El gobierno de Veracruz responde a investigación de Animal Político sobre empresas fantasma
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

El gobierno de Veracruz responde a investigación de Animal Político sobre empresas fantasma

El Gobierno de Javier Duarte da su versión sobre la red de empresas fantasma
Cuartoscuro
24 de mayo, 2016
Comparte

cintillo-empresas-fantasma-de-veracruz

ACTUALIZACIÓN:

El coordinador de Comunicación Social del gobierno de Veracruz, Alberto Silva, escribió en su cuenta personal de Twitter sobre el  reportaje Desaparece el gobierno de Veracruz 645 millones de pesos; entrega el dinero a empresas fantasma que Animal Político publicó hoy.

Los tweets señalan que la tesis del reportaje de que el Gobierno de Veracruz “utilizó empresas fantasmas ha quedado destruida”.

Ante esto, reiteramos: el reportaje no señala que los contratos no se hayan pagado a esta red de empresas -cuyos dueños afirman no serlo y sus sedes son en realidad casas ubicadas en zonas populares-, sino que los productos que se compraron a esas empresas no llegaron a manos de la población vulnerable veracruzana a la que iban destinados, o el Gobierno de Veracruz señaló que no tiene constancia de ello. Es el caso, por poner sólo un ejemplo, de cinco contratos que la Sedesol local entregó para la adquisición de productos que se entregarían a través de tiendas comunitarias que nunca se crearon.

El mismo nombre de uno de los contratos (el LS-105T55555-214-13-214 ) que entregó esa dependencia señala que estos productos se entregarían a través de esas tiendas en zonas marginadas: “Objeto:adquisición y suministro de productos de limpieza e higiene para el hogar a través de tiendas comunitarias en zonas marginadas”. Pero Jesús González Herrera, coordinador del programa Adelante de la Sedesol local, el cual implementaría estas tiendas,  señaló en entrevista que estas tiendas nunca existieron por falta de presupuesto.

Eso sólo para poner un ejemplo.

Animal Político pidió a Alberto Silva su postura sobre este caso desde el miércoles 18 de mayo. Incluso, ese mismo día se le envió un correo electrónico con dos archivos: la base de datos completa de los 73 contratos y los montos, y una síntesis del reportaje junto con dudas específicas sobre el accionar del Gobierno y el destino de los productos que se compraron a estas empresas. Su respuesta fue que, debido a la veda electoral por los comicios del 5 de junio, no podía responder a las dudas y requerimientos.

NOTA ORIGINAL:

El gobierno de Veracruz respondió al reportaje de Animal Político en el que se señala irregularidades en la entrega de 73 contratos a 21 empresas .

Este martes, Animal Político publicó el reportaje Desaparece el gobierno de Veracruz 645 millones de pesos; entrega el dinero a empresas fantasma, donde se señala que funcionarios cercanos al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, entregaron contratos a una red de empresas fantasma para la compra de productos que debían destinarse a población vulnerable, pero que nunca llegaron a su destino.

En una carta Alberto Silva Ramos, coordinador general de Comunicación Social del Gobierno del estado, señala que todas las empresas señaladas en el reportaje con las que trabaja el Gobierno de Veracruz  estaban debidamente registradas y las licitaciones se realizaron conforme a la ley.

Añade que las empresas estaban registradas en un padrón de proveedores y contratistas, y que deben cumplir con requisitos como acta constitutiva, alta ante la Secretaría de Hacienda, comprobante de domicilio de la empresa y estados financieros auditados, entre otros.

El gobierno de Veracruz señala que los contratos fueron licitados conforme a la Ley de Adquisiciones, que las empresas siguen activas y que en el momento de su contratación contaban con la documentación necesaria para poder participar en las licitaciones.

En cuanto a los bienes y productos que se compraron a estas empresas, el gobierno señala que éstas cumplieron con las metas de los contratos y que cuenta con fotografías que demuestran que los bienes y productos contratados fueron aplicados.

