3 periodistas asesinados y 69 agresiones a la prensa en el primer trimestre de 2016
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

3 periodistas asesinados y 69 agresiones a la prensa en el primer trimestre de 2016

Las entidades con mayor número de agresiones fueron Veracruz y Guerrero, indica el informe 'Sin prensa no hay democracia que' realizó la organización Artículo 19.
Por Nayeli Roldán
3 de mayo, 2016
Comparte

En los primeros tres meses de 2016 la mitad de las 69 agresiones que se han cometido contra periodistas provinieron de funcionarios públicos, sobre todo integrantes del Ejército y fuerzas federales, de acuerdo con el primer informe trimestral de Sin prensa no hay democracia que realizó la organización Artículo 19.

El año pasado fue letal para la prensa en México: se registraron 397 agresiones, incluyendo siete asesinatos, pero el panorama de 2016 no parece mejorar. Sólo de enero a marzo tres periodistas fueron asesinados y 69 sufrieron agresiones.

En 33 de los casos -47% del total- los funcionarios fueron señalados como los agresores; sin embargo, las autoridades niegan su responsabilidad y no abren investigaciones en contra de los servidores públicos. “Esto impide el acceso a la justicia y verdad para las víctimas”, advierte la organización en su informe.

Las entidades con mayor número de agresiones fueron Veracruz, gobernada por Javier Duarte, con 17; Guerrero, cuyo gobernador es Héctor Astudillo, con 11; y la Ciudad de México, gobernada por Miguel Ángel Mancera, con nueve.  Estas entidades también registraron la mayoría de ataques a la prensa el año pasado. 

En los primeros tres meses de 2016 hubo 15 amenazas contra periodistas, un ataque contra un medio de comunicación, 19 ataques físicos o materiales, 12 casos de hostigamiento y acoso, ocho actos de intimidación, seis privaciones ilegales de la libertad y cinco casos de violencia institucional.

Los medios digitales sufrieron 27 ataques, lo que los coloca con el mayor número de agresiones. Le siguen los medios impresos, con 14; las agencias de información, con nueve; la televisión, con siete; y la radio, con seis. Además, seis periodistas independientes o freelance fueron agredidos.

De acuerdo con Artículo 19, al atacar a un periodista o medio de comunicación “se vulneran los derechos de los ciudadanos a la libre expresión y a la información”. Y en México, las condiciones para que los periodistas y comunicadores ejerzan su labor,  agrega el documento, “no ha mejorado, al contrario cada vez son más precarias”.

Además, el Estado ha sido omiso en su obligación por brindar justicia, verdad y reparación del daño en los casos de violencia contra la prensa. “La impunidad que prevalece en el país es un aliciente para la repetición constante de estos actos”, advierte.

Cada año, el número de agresiones contra la prensa aumenta. Artículo 19 documentó 397 agresiones en 2015, mientras que en 2014 se registraron 326. Sólo en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto -del 1 de diciembre de 2012 al 31 de marzo de 2016- se han registrado 1,142 agresiones. “El incremento en las incidencias actúa en contra del ejercicio de la libertad de expresión y expone el nivel democrático de nuestro país”, advierte la organización.

Los periodistas asesinados

Marco Hernández Bautista, corresponsal de Noticias Voz e Imagen de Oaxaca, fue asesinado con un arma de fuego en el municipio de San Andrés Huaxpaltepec, Oaxaca, el 21 de enero pasado.

El periodista había expresado temor por posibles represalias debido a su trabajo, que incluía la cobertura local electoral y su impacto en los grupos de poder. Además cubrió la gira de Andrés Manuel López Obrador en la región y la situación de las radios comunitarias en la zona.

 La reportera de El Sol de Orizaba, Anabel Flores Salazar, fue privada de la libertad, torturada y asesinada por sujetos que vestían prendas de tipo militar la madrugada del 8 de febrero de 2016.

