La codicia de dos gigantes del fútbol que dio origen a la Champions League
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La codicia de dos gigantes del fútbol que dio origen a la Champions League

Las ganancias de la Champions League nunca hubieran existido si no fuera por un capricho del torneo de aquel entonces que emparejó a los campeones de España e Italia, las dos ligas más poderosas por aquellos años, en la ¡segunda ronda!
Por BBC Mundo
28 de mayo, 2016
Comparte

No hubo espacio para el merecimiento, la justicia o la igualdad. Hace 30 años, la edición de la Champions League (antigua Liga de Campeones) de la temporada 1986-1987 ofreció uno de los duelos más espectaculares que se podían dar para la época, Real Madrid vs. Juventus, un enfrentamiento que terminó siendo crucial para la creación de la Liga de Campeones.

Este sábado 28 de mayo, el conjunto merengue juega nuevamente la final de la Champions League en busca de la undécima Copa de su historia.

Este sábado 28 de mayo, el conjunto merengue juega nuevamente la final de la Champions League en busca de la undécima Copa de su historia.

Este sábado 28 de mayo, el conjunto merengue juega nuevamente la final de la Champions League en busca de la undécima Copa de su historia.

Lo hará frente al Atlético de Madrid, en el estadio San Siro de Milán, en el que el ganador recibirá unos US$17 millones.

Un botín que se sumará a los casi US$100 millones en ganancias acumuladas durante el torneo.

Pero estas cifras puede que nunca hubieran existido si no fuera por un capricho del torneo de aquel entonces que emparejó a los campeones de España e Italia, las dos ligas más poderosas por aquellos años, en la ¡segunda ronda!

La eliminatoria no sentó nada bien a los directivos de ambos clubes, ya que uno de los dos principales aspirantes al título estaba destinado a quedarse por fuera del torneo cuando apenas estaba comenzando.

Algo había que hacer.

Cuestión de prestigio

El presidente de la Juventus, Giampiero Boniperti, pidió un cambio de inmediato para modificar la manera en que se seleccionaban los partidos de los que él consideraba eran los principales clubes.

“Es una lástima que uno de nosotros no alcance los cuartos de final”, dijo tras conocer el sorteo.

“Ellos deberían cambiar la manera en la que la Copa de Campeones es organizada. Es necesario algo parecido al sistema de cabezas de serie que de la Copa del Mundo”.

El argentino Jorge Valdano, delantero por entonces del Real Madrid, tuvo una opinión similar.

“Fue algo terrible para nosotros y la Juventus encontrarnos tan temprano en el torneo. Debería haber sido la semifinal… o la final”, lamentó.

El Real Madrid contaba con jugadores, además del delantero argentino, como el mexicano Hugo Sánchez y la famosa “quinta” liderada por Emilio Butragueño, autor del gol en el triunfo en el Santiago Bernabéu.

En la Juventus, que respondió con tanto de Antonio Cabrini en Turín, jugaban futbolistas del nivel del francés Michel Platini y el danés Michael Laudrup.

Al final prevaleció el conjunto español en la definición por penales.

Cuestión de dinero

“La seguridad deportiva y financiera que existe hoy en la Liga de Campeones, con su fase de grupos, no existía en la Copa de Europa, que era un torneo de eliminación directa”, explicó Harry Philp, experto en el aspecto financiero del deporte de la firma Portland Advisers.

El formato de eliminatoria directa iba en contra de los intereses de los principales clubes de Italia, que tenía la liga más importante del mundo en esa época, y de los dos gigantes del fútbol español, Real Madrid y Barcelona”.

“Después de ese duelo en la Copa de Europa, los clubes más ricos comenzaron a pensar más en un formato que les diera la oportunidad, o que les garantizara más partidos en Europa”, recordó Philp.

A partir de ese momento comenzó la presión sobre la UEFA para cambiar el formato del torneo.