Esta es la respuesta completa que dio el gobierno de Veracruz a Animal Político:

Respuesta del Gobierno de Veracruz

 

La respuesta de Animal Político punto por punto:

  1. El reportaje menciona que en efecto, las empresas se registraron en el padrón de proveedores para recibir los contratos en 2012 y 2013. Pero la ley marca que dicho registro se renueva anualmente y, hoy en día, las compañías involucradas ya no están en ese padrón.
  2. El reportaje menciona que los contratos se licitaron conforme a la ley  Sin embargo, en ningún caso hubo una licitación abierta y en las licitaciones simplificadas los ganadores siempre fueron estas empresas.
  3. El reportaje no hace ninguna referencia -ni en esta ni en las entregas posteriores- respecto a que el RFC de las compañías esté inactivo, ni que no contaran con la documentación al momento en que fueron contratadas. En el papel las empresas existen, pero las sedes donde dicen están ubicadas, no. Tampoco quienes aparecen en el papel como socios de estas compañías, aceptan serlo.
  4. El reportaje no afirma que el gobierno del Estado no haya pagado los contratos. Tampoco menciona que el proveedor no haya entregado al gobierno lo contratado, sino que los beneficiarios para quienes iban dirigidos no los recibieron o no se entregó una constancia vía transparencia a Animal Político de ello, como se solicitó oportunamente.
  5. Animal Político solicitó vía transparencia el soporte documental que ampare que los bienes de estos contratos en específico llegaron a los beneficiarios y que éstos los recibieron. Las respuestas (que serán publicadas) iban desde que no había lista de damnificado, hasta que había un padrón de beneficiarios pero no se podían transparentar firmas de recepción para no revelar “datos personales”. Hay bienes que se distribuirían en tiendas comunitarias que, como documenta el reportaje, no existieron. Y en el caso de la entrega de materiales a las escuelas, la única referencia que se entregó fue que llegaron a “diversas escuelas del estado” , ni ofrecer ningún dato que pueda ser verificable. Animal Político visitó 10 escuelas al azar, ante la falta de una referencia mínima, y en ninguna de ellas se recibieron estos productos.
  6. El contrato no hace ninguna referencia a las cuentas por cobrar.
  7. La tesis del trabajo es que se contrataron a empresas y que los bienes adquiridos no llegaron a manos de los beneficiarios. Se documentó la naturaleza de las empresas y se solicitó vía transparencia el amparo de que los bienes llegaron a manos de los beneficiados. Las respuestas fueron en el sentido ya descrito.

Cabe señalar que desde la semana pasada Animal Político entregó toda la información de este reportaje al Gobierno de Veracruz en espera de una respuesta. Se señaló que no se daría ni siquiera un posicionamiento por la “veda electoral”.

Aquí pueden descargarse los documentos que se utilizaron para la realización de este reportaje.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: el gráfico que te ayuda a evaluar el riesgo de contagio en una reunión social

Científicos de la Universidad de Oxford y MIT advierten que hay que considerar distintos factores como la ventilación del local o el volumen de voz de los asistentes, entre otros.
9 de octubre, 2020
Comparte

¿Cuán seguro es atender a un evento o reunión en medio de la pandemia de covid-19?

Con el número de casos todavía en aumento en todo el mundo, puede que te preguntes cuán prudente es asistir a esa reunión familiar o a ese cumpleaños que te invitaron.

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, quiere ayudar al público a evaluar el riesgo en cada situación.

Para eso, idearon una tabla que clasifica el riesgo según la cantidad de asistentes, si usan o no mascarillas, la actividad que hacen (si hablan, cantan, gritan o están en silencio) y el nivel de ventilación del local.

El artículo original fue publicado en el British Medical Journal (Revista Médica Británica).

“El riesgo de infección está determinado por muchos factores y todos ellos están conectados. Aún no hay ningún estudio que determine el riesgo absoluto, pero queremos empoderar a la gente para que evalúe el riesgo relativo a cada situación“, dice a BBC Mundo Lydia Bourouiba, directora del laboratorio de dinámica de fluidos en la transmisión de enfermedades de Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y una de las autoras del estudio.