Su cuerpo fue encontrado el martes 9 en el municipio de Tehuacán, Puebla. Desde el momento en que las autoridades se enteraron de los hechos, criminalizaron a la periodista y declararon que se investigaba su vínculo con integrantes del crimen organizado.

Esto descartó una debida investigación basada en la labor periodística, toda vez que la reportera cubría la fuente policíaca e investigó casos de desapariciones forzadas en el estado.

Moisés Dagdug Lutzow, conductor de la estación XEVX “La grande de Tabasco” y del canal local de televisión TVX, fue asesinado con un arma punzo cortante en su casa el 20 de febrero de 2016 en Villahermosa, Tabasco. El periodista había recibido amenazas e incluso cambió el sistema de seguridad de su hogar a partir de esos hechos. Dagdug Lutzow difundía temas críticos de la administración estatal del gobernador Arturo Núñez Jiménez.

Aunque la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), dependiente de la Procuraduría General de la República es la encargada de investigar los delitos que atentan contra la libertad de expresión, argumenta que las fiscalías locales deben comprobar el nexo de la labor periodística para determinar la atracción de los casos. Pero esto “desdibuja la especialidad de la FEADLE y debilita su función en las investigaciones”.

Ataque contra mujeres

En lo que va del año, 19 mujeres periodistas fueron agredidas. De ellas, al menos siete se dieron con componente de género y los efectos afectan su vida personal, psicosocial y profesional.

En las redes sociales han ocurrido amenazas debido a que para los agresores resulta “efectivo” acosar y hostigar a mujeres periodistas por ese medio, tomando en cuenta que este tipo de actos en la red quedan impunes.

Por ejemplo, en las agresiones contra la periodista Gloria Ruiz García, de Ciudad Acuña, Coahuila, acosada sexualmente y amenazada de muerte, las autoridades federales y estatales intentaron desechar el caso al decir que no se consumó el delito, además buscaron una conciliación con el agresor, el líder de una organización política de la entidad.

Estas son las exigencias de Artículo 19:

1) A las autoridades encargadas de la procuración de justicia: que cada uno de los ataques contra la prensa sean investigados tomando en cuenta la labor del periodista o comunicador, su línea informativa.

2) A los organismos nacionales de protección y defensa de derechos humanos: que analicen cada uno de los casos, a la luz de la afectación que genera la muerte de un periodista o comunicador a la libertad de expresión y recomienden a las autoridades involucradas acciones efectivas que garanticen la verdad, la justicia y la reparación.

3) Al poder legislativo federal y local: que se abstenga de promover la aprobación de normas que inhiben o limitan la libertad de expresión de forma directa o indirecta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Science Photo Library

Cómo el cambio climático está modificando el eje de rotación de la Tierra

Un grupo de científicos acaba de descubrir que el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio eje del planeta.
Science Photo Library
26 de abril, 2021
Comparte
Una imagen que representa los movimientos de la Tierra

Science Photo Library
La inclinación de la Tierra, y por tanto su eje, dependen en gran medida de la propia masa del planeta.

Inundaciones y sequías, lluvias torrenciales e incendios infernales, tormentas, temperaturas extremas, extinción de especies…

Los efectos del cambio climático son ya visibles en muchos lugares del planeta y muy pocos expertos dudan de que son una de las amenazas más emergentes para la vida.

Sin embargo, un grupo de científicos acaba de descubrir un nuevo elemento que muestra cómo el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre la Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio planeta.

Según una investigación publicada el pasado mes en la revista de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU, por sus siglas en inglés) el cambio climático ha estado detrás de una serie de desplazamientos que han tenido lugar desde la década de 1990 en el eje de rotación de la Tierra.

Y es que en los últimos 30 años, el eje del planeta -la línea imaginaria alrededor de la cual gira el planeta en su movimiento sobre sí mismo- ha experimentado un desplazamiento acelerado.

osos polares

Getty Images
El cambio climático está provocando el derretimiento del hielo en los polos.

Desde 1980, la posición de los polos -que son el punto donde el eje de rotación de la Tierra se cruza con la superficie- se ha movido unos cuatro metros en dirección este, según indica el estudio.