“Tenías a gente en dos de los clubes más poderosos en Europa que coincidían en sus puntos de vista”, dijo Philp.

“No tengo duda que allí fue que se inició el proceso para pensar los cambios del torneo que vivió una mutación para convertirse en la Liga de Campeones”.

Se creó un sistema de grupos previo a la fase de eliminación directa en la temporada 1991-1992 antes de que se formalizará el nacimiento de la Liga de Campeones al año siguiente.

La garantía de más partidos y el aumento en las probabilidades de tener duelos entre los clubes más atractivos atrajo a la televisión, que estaba por entonces incorporando su tecnología de pagar para ver (PPV).

El impacto del nuevo torneo fue inmediato y el beneficio se ha ido multiplicando con el paso de los años, para satisfacción de los principales clubes de las grandes ligas del fútbol europeo.

Basta dar una cifra: desde la final de 1992, los equipos de España e Italia han ganado entre ellos 14 de las 24 finales de la Liga de Campeones que se han disputado desde entonces.

Antes de los cambios, sólo habían conseguido cuatro de las últimas 24 ediciones de la Copa de Europa.

Estadística que aumentará este sábado cuando nuevamente un equipo español se proclame campeón de Europa, sea Atlético de Madrid o Real Madrid.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la fatiga de decisión, el gran reto de las plataformas de "streaming" para no perder consumidores

Al acabar el día y tras la toma de muchas decisiones, los espectadores no son capaces de elegir qué ver en Netflix o Amazon y terminan por desconectar. Los gigantes del streaming pondrán en marcha un botón que elija por nosotros y nos evite la "fatiga de decisión".
Getty Images
29 de marzo, 2021
Comparte

Uno de los puestos de trabajo más decisivos en el mundo de la televisión es el del programador.

La persona que decide qué se ve en cada momento: si un concurso va al prime time, si es mejor colocar en esa franja horaria una película…

De hecho este es uno de los factores que deciden si un contenido tiene éxito entre la audiencia o no.

Normalmente, el puesto tiene tanta responsabilidad que la decisión recae en un equipo de personas.

Pero el uso de los servicios de streaming nos ha convertido a todos en programadores, y eso lleva a muchos a dedicar más tiempo a decidir qué contenido van a ver que lo que se tarda luego en verlo, o a quedar paralizados ante tantas posibilidades.

Es la fatiga de decisión.

Este término fue acuñado por Roy F. Baumeister, psicólogo social y autor de “La fuerza de voluntad: Redescubriendo la mayor fuerza humana”.

Es el desgaste mental que padece una persona al verse sometida diariamente a un cúmulo de informaciones que necesitamos para tomar decisiones.

Mujer cansada en el sofá

Getty Images
A veces se tarda más tiempo en elegir qué ver que en verlo.

Lo primero que le explica a BBC Mundo Rafael Penadés, psicólogo del Hospital Clínico de Barcelona y vocal de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, es que la fatiga de decisión no es un trastorno clínico, pero es un fenómeno real que sufren miles de personas cada día.

A lo largo del día, tenemos que elegir muchas cosas. Algunas son sencillas -qué comer o qué ropa elegir- y otras son mucho más complicadas porque tendrán consecuencias a largo plazo -qué tengo que hacer primero o qué es más importante-.

2.000 decisiones por hora

Algunos estudios han calculado que una persona toma unas 35.000 decisiones al día.

Es decir, unas 2.000 decisiones por hora que estamos despiertos.

La principal consecuencia de estos procesos es el cansancio, un menor autocontrol y menor fuerza de voluntad.

“Tomar decisiones consume energía mental”, dice Penadés.

Mujer eligiendo entre dos vestidos

Getty Images
Algunas decisiones son sencillas, otras pueden tener consecuencias a largo plazo y requieren un proceso mental más elaborado

“Los procesos mentales se dividen en dos tipos: los automáticos y los procesos controlados, que exigen un control continuo sobre ellos. Justamente son éstos los que consumen energía”, explica el especialista.

