En México, 59% de los estudiantes hace comentarios homofóbicos a sus compañeros
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En México, 59% de los estudiantes hace comentarios homofóbicos a sus compañeros

Los efectos de estos comentarios provocan desde depresión hasta pensamientos suicidas. Según la Unesco, en las escuelas mexicanos es más común el bullying homofóbico que en otros países como Chile, Perú y Guatemala.
Cuartoscuro
Por Nayeli Roldán
23 de mayo, 2016
Comparte

La homofobia comienza en las escuelas. En México, 67% de personas gay, bisexual y transgénero encuestadas fueron víctimas de bullying homofóbico en escuelas públicas y privadas. Los efectos de las agresiones fueron desde depresión hasta pensamientos suicidas.

De acuerdo con el estudio La violencia homofóbica y transfóbica en el ámbito escolar en Latinoamérica: hacia centros educativos inclusivos y seguros, elaborado por la UNESCO, este tipo de violencia es ignorado en la comunidad escolar y por el Estado, porque en muchos casos, “la homofobia es culturalmente aceptada”.

Una muestra es que en México, 59% de los estudiantes utilizó expresiones homofóbicas en la escuela, cifra mayor a la registrada en otros países como Guatemala (57), Perú (56%),y Chile (50%), según el estudio comparativo entre estos tres países sobre bullying y sus manifestaciones homofóbicas en las escuelas.

Guatemala es el lugar donde hubo más víctimas de expresiones homofóbicas (58%), seguido de Perú (56%), México (51%) y Chile (42%), según las encuestas realizadas a jóvenes de entre 18 y 24 años.

Captura de pantalla 2016-05-22 a la(s) 19.43.59

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) advierte que las manifestaciones de violencia por homofobia y transfobia en los centros educativos “acechan” en contra de la dignidad y la seguridad de muchos estudiantes y “el silencio las legitima y hace que se perpetúen”.

Las agresiones impactan el rendimiento escolar, según documentó un estudio realizado por la Coalición de Escuelas Seguras del estado de Washington, pues 75% de las víctimas evitaba pasar por ciertas áreas del centro educativo y 66% tenía dificultades para prestar atención en clase. Mientras que 33% tenía peores calificaciones, 17% abandonaba la escuelas y 17% se cambiaba de escuela.

En el estudio comparativo entre México, Chile, Perú y Guatemala,  75% de los estudiantes fue testigo de actos de violencia entre pares en su paso por la escuela; entre el 40 y el 45% de los entrevistados participó en actos de violencia ya sea como parte de los agresores, mirando o apoyando y entre cuatro y cinco de cada 10 fue víctima de violencia.

El comportamiento homofóbico en las escuelas mexicanas

El análisis de la UNESCO, presentado el 18 de mayo pasado, retoma estudios realizados en América Latina sobre el tema. Uno de ellos es la Primera encuesta nacional sobre bullying homofóbico en México, donde participaron mil 273 personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex) de todo el país.

La encuesta detectó que 67% de la comunidad LGBTI fue víctima de bullying homofógico en las esucelas; de ellos, 7 de cada 10 hombres homosexuales y transexuales y la mitad de lesbianas fueron agredidos de alguna manera en la escuela.

El acoso en escuelas públicas y privadas es muy parecido, con 68% y 63%, respectivamente, según las respuestas de las víctimas. Mientras que la secundaria es el nivel con la mayor incidencia de bullying (56%), le sigue la primaria, con 25%; preparatoria, 13% y en la universidad, baja considerablemente, ubicándose en 3%.

De los encuestados, 92% recibió burlas e insultos; 77% señalamientos y exhibición. Seis de cada 10 fue discriminado por su orientación sexual, tres de cada 10 fue golpeado y 2 de cada 10 fue amenazado y extorsionado.

Sobre las consecuencias del bullying homofóbico, la mitad de los encuestados se deprimió, 39% no quería ir a la escuela, 3 de cada 10 perdió amigos, 25% tuvo pensamientos suicidas, 24 por ciento tuvo bajo rendimiento escolar y uno de cada 10 se cambió de escuela.

Sin embargo, las agresiones no sólo provinieron de los compañeros, sino también por parte de los maestros, como menciona uno de los jóvenes encuestados: “En la formación, el maestro hacía la fila de niñas y niños en la prepa; y a mi me puso en medio de las filas. Todo el salón se reía de mí, incluso el maestro”.  

La mayoría de las autoridades en la escuela (48%) no hacía nada ante las agresiones, “les parecía normal”; 24% no se percataba de lo que ocurría, 14% le llamaba la atención a los agresores y 3% castigaba a los responsables.

Captura de pantalla 2016-05-22 a la(s) 19.44.25

Recomendaciones

Aunque estas agresiones ocurren en el salón de clase, en los pasillos y durante los recreos pareciera que sólo los estudiantes las observan, pero esa indiferencia contribuye a la ausencia de una solución, según la UNESCO.