La llamada deriva polar -que indica cómo ha ido variando la posición de los polos a lo largo de la historia- cambió de dirección por completo en 1995, y entre ese año y 2020, la velocidad del movimiento de los polos aumentó unas 17 veces en comparación con lo que sucedió entre 1981 y 1995, según la AGU.

Pero ¿cuál es la causa?

Polos que se mueven

El movimiento del eje de la Tierra, según los expertos, es normal.

Los cambios en la distribución de la masa del planeta hacen que el eje se mueva, y por tanto, hace que también se desplacen los polos.

Su movimiento generalmente ocurre de forma natural, ya sea por cambios en la atmósfera, los océanos o en la parte sólida de la Tierra.

Pero la nueva investigación sugiere que el tipo de desplazamiento que se ha reportado desde la década de 1990 tiene a la acción humana como responsable.

Para entender el porqué es necesario regresar a la física básica que estudiamos en el colegio.

La rotación o el movimiento de cualquier objeto se ven afectado por cómo se distribuye su masa.

Ahora bien, la distribución del peso de la Tierra siempre está cambiando a medida que las entrañas fundidas del planeta se agitan y su superficie se transforma.

Pero en estos cambios tiene un “peso” fundamental el agua, que forma casi las tres cuartas partes del planeta.

Por ello, los investigadores se plantearon realizar observaciones del agua en sí misma, mediciones de la pérdida de hielo y estadísticas del agua subterránea bombeada para uso humano para ver cuál podría ser su impacto sobre el cambio en el eje.

El desplazamiento

La investigación encontró que el agua es un factor clave.

Según el estudio, la principal causa de este movimiento en el eje estuvo en la pérdida de agua en las regiones polares, o sea, el hielo que se derritió y fluyó hacia los océanos.

Masas de hielo polar

Getty Images
El cambio climático está derritiendo las masas de hielo.

La disminución aceleradaresultante del derretimiento del hielo glacial es el principal impulsor de la rápida deriva polar después de la década de 1990“, concluyó el equipo de expertos.

El derretimiento del hielo glacial es una consecuencia directa del cambio climático provocado por el hombre.

Se estima que más de un tercio de los glaciares que aún quedan en el mundo se derretirán antes del año 2100. En cuanto al hielo marino, el 95% del más antiguo y grueso que se encontraba en el Ártico ya desapareció.

Los científicos estiman que si las emisiones continúan aumentando sin control, el Ártico podría quedar sin hielo durante los veranos a partir del año 2040.

Agua para el bombeo

El estudio también señala cómo, en menor medida, la acción de bombear el agua para el consumo humano o la agricultura también tuvo un impacto en ese sentido.

Y es que el agua subterránea se almacena, como su nombre indica, debajo de la tierra; pero, una vez que se bombea, gran parte de ella fluye al mar, redistribuyendo su peso en el planeta.

Los expertos calculan que en los últimos 50 años, la humanidad ha extraído 18 billones de toneladas de agua de depósitos subterráneos profundos, que no ha sido reemplazada.

De acuerdo con los expertos, estos hallazgos sostienen los postulados de que el cambio climático y la acción humana están detrás de los desplazamientos bruscos experimentados por el eje terrestre en los últimos 30 años.

Gotas de lluvia

Getty Images
El agua que se extrae para el consumo humano o la agricultura muchas veces termina en el mar.

“Los hallazgos ofrecen una pista para estudiar el movimiento polar impulsado por el clima en el pasado”, dijo Suxia Liu, hidróloga de la Academia de Ciencias de China y autora principal del estudio en un comunicado.

Con anterioridad, datos recopilados por el satélite Grace, lanzado en 2002, habían servido para vincular el derretimiento de los glaciares con los movimientos de los polos entre 2005 y 2012.

Sin embargo, esta es la primera investigación que demuestra el impacto del cambio climático sobre el eje de rotación de la Tierra en la década previa al lanzamiento de estos sistemas de observación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.