Le dije no y siguió, en siete de cada 10 casos de violación el agresor es alguien cercano
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Le dije no y siguió, en siete de cada 10 casos de violación el agresor es alguien cercano

Las denuncias por violaciones se incrementaron más de 30% en un año en la Ciudad de México. Un estudio revela cuándo y dónde se cometen con más frecuencia y quiénes son los responsables.
Por Arturo Angel
2 de mayo, 2016
Comparte

Sofía trabajaba haciendo encuestas para programas sociales y uno de sus compañeros, Mario, comenzó a “cortejarla”. Cuando terminaron el proyecto en el que estaban trabajando fueron a un bar a festejar.

Al terminar, después de tomar varias cervezas, ella permitió que él entrara a su cuarto, pero le advirtió que no pasaría nada porque estaba en su periodo menstrual. Después de unos minutos de caricias él no se detuvo. No hubo golpes, ni forcejeo. “No escuchó todas las veces que le dije que no”, dice Sofía. La violó.

Ella lo corrió de su cuarto sin entender bien lo que había pasado y al siguiente día no se hablaron. Días después, cuando volvieron a verse, él le dijo: “Sé que la cagué, pero estaba muy emocionado porque me gustas mucho”. Esa fue su manera de disculparse.

Tres meses después de lo ocurrido y gracias a la terapia psicológica, Sofía reconoció por primera vez que fue víctima de violación: “Parte de mí lo disculpaba por la forma en que son educados los hombres”. Quiso contar su testimonio para quitar el tabú de este delito. “A veces cuando se habla de violación, se piensa en que tiene que ser un extraño, que debe haber golpes y no siempre ocurre así”. Ella tiene 29 años y estudió Relaciones Internacionales. Él 34 y es antropólogo.

Tiempo después, el siguió buscándola. Le repetía lo mucho que le gustaba y volvió a perdirle disculpas. “El tabú con el que tratamos el tema de la violación, beneficia a los agresores”, dice Sofía.

La joven no denunció porque en ese momento ni siquiera se reconoció como víctima y porque sabe que la legislación exige pruebas visibles para que el sistema le crea a la víctima.

El caso de Sofía es una muestra de un dato alarmante: en 65% de los casos de violación los agresores son personas  cercanas a las víctimas. Son familiares, novios o compañeros. Sólo en el resto de los casos se trata de agresores desconocidos.

Se trata de uno de los hallazgos del análisis realizado por el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México sobre la incidencia del delito en el país durante 2015, cuando se registraron 700 denuncias, la mayor cifra de los últimos cuatro años.

En el análisis de datos, la organización detectó que el fin de semana el riesgo es mayor, pues 28% de los casos ocurrieron en sábado y 26% en domingo.

En cuanto a los horarios, la mayor frecuencia en que se cometen las violaciones es de las 8 a las 12 de la noche con casi 35 por ciento; de las 12 a las cuatro de la tarde con 30 por ciento, y de las cero horas a las tres de la mañana con 25 por ciento.

Enemigo en casa

Cuatro de cada diez violaciones ocurren en un domicilio, ya sea de la víctima o del atacante, mientras que en la vía pública, se registró 15% de las denuncias; en el transporte público ocurrieron 9.7% de los casos. Pero los ataques incluyen más sitios como autos particulares (7.4%), hoteles (5.9%) y planteles escolares (2.9%).

Para someter a las víctimas los violadores recurren en la mayoría delos casos a la violencia física, ene l 87 %de los casos, y en 9 de cada 10 casos utilizan un arma blanca o de fuego. En uno de cada diez casos, las personas agredidas además fueron privadas de su libertad.

En este contexto, el Consejo Ciudadano recomendó que ante todo se fomente una buena comunicación familiar desde la infancia para que, en caso de que ocurre un incidente, exista la confianza de contarlo. Además, conocer a la familia permite detectar cambios de comportamiento de alguien que pudo haber padecido un ataque.

Aunque los ataques en calles o transporte no son la mayoría, también se presentan. Por eso el Consejo recomienda no quedarse dormido por ejemplo en el camón o en el metro, y menos en horarios nocturnos. Evitar zonas poco transitadas o solitarias al caminar si  sientes que alguien te sigue, gritar y buscar un sitio iluminado como una tienda.