De acuerdo al análisis entre los países, sólo Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Perú y Uruguay tienen políticas claras e integrales contra la discriminación por orientación sexual o identidad de género en el sistema educativo.

Para enfrentar el problema, dice el organismo, se requiere una política integral, donde exista coordinación entre las instituciones gubernamentales, no gubernamentales y la sociedad civil.

Entre las recomendaciones para aplicar en las comunidades escolares está: dimensionar el problema, capacitación al personal docente, revisión del currículum, sensibilización, intervención en casos y normatividad.

Además, según el informe sobre el derecho humano a la Educación Integral de la Sexualidad (EIS) de la ONU, plantea que la educación sexual es una “herramienta fundamental para acabar con la discriminación contra quienes viven una sexualidad diversa”.

En tanto, Orientaciones técnicas internacionales sobre educación en sexualidad, desarrolladas por UNESCO, recomiendan un plan de estudios integral con temas como: información, valores, conducta, actitudes y normas sociales, el desarrollo de habilidades interpersonales y sobre relaciones, y responsabilidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo miles de millones de rayos pudieron ser el origen de la vida en la Tierra

Cómo se formó la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia. Ahora un equipo de Universidad de Yale y la Universidad de Leeds proponen una respuesta.
17 de marzo, 2021
Comparte

Hay una nueva pieza en el rompecabezas del origen de la vida en la Tierra.

Miles de millones de rayos que bombardearon la Tierra durante un largo periodo pudieron ser la chispa que permitió que la vida comenzara a formarse en nuestro planeta.

Esa es la conclusión a la que llegó una reciente investigación de la Universidad de Yale en Estados Unidos y la Universidad de Leeds, en Reino Unido.

El estudio sostiene que durante millones de años los rayos que impactaban la Tierra fueron liberando el fósforo necesario para la creación de las biomoléculas que fueron la base de la vida en el planeta.

Los autores de la investigación afirman que su hallazgo ayuda a comprender cómo se pudo haber formado la vida en la Tierra y cómo podría estar formándose en otros planetas.

La clave es el fósforo

El fósforo es esencial para que se produzca vida.

Este elemento quimico, sin embargo, no estaba fácilmente disponible en la Tierra primitiva, ya que estaba bloqueado dentro de minerales insolubles en la superficie del planeta.

Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado cómo el fósforo de la Tierra se hizo accesible para ayudar en la formación del ADN y otras biomoléculas necesarias para la vida.

ADN

Getty
El fósforo es clave para la formación de biomoléculas.

Este nuevo estudio sugiere que ese fósforo se volvió disponible gracias a los rayos que impactaban la Tierra.

Cuando un rayo golpea el suelo puede crear fulguritos, una formación vítrea que contiene schreibersita, un mineral que a su vez contiene fósforo.

Los fulguritos contienen algo del fósforo de la superficie del suelo, pero en forma soluble.

Con base en modelos computacionales, los investigadores calcularon que hace entre tres mil quinientos y cuatro mil quinientos millones de años, cuando la vida comenzaba a formarse, la tierra firme del planeta era impactada por cerca de entre cien y mil millones de rayos cada año.

Eso, en un periódo de mil millones de años, equivaldría a un total de entre 0,1 y 1 quintillón de rayos (1 seguido de 30 ceros) ayudando a la formación de fósforo en el planeta.

fulgurito

Benjamin Hess/Yale
Los fulguritos se forman cuando un rayo impacta la Tierra.

Bombardeo constante

Anteriormente, otras investigaciones habían sugerido que la fuente de la schreibersita eran los meteoritos.

Este nuevo estudio sin embargo, afirma que la cantidad de meteoritos no hubiera sido suficiente, y tampoco hubiera sido constante, como sí lo fueron los rayos.

Además, es probable que los rayos fueran más frecuentes en regiones tropicales, proporcionando áreas más concentradas de fósforo utilizable, según el estudio.

Los investigadores calcularon que durante la etapa de formación de vida en el planeta, los rayos pudieron ser el origen de entre 110 y 11.000 kilos de fósforo cada año.

planta

Getty
El origen de la vida en la Tierra es una de las grandes preguntas de la ciencia.

Esa cantidad pudo haber sido suficiente para ayudar a la formación de vida, según le dice al portal Live Science Benjamin Hess, estudiante de posgrado en el Departamento de Ciencias de la Tierra y Planetarias de Yale, coautor del estudio.

“Para que se forme vida, solo es necesario que haya un lugar que tenga los ingredientes adecuados“, dijo Hess a WordsSideKick.com, citado en un reportaje de Live Sicence.

“Si de fósforo al año se concentraran en un solo arco de islas tropicales, entonces sí, bien podría haber sido suficiente. Pero es más probable que eso suceda si hay muchos de esos lugares”.

Según Hess, estos hallazgos convierten a los rayos en buenos candidatos para ayudar a entender el origen de la vida en la Tierra.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.