidades.

Esto como parte del acuerdo entre el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la SEP para dar prioridad a estudiantes de las Normales durante los primeros dos años de operación de la Reforma Educativa.

Por eso, en cinco años que se ha realizado el examen se van acumulando los maestros “idóneos” sin que haya plazas suficientes para colocarlos a todos.

De hecho, este año el panorama no cambiará para los maestros. En la convocatoria para el examen del ciclo escolar 2019-2020 no se oferta ninguna plaza de nueva creación, ni vacantes definitivas o temporales. Solo se abrieron 108 lugares para maestros de inglés de primaria.

Pero eso no significa que no hay demanda de maestros, sino que no hay presupuesto para las plazas. Por eso es que Virgilio ha trabajado con contratos eventuales con vigencia de seis meses durante cinco años, y con un sueldo de 3 mil 857 pesos quincenales que eroga el gobierno del estado; además, cada año debe repetir el examen de ingreso y acreditarlo para mantenerse como eventual con la esperanza de conseguir una plaza definitiva.

“Somos mano de obra barata para la SEP. Ganamos poco y tenemos incertidumbre laboral. Además, el 31 de mayo pierde vigencia nuestra ‘idoneidad’ del último examen y no sabemos qué pasará con nosotros después de la Reforma Educativa”, cuenta en entrevista.

Cuando el presidente López Obrador visitó Baja California Sur, como parte de la gira de agradecimiento tras el triunfo electoral, los maestros le entregaron una solicitud para que atendiera sus casos. Les prometió que conseguirían su plaza, pero hasta el momento no han recibido ninguna otra comunicación.

Los maestros de Sinaloa están en la misma situación. De hecho el 12 de febrero pasado enviaron una carta al presidente y al secretario de Educación, Esteban Moctezuma, para exponer la misma problemática.

AMLO propone Reforma Educativa sin la evaluación presupuestal que marca la ley

Solo del ciclo escolar 2018-2019, mil 370 maestros resultaron idóneos, pero no han sido contratados. Incluso “se han asignado plazas a maestros que no han presentado el examen” y cuando los que sí han concursado reclaman ante la autoridad educativa del estado les responden que no hay más espacios de trabajo.

El año pasado “800 maestros asistieron a un evento de prejubilación y al inicio del ciclo escolar ya no se presentaron a trabajar”, y ningún idóneo fue contratado, exponen en la carta.

Una maestra de Sinaloa, que prefiere el anonimato, hizo un examen en 2018 y está en una lista con más de mil personas idóneas, pero apenas han contratado a poco más de 400. “La mafia de la CNTE está a todo lo que da todavía con la venta de plazas o tráfico de influencias”, dice.

Maestros de la 4ta

Los cientos de docentes que han intentado obtener una plaza en los últimos cinco años y no pertenecen al SNTE ni al ala disidente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) formaron desde enero pasado el movimiento “Profesores de la 4ta transformación de Baja California Sur”, con la intención de presionar y conseguir alguna solución.

A través de Facebook y WhatsApp se comunican y organizan. Por grupos recabaron el registro de aquellos docentes que acreditaron el examen y son “idóneos”, pero no han obtenido plaza. Según sus cálculos, suman 900 maestros del estado en esa situación.

La semana pasada consiguieron un encuentro con el secretario de Educación de la entidad, Héctor Jiménez, quien les dijo que “no podía prometer nada” sobre las plazas y que hasta el momento la Reforma Educativa seguía vigente y no había certeza de lo que puede ocurrir.

El presidente Andrés Manuel López Obrador propuso en diciembre pasado al Legislativo la eliminación de la evaluación docente, es decir “derogar” la Reforma Educativa del expresidente Enrique Peña Nieto. Pero en la nueva iniciativa no se incluye cuál sería el mecanismo de asignación que sustituiría los exámenes para obtener una plaza.

Este 2 de abril, el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados informó que no hay fecha para subir la Reforma Educativa al pleno ya que se agotará el diálogo con los maestros y los grupos parlamentarios. 

Justamente el punto de discusión es el mecanismo para asignar las plazas docentes. Hasta antes de la reforma, existía la práctica de venta y herencia, pero con la reforma, se estableció la obligatoriedad de realizar examen.

Por ello, en las últimas semanas la disidencia magisterial agrupada en la CNTE ha realizado movilizaciones y plantones en la Cámara de Diputados y Senadores con lo que impidió la discusión del dictamen en las comisiones de Educación y Puntos Constitucionales que dictaminarían la iniciativa.

De acuerdo con la diputada de Movimiento Ciudadano Martha Tagle, no se puede llegar a un acuerdo con la CNTE porque “no están interesados en un proyecto educativo que le sirva a México, lo único que buscan es el control de espacios, plazas y recursos”.

Te puede interesar: Gobierno de EPN gastó 3 mil mdp en promoción de la reforma educativa

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.