A través de la línea 55 33 55 33 el Consejo Ciudadano da asesoría a víctimas sobre qué hacer y como denunciar.

grafico-violaciones-cdmx

Casos al alza

En 2015 más de 700 casos de violación fueron denunciados solo en la Ciudad de México. La cifra, es la más alta de lo que va del actual sexenio y representa un incremento de más del 30% en la incidencia de este delito de un año a otro.

Datos oficiales de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad difundidos a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que en el año pasado se iniciaron casi 2 mil 400 averiguaciones previas por ataques sexuales en la capital, de las cuales, 711 correspondieron al delito de violación.

La cantidad de averiguaciones iniciadas es mayor que en 2013, cuando fueron 564 casos de violación, y de 2014 cuando se registraron 533. Aunque el INEGI advierte que 95% de los casos de violaciones ni siquiera se denuncian.

En números absolutos Iztapalapa es la delegación con más averiguaciones iniciadas con 150 casos, sin embargo si se toma en cuanto el factor demográfico a partir de los datos de INEGI, la realidad es distinta.

Cuauhtémoc es en realidad  la delegación con la mayor incidencia de denuncias de violación con una tas de 15 casos, seguida de Milpa Alta con 13 casos  y Cuajimalpa con un promedio de 10 a 11. Luego sigue Tláhuac, con 10 casos y Xochimilco con 9.

En cambio, las delegaciones con la tasa más baja de violación son la Miguel Hidalgo con 3.29 casos por cien mil habitantes; Azcapotzalco con 4.49 y Magdalena Contreras con una tasa de 4.92 denuncias por violación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Anabel Sharma

La foto de una hija y su madre antes de morir por COVID (y por qué la hija decidió difundirla)

Maria Rico se quitó la mascarilla de oxígeno para decir adiós a su familia, a pesar de saber que esto aceleraría su muerte.
Anabel Sharma
5 de enero, 2021
Comparte

Maria Rico, de 76 años, de Leicestershire, Inglaterra, se quitó la mascarilla de oxígeno para hablar con sus dos hijas por última vez, a pesar de saber que esto aceleraría su muerte.

Anabel Sharma vio a su madre morir junto a ella en el hospital después de que ambas se contagiaron de COVID-19, y ahora le suplica a la gente que tome precauciones con el coronavirus.

Sharma describió el momento como “desgarrador”, pero dijo que se alegraba de que su madre no muriera sola.

Ahora publicó la última fotografía de su madre antes de morir para crear conciencia sobre el virus.

“Consuelo”

Sharma dijo que su madre había muerto aproximadamente media hora después de que se quitó la mascarilla.

“Mi mamá pidió que le quitaran la mascarilla y ellos dijeron: ‘una vez que te la quitemos, se acabará todo. No tendrás mucho tiempo’.

“Ella dijo: ‘sí, lo sé, pero ya tuve suficiente'”, declaró Sharma, de 49 años.

“Tuvimos unos cinco minutos con ella mientras pudo hablar, luego perdió el conocimiento”.

“Nos dijo que no tenía miedo de morir, que estaba lista. Me dijo que tenía que luchar mucho porque tenía a mis hijos en casa”.

Anabel y Maria

Anabel Sharma
Maria Rico vivía con su hija, yerno y tres nietos.

A su hermana, Susana, también se le permitió estar presente mientras usaba equipo de protección personal.

“Le sostuvimos la mano hasta su último aliento”, agregó.

“Me reconforta saber que pudimos estar con ella y sé que también trajo consuelo a mi madre”.

Rico vivía en la misma casa que Sharma, su esposo y sus tres hijos, Noah, 10, Isaac, 12 y Jacob, 22.

Sharma indicó que creía que uno de sus hijos contrajo el coronavirus en la escuela y luego “arrasó” a la familia a una velocidad “aterradora”.

“Le pediría a la gente que siga todas las precauciones y piense en los demás”, dijo.

Maria con hija y nietos

Anabel Sharma
El coronavirus se propagó en toda la familia y todos en la casa dieron positivo.

Sharma y su madre fueron admitidas en el hospital Leicester Royal Infirmary el mismo día de octubre y Rico murió el 1 de noviembre.

Su funeral fue transmitido en vivo a Sharma, quien todavía estaba en el hospital.

“Ella estaba muy consciente de lo que iba a suceder y sabía que no se iba a recuperar y ya había tenido suficiente tratamiento”, explicó Sharma, quien continúa recibiendo tratamiento con oxígeno en casa porque sus pulmones quedaron dañados por el virus.

Describió a su madre como una “abuela increíble” y “muy, muy tenaz”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.