Gráfico de evaluación de riesgo

BBC

Por ejemplo, si te invitan a un karaoke en un salón cerrado donde la gente estará gritando y cantando, lo recomendable es quedarse el mínimo tiempo posible y asegurarse de que habrá poca gente. Sin olvidarse de usar la mascarilla.

O quizás puedes sugerir una reunión con los mismos amigos en un sitio abierto, donde sea posible mantener una mayor distancia entre los asistentes. Evita la música alta para que no te veas obligado a gritar.

Distancia, ventilación y tiempo

Estudios más recientes muestran que los virus pueden dispersarse en gotitas en el aire hasta seis u ocho metros, dependiendo de la situación. Por eso, los investigadores argumentan en el artículo que los dos metros de distancia recomendados debe ser, en algunos casos, la distancia mínima – no la máxima – a mantener con alguien.

“La regla de los dos metros no consideraba el cuadro total de la exhalación de partículas suspendidas en el aire y de cómo estas se mueven. Hoy sabemos que no es solo porque mantienes esos dos metros de distancia que estás seguro”, dice Bourouiba.

Una mujer con mascarilla en la calle.

Getty Images
Si vas a un evento social, la mascarilla puede reducir el riesgo de contagio.

Ahí entran otros factores considerados en el gráfico, como la duración del evento o el tiempo que uno permanece en contacto con los asistentes.

¿Pero qué es exactamente un período corto o largo? Según la investigadora, aún es difícil contestar a esa pregunta.

“Algunas agencias de salud están considerando que más de 15 minutos es un período largo. Pero no hay justificación científica para apoyar esa cifra. Por eso decidimos no especificarlo en la tabla”, explica.

De la misma manera, definir si un evento tiene una ocupación alta o baja, según Bourouiba, no depende sólo de cuántas personas hay en local.

También es importante saber si hay suficiente aire fresco y que los asistentes no estén dentro de la zona de respiración ajena. Es decir, tiene que haber más de 25 centímetros de distancia entre la boca y la nariz de uno (que respira de forma normal) y del otro.

“Cada persona debe tener al menos 10 a 15 litros de aire fresco por segundo. No tenemos cómo calcular eso en nuestro día a día, pero esa es una medida importante para los dueños de espacios de eventos, de restaurantes, de oficinas, etc. Ellos tienen que saber si esos espacios necesitan ser ampliados o renovados”, advierte.

Restaurante

Getty Images
En un restaurante, por ejemplo, no basta con tener la ventana abierta, hay que tener en cuenta hacia dónde circula el aire, dice la experta.

Lo más importante, dice Bourouiba, es garantizar la circulación de aire limpio, de preferencia que venga de afuera. “No es suficiente con mover el aire, como hace un ventilador o el aire acondicionado. Hay que renovarlo para diluir las partículas que exhalamos en el aire nuevo.”

Por esa razón, es mejor estar en espacios abiertos o con ventanas que permitan que el aire circule. Y aún así, es importante fijarse en cómo circula.

“En un restaurante, por ejemplo, si hay clientes delante de una ventana abierta, el aire pasará siempre por esas personas llevándose consigo sus gérmenes y posiblemente transmitiéndolos a otras personas”, dice la investigadora del MIT.

¿Qué hacer en cada situación?

Según Lydia Bourouiba, se deben tener algunos cuidados básicos en cada situación de la tabla:

  • Riesgo bajo– Intenta mantener al menos dos metros de distancia y usa la mascarilla. “No porque estés a dos metros significa que puedes quitarte la mascarilla y no porque lleves la mascarilla significa que puedes estar más cerca de la gente”, dice.
  • Riesgo mediano – Sé más riguroso con la regla de los dos metros. Si es posible, toma un poco más de distancia dependiendo de los otros factores.
  • Riesgo alto – Dos metros debe ser la distancia mínima, aunque lo ideal es estar más alejado y usar una mascarilla de buena calidad.

“Sabemos que es complicado, pero intentamos organizar la información de manera que todo el mundo lo entienda, desde la familia que quiere organizar una barbacoa hasta el gerente de la oficina. Todos tendremos que manejar estas situaciones.”, concluye la científica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=pYIf6wjvCOI

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.