“Esto ocurre porque la parte del cerebro responsable de la toma de decisiones son los lóbulos frontales. Son las estructuras más complejas que tenemos en el cerebro y consumen muchos recursos”, añade.

“Algo que tendría que ser tan banal, como ver una serie o como poder disfrutar de una comida, se vuelve algo serio en tu en tu vida y que va a influir en tu estado emocional“, explica la psicóloga Timanfaya Hernández, codirectora del gabinete Globaltya Psicólogos.

Por eso, cuando llegamos al sofá después de una larga jornada de trabajo, a veces resulta extremadamente difícil elegir qué ver. Estamos saturados y nos sobreviene una incapacidad para seguir tomando decisiones.

La enorme oferta en el catálogo de servicios como el de Netflix o Amazon, aunque positiva a priori, puede hacer que no sea fácil conseguir ese rato de calma frente al televisor.

Amazon premium en una televisión

Getty Images
Amazon o Netflix están dispuestos a elegir por ti.

Decidir por ti

Tanto es así que los dos gigantes del streaming están desarrollando una nueva funcionalidad que haga más fácil decidir: un botón que reproduzca contenidos aleatoriamente basándose en nuestros gustos.

Ya no tienes que hacer nada, elije el algoritmo por ti.

Ambas tecnológicas están preocupadas porque han detectado que la “fatiga de decisión” está haciendo que muchos espectadores se vayan de la app sin consumir ningún contenido.

“Antes veíamos lo que decidía el programador de una sala de cine o de una televisión. Las películas que llegaban a los videoclubs ya habían pasado por el cine con lo que más o menos las conocíamos. Era bastante fácil tomar una decisión“, explica Elena Neira, experta en nuevos modelo de distribución audiovisual y autora del libro “Streaming Wars: La nueva televisión”.

Neira cree que el hecho de que las plataformas de streaming hayan decidido poner en marcha estas funciones de reproducción aleatoria tiene que ver con este cansancio a la hora de tomar decisiones y con nuestra capacidad limitada a la hora de gestionar la enorme oferta.

“Lo que los datos han demostrado a las plataformas es que nuestra capacidad de decisión a lo largo del día se va reduciendo, por lo cual necesitan una manera de eliminar la incertidumbre”, explica.

Portada del libro de Elena Neira

Editorial Planeta
“Netflix es que quizás el servicio que tecnológicamente está más avanzado y es el que ha desarrollado fórmulas para para combatir este problema”, dice la especialista Elena Neira.

En Netflix, la nueva función se llama “Play Something” en inglés o “reproducción aleatoria” en español.

El servicio confirmó a BBC Mundo que implementará esta función a todos los clientes en la primera mitad de 2021.

Al explicar por qué la plataforma está lanzando la “reproducción aleatoria” como una función permanente, el director de operaciones y director de productos, Greg Peters, dijo que a veces los usuarios acuden al servicio “y no están realmente seguros de lo que quieren ver”.

La función está diseñada para que los usuarios “nos indiquen que no quieren tener que buscar, sino hacer clic y nosotros elegiremos un título para que puedan ver al instante”, señaló.

En el caso de Amazon, la función parece más limitada aunque permitirá a los espectadores sintonizar episodios aleatorios de sus programas de televisión favoritos.

Función de Netflix

BBC
“Play Something” ya está disponible en Netflix a través de la televisión.

Neira cree que estos nuevos botones son además “una forma fantástica de mostrar nuevos contenidos que a lo mejor a priori la persona no estaría interesada y eliminan la decisión de la ecuación”.

“Lo que quieren las plataformas de streaming por encima de todos es que veamos contenido. Porque si vemos contenido estamos fidelizados y eso significa que seguiremos pagando mes a mes“, sentencia Neira.


https://www.youtube.com/watch?v=WHVHsbI4oYs